Chile | El Presidente Boric dio inició a la segunda Cuenta Pública 2023 de su gobierno priorizando el desarrollo sostenible y orden fiscal

1.789

Énfasis en seguridad, nuevo impulso a reformas y autocrítica a la Convención marcan la segunda Cuenta Pública de Boric

Pasadas las 11.00 horas de este jueves, el Presidente Gabriel Boric dio inició a la segunda Cuenta Pública de su gobierno. En un discurso de más de tres horas -el más extenso desde el retorno a la democracia, superando a Patricio Aylwin -, el Mandatario dio cuenta ante el Congreso de los principales logros de su administración, junto a entregar anuncios en seguridad, salud, migración, protección de la niñez y desarrollo sostenible.

En su alocución -marcada por un tono conciliador pero firme-, el Presidente confirmó que la hoja de ruta para la próxima etapa de su gestión se concentrará principalmente en tres ejes: seguridad pública, desarrollo sostenible y derechos sociales.

El Mandatario adelantó también que el gobierno insistirá con la reforma tributaria en el Senado, que será ingresada a fines de julio, luego de que fuera rechazada en su idea de legislar por la Cámara de Diputados a principios de marzo de este año

Foto: Diego Martin / Agencia Uno.

“Hemos presentado un horizonte, sabemos las deudas que debemos saldar, y estamos abiertos a construir una hoja de ruta común para lograrlo. Lo que corresponde ahora es saber si este congreso comparte o no estas prioridades. Si es así, confío en que seremos capaces de encontrar las herramientas para construir un nuevo pacto fiscal”, emplazó Boric.

El jefe de Estado, además, anunció que se avanzará en un Plan Integral para el Bienestar de Niños, Niñas y Adolescentes con énfasis en los territorios más vulnerables, que contemplará cerca de 20 iniciativas. Además, adelantó que este mes el Ejecutivo presentará una Política Nacional de Migraciones, que se centrará en dos enfoques: mejorar la presencia del Estado en las fronteras y la gestión administrativa de la población extranjera en territorio nacional.

“Finalmente, ingresaremos un proyecto de ley en materia migratoria que busca resolver asuntos tan relevantes como la sanción al transporte irregular de personas, el aumento de causales de no ingreso y expulsión administrativa por reiteración de faltas graves”, aseguró el Presidente.

El Presidente también comprometió avances en salud, pensiones, educación, cultura, economía, política de cuidados, pueblos indígenas, medioambiente, derechos humanos y memoria. En salud, por ejemplo, uno de los compromisos adquiridos por Boric fue “reducir las listas de espera en un 40% al finalizar mi mandato y esto en números para que tengamos perspectiva es bajar de 330 a 200 días, una meta ambiciosa pero sé que lo lograremos”.

Respecto a seguridad, el Mandatario destacó las medidas contempladas en el fast track consensuado con el Legislativo y reafirmó su compromiso a sacar adelante esa agenda. A reglón seguido, detalló cifras que evidencian el aumento del presupuesto de instituciones dedicadas a la seguridad, el incremento del ingreso a la Escuela de suboficiales de Carabineros, la construcción de 87 obras de infraestructura para complejos fronterizos y para las policías y la disminución de delitos de alta connotación social.

“He instruido a la Subsecretaría de Desarrollo Regional que transfiera recursos a los municipios para demoler todos los memoriales narco donde quiera que aparezcan. En el caso de los funerales, en donde las bandas atemorizan y paralizan a las comunidades, presentaremos un proyecto de ley para restringir estas prácticas, limitando los días de velorio y el recorrido de los cortejos entre otras medidas”, anunció.

En cuanto a política carcelaria, Boric anunció que durante su administración se aumentará en un 12% la capacidad actual del sistema penitenciario, habilitando 4.796 plazas para el año 2026, a través de la creación de nuevos recintos o ampliando la capacidad de establecimientos penales ya existentes.

“Los delitos no sólo se cometen en las calles y hogares. También se planifican y se lideran desde las cárceles, algo con lo que vamos a terminar”, precisó.

