Alberto Fernández recibió a Von der Leyen y defendió un acuerdo entre el Mercosur y la UE «equilibrado»

1.759

Fernández y Von der Leyen, a favor de un acuerdo «equilibrado» entre el Mercosur y la UE

El presidente Alberto Fernández y la titular de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, dialogaron este martes en Casa Rosada sobre el posible avance del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) y coincidieron en destacar la importancia de acelerar las negociaciones para un entendimiento «equilibrado» y beneficioso.

Luego de mantener una reunión bajo el formato 1+1, en la que el Jefe de Estado estuvo acompañado por el canciller Santiago Cafiero, Fernández y Von der Leyen firmaron un memorándum de entendimiento sobre «insumos críticos» y brindaron una declaración conjunta a la prensa acreditada y medios internacionales. Ambos reconocieron que el encuentro sirvió especialmente para dialogar sobre el acuerdo Unión Europea-Mercosur, y las trabas que impiden su concreción.

El jefe de Estado dijo que hay «voluntad política» de firmar, pero aclaró que a los impedimentos iniciales realizados por el bloque europeo se contrapone la necesidad de un acuerdo «equilibrado», que tenga en cuenta las asimetrías.

«Todos tenemos voluntad de llegar a un acuerdo. Los obstáculos están en nosotros y tenemos que empezar a removerlos. No es tan difícil removerlos si la voluntad política existe. Y de nuestra parte existe. Solo pedimos un acuerdo equilibrado, en el que todos ganemos», dijo el Presidente.

Fernández fue taxativo a la hora de señalar que desde el cono sur se pretende alcanzar una resolución positiva «que tenga en cuenta esas asimetrías», porque «de otro modo podría ocurrir que sea un acuerdo que beneficia claramente a la Unión Europea y no beneficia tanto, para no decir perjudica, al Mercosur».

Von der Leyen, por su parte, dijo que «sería importante» que el entendimiento comercial que podría generar un área comercial de 700 millones de consumidores «pueda firmarse antes de fin de año».

«Mi objetivo sería que hagamos todo lo posible para que se concluya lo antes posible. Queremos fijar un objetivo ambicioso, por ejemplo, que como muy tarde antes de que concluya el año se firme el acuerdo político», afirmó la titular de la Comisión Europea y manifestó que se tiene «una ventana de oportunidad para concluir el acuerdo».

Según explicaron fuentes diplomáticas a Télam, la mencionada «ventana» se debe a que la actual composición europea puede variar en las elecciones del año próximo. La política alemana dijo que la UE ya envió al Mercosur una «carta» de intenciones para avanzar y Fernández habló de «tres puntos» que Argentina presentará a sus socios «no para trabar, sino para avanzar» en el acuerdo.

«Desde el Mercosur hemos trabajado para presentarle a la UE los requerimientos que el Mercosur hace para terminar con los desequilibrios o asimetrías que existen entre ambas economías y necesitamos aclarar para preservar el desarrollo propio de nuestra región», dijo el jefe de Estado. Las fuentes diplomáticas puntualizaron que se trata de «tres documentos que se están trabajando con el resto de los países parte y que se presentarían en julio».

Respecto del Memorándum de Entendimiento suscripto antes de la declaración conjunta, se trata de un «marco» para posibilitar inversiones en áreas estratégicas, en particular, lo relacionado con energías renovables.

«Es la posibilidad de que Europa se involucre más activamente en la producción de litio, en agregarle valor a la producción a través de la producción de baterías, en la explotación de cobre, en la explotación de hidrógeno verde, en la implementación de plantas de licuefacción de gas, todas cuestiones energéticas que Europa necesita y que Argentina y el Mercosur en general pueden ser proveedoras», comentó Fernández.

Por su parte, Von der Leyen señaló que en torno a «las materias primas críticas» es importante crear «nuevas cadenas de valor que vaya más allá de la extracción».

«Es muy importante que el valor añadido se quede localmente, en la región. El litio es importantísimo, porque es importante para las transición a la energía limpia», destacó Von der Leyen.

Aunque no fue un tema central de la declaración conjunta, la titular de la Comisión Europea fue consultada sobre el desarrollo de la guerra en Ucrania y agradeció en dos oportunidades el «apoyo inquebrantable» de Argentina dentro del sistema de las Naciones Unidas. «La guerra tiene un impacto en la economía internacional y es una amenaza a los principios de derecho internacional. Gracias de corazón por su apoyo inquebrantable», dijo.

