Argentina | Represión en la provincia de Jujuy deja más de 170 heridos y 68 detenidos

1.510

La represión policial en Jujuy se extendió por 4 horas: 170 heridos y 68 detenidos

Más de 170 heridos, uno de gravedad por traumatismo de cráneo, y 68 detenidos (45 hombres, 18 mujeres y 5 menores) es el saldo de una violenta represión policial que se extendió este martes en Jujuy por más de cuatro horas sobre manifestantes que protestaban contra la reforma de la Constitución provincial, aprobada y jurada en la Legislatura local.

El avance policial comenzó poco después de las 11 contra una nueva y multitudinaria marcha que congregó a múltiples sectores de la sociedad en la capital jujeña contra la reforma en las puertas de la Legislatura, mientras en su interior se aprobaba y juraba la nueva Carta Magna local.

Efectivos de infantería de la policía jujeña se enfrentaron con los manifestantes, arrojando balas de goma y gases lacrimógenos, respondiendo al lanzamiento de piedras, en un clima de tensión en las calles de la capital jujeña que se mantenía hasta este martes por diversas arterias.

Durante los incidentes, la policía arrojó capsulas de gas lacrimógeno, piedras con hondas y balas de goma, lo que provocó una gran cantidad de heridos integrantes de distintos sectores.

Asimismo, a la represión se sumaron efectivos del Grupo Especial Motorizado, mientras se agudizaban los enfrentamientos, pero esta vez en calles más alejadas de la Legislatura provincial.

Uno de los manifestantes -perteneciente al Movimiento Argentina Rebelde (MAR), identificado como Nelson Mamaní- fue herido gravemente en la cabeza y trasladado en ambulancia al hospital Pablo Soria.

Mamaní fue intervenido quirúrgicamente y permanecía internado «con pronóstico reservado», señaló a Télam Gladys Aramayo, integrante del MAR, quien reclamó: «Ojalá todo salga bien porque en único responsable de todo esto es Gerardo Morales».

Además, en los incidentes resultaron heridos varios periodistas, entre ellos el camarógrafo de Télam Daniel Bello, quien resultó lesionado en la cara por el impacto de una bala de goma policial.

Por otra parte, organismos provinciales de derechos humanos denunciaron la detención de varios integrantes de la agrupación HIJOS-Jujuy, como Eva Arroyo, Carolina Luna, Néstor Mendoza, y Ana Uro, quienes participaban de la marcha.

Desde el colectivo HIJOS advirtieron que tanto Arroyo como Uro son testigos con protección en causas por delitos de lesa humanidad que tramita la Justicia federal en la provincia de Jujuy.

Además, por razones de salud, fueron liberados otras dos personas y se esperaba que otras dos más recuperen su libertad antes de la medianoche, según confirmó a Télam la abogada Mariana Vargas.

Las autoridades de las unidades penales 3 y 5 del barrio Alto Comedero informaron que se encontraban privados de su libertad un total de 45 hombres, 18 mujeres y 5 menores de edad, apresados durante las manifestaciones de este martes.

Entre ellos, Claudia Ayarde, Ana Arroyo, Cintia Díaz, Analía Vilca, Sara Pérez, Juan José Flores, Mayra Vilca, Carolina Luna, Enzo Cruz, Agustina Gasparovic, Elsa Ochoa, Noemí Torres, e Irma Ramos.

Además de Malena Tolay, Karen Tolay, Any Romero, Brian Torres, Georgina Valero, Marcela Díaz, Inés Quispe, Ayelen Ruiz, Cecilia Cano, Andrea Martínez, Luis Pietro, Cintia Díaz y otros.

La mayoría fue trasladada a las unidades penales 3 y 7 del barrio Alto Comedero, en el acceso sur a la capital jujeña, bajo las carátulas «atentado y resistencia a la autoridad», «daños de bienes de uso público» y «atentado y resistencia a la autoridad en grado de tentativa» por orden del fiscal Walter Rondón, precisaron a Télam abogados de derechos humanos.

Ante esta situación, los mismos asesores legales confirmaron la presentación de la ampliación de dos habeas corpus ante la justicia provincial a favor de las personas encarceladas con el objetivo de conseguir su libertad.

En relación a los heridos, el número superaba las 70 personas, entre ellos docentes, integrantes de organizaciones de derechos humanos, sindicales, sociales y policías provinciales.

«Tenemos unos 170 heridos por las manifestaciones y enfrentamientos, uno de los cuales es de gravedad», afirmó a Télam Pablo Jure, director del servicio de emergencias Same en Jujuy, quien agregó que las personas lastimadas eran atendidas en los hospitales Pablo Soria y San Roque, el Centro de Especialidades Norte y en el puesto médico del Same.

«Hay muchos heridos de balas de goma y por los piedrazos que arrojó la policía apuntando a la cabeza», indicó Fernando Acosta, integrante de ATE quien fue agredido con una cápsula de gas en la sien.

