Honduras | Al menos 194 personas LGBTI+ fueron asesinadas en los últimos cinco años

1.548

Al menos 194 miembros de la comunidad LGBTI han sido asesinados en Honduras entre 2017 y 2022, y el 93 % de esos casos siguen impunes, denunció este domingo la Comisionada de los Derechos Humanos, Blanca Izaguirre, quien lamentó la «desmedida discriminación» que sufre este colectivo.

Del total de muertes, al menos 43 miembros del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales fueron asesinados en 2022, y en esos casos solo ocho fueron personas fueron judicializadas, según cifras citadas por el organismo de derechos humanos.

Izaguirre cuestionó «la desmedida discriminación» que sufren las personas LGBTI en Honduras, lo que se refleja en el aumento de las muertes violentas de integrantes de la comunidad y la impunidad que rodea esos casos, lo que niega a sus familiares a conocer la verdad.

«Es una grave violación a los derechos humanos que requiere de la atención inmediata del Estado y de la sociedad» y se ha agravado debido a la «indiferencia de las autoridades encargadas de la seguridad en el país», subrayó la Defensora del Pueblo.

El Estado de Honduras tiene «la obligación» de juzgar a los responsables de las violaciones de los derechos humanos y garantizar el derecho que tienen los familiares de conocer la verdad de lo ocurrido, enfatizó.

Entre 2017 y 2022 murieron de forma violenta unos 115 hombres gays, 44 transexuales y 35 mujeres lesbianas, y se registraron además tres desapariciones de personas LGBTI, de acuerdo a cifras de la organización hondureña LGBTIQ «Cattrachas».

Del total de casos, solo el 23 % fueron judicializados y apenas en trece hubo una sentencia condenatoria, lo que indica que el 93 % de estos crímenes «aún están impunes», añadió el organismo de derechos humanos.

«Se observa que la judicialización de casos de personas LGBTI muertas en circunstancias violentas ha ido disminuyendo, situación que preocupa a la institución nacional de derechos humanos que ve como de 13 casos judicializados en 2017, se redujo a un promedio de seis por año, desde 2018», destaca el comunicado.

La mayoría de las muertes de la población LGBTI ocurrieron en los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, norte y centro del país, con 62 y 53 casos, respectivamente.

El Siglo de Durango

Más notas sobre el tema