Von der Leyen señaló que «la invasión rusa es un ataque flagrante contra los principios de la Carta de las Naciones Unidas y contra el derecho internacional» y, por lo tanto, «sigue siendo necesario apoyar al país objeto de la agresión para que defienda sus derechos».

«Si Rusia terminara los combates y la agresión, se terminaría la guerra. Si deja de luchar Ucrania, deja de defenderse y desaparece», afirmó Von der Leyen.

Además dijo que «la paz tiene que ser una paz justa y duradera» y defendió el plan del presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, con 10 puntos que se derivan de la carta de la ONU o de las resoluciones de la ONU.

La visita de Von der Leyen a Buenos Aires forma parte de una gira que comprende Brasil, Chile y México -desde el 12 al 15 de junio-, en la que, según consignó la UE, la presidenta hará una serie de anuncios sobre proyectos en el marco de la estrategia Global Gateway.

La Unión Europea consideró que la puesta en marcha de estos anuncios «será mutuamente beneficioso y acercará aún más a ambas regiones».

En el marco de las negociaciones, Argentina y Brasil sostienen la necesidad de revisar las condiciones del acuerdo, en tanto que la UE impulsa para su concreción un nuevo programa de financiamiento, según comentaron las fuentes.

Entre las nuevas exigencias de la UE, figuran en particular medidas en materia ambiental contenidas en lo que se conoce bajo el nombre de Pacto Verde, con efectos negativos en las principales exportaciones del Mercosur hacia la UE, especialmente de productos como soja, carne vacuna, madera y biodiésel.

En ese sentido, el canciller Cafiero, luego de reunirse en Bruselas, en enero pasado, con el Alto representante de la UE para los Asuntos Exteriores, Josep Borrell, destacó la voluntad de alcanzar «un acuerdo revisado con la Unión Europea, adaptado a un mundo y cadenas de valor en transformación».

«Entendemos que hay ciertos puntos que deben ser rediscutidos», completó.

Télam


Declaración conjunta del presidente Alberto Fernández y la titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en Casa Rosada

Buenos días a todos y a todas. Quiero empezar por darle la bienvenida a la señora presidenta de la Comisión Europea. Hemos tenido la oportunidad de hablar muchas veces en estos años, pero para mí es una enorme alegría recibirla aquí, en mi Patria, en Argentina, en una gira que empezó por Brasil y que sigue por nuestro país. Una enorme alegría tenerla entre nosotros.

Hemos podido conversar sobre los problemas que vinculan a Argentina con Europa, puntualmente, y los temas que tenemos pendiente como Mercosur y Unión Europea.

Todos sabemos que hubo un principio de acuerdo firmado hace unos años, que después nosotros pedimos, un poco, la revisión de ese acuerdo porque entendíamos que no atendía acabadamente los intereses de la región. Estoy hablando del acuerdo Mercosur – Unión Europea. Por eso pedimos revisar el texto del acuerdo. Desde el Mercosur hemos trabajado todo este tiempo, junto a los demás países miembros del Mercosur para presentarle a la Unión Europea los requerimientos que el Mercosur hace que, básicamente tienen el propósito de terminar con los desequilibrios o las asimetrías que existen objetivamente entre ambas economías y que nosotros necesitamos aclarar para preservar el desarrollo propio de nuestra región. Nosotros queremos, definitivamente, un acuerdo con la Unión Europea, pero que balancee las economías de cada una de las regiones, y que tenga en cuenta esas asimetrías porque de otro modo podría ocurrir lo que nosotros vislumbramos en un comienzo, que sea un acuerdo que beneficie claramente a la Unión Europea y no beneficia tanto- para no decir perjudica- al Mercosur.

La verdad que debo decir que fue muy fructífera la charla con la presidenta de la Comisión Europea, porque pudimos tratar también otros proyectos que Argentina tiene, dentro del Mercosur, y que claramente, por lo que escuché, son del interés de la Unión Europea, fundamentalmente aquello que tiene que ver con el desarrollo energético, la posibilidad de que Europa se involucre más activamente en la producción de Litio, en agregarle valor a la producción de Litio, a través de la producción de baterías, en la explotación de cobre, en la explotación de hidrógeno verde, en la implementación de plantas de licuefacción de gas. Todas cuestiones energéticas que Europa necesita y que Argentina y el Mercosur, en general, puede ser proveedora.