En la misma línea, confirmó que se implementará un sistema que utilizará inteligencia artificial y que se iniciará en la Región Metropolitana. “Vamos a continuar reforzando la acción en el territorio. Instalaremos en Chile el primer sistema de televigilancia que use inteligencia artificial y que se acompañe con un servicio de atención de emergencias que integre a todos los servicios que las atienden en una misma plataforma coordinada”, reafirmó el Mandatario.

Foto: Pablo Ovalle Isasmendi / Agencia Uno.

En el transcurso de la ceremonia, Boric realizó varios gestos a la expresidenta Michelle Bachelet, a quien agradeció -por ejemplo- la creación del Ministerio de la Mujer. Fue, además, la única de las asistentes a quien saludó camino a la testera.

La reforma a las pensiones debe ver la luz. Se lo debemos al pueblo de Chile. Este es el momento de hacerlo, estimados congresistas. O avanzamos por el camino del diálogo social y los acuerdos, dando respuestas concretas a las urgencias de nuestros conciudadanos, o nos arriesgamos a cíclicas indignaciones e inestabilidad. Todos, y repito, todos, tendremos que ceder, aceptar fórmulas híbridas, acuerdos subóptimos, y no descansar ni levantarse de la mesa hasta encontrar un acuerdo”, fue el llamado con el que Boric cerró su discurso.

El contenido del mensaje presidencial estuvo en línea con los esfuerzos del gobierno por remarcar los logros y avances del Ejecutivo, para así comenzar a construir el “legado” de la administración Boric. En ese sentido, entre las principales hitos que destacó el jefe de Estado estuvieron el proyecto que rebaja a 40 horas la jornada laboral, la aprobación del aumento del salario mínimo a 500 mil pesos para 2024, el avance del royalty minero, Plan Calles sin Violencia, la ley de Copago Cero en salud, entre otras.

“Materializamos el Copago Cero que consagra la gratuidad en la salud en el sistema público y que ya ha beneficiado a más de 658 mil personas. A la vez hemos reducido significativamente las listas de espera respecto de cómo las recibimos producto de la pandemia. En esto por supuesto no le atribuyo responsabilidad al gobierno anterior, no hay que ser injusto respecto a estos temas”, resaltó Boric.

“Aumentamos, en acuerdo con la CUT, el sueldo mínimo a 500 mil pesos. Y llegando a un acuerdo importantísimo e inédito también con la mayoría de las organizaciones de pymes de establecer un subsidio en apoyo a éstas, para que nadie se quede atrás”, fueron algunas de las medidas que destacó el Mandatario.

Uno de los objetivos del Ejecutivo era marcar un punto de inflexión tras los desastrosos resultados electorales del 7 de mayo, en un contexto en que el Frente Amplio ha buscado incidir en los anuncios del discurso, presionando por medidas como la condonación del Crédito con Aval del Estado.

En ese sentido, en su discurso el Mandatario supeditó al avance respecto al CAE y al pago de la deuda histórica con los profesores a la aprobación de la reforma tributaria en el Congreso. Sobre este último punto, Boric comprometió un proyecto de ley para reparar la deuda en caso de que la propuesta en materia de impuestos se convierta en ley. En la previa, el Colegio de Profesores había entregado una “especie de ultimátum” a Boric, asegurando que iniciarían una paralización de actividades en caso de que no se anunciaran medidas relativas a la deuda histórica.

“El año pasado me comprometí a ingresar un proyecto de ley una vez aprobada la reforma tributaria y mi compromiso sigue en pie”, fue la escueta alusión del Presidente Boric sobre ese punto.

En la antesala del discurso presidencial, una revisión realizada por La Tercera arrojó que el gobierno cumplió menos de la mitad de los compromisos legislativos que adquirió en su anterior cuenta pública. En ese sentido, la revisión destaca que el Mandatario comprometió más de un centenar de medidas en su alocución de junio de 2022. Entre esos, había 37 iniciativas que correspondían a acciones legislativas, de las cuales sólo 18 se cumplieron cabalmente.

