Alto Comisionado de la ONU advierte que solamente en abril hubo más de 600 homicidios

1.171

Violencia en Haití deja más de 600 muertos en abril, según la ONU

Más de 600 personas murieron solo en abril en una ola de violencia que golpea a varios barrios de la capital de Haití, controlados por las pandillas, alertó este martes el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

«Solo en el mes de abril, más de 600 personas murieron en una nueva ola de violencia extrema que golpeó varios barrios de la capital», dijo la agencia de Naciones Unidas en un comunicado.

Las cifras de abril se registran «después del asesinato de al menos 846 personas en los tres primeros meses de 2023, además de 393 heridos y 395 secuestrados durante el período», detalló.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Volker Türk, denunció «un ciclo de violencia sin fin en Haití».

«La situación de emergencia en materia de derechos humanos exige una respuesta firme y urgente», manifestó.

En un informe trimestral (enero a marzo) publicado el martes, la ONU destaca que la violencia no solo se hace más extrema y frecuente, sino que se extiende inexorablemente a medida que las bandas tratan de ampliar su control.

Diario Libre


Temen hambruna generalizada en Haití

El agrónomo Jean André Victor advirtió que Haití se dirige hacia una catástrofe en términos de disponibilidad de producción de alimentos, lo cual podría significar una hambruna generalizada.

El también dirigente del Movimiento Patriótico Popular Dessalinien señaló a la multiplataforma AlterPresse que con el crecimiento de la población aumenta la amenaza, sino se realizan mejoras urgentes al sistema.

Actualmente casi cinco millones de personas en Haití padece inseguridad alimentaria y la cifra podría estar relacionada con la depreciación de la moneda nacional y la expansión de la violencia de las pandillas que limita las actividades económicas, indicó una entidad estatal.

La Comisión Nacional de Seguridad Alimentaria alertó que los hogares están sumidos en un déficit de alimentos extremo, a pesar de recurrir a estrategias de supervivencia.

La semana pasada, el Informe Global sobre Crisis Alimentaria advirtió que Haití junto a Somalia, Afganistán, Burkina Faso, Nigeria, Sudán del Sur y Yemen enfrentan riesgo de hambruna y muerte. Es la primera vez que el país caribeño integra la reducida lista.

A inicios de año, el primer ministro, Ariel Henry se comprometió con apoyar la agricultura para reducir los índices de inseguridad alimentaria y reconoció que es responsabilidad del Gobierno garantizar que los ciudadanos encuentren en cantidad suficiente y a precios asequibles los alimentos que forman parte de los hábitos de la población.

Henry enfatizó que esta nación tiene capacidad para producir alimentos y consideró contraproducente que se importen los productos que se pueden cultivar en el territorio.

Prensa Latina

 

Más notas sobre el tema