Argentina | El presidente Alberto Fernández pidió al gobierno de Jujuy detener la represión y convocar al diálogo

Foto: Edgardo Valera.
1.357

El Gobierno analiza impugnar la nueva Constitución de Jujuy

El Presidente dio un mensaje desde Casa Rosada e instruyó al Ministerio de Justicia para que analice y eventualmente «suspenda» los artículos de la Carta Magna reformada que se juró este martes en San Salvador de Jujuy.

El Presidente dio un mensaje desde Casa Rosada por la situación en Jujuy. Instruyó al Ministerio de Justicia para que analice y eventualmente suspenda los artículos de la reforma que violan la Carta Magna, luego de recordar las expresiones de «preocupación» y llamados a un «diálogo» de organismos y organizaciones internacionales para detener la crisis política en la provincia norteña.

«Los hechos de represión y violencia estatal sucedidos en Jujuy son inadmisibles en nuestra vida democrática. A tal punto ha llegado el conflicto generado por el gobierno de Jujuy, que por primera vez en mucho tiempo algo acaecido en nuestro país, ha provocado la alerta y la condena de los organismos internacionales, defensores de los derechos humanos», arrancó su discurso pasadas las 16 horas.

La aparición de Alberto Fernández en la sala de conferencias de la Casa Rosada fue sorpresiva y comunicada sobre la hora. El mandatario citó los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Oficina Regional para América del Sur de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Amnistía Internacional y Human Rights Watch. «Se han pronunciado de forma clara y contundente llamando de manera inmediata al cese de la violencia estatal y a garantizar la vigencia de los derechos humanos en la provincia de Jujuy», expresó.

«Por eso mismo, insto una vez más y de forma definitiva al gobernador Gerardo Morales a cumplir con los estándares internacionales en materia de derechos humanos. No se lo pide solo este presidente, es nuestro pueblo y es el mundo los que le exigen que se termine la violencia estatal en Jujuy», afirmó el Jefe de Estado.

En la misma línea, contó sobre el envío a Jujuy de funcionarios de la secretaría de DDHH, la Agencia de Asuntos Indígenas y la Agencia Nacional de Discapacidad. «El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, estuvo en Jujuy desde el primer, volvió a Buenos Aires a informarme sobre la crítica situación y por mi instrucción ya ha regresado a la provincia para acompañar a las comunidades y conocer de cerca el acontecer de los hechos», afirmó Alberto.

Según dijo, le pidió al Gobierno de Jujuy que convoque a las comunidades indígenas y a todos los actores sociales «a encontrar caminos de diálogo para superar el conflicto que ha provocado con acciones antidemocráticas».

Le dejó un mensaje a Morales: «Quiero que sepa el señor Gobernador que para ello cuenta conmigo personalmente y con el apoyo del Gobierno nacional. Siempre que convoque al diálogo va a tener ayuda. A 40 años del retorno de la democracia, es inadmisible que la violencia estatal sea la respuesta de un gobierno a los legítimos reclamos y expresiones de sus comunidades. Negar el derecho a la protesta, es cercenar las libertades constitucionales y maniatar nuestra vida democrática. Es imprescindible garantizar los derechos humanos en todo el territorio nacional para que la Argentina sea un país de ciudadanías plenas».

Y concluyó Fernández: «Le pido al gobernador Morales que no utilice al pueblo jujeño como el banco de pruebas de la represión y el saqueo que determinados sectores políticos pretenden llevar adelante. Hoy en Jujuy defendemos los intereses, la libertad y los derechos de la Argentina en su totalidad. Sepa el pueblo jujeño, al que amamos, a esa provincia tan querida como es Jujuy, que cuentan incondicionalmente con el Gobierno nacional. Con todos y cada uno de nosotros que estamos comprometidos con la libertad con el progreso y con el respeto de la ciudadanía allí en su tierra».

El Destape



La ONU exige investigar violaciones de DDHH durante la represión en Jujuy

El representante de ACnudh en América Latina, Jan Jarab, envió una crítica carta al gobernador Gerardo Morales en la que también le expresó la necesidad de «evitar una escalada de violencia» en la provincia. Los cuestionamientos a la reforma constitucional provincial.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) expresó este miércoles su «preocupación» por la situación en la provincia de Jujuy, realizó un llamado a «investigar todo indicio de violaciones» a los derechos humanos y le recalcó al gobernador Gerardo Morales que es «de suma importancia evitar una escalada de violencia».

«ONU Derechos Humanos sigue con preocupación los reportes sobre vulneración de derechos y acciones violentas en el marco de protestas contra una reforma a la Constitución provincial de Jujuy, en Argentina», expresó el representante en América del Sur, Jan Jarab, en una carta enviada a Morales.

«Hacemos un llamado urgente al diálogo constructivo e intercultural en Jujuy, que garantice la participación efectiva de los pueblos indígenas y de todas partes interesadas, para superar la crisis mediante vías democráticas e institucionales”, agregó.

La carta fue replicada en sus cuentas de Twitter por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el canciller Santiago Cafiero -que este martes estuvo reunido en la ONU con el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres- y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, quien viajó a Jujuy para constatar la situación de los detenidos.

«Ayer fue la OEA (Organización de los Estados Americanos) a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Hoy, es el mundo a través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que, en una carta dirigida a usted Gobernador Morales», publicó la Vicepresidenta en su cuenta y cuestionó: «¿Qué más necesita para admitir su responsabilidad y actuar en consecuencia?».

Y agregó: «Hágase cargo y proceda como se lo pide el representante del Alto Comisionado… Y sobre todo, gobernador Morales… deje de hacer el ridículo echándole la culpa a los demás de lo que sucede en Jujuy. Usted es el primer y gran responsable».

En el comunicado, Jarab indicó que el organismo de la ONU «estima que es de suma importancia evitar una escalada de violencia».

En su carta, consideró que la reforma constitucional provincial «no se encuentra en línea con las obligaciones y estándares internacionales en materia de derechos humanos» y pidió una reunión con el mandatario provincial para «abordar el impacto» que la misma puede tener «en el ejercicio de los derechos humanos».

«La Oficina estima que el diálogo institucional con su despacho podría resultar beneficioso para el correcto seguimiento de la situación actual y, en general, para abordar cuestiones sobre el derecho a la reunión y los derechos de los pueblos indígenas», aseguró.

En ese marco, el diplomático realizó un «llamado al diálogo constructivo e intercultural» y aseguró que han recibido «informaciones sobre hechos que podrían constituir un uso indebido de la fuerza en contra de personas en el contexto de las manifestaciones».

«La Oficina ha tomado conocimiento que al menos 20 personas han resultado heridas, incluido un joven de 17 años que sufrió trauma ocular severo y otra persona que habría sufrido un trauma craneal, supuestamente por uso de armas menos letales disparadas directamente en contra de la parte superior del cuerpo», agregó.

Además, manifestó su preocupación por las «detenciones y judicialización de manifestantes, de líderes de comunidades indígenas, de una legisladora provincial y de dos periodistas, así como de obstrucción de la labor de personas defensoras de derechos humanos».

En tanto, en su publicación en Twitter, el canciller Cafiero remarcó: «La ONU hizo un llamado urgente al gobierno de Jujuy. Exige investigar todo indicio de violaciones de derechos humanos en la represión y manifestó que la reforma constitucional es un retroceso. Gerardo Morales: basta de reprimir y mentir».

Télam

Más notas sobre el tema