Ministras y ministros de Finanzas de la CELAC acuerdan avanzar en una agenda común para hacer frente a la crisis económica

1.557

Ministras y Ministros de Finanzas de la CELAC se reúnen para discutir acerca del diseño de una agenda común regional en respuesta a la crisis económica mundial

Ministras y Ministros de Finanzas de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), acordaron hoy avanzar en el diseño de una agenda común regional en respuesta a la crisis económica mundial, durante una reunión presencial de alto nivel celebrada en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, Chile.

La reunión fue organizada por San Vicente y las Granadinas, en su carácter de Presidente Pro Témpore de la CELAC, con el apoyo de la CEPAL, en cumplimiento al mandato derivado de la Declaración de Buenos Aires, emitida por la 7ª Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno del bloque regional, celebrada en enero de 2023 en Argentina.

El encuentro, en el que participaron autoridades de 18 países de América Latina y el Caribe, fue inaugurado por José Manuel Salazar-Xirinachs, Secretario Ejecutivo de la CEPAL, y Camillo Gonsalves, Ministro de Finanzas de San Vicente y las Granadinas.

Durante el encuentro, las autoridades analizaron el contexto macroeconómico global y regional actual, la situación fiscal regional, las implicancias fiscales de satisfacer las necesidades de inversión para la adaptación y mitigación del cambio climático y el fortalecimiento del avance en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En su discurso inaugural, José Manuel Salazar-Xirinachs destacó la importancia de generar encuentros regionales de autoridades de finanzas con el apoyo de la CEPAL y las Naciones Unidas, para brindar espacios de diálogo que contribuyan a la construcción de agendas comunes para enfrentar los vaivenes de la economía global.

Añadió que la región enfrenta condiciones macroeconómicas globales que dificultan mucho la conducción de la política macroeconómica. El conflicto entre la Federación Rusa y Ucrania contribuyó a debilitar el ritmo de crecimiento global, generó mayor volatilidad en los mercados financieros y de materias primas internacionales, lo que reforzó las presiones inflacionarias mundiales y llevó a los bancos centrales de las economías avanzadas a un acelerado y sincronizado endurecimiento de la política monetaria en el año 2022 para anclar las expectativas de inflación, reduciendo fuertemente los flujos de capital hacia los mercados emergentes, explicó.

“Esta es la coyuntura que enfrentamos, agudizada por los choques externos y las secuelas de la pandemia. En este contexto, la política macroeconómica tiene que lidiar con una desaceleración del crecimiento económico y el aumento de la inflación, que coexisten con las urgencias de reactivar las economías, crear empleos de calidad y de fortalecer las políticas sociales”, explicó.

El Secretario Ejecutivo de la CEPAL, agregó que el crecimiento económico promedio de la región en la década 2014-2023 se ubicará en 0,8%, que es menos de la mitad que el crecimiento promedio de la famosa “década perdida” de los años ochenta (2,0%).

Destacó que las circunstancias actuales, caracterizadas por grandes necesidades y fuertes restricciones, sugieren la necesidad de, por una parte, revisar los pactos fiscales sobre la base de un marco de sostenibilidad de las finanzas públicas que enfatice y combine el aumento de los ingresos con un mejor uso de los recursos por el lado del gasto; y por otra, de reformas en el sistema financiero internacional para facilitar la reestructuración de la deuda externa.

“No podemos olvidar que de una mayor calidad, equidad y acceso a los servicios públicos depende la viabilidad política de propuestas para el incremento de los ingresos”, subrayó.

Finalmente, el máximo representante de la Comisión regional instó a implementar medidas a nivel internacional para avanzar hacia una reducción de las restricciones al crecimiento y al desarrollo que impactan a la mayoría de los países de América Latina y el Caribe debido al alto servicio de la deuda pública y sus implicancias sobre el espacio fiscal, tema que impulsa el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, a través de una serie de iniciativas en las cuales la CEPAL participa.

Por su parte, el Ministro de Finanzas de San Vicente y las Granadinas, Camillo Gonsalves, llamó a reposicionar a la CELAC como un organismo activo que aborde los retos que enfrentan los países de América Latina y el Caribe, y subrayó la importancia de crear un espacio fiscal para el desarrollo en respuesta a los desastres, que permita acelerar el logro de los objetivos para alcanzar un desarrollo transformador.

El Ministro precisó que la mayoría de los países del Caribe aún no recuperan los niveles de producción previos a la pandemia y enfatizó que decir que esta década está más perdida que la anterior es especialmente cierto para los Estados del Caribe dependientes del turismo, cuyos niveles de producción aún no llegan a los registrados en 2019.

Asimismo, Camillo Gonsalves subrayó que los problemas de la deuda regional se originan en choques externos más que en el mal manejo macroeconómico de los países de la región.

Posterior a la inauguración, el Secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs, expuso ante las autoridades de Finanzas de la CELAC los principales hallazgos de dos informes de la CEPAL en los que se analizan las restricciones al crecimiento y al desarrollo que se originan a partir de la deuda pública y sus implicancias sobre el espacio fiscal en los países de la región, así como opciones para fomentar una política fiscal para el crecimiento, la redistribución y la transformación productiva.

Cepal


Reunión de Ministros de Finanzas de la Celac: Cuba rechaza inclusión en lista de patrocinadores del terrorismo

El ministro cubano de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro, rechazó este lunes en Santiago de Chile, durante una reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la inclusión de la Isla en la arbitraria lista de países patrocinadores del terrorismo que emite EE.UU. y denunció que refuerza las consecuencias del bloqueo estadounidense.

Al intervenir en una reunión de ministros de Finanzas de la Celac, Regueiro condenó el cerco económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba desde hace más de 60 años.

En el encuentro, efectuado en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el ministro cubano dijo que el bloqueo se recrudeció a extremos sin precedentes durante la pandemia de covid-19, lo cual provoca múltiples afectaciones a las aspiraciones de desarrollo del país.

Regueiro agradeció la solidaridad de la región y los pronunciamientos de la Celac para poner fin a la política de medidas coercitivas unilaterales que afectan el disfrute de los derechos humanos del pueblo cubano.

En el encuentro, desarrollado en el contexto del XXXV Seminario Regional de Política Fiscal, que durante tres días sesiona organizado por la Cepal, intervinieron autoridades de 18 países de la Celac.

Según un comunicado de la Cepal, los participantes acordaron avanzar en el diseño de una agenda común regional en respuesta a la crisis económica mundial.

Durante la reunión, las autoridades analizaron el contexto macroeconómico global y regional actual, la situación fiscal regional, las implicancias fiscales de satisfacer las necesidades de inversión para la adaptación y mitigación del cambio climático y el fortalecimiento del avance en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

En su discurso inaugural, José Manuel Salazar-Xirinachs, secretario ejecutivo de la Cepal, destacó la importancia de generar encuentros regionales de autoridades de finanzas con el apoyo de esa institución y las Naciones Unidas, para brindar espacios de diálogo que contribuyan a la construcción de agendas comunes para enfrentar los vaivenes de la economía global.

Señaló que la región enfrenta condiciones globales que dificultan mucho la conducción de la política macroeconómica, en lo cual se incluyen los efectos de la guerra en Ucrania, la volatilidad en los mercados financieros y de materias primas y el endurecimiento por los bancos centrales de las economías avanzadas de políticas monetarias para lidiar con la inflación, las cuales reducen fuertemente los flujos de capital hacia los mercados emergentes.

“Esta es la coyuntura que enfrentamos, agudizada por los choques externos y las secuelas de la pandemia. En este contexto, la política macroeconómica tiene que lidiar con una desaceleración del crecimiento económico y el aumento de la inflación, que coexisten con las urgencias de reactivar las economías, crear empleos de calidad y de fortalecer las políticas sociales”, afirmó.

Según el secretario ejecutivo de la Cepal, el crecimiento económico promedio de la región en la década 2014-2023 se ubicará en 0.8%, menos de la mitad que el crecimiento promedio de la famosa “década perdida” de los años ochenta (2%).

Destacó que las circunstancias actuales, marcadas por grandes necesidades y fuertes restricciones, sugieren la necesidad de revisar los pactos fiscales sobre la base de un marco de sostenibilidad de las finanzas públicas que enfatice y combine el aumento de los ingresos con un mejor uso de los recursos por el lado del gasto, y reformas en el sistema financiero internacional para facilitar la reestructuración de la deuda externa.

También instó a implementar medidas a nivel internacional para avanzar hacia una reducción de las restricciones al crecimiento y al desarrollo que afectan a la mayoría de los países de América Latina y el Caribe debido al alto servicio de la deuda pública y sus implicancias sobre el espacio fiscal.

Cuba Debate

Más notas sobre el tema