La Policía local no pudo contener a los activistas, algunos de los cuales entraron a las oficinas de la parte posterior de la Legislatura luego de avanzar contra las vallas de contención emplazadas en calles cercanas al recinto.

En ese mismo momento, los convencionales oficialistas junto a los del Frente Justicialistas a puertas cerradas dieron por aprobada y jurada la reforma parcial de la Constitución, la cual quedará en vigencia tras su publicación.

«Habiendo jurado la nueva Constitución de la provincia de Jujuy, los señores y señoras convencionales y presidentes de los tres poderes del Estado y habiendo sido aprobada la nueva Constitución de la provincia, la misma entra en vigencia partir de su publicación. Con esto damos por finalizada la tarea de la convención constituyente, damos por aprobada y jurada la nueva Constitución de Jujuy», expresó Morales.

En la sesión ordinaria, los convencionales constituyentes que responden a Morales aprobaron la marcha atrás en dos artículos vinculados a los pueblos originarios, como había prometido el gobernador, pero se mantuvo la prohibición de cortes de calles y rutas.

Los incidentes sucedían mientras docentes, pueblos indígenas, trabajadores estatales, organizaciones sociales y sindicales avanzaban por las calles de San Salvador de Jujuy con un «banderazo», portando banderas argentinas.

Las protestas en la provincia se replican con al menos 22 cortes de ruta en las localidades de La Quiaca, Abra Pampa, Humahuaca, Tilcara, Libertador San Martín, Susques, Caimancito, San Pedro, Fraile Pintado, y Purmamarca, donde el pasado sábado hubo represión contra comuneros indígenas.

Tras el brutal accionar policial de este martes, los gremios que componen la Intergremial de Jujuy, convocados frente a la Casa de Gobierno local, pidieron a Morales «el inmediato cese de la represión» y le exigieron que «actúe con conciencia ciudadana de respeto».

Además, avanzaron en anunciar un paro total de actividades para este miércoles y demandaron que la medida se extienda a nivel nacional.

Ante esta situación se suspendió el servicio de tránsito aéreo, debido a que «no pueden pasar los controladores por los cortes de ruta», al tiempo que los vuelos que debían llegar la provincia fueron desviados a otras provincias, indicó una fuente del aeropuerto jujeño.

Por otra parte, el Gobierno jujeño informó oficialmente que dispuso «otorgar asueto administrativo y escolar para la jornada de mañana, miércoles 21 de junio».

Así lo hizo saber el ministro de Gobierno y Justicia, Normando Álvarez García, quien explicó que la medida «fue adoptada en atención a los acontecimientos recientes que son de público conocimiento».

El dirigente del sindicato de trabajadores municipales Seom Santiago Seillant llamó a dirigentes de gremios y de partidos políticos, a organismos de derechos humanos y a funcionarios del Gobierno nacional a «que vengan a Jujuy porque está siendo un laboratorio de represión para llevar como modelo a nivel nacional», expresó, y advirtió que seguirán resistiendo en las calles.

Télam


Centrales sindicales y organizaciones sociales marchan a la Casa de Jujuy

Las manifestaciones de repudio a la represión desatada por el gobierno de Gerardo Morales en Jujuy tendrán una nueva expresión este miércoles en la Ciudad de Buenos Aires. Después de las movilizaciones del martes, y ante la crítica situación en la provincia norteña, la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma, la Corriente Federal de Trabajadores, el Frente Sindical, la UTEP y la CCC resolvieron adelantar la marcha que estaba prevista para el jueves y movilizar este miércoles a la Casa de Jujuy en CABA, «en apoyo a todo el pueblo jujeño».

Las centrales sindicales y las organizaciones sociales repudiaron la represión indiscriminada y exigieron la libertad de todos los detenidos, también se pronunciaron contra la reforma constitucional impulsada por el radical Morales. Además, exigieron que el gobierno nacional «tome cartas en el asunto ante la extrema gravedad que representa el caos social generado por el brutal accionar de las fuerzas represivas de Morales en Jujuy».

La protesta está convocada desde las 13 en el Obelisco, para marchar hacia la Casa de Jujuy, en Av. Santa Fe 967, donde se realizará un acto.

«Absoluto repudio»

La Confederación General del Trabajo (CGT) expresó «su absoluto repudio» a la «represión y violencia policial» en Jujuy que «ha derivado en un severo conflicto social, afectando a toda la comunidad en su conjunto». Además, el consejo directivo de la central sindical apoyó a la CGT Regional Jujuy y su decisión de realizar un paro de 48 horas miércoles y jueves.