Realmente para mí ha sido un gusto este encuentro, lo que veo es que tenemos una mirada mucho más común de lo que por ahí inicialmente podíamos pensar. Los dos pensamos Europa y América Latina y el Mercosur. Y Argentina, puntualmente, tenemos una mirada común sobre los desafíos que el mundo enfrenta, sobre la necesidad de hacer causa común en las correcciones del cambio climático y de la crisis climática que el mundo padece, y yo creo que Europa es un extraordinario socio para Argentina. Europa es, como Unión Europea, un inversor extranjero que tiene la Argentina y, por lo tanto, creo que debemos profundizar ese vínculo.

Así que, querida Presidenta, sea bienvenida a la Argentina, disfrute de nuestra Patria, disfrute de nuestra carne, de nuestro asado, de nuestras bellezas como país y lo mejor en su estadía por la Patria. Muchas gracias.

URSULA VON DER LEYEN. – Muchas gracias Señor Presidente. Compartimos los mismos valores. En primer lugar, quisiera darle (INAUDIBLE) por el importante Aniversario de 40 años, de conseguir una democracia vibrante. Argentina sabe más que nadie lo importantísimo y crucial que es proteger los derechos y libertades por los que se ha luchado mucho. Quisiéramos agradecerles que desde el principio ustedes han expresado su apoyo inquebrantable a Ucrania. También a la luz de los valores importantísimos de derecho internacional y de la carta de las Naciones Unidas, infringidas por la agresión militar rusa. Sabemos que el impacto de la acción militar rusa va más allá de Ucrania, tiene un impacto en la economía internacional, mercados energéticos, la seguridad alimentaria, tipos de intereses y es una amenaza fundamental a los principios de los derechos internacionales y a la carta de las Naciones Unidas. Gracias de corazón por su apoyo inquebrantable, como socio que está en la misma longitud de bondad. Tenemos que cerrar filas para proteger el orden internacional. No solo compartimos los mismos valores, sino además que somos socios económicos de los que podemos fiarnos mutuamente.

Creo que es importante que ahora llevemos esa asociación al siguiente nivel. La semana pasada presentamos nuestra estrategia para Latinoamérica; Es una nueva agenda para reforzar las relaciones entre la Unión Europea y los países latinoamericanos y el Caribe y para aunar fuerzas para tratar los desafíos globales. Los conocen ustedes: el cambio climático, la digitalización, las cadenas de abastecimiento fiables, la resiliencia económica, que es necesaria, y también reforzar nuestras instituciones y defender el orden basado en reglas claras.

La estrategia para Latinoamérica llega también con nuevas inversiones de gran calado. La Unión Europea es el inversor número uno en la región y me alegro de predecirles que vamos a aumentar incluso nuestra inversión. Para eso tenemos una estrategia, la Estrategia Global Gateway, es un plan de inversión en infraestructuras en el extranjero, a través de ese plan, la Unión Europea invertirá 10.000 millones de Euros en Latinoamérica y el Caribe. Y esto se va a completar con contribuciones adicionales de los estados miembros bilateralmente y también por parte de inversores del sector privado.

Global Gateway, crea un entorno propicio a la inversión extranjera de toda la Unión Europea en Latinoamérica y el Caribe y específicamente aquí en Argentina. Así que, hoy hemos estado debatiendo cómo podemos hacer que nuestra situación económica prospere. Y creo que el primer tema que hemos tratado ha sido precisamente, relaciones comerciales florecientes entre Argentina y la Unión Europea.

La Unión Europea, más o menos, tiene el 40 por ciento de la inversión directa extranjera aquí en Argentina y pensamos que podemos ir, incluso, más allá. Y es ahí donde el acuerdo Unión Europea- Mercosur desempeñará un papel importantísimo. El papel del acuerdo del Mercosur es desencadenar todo el potencial posible, integrar y reforzar nuestras cadenas de valor. Queremos que también haya predictibilidad normativa para hacer que llegue más inversión. Queremos ayudar a nuestras industrias para que innoven juntas para ser competitivas a nivel internacional. Y, además, apoyaremos sus objetivos de crear una economía más resiliente.