Foto: Diego Martin / Agencia Uno.

Al inicio de su discurso en el marco de su segunda cuenta pública, el Presidente Gabriel Boric aprovechó de hacerse cargo del fallido proceso de la Convención Constitucional y abordó los intentos que ha asumido el país para escribir una nueva Constitución.

“Elegimos para ello una Convención Constitucional que, lamentablemente, no hizo suya la necesidad de encuentro, unidad y entendimiento que esperaban las chilenas y chilenos, generando un clima de intolerancias recíprocas y enfrentamientos que terminaron en el rechazo a la propuesta que de ella emanó”, afirmó el Mandatario.

Luego, Boric continuó con su reflexión: “Visto en retrospectiva, debimos haber sido más firmes ante las señales de alerta, promovido y exigido mayor diálogo y consenso transversal tanto dentro de la Convención, como respecto de ella con la sociedad”.

Posteriormente, el jefe de Estado valoró el anteproyecto que entregará la Comisión Experta a los consejeros constitucionales, quienes comenzarán sus funciones el próximo 7 de junio. “Es así que constituimos nuevas instancias y elegimos con alta participación al Consejo Constitucional, el cual tendrá ante si un borrador que ha sido aprobado por la unanimidad de los expertos designados para aquello en un encomiable esfuerzo, reconocido transversalmente, por poner de acuerdo diferentes visiones del que debemos aprender”, afirmó el Mandatario.

Si discurso continuó haciendo haciendo un llamado al trabajo que harán, a partir del próximo miércoles, los 51 consejeros constitucionales: “Queda sin lugar a dudas mucho debate y una nueva propuesta que será plebiscitado en diciembre próximo, pero tengo confianza que se buscará lograr un texto que pueda ser abrazado como suyo por una amplia mayoría de las chilenas y chilenos, de tal modo que podamos cerrar esta página y disponer de una certidumbre básica para desarrollar nuestras vidas y relaciones en sociedad”.

Luego cerró el tema destacando qué debería tener la propuesta de nueva Constitución: “Hemos escuchado el mensaje fuerte y claro de la ciudadanía en el plebiscito del 4 de septiembre. No queremos como sociedad una Constitución partisana, sino una Constitución incluyente que acoja el libre juego democrático, que promueva los acuerdos, que fortalezca nuestras instituciones y acelere las decisiones para no seguir postergando reformas que para la ciudadanía son urgentes”.

La Tercera


Presidente defiende agenda social, Reforma Tributaria y rechaza el “porfiado negacionismo” en DDHH

En la Cuenta Pública más extensa desde el retorno a la democracia, ya que superó los 190 minutos de Patricio Aylwin, el Presidente Gabriel Boric hizo un repaso a su segundo año en La Moneda. Se refirió a la agenda económica, a la seguridad y violencia, a la crisis en la frontera y a los anuncios que espera llevar a cabo en los próximos años, los que podrán ser financiados con una reforma tributaria que el Mandatario defendió en reiteradas ocasiones durante su discurso y que dijo que insistirán en ella en el Senado, en el mes de julio. Además, habló de la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado y el negacionismo.

Con alta expectación, el Presidente Gabriel Boric comenzó a realizar su discurso de la Cuenta Pública, la segunda de su mandato. Y mucha agua ha pasado bajo el puente, ya que durante el transcurso de estos 365 días ha ocurrido de todo: plebiscito, reforma tributaria, entre otros. Ya lejos queda su primera rendición, en la que se mostró como un gobierno con un programa transformador. Hoy la situación es otra e hizo énfasis en tres puntos: la agenda social, la necesidad de una reforma tributaria y rechazó el negacionismo en Derechos Humanos.

Además, se convirtió en la ceremonia de Cuenta Pública más extensa desde el retorno a la democracia, ya que superó los 190 minutos de Patricio Aylwin. En total, duró 3 horas con 36 minutos aproximados.