Las acciones represivas en Jujuy, afirmó la central sindical, son ejercidas «sobre una población que viene manifestando su disconformidad sobre cuestiones fundamentales, que van desde justos reclamos de recomposición salarial hasta el rechazo enérgico sobre reformas regresivas que no respetan derechos consagrados en nuestra Constitución nacional ni en los tratados internacionales a los que nuestro país suscribe».

La conducción de la CGT tiene previsto ofrecer una conferencia de prensa en la sede de Azopardo 802 este miércoles.

Página 12


Repudio internacional: La CIDH condena la represión en Jujuy

Detenciones masivas, arrestos a menores de edad, uso excesivo de la fuerza frente a «cortes de rutas no violentos» y exclusión de comunidades originarias: esos son los principales motivos que argumenta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra la represión en Jujuy en un comunicado publicado este martes. Pese a las movilizaciones, el Gerardo Morales reformó la Constitución provincial y profundizó la represión.

«La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) observa con preocupación las acciones que se llevan a cabo para disolver a las protestas en la provincia de Jujuy en Argentina, una de las provincias con mayor población indígena auto reconocida», inicia el comunicado, que llama a «respetar el derecho a la libertad de expresión, los estándares interamericanos del uso de la fuerza, y a llevar a cabo un proceso de diálogo efectivo, inclusivo e intercultural, en que se respete los derechos sindicales y de los pueblos originarios».

El organismo internacional denuncia que «fuerzas de seguridad locales habrían utilizado del uso excesivo de la fuerza, gases lacrimógenos y balas de goma, para disolver cortes de rutas no violentos y que respetaban el derecho de paso en autopistas federales. De acuerdo a lo indicado por el Estado, la situación continúa en desarrollo. Al respecto, la CIDH expresa preocupación ante una posible escala de la respuesta de las fuerzas de seguridad provincial en el contexto de las manifestaciones».

Apuntando que el origen de las protestas es las «reformas al sistema electoral local, así como la criminalización total de los cortes de ruta» sin «la participación efectiva y significativa de los pueblos indígenas en las decisiones que afectan sus derechos, territorios y recursos naturales».

En ese sentido, solicitaron «asegurar que los agentes de la fuerza pública mantengan información que permita identificar la cadena y ejecución de órdenes» y reiteraron que los cortes de ruta «son modalidades legítimas y protegidas por el derecho a la protesta». Es necesario que se tolere que las manifestaciones puedan generar cierto nivel de perturbación de la vida cotidiana.

Finalmente, la CIDH «insta a Argentina a establecer procesos de diálogo transparentes y voluntarios, que incluyan a las autoridades tradicionales locales, con el fin de abordar las demandas de los pueblos indígenas. En particular, hace un llamado a las autoridades locales de la Provincia de Jujuy a dialogar de manera amplia y constructiva con los gremios docentes y sindicatos movilizados en torno a las protestas relacionadas con reclamos salariales docentes y con la reforma constitucional provincial».

Ámbito Financiero


Morales se cruzó con Alberto Fernández y Cristina por la violencia en Jujuy: “Hágase cargo y pare con la locura represiva”

En medio de los violentos enfrentamientos originados este martes antes del mediodía en Jujuy entre la policía y manifestantes que se oponen a la reforma de la Constitución provincial, el gobernador Gerardo Morales apuntó contra el Presidente y la vicepresidenta: “Hago responsables a Alberto Fernández y Cristina Kirchner por la extrema violencia”. El mandatario le respondió con el mismo tenor: “Usted es el único responsable”.

Desde su cuenta de Twitter, y tras la aprobación y jura en tiempo récord de la reforma parcial de la Carta Magna de Jujuy, Morales expresó: “Hago responsable al presidente @alferdez y a la vicepresidenta @CFKArgentina de la extrema violencia que se está viviendo en la provincia de Jujuy”.

Además, el mandatario radical convocó a sumar apoyos: “Los violentos no nos van a torcer el brazo. A 40 años de democracia, repudio y llamo a todos los argentinos a repudiar lo que está haciendo el kirchnerismo y el Frente de Izquierda en Jujuy”.

A los minutos, Fernández, desde esa misma red social, le contestó a Morales: “Usted es el único responsable de haber llevado a nuestra querida provincia de Jujuy a esta situación límite tratando de imponer una reforma constitucional que no respeta la Constitución Nacional”.

Así, el Presidente tomó el guante luego de encabezar un acto de jura a la bandera por parte de alumnos del ciclo primario en la residencia presidencial de Olivos, al conmemorarse el Día de la Bandera, en homenaje a su creador, Manuel Belgrano, quien falleció el 20 de junio de 1820.

Luego destacó que la aprobada es “una reforma que desatiende acuerdos internacionales, no escucha a los pueblos originarios y niega el derecho a la protesta. El Gobierno nacional respeta el federalismo y los resultados electorales locales, pero debe garantizar la convivencia y el respeto a los derechos humanos”.