Esto hará que nuestra asociación sea incluso más fuerte, así que espero que el acuerdo Unión Europea – Mercosur pueda llegar a una conclusión. Hemos intercambiado ya una primera carta, ahora estamos a la espera de una respuesta, y estaremos encantados de trabajar con todo el ahínco del mundo para concluir este acuerdo de manera que sea mutuamente beneficioso para ambas partes lo antes posible. Por eso, instamos a nuestros equipos para que trabajen de manera más expeditiva posible para poder avanzar rápidamente sobre estas cuestiones.

El segundo tema es el de las materias primas críticas. Acabamos de firmar un memorándum de entendimiento. Es un paso muy importante de gran calado y creo que será en beneficio mutuo. Será importante, por ejemplo, sobre el Litio ver cómo podemos desarrollar nuevas cadenas de valor que vayan más allá de la mera extracción porque pensamos que es crucial. Es muy importante que el valor añadido en la cadena de transformación se quede aquí localmente, se quede en la región, se quede aquí porque así es como crea puestos de trabajo, oportunidades empresariales aquí también, en Argentina. El litio es importantísimo porque es crucial para las tecnologías de energías limpias. Está en todos los sitios, está en las baterías, está en las turbinas eólicas. Y como ahora el mundo entra en la era de las tecnologías limpias para combatir el cambio climático, la demanda de litio va a crecer de manera exponencial, no solo en Latinoamérica, sino en el mundo entero. Y yo creo que, esta es la gran oportunidad para que Argentina desarrolle este sector con las cadenas de valor apropiadas.

Les voy a dar la cifra de Europa. La demanda europea de litio se espera que crezca 12 veces para 2030. Será 12 veces lo que es hoy en el 2030 por los factores que he mencionado. Así que, el memorándum de entendimiento que acabamos de firmar y también el acuerdo Unión Europea – Mercosur harán que haya flujos de inversión mayores y de inversión en infraestructura de alta calidad y sostenible, que creo podrá suponer un apoyo importantísimo a la economía.

El siguiente tema que hemos estado discutiendo es la transformación verde que estamos viviendo, sobre todo con hincapié en la energía. Argentina tiene un enorme potencial para la economía renovable solar, eólica, también para Hidrógeno verde, por ejemplo. Y ustedes se van a convertir en un centro regional de energía renovable con el apoyo de Global Gateway, que es la plataforma de inversión. Y esto, es una buena noticia para ambos, porque esto acelerará su transición hacia la energía limpia, creará puestos de trabajo en Argentina y, por supuesto, es también algo que interesa mucho a la Unión Europea porque nosotros necesitamos tener un proveedor de energía limpia que sea fiable.

Concluyamos diciendo pues que, nuestra relación es de confianza, fuerte y sólida. Y espero que nos veamos dentro de muy poquito en Bruselas, como muy tarde en la Cumbre Unión Europea CELAC, y estaré encantada de continuar con el trabajo que tenemos ante nosotros. Gracias.

PERIODISTA. – Para la señora Úrsula Van Der Leyen, ¿respecto del acuerdo Mercosur Unión Europea, si todavía espera que se cierre, este año, dado que recién el presidente argentino dio sus reservas y luego, también, el presidente de Brasil puso reservas sobre las condiciones que le exigía la Unión Europea?

VAN DER LEYEN. – Mi objetivo sería que efectivamente hagamos todo lo posible para que se concluya lo ante posible. Creo que tendríamos que fijarnos un objetivo ambicioso, por ejemplo, que se concluya – como muy tarde – antes que venza el año, concluir quiere decir el acuerdo político, después habrá trabajo técnico que habrá que hacer, pero me parece que el acuerdo político sería importante concluirlo antes de que venza el año. Este es el mensaje que transmití también en Brasil y creo que este sería nuestro deseo común, aquí, en Argentina. Tenemos una ventana de oportunidad, ahora, para concluir este acuerdo y lo hemos negociado, ahora nosotros hemos escrito una carta y esperamos esa respuesta a esa misiva y después veremos cómo podemos llegar a buenas soluciones, a soluciones de compromiso para después no se queden pendientes, pero yo creo que el grueso del trabajo ya se ha hecho y tiene que hacerse antes que venza el año. Tenemos que utilizar la ventana de oportunidad, pero si se cierra será, francamente, una pena, y hay muchísimo potencial que se podrá desencadenar con el acuerdo Unión Europea – Mercosur: 700 millones de consumidores en este área común, así que para las personas y las empresas es una gran oportunidad.

