Fin del Título 42 | EEUU advierte con “acciones más duras” a migrantes que crucen la frontera con México

2.537

Advierten acciones “más duras” para migrantes que cruzan a EU

Funcionarios estadounidenses dijeron habrá «consecuencias más duras» para los migrantes que crucen ilegalmente la frontera con México tras el fin de las restricciones por el Covid-19 conocidas como Título 42 que impidieron que muchos de ellos solicitaran asilo.

El número de migrantes atrapados cruzando ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México se redujo a un promedio de 5,000 por día desde que se levantó el Título 42, dijo el funcionario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), Blas Nunez-Neto.

La caída en las detenciones se produjo mientras el presidente Joe Biden implementó un estándar más alto para el asilo en la frontera y abrió nuevas vías legales para los migrantes en el extranjero, y cuando los países más al sur intensificaron la seguridad fronteriza, afirmó Núñez-Neto.

El funcionario advirtió que los migrantes que cruzan ilegalmente «ahora enfrentan consecuencias más duras en la frontera, incluida una prohibición mínima de cinco años para volver a ingresar y la posibilidad de ser procesados penalmente si lo intentan nuevamente».

Algunos oficiales que atienden peticiones de asilo mostraron internamente su preocupación por la rápida implementación de la nueva medida y dijeron que socava el derecho a solicitar asilo bajo la ley estadounidense y los tratados internacionales, así como las propias promesas de campaña de Biden.

Los defensores de los derechos de los migrantes están demandando en un esfuerzo por detener la nueva regulación y la semana pasada, algunos inmigrantes dijeron a Reuters que se apresuraban a llegar a la frontera para intentar ingresar al país antes de que entraran en vigencia las nuevas reglas.

Tras el fin del Título 42, algunos solicitantes de asilo denunciaron que las autoridades estadounidenses les informaron que no podían ingresar hasta que solicitaran una cita en una nueva aplicación conocida como CBP One.

El Economista


Estiman 5 mil migrantes detenidos por día después del fin del Título 42

Los centros de detención y procesamiento de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos están menos llenos este lunes pero continúan por encima de su capacidad después del fin del Título 42, la norma sanitaria que permitía expulsiones en caliente de migrantes por la pandemia de Covid-19.

En concreto, el subsecretario de Política Fronteriza e Inmigración del Departamento de Seguridad Nacional, Blas Núñez-Neto, explicó que ha habido en torno a 5 mil detenciones cada uno de los últimos tres días. De estos, miles han sido deportados a sus países de origen mientras que otros cientos, provenientes de Cuba, Nicaragua y Venezuela, han sido devueltos a México bajo el Título 8.

Este lunes en una rueda de prensa, señaló que tres días después del fin de la normativa todavía hay miles de personas en instalaciones de la Patrulla Fronteriza.

El responsable confirmó que los cruces de migrantes en la frontera con México se han reducido el 50 por ciento en comparación con los días previos al fin del Título 42, aunque avisó de que la situación es «fluida», y que los traficantes de personas tratarán de aprovechar los cambios en la política migratoria.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, ya anunció el domingo la reducción de cruces de migrantes, que atribuyó a la expansión de la capacidad de procesamiento financiada por la Administración del demócrata Joe Biden.

Las autoridades migratorias expresaron preocupación también por una serie de demandas, tanto de grupos de defensa de los migrantes como de grupos antimigración, que en su opinión «demuestran lo fundamentalmente roto» que está el sistema migratorio.

Núñez-Neto hizo un llamamiento al Congreso estadounidense para aprobar reformas de la política migratoria que sirvan para prevenir las avalanchas que el país ha vivido durante los últimos años.

Tras el fin de la emergencia sanitaria en la medianoche del viernes pasado, Estados Unidos dejó de aplicar el Título 42, que permitía expulsar en caliente a migrantes indocumentados sin posibilidad de pedir asilo por la pandemia, pero instauró otras restricciones en la frontera y comenzó a deportar mediante otra normativa conocida como Título 8.

Las autoridades han advertido que a partir de ahora todas aquellas personas que crucen la frontera sin un estatus migratorio regular no serán elegibles para el asilo. Serán expulsadas del país de forma rápida y puede que se les prohíba la entrada a Estados Unidos durante cinco años.

Si bien los responsables consideran que es pronto para juzgar la situación, la reducción en el número de cruces de migrantes contrasta con las predicciones de muchos políticos republicanos sobre las avalanchas que se vivirían en la frontera una vez Estados Unidos acabara con el Título 42.

México, «socio crucial» de EU para abordar flujos migratorios: Salazar

México ha sido un “socio crucial” de Estados Unidos para abordar los flujos migratorios sin precedentes (con más de 20 millones de personas cruzando por las Américas) y para hallar vías regulares para la movilidad internacional, aseveró el embajador estadunidense en nuestro país, Ken Salazar.

En una declaración pública sobre la situación migratoria en la región, el diplomático llamó al Congreso de su país y a los gobiernos del hemisferio a encontrar soluciones duraderas para lograr cambios de fondo que permitan abordar el reto compartido que implica este fenómeno.

“Con más de 20 millones de migrantes cruzando por las Américas, el tiempo del Congreso para actuar es ahora”, enfatizó el representante de la Casa Blanca en México.

“Mientras abordamos los flujos migratorios sin precedentes, nuestros países colaboran para ampliar las vías legales y lograr que la migración sea ordenada, segura y humana. México ha sido un socio crucial en ambas tareas”

El embajador apuntó contra los llamados coyotes, pues hoy en día, dijo, “los criminales traficantes de personas arraigados en la maldad fomentan los peligrosos y dolorosos caminos migratorios a través del puente terrestre de Centroamérica hacia México y la frontera entre los Estados Unidos y México”.

En ese sentido, remarcó que las naciones de la región deben unirse a fin de hacer más para desarticular estas redes criminales “que lucran con las ilusiones y la necesidad de la gente”.

La Jornada

Más notas sobre el tema