Para terminar, le hizo un pedido a Morales: “Por eso, exigimos al Gobierno de Jujuy el cese inmediato de la represión. Asimismo, también exigimos al Gobierno de Jujuy que convoque a todos los actores sociales jujeños a encontrar caminos de diálogo para superar la controversia que ha creado”.

Una hora después, Cristina Kirchner sumó desde sus redes sociales: “Hágase cargo Gobernador Morales y pare con la locura represiva que su propio accionar ha desatado. Lo que está sucediendo en la Provincia de Jujuy es absoluta responsabilidad suya y usted lo sabe. Pareciera que la represión salvaje está en su ADN. Usted fue un alto funcionario del Gobierno de la primera Alianza que en el año 2001 declaró el Estado de Sitio y fue responsable del asesinato de 38 argentinos. Y por favor Morales no mienta más… que hasta James Cameron se dio cuenta”.

Por su parte, el diputado nacional por Córdoba y presidente del Bloque de la UCR, Mario Negri, coincidió con Morales. “La nueva Constitución de Jujuy fue aprobada por el pueblo en las urnas. Una vez más, los violentos de siempre, fogoneados por el kirchnerismo, intentan romper las instituciones a piedrazos. Mi apoyo al pueblo jujeño, al gobernador @GerardoMorales y los que apuestan por la paz”, destacó.

Luego, comparó la situación que vive Morales en la provincia con lo ocurrido el 18 de diciembre de 2017 cuando Juntos por el Cambio era gobierno y se votaba la reforma previsional en el Congreso Nacional. Ese día un grupo de manifestantes marchó al Congreso, derribó unas vallas y tiró piedras y botellazos contra el cordón policial.

“En 2017 soportamos 14 toneladas en el Congreso. Lo de hoy en Jujuy es una postal que anticipa lo que hará el kirchnerismo a partir de diciembre, cuando intenten bloquear con violencia las reformas profundas que necesita la Argentina. Pero sepan que no podrán detener el cambio”, expresó Negri.

El jefe de gobierno porteño y precandidato a presidente, Horacio Rodríguez Larreta, también apuntó contra el kirchnerismo y sumó su apoyo a Morales. “Lo que está pasando en Jujuy es la muestra de lo que es capaz el kirchnerismo resistiéndose al cambio. De la mano de Milagro Sala salieron a romper toda la Legislatura Provincial donde se estaba aprobando una reforma constitucional decidida por la gente a través de sus representantes”, expresó desde su cuenta de Twitter.

“Este tipo de violencia antidemocrática nos la vamos a encontrar a partir del 10 de diciembre cuando empecemos a transformar la vida de los argentinos para siempre, y vamos a bancar igual que como lo está haciendo @GerardoMorales con la Constitución y la ley como banderas, no vamos a dejar que 𝗻𝗮𝗱𝗶𝗲 se quiera llevar puesto el cambio que vamos a decidir los argentinos. Todo mi apoyo a Gerardo y a todos los jujeños de bien que quieren vivir mejor”,escribió.

Patricia Bullrich también se sumó a los repudios por la violencia desatada en la manifestación contra las reformas de la Constitución provincial. “Ninguna provocación del kirchnerismo podrá desviarnos del camino correcto. No se puede ceder ante la violencia: impondremos la firmeza de la ley y el orden. Estamos junto al gobernador de Jujuy y todo el pueblo jujeño”, escribió.

El diputado de Avanza Libertad, José Luis Espert, quien la semana pasada formalizó su ingreso a Juntos por el Cambio, también dio su apoyo a Morales y habló de “incitadores profesionales”.

“Lo que pasa ahora en Jujuy es la antesala golpista y antidemocrática del kirchnerismo frente a lo que puede ocurrir a partir del 10 de diciembre si pierden las elecciones. Toda mi solidaridad con el gobernador @GerardoMorales. Repudio total a estos incitadores profesionales”.

Por su parte, miembros del Frente de Izquierda que se encuentran en la manifestación que se iba a realizar desde temprano en las inmediaciones de la Legislatura de Jujuy, también expresaron su malestar por los enfrentamientos, pidieron la liberación de los detenidos e incluso le contestaron tanto a Morales como a Alberto Fernández.

“Los que se oponen a su reforma antiderechos son las comunidades oroginarias, las y los trabajadores, es la gran mayoría del pueblo jujeño. No distraiga”, escribió desde las redes sociales la precandidata presidencial del FIT, Myriam Bregman, presente en la manifestación, y apuntó contra Fernández al contestar que su espacio político votó la constitución que cuestiona: “El PJ se la votó, señor presidente”.

El diputado por el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, también presente en Jujuy, sumó: “La reforma constitucional la votó la UCR y el PJ que usted preside. Mientras aprueban juntos la reforma reaccionaria, la policía nos reprime salvajemente”.

La Nación

Más notas sobre el tema