PRESIDENTE. – Perdón, puedo agregar algo, porque por ahí se entendió de otro modo lo que dije, nosotros tenemos una preocupación, que data del año 2018 ó 19, cuando se firmó el acuerdo, que son observaciones que hicimos públicas, esas observaciones no quieren decir que nosotros no estemos interesados en tener un acuerdo con la Unión Europea, tenemos mucho interés en tener un acuerdo con la Unión Europea. Nosotros creemos que el acuerdo Unión Europea-América Latina genera un eje de desarrollo económico, que en un mundo que tiende a bipolarizarse, una vez más, en términos geopolíticos muy importante, con lo cual yo celebro mucho el encuentro que acabamos de tener, porque por primera vez, hemos podido hablar claramente de cuáles son los problemas que vemos, cuáles son las preocupaciones que tenemos y encontré en la presidenta absoluta receptividad, sobre lo que he planteado, con lo cual yo estaré muy contento si – antes que termine el año – podamos firmar ese acuerdo político y habiéndonos puesto de acuerdo sobre las preocupaciones que tengo, que son esas asimetrías, que mencioné, nuevas normas que, en materia ambiental, ha dictado la Unión Europea y que, en algún modo, afectan el acuerdo inicial, pero de ningún modo puede interpretarse lo que yo dije como no estar en sintonía con la presidenta. Por eso quiero aclararlo, porque si alguien lo entendió así, no debe ser entendido de ese modo, sólo quise dejar en claro cómo es la historia, qué podemos definitivamente convertir, transformar en este trabajo común.

La Argentina le va a presentar a sus socios del Mercosur, tres temas puntuales, que tienen que ver con el acuerdo Unión Europea, para destrabar el acuerdo, no para trabarlo y esos tres puntos se lo vamos a hacer llegar a la Unión Europea para ir avanzando. Nosotros creemos en el acuerdo Unión Europea-Mercosur, pero como le dije a la presidenta, eso reclama que las dos partes salgan ganando, que sea de mutuo beneficio lo del acuerdo, pero – por favor – si alguien interpretó en mis palabras objeciones al acuerdo no lo tomen de ese modo.

PERIODISTA. – Presidente, ¿quería consultar en torno al acuerdo anterior, del Mercosur-Unión Europea por qué habían quedado tan obsoletos los puntos centrales, que tienen que ver con el campo, con la producción agrícola argentina. Por otro lado los tiempos de Argentina cómo son, pues usted dice que también quiere llegar, antes de fin de año, a un acuerdo, cuáles serían los obstáculos principales, en ese sentido, si tiene que plantear – a nivel regional – por ahí algunos temas, como usted decía y eso va tardar y a llevar su tiempo y si hubo un planteo en torno a materias primas, como el litio de que el mineral se industrialice, en la Argentina, que haya valor agregado, que no salga de esa manera de la Argentina y si hay también posibilidad de financiamiento, por parte de la Unión Europea para otras industrias también?

PRESIDENTE. – La presidenta creo que ha sido muy clara acerca de un plan de inversión, de la Unión Europea, en el Mercosur, en donde el tema energético, y energías limpias, renovables es un tema central y donde claramente vislumbran a la Argentina con un gran potencial para el futuro.

Los problemas, que tuvimos inicialmente, fueron problemas que algunos presidentes de Europa plantearon, como por ejemplo el presidente Macron, quien veía con preocupación del desmonte de la Amazonía, pero esa preocupación de él la tenía también yo, pues veía con mucha preocupación que, en el gobierno del presidente Bolsonaro, se esté desmontando el Amazonía, porque la verdad esta idea de terminar con las selvas y con los bosques para sembrar soja es un remedio, que genera enfermedad, si se me permite la ironía. Por lo tanto, ese fue un punto crucial por el cual no se pudo avanzar; ahora –gracias a Dios – con la llegada del presidente Lula, a Brasil, ese problema ha desaparecido porque el presidente Lula no participa de esas políticas, y al contrario a través de él y de Marina Silva, son grandes promotores del cuidado del medioambiente. Entonces, ese problema inicial, que tuvimos con la Unión Europea, ha desaparecido; ahora aparecieron otros, que tienen que ver con el proteccionismo, de algunos países de Europa a la producción agrícola y ganadera y un segundo problema, que es un pacto verde, que firma Europa, para mejorar las condiciones de desarrollo más limpio, en Europa, pero que – indefectiblemente – afectan al acuerdo. Esas son las cosas de las que tenemos que hablar, esos son los temas, que podemos tratar y yo celebro que todo esto, que te estoy diciendo, lo hemos podido hablar con la presidenta cara a cara, mirándonos a los ojos, planteándonos la preocupación y viendo la voluntad de todos de querer llegar a un acuerdo con la Unión Europea. Yo lo que siento que los obstáculos están en nosotros y en Europa empezar a removerlos y no es tan difícil de removerlos, si es que la voluntad política – de la que habla la presidenta – como primer paso existe. De nuestra parte la voluntad política existe, pero ¿qué es lo que pedimos? Un acuerdo equilibrado, un acuerdo donde todos ganemos.