Al comienzo de su discurso, el Mandatario destacó a distintos habitantes de a lo largo de Chile, para ejemplificar cómo recibió el país el año pasado, mencionando la pandemia, el estallido social y, más reciente, la guerra entre Rusia y Ucrania. También destacó el proceso constituyente “que fue abrumadoramente aprobado en el plebiscito de entrada” pero que la Convención Constitucional no logró capturar el apoyo. “Debimos ser más firme ante las señales de alerta, tanto dentro de la Convención, como con ella con la sociedad”, añadió.

El Presidente Boric recalcó que lo que dijo no es para eludir responsabilidad. “Seguimos profundamente comprometidos a avanzar a un país que ofrezca más libertades, que ofrezca crecimiento y distribuya de manera justa las riquezas que genera”, dijo. Posteriormente, y aludiendo indirectamente a la polémica de Augusto Pinochet, dijo que se tiene que crear un país “que no relativice los crímenes del pasado”.

“Por ello, no tengo complejos en declarar aquí ante ustedes que, al ver la situación de discordia en que estaban nuestras relaciones sociales, nuestra seguridad y nuestro aparato estatal, hemos reordenado nuestras prioridades y lo seguiremos haciendo. Las urgencias del pueblo son también las urgencias del gobierno”, agregó.

“No podemos, por cierto, darnos por satisfechos, pero las tendencias disolventes al menos se han comenzado a revertir. Estamos mejor parados, como país, como democracia. Esto no es resultado únicamente del gobierno que presido; es el resultado del trabajo de los diversos poderes del Estado, del conjunto de las fuerzas políticas, de la sociedad civil, de los trabajadores, emprendedores y empresarios, y en especial de la extraordinaria resiliencia que han mostrado las y los chilenos y sus familias. Pero hay algo fundamental que nos falta recuperar que es la esperanza y la confianza en nosotros mismos”, señaló.

Estabilidad económica y seguridad

Como primer punto a destacar, el Mandatario indicó que han “evitado la crisis económica que muchos anunciaban, y la economía se recupera con un admirable equilibrio fiscal y una inversión extranjera que el año 2022 fue más alta que los últimos 9 años. Nuevamente: nosotros como gobierno hemos hecho nuestra tarea en materia de gasto y de apoyo a la inversión y a los proyectos, pero este resultado es el producto del esfuerzo de trabajadores y empresarios y de la conducción del equipo económico del gobierno. Tenemos una economía resiliente, y la vamos a cuidar”.

En seguridad, “hemos hecho del combate a la delincuencia nuestra primera prioridad, destinando más recursos para las policías, creandola Política Nacional contra el Crimen Organizado y el Plan Calles sin Violencia, que ya avanza en la disminución de delitos, desarticulación de bandas, y decomiso de droga y armas”.

Sobre la violencia en el sur, afirmó que han “mostrado una disminución sustantiva en el último año gracias a las inversiones y diálogos promovidos por el plan Buen Vivir, al apoyo a las policías y a la valiosa colaboración de las Fuerzas Armadas. Las cifras han sido expuestas por todas las instituciones del Estado para quien quiera verlas. Por acción de la fiscalía y el ministerio del Interior, están presos los cabecillas de la CAM y las policías han desmantelado muchas de las bandas dedicadas al robo de madera y a la realización de ataques violentos. Sin embargo, debemos reconocer que en los últimos tres meses hemos vivido un recrudecimiento de la violencia y actos terroristas con víctimas inocentes que a todos indignan. Esto nos obliga a actualizar nuestras estrategias de persecución del delito en la zona”.

Y en la frontera norte, han “avanzado en retomar el control de las fronteras en el norte, que venía siendo perforada desde mucho antes que asumiéramos el gobierno. Estamos claros: sin fronteras seguras no hay Estado, y las nuestras en el norte habían colapsado gravemente. Para esta misión hemos requerido la colaboración a las FF.AA. que han tenido una respuesta ejemplar y a quienes felicito por su labor”.

“Quizás algunos de ustedes no estén de acuerdo con este balance y prefieran observar la parte vacía del vaso, no la llena. Lo entiendo. Sólo les pido que comprendan que nuestro país pasa por un momento en que necesitamos más lucidez, no más rabia; más inteligencia, no más encono; más colaboración y menos confrontación”, dijo.

