Jefes de Estado de la Caricom se reunieron con la vicepresidenta de EEUU para hablar sobre Haití, comercio, seguridad, energía y cambio climático

1.327

Concluye Reunión CARICOM donde se abordaron temas sobre financiamientos, energía, Haití y la seguridad alimentaria

El presidente Luis Abinader concluyó esta noche su participación en la reunión con los miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM), donde se trataron temas sobre los accesos a financiamientos internacionales (Banco Mundial, FMI, BID), la seguridad alimentaria y energética, así como la crisis política y de inseguridad que vive Haití. 

El Gobierno de los Estados Unidos, representado por su vicepresidenta, Kamala Harris, saludó la oportunidad de continuar las discusiones con los miembros del CARICOM sobre temas claves después haber sido tratados en el Diálogo Estratégico CARICOM- EE. UU. 2023, con motivo del lanzamiento de la Asociación Estados Unidos-Caribe para abordar la crisis climática 2030 y la Cumbre de las Américas 2022. 

Además, el Gobierno de Estados Unidos dijo creer que un compromiso continuo a nivel alto fortalecerá las alianzas y promoverá la unidad hemisférica.

Reuniones previas 

Antes de participar en la