PERIODISTA. – A la funcionaria, que nos visita, le comento que, hace un mes, tuve la posibilidad de estar a cinco kilómetros de las fronteras entre Ucrania y Rusia y veía como, pese al paso del tiempo, las hostilidades en el teatro de operaciones continúan y por su parte, el presidente Zelenski le reclama a sus aliados occidentales mayor envío de armamentos. Aprovecho la oportunidad de poder conversar con usted, de preguntar justamente, tomando el discurso de los detractores de la estrategia que está tomando Occidente, que sostienen que la Unión Europea, la OTAN y sus aliados – al entregarle armamento a Ucrania – lo que están haciendo es lograr que se sostengan aún más en el tiempo este conflicto armado, donde Ucrania se defiende de la invasión militar rusa, entonces quiero preguntarle qué responde a esa postura y en caso de que sea posible evaluar otra forma de defender a un país, como Ucrania, que se está defendiendo de una invasión, como la que estamos mencionando, cuál es y en ese marco, en el caso de que exista esa alternativa, cómo incluye a los países del Mercosur?

VON DER LEYEN. – En lo que se refiere a Ucrania, hace 16 ó 17 meses ya que, para nuestra gran consternación, tuvimos que constatar que Rusia había invadido a Ucrania, un país soberano, tanques atravesaron la frontera, bombardearon a la población civil y volvió el conflicto armado a suelo europeo. Esa ha sido la razón por la que el mundo ha decidido cerrar filas para con el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas para evitar los horrores bélicos, del siglo pasado.

En la Carta de las Naciones Unidas está el derecho de todos los países de decidir su propio futuro, el derecho de tener integridad territorial y su soberanía. La invasión rusa es un ataque flagrante contra los principios de la Carta de las Naciones Unidas y contra el derecho internacional. Y por lo tanto, era y sigue siendo necesario apoyar al país, siendo objeto de la agresión para que defienda sus derechos. Si Rusia terminara los combates, la agresión se acabaría la guerra; si deja de luchar Ucrania deja de defenderse y desaparece y esto pone de manifiesto que Ucrania tiene el derecho de defenderse y hay que apoyar ese derecho; Ucrania tiene el derecho de defender su integridad territorial y su soberanía; nosotros apoyamos a Ucrania, también, con ayuda financiera y presupuestaria para que el país siga funcionando; hemos visto que 8 millones de ucranianos han huido de los bombardeos rusos, y han llegado como refugiados a la Unión Europea, así que apoyamos a Ucrania, en muchos ámbitos distintos, como por ejemplo, a que los cereales, que están en Ucrania, puedan salir de allí hacia terceros países. Todos queremos la paz, pero tiene que ser una paz justa, duradera y exhaustiva. El presidente Zelenski ha presentado un plan de paz, de diez puntos; cada uno de esos puntos se derivan de la Carta de las Naciones Unidas o de las resoluciones de las Naciones Unidas, donde una vez más, quisiera agradecerle a la Argentina, que haya mostrado su apoyo inquebrantable, para con las resoluciones de las Naciones Unidas, que destacan estas cuestiones, que acabo de mencionar.

Creo que tenemos que abundar en el plan de paz, del presidente Zelenski e incluir al mundo entero y hacer todo lo que esté en nuestra mano para que haya respeto del derecho internacional y para conseguir una paz justa y duradera.

Casa Rosada


Nota relacionada: Lula recibió a la titular de la Comisión Europea y rechazó las sanciones en el acuerdo Mercosur-UE

Más notas sobre el tema