“Se dice que hay poca gestión, pero salgamos de los eslóganes y vamos a los hechos”, dijo, destacando el Copago Cero, el pago de la pensión de alimentos, la aprobación de las 40 horas, el aumento del sueldo mínimo en 500 mil pesos, la Ley TEA, el royalty minero, entre otros.

“A algunos quizás pueda parecerles insuficiente, pero desde mi posición como Presidente, la que me ha dado la oportunidad de conocer las dificultades que tiene producir inflexiones y cambios en democracia, quiero, sin desconocer que queda muchísimo por hacer, expresar mi orgullo por lo que hemos alcanzado en este primer año”, destacó.

Los tres pilares

En su discurso, el Presidente Boric mencionó los tres ejes de los que centrará su Gobierno en los próximos meses: derechos sociales; seguridad pública y el desarrollo sostenible.

En los derechos sociales, se tocaron la agenda laboral, las pensiones, la salud -entre ellos las isapres-, la educación. entre otros. En la agenda laboral, anunció un proyecto de ley para flexibilizar de manera transitoria los requisitos de acceso al Seguro de Cesantía, se avanzará en dos cuerpos legales para disminuir las brechas salariales entre hombres y mujeres, y el de conciliación de trabajo, vida personal y familiar.

En pensiones, el Mandatario pidió acelerar reforma de pensiones “tras más de 15 años de incapacidad para lograr acuerdos”.

En el área de la salud, el Presidente se comprometió a reducir en un 40% los tiempos de espera al finalizar su gobierno, y habilitarán al menos 15 centros de salud mental y dejarán otros 23 en desarrollo.

En educación, tiene tres metas: alcanzar el promedio de asistencia previo a la pandemia y elevar la tasa de revinculación anual a un 45% de los estudiantes desvinculados, pretenden avanzar hasta los $155 millones en mejoras para escuelas y colegios, especialmente en sectores rurales; y reafirmó su compromiso de presentar una iniciativa que elimine el Crédito con Aval del Estado (CAE) y establecer un nuevo sistema de financiamiento educacional, además de reparar la deuda histórica de los profesores. Todo esto último condicionado a la aprobación de la reforma tributaria.

En tres áreas similares, Niñez, Mujer y Adultez, el Mandatario también realizó anuncios: se comprometió a que las Oficinas Locales de la Niñez estarán funcionando en todas las municipalidades de Chile de aquí a 2025; la implementación de un Plan Integral para el Bienestar de Niños, Niñas y Adolescentes, con énfasis en los territorios más vulnerables; un proyecto que crea una red integrada de servicios e instituciones para el cuidado de adultos mayores; fondos para dos nuevos centros de atención para mujeres víctimas de violencia sexual en Coquimbo y Alto Hospicio; y cuatro nuevas casas de acogida en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Biobío y La Araucanía.

En Migración, anunció una Política Nacional de Migraciones del país, la que se basará en dos aspectos: uno interno (gestión administrativa y documentación de la población extranjera en territorio nacional) y uno de gestión de fronteras (regulación y orden de flujos migratorios). Además, ingresarán una iniciativa que buscará resolver asuntos como la sanción al transporte irregular de personas, el aumento de causales de no ingreso y expulsión administrativa por reiteración de falsas graves.

En el área de Transporte, recalcó la importancia del Plan Trenes para Chile, asumiendo el compromiso de sumar tres nuevos servicios de trenes entre las regiones del Maule y Los Lagos, que conectarán las locales del interior con sus capitales regionales. Además, indicó que incorporarán al transporte regulado al Gran Concepción, Temuco-Padre las Casas y las áreas rurales de la región Metropolitana (Talagante, Melipilla y Peñaflor). Por otra parte, proyectó implementar un nuevo sistema de transporte público en todo el Gran Valparaíso.

En Cultura y Ciencia, pidió que el Estatuto del Trabajador Cultural sea tramitado a la brevedad.

En el ámbito internacional, destacó los acuerdos internacionales del país y anunció que el país será co-anfitrión de la Primera Cumbre Latinoamericana.

La seguridad

La arista seguridad fue parte central de su Cuenta Pública, dándole especial énfasis. “Chile entero está conmovido por el grado de violencia que ha alcanzado la delincuencia en nuestro país. Este año hemos llorado juntos por Daniel Palma, por Rita Olivares, por Alex Salazar, por Daniel Valdés, por Claudio Villar, tres carabineros, un PDI y un funcionario de la DGAC que se han sumado a una lista ya demasiado larga de policías abatidos por la delincuencia. Creo representar a Chile entero cuando digo: los mártires de las policías son nuestros mártires”, dijo.

Antes de los anuncios, volvió a reiterar que la aprobación de la reforma tributaria es fundamental para comprometer mayores recursos en seguridad.

En los anuncios, ingresarán un proyecto para ampliar el llamado que permite convocar a carabineros recientemente retirados para que vuelvan al servicio activo, lo que permitirá reincorporar a 877 nuevos efectivos en distintas comunas.

Por otra parte, la próxima semana pondrán urgencia al proyecto que crea el Ministerio de Seguridad Pública, para separarlo de Interior

Asimismo, aseguró que durante su mandato que crearán el Sistema de Inteligencia del Estado, la Agencia de Ciberseguridad y el Servicio de Atención de Víctimas.

Para combatir el narcotráfico, comprometió los recursos para destruir cualquier memorial y un proyecto de ley que restringe los narco funerales. Además, pondrán en funcionamiento el primer sistema de televigilancia que use la inteligencia artificial, lo que irá acompañado de un servicio de atención de emergencias que integre a todos los servicios en una misma plataforma coordinada.

En materia de población penal, Boric afirmó que aumentarán en un 12% la capacidad actual. Para ello, se habilitarán 4.796 plazas de aquí al 2026; y que implementarán el proyecto que crea el Servicio Nacional de Reinserción Social Juvenil en 2024.

“Nuestra unidad es el arma más valiosa para enfrentar el crimen”, dijo Boric para cerrar esta materia.

Economía, inversión y energía

En esta materia, el Mandatario se comprometió a incrementar el Bono Invierno en junio, el que será del mismo monto en pesos en que se complementó el Bono Marzo.

Además, indicó que se eliminará la tarifa de invierno que rige para la energía eléctrica, lo que se hará “lo antes posible”.

Por otra parte, se comprometió una inversión de $50 mil millones para la creación de nuevos empleos a través de nuevos incentivos a la contratación.

En materia energética, Boric resaltó la Estrategia Nacional del Litio y aseguró que buscarán convertir a Chile en uno de los principales productores de hidrógeno verde en el mundo.

Además, sostuvo que este año se ingresará un proyecto para licitar sistemas de almacenamiento de energía eléctrica a gran escala, que comenzarán su operación a fines de 2026.

Los 50 años

Entre los hitos, el Presidente Boric recordó que el próximo 11 de septiembre conmemoramos medio siglo del golpe de Estado que quebró la democracia en nuestro país.

“Pienso que esta conmemoración nos debe ayudar a superar los tiempos de miedos y odios, los cuales llevan –como los chilenos lo sabemos bien–, a caminos de división, violencia y un porfiado negacionismo . Por esto aprovecho esta solemne ceremonia para pedir a los que estamos aquí reunidos, las y los representantes de la República en toda su diversidad, a que nos unamos como un solo cuerpo, como una sola alma, para evitar que el veneno de la falta de empatía y de la intolerancia se siga inoculando en nuestro cuerpo colectivo”, dijo.

“Compatriotas, hace un año señalé ante este Honorable Congreso Nacional que no claudicaremos en el deber moral que representa agotar todos los recursos necesarios para que los detenidos desaparecidos y ejecutados cuyos cuerpos aún no son encontrados, puedan descansar en paz. Anuncié entonces la puesta en marcha de un Plan Nacional de Búsqueda, que hoy lidera el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en conjunto con las agrupaciones de familiares de víctimas y que presentaremos en detalle en agosto de este año”, añadió.

“Sabemos que ha pasado mucho tiempo y, como dije en marzo en Pisagua, el éxito es un desafío, pero quiero reiterar hoy, aquí, que no claudicaremos en el deber moral que representa agotar los recursos necesarios para que los familiares de los detenidos desaparecidos y ejecutados que no se han encontrados conozcan la verdad de lo sucedido. Nada compensará el daño, pero como sociedad les debemos la oportunidad de despedir a sus familiares y aliviar un poco el dolor de tantos años. Durante demasiados años la búsqueda de las víctimas de desaparición forzada fue empujada casi exclusivamente por las familias, y hoy el Estado, en su conjunto, se hace cargo de esta tarea pendiente”, dijo.

Para eso, y para dar mayor fuerza al Plan Nacional de Búsqueda, anunció que van a modernizar y fortalecer el Servicio Médico Legal, con una inversión de 14 mil millones de pesos para 2024.

Insistir en la reforma tributaria

Durante todo el discurso, el Mandatario hizo hincapié en que la mayoría de los anuncios y mejoras para la ciudadanía, van de la mano con una reforma tributaria. Por eso, al final de su discurso, anunció que a fines de julio insistirán en el Senado su tramitación.

“Mi gobierno va a seguir avanzando en seguridades sociales para las personas, en seguridad económica, y en seguridad pública. Quiero invitarlos a ponernos de acuerdo. A que nos comprometamos con el país y acordemos cuáles son las urgencias de las cuáles nos haremos cargo en este período de gobierno. Hemos presentado un horizonte, sabemos las deudas que debemos saldar, y estamos abiertos a construir una hoja de ruta común para lograrlo. Lo que corresponde ahora es saber si este congreso comparte o no estas prioridades. Si es así, confío en que seremos capaces de encontrar las herramientas para construir un nuevo pacto fiscal”, dijo.

“Durante las próximas semanas tocaremos todas las puertas y tendremos todas las conversaciones que sean necesarias, con el mundo político, social, empresarial y laboral. Hecho esto, a fines de Julio mi gobierno insistirá en el Senado para que retomemos la tramitación legislativa de la reforma tributaria, de modo de conciliar las herramientas para financiar las prioridades acordadas. Esa es mi invitación”, agregó.

Las horas previas

La ceremonia comenzó a partir de las 11:00 de la mañana, pero las autoridades comenzaron a llegar horas antes. Se espera contar con cerca de 800 invitados, entre los que se encuentran parlamentarios, ministros, subsecretarios y la expresidenta Michelle Bachelet, quien ya llegó al Salón de Honor del Congreso.

Pasadas las 11:00 de la mañana, el Presidente Boric se bajó del tradicional Ford Galaxy e hizo ingreso al Congreso, siendo saludado en la puerta por distintas autoridades parlamentarias.

En el oficialismo, esperan que la Cuenta Pública sirva para informar a la ciudadanía los avances y logros que ha tenido el Ejecutivo durante su mandato, como la aprobación de las 40 horas o el aumento del sueldo mínimo; en seguridad, las positivas cifras que maneja, las que no ha logrado comunicar a la ciudadanía; entre otros anuncios.

La ministra vocera, Camila Vallejo, señaló en la antesala: “La discusión que estamos proponiendo respecto al pacto fiscal es que pensemos en las diversas prioridades, como el CAE”. Por su parte, el ministro de la Segpres, Álvaro Elizalde añadió que quieren destacar una “serie de avances que hemos tenido, en el contexto donde tenemos que enfrentar desafíos como país, que requieren la colaboración de todos”.

En la oposición, en tanto, apuntan sus críticas a la agenda de seguridad del Gobierno y a la desaceleración de la economía. “Espero que el Presidente Boric le hable a las mayorías, que no le hable a la izquierda más radical o su nicho electoral, que no sea cargada por la ideología”, anticipó a radio ADN el diputado Andrés Longton (RN).


El Mostrador

Más notas sobre el tema