Población indígena casi se duplicó en una década en Brasil – Por Murilo Pajolla

Foto: Giorgia Prates
1.125

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Población indígena casi se duplicó en una década en Brasil

Por Murilo Pajolla*

El Censo Demográfico de Brasil ya registra más de 1,65 millones de indígenas en el país, casi el doble del número relevado en la última encuesta, en 2010, cuando 896 mil personas se declararon indígenas.
La cifra más reciente fue publicada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) este lunes 3. El organismo informó que los datos son preliminares y pueden aumentar.

Estos resultados preliminares, conocidos como la «previa» del Censo, incluyen la recolección de datos en la Tierra Indígena Yanomami, donde la población enfrenta una crisis humanitaria provocada por la minería ilegal.

A los censistas les resultó difícil acceder a lugares remotos que siguen teniendo una fuerte presencia de mineros ilegales, incluso después de la operación para expulsar a los invasores realizada por el gobierno federal.

El efecto del autorreconocimiento indígena en la política pública

Leonardo Barros, profesor de la Universidad Federal de Pará (UFPA) e investigador de política indigenista en Brasil, afirma que ya se esperaba el crecimiento significativo de la población indígena.

Según él, una de las explicaciones es la tasa de natalidad promedio en las comunidades indígenas, que es superior a la registrada entre los no indígenas.

«El segundo factor es un intenso proceso de autorreconocimiento de los indígenas que ha ido en aumento en los últimos 20 años, como resultado de la ampliación de la participación política de estos pueblos y su politización. Esto hizo que, principalmente en el Nordeste, pero también en otras regiones indígenas que no se reconocían como tales, comenzaran a autodenominarse indígenas», explica Barros.

El investigador dice que los nuevos datos traen insumos para la creación de nuevas políticas públicas dirigidas a estos pueblos. Este año, el gobierno de Lula creó el primer Ministerio de los Pueblos Indígenas del país, comandado por líderes reconocidos como legítimos por las organizaciones indígenas.

«Creo que se hará más visible la urgente necesidad de desarrollar políticas relacionadas con la educación, la salud y el saneamiento básico, además de las políticas tradicionales, como la demarcación de tierras indígenas. De esos números pueden surgir otros elementos, como, por ejemplo, una mejor comprensión del fenómeno de los indígenas que se encuentran en situación urbana», analiza el profesor de la UFPA.

El aumento en 2000 sorprendió al IBGE

El Censo recopila datos basados en las características de color o raza desde 1991. En 2000, la población de pueblos originarios superó las expectativas del IBGE, saltando de 294 mil para 734 mil personas en nueve años.

En ese momento, el IBGE constató que el aumento significativo no solo estaba relacionado con el aumento de las tasas de natalidad, sino también con un posible crecimiento en el autorreconocimiento de estas poblaciones, principalmente en áreas urbanas de Brasil.

Las preguntas específicas para los indígenas, relacionadas con el pueblo al que pertenecen o el idioma hablado, se introdujeron por primera vez en el Censo de 2010. Ese mismo año, el cuestionario también empezó a incluir la ubicación del hogar: dentro o fuera de las tierras indígenas reconocidas por el gobierno federal.

*Periodista brasileño, egresado de la Universidad Estadual de Londrina, basado en la Amazonia, experto en temas de medio ambiente y derechos humanos. Escribe para Brasil de Fato.

Brasil de Fato

 

Más notas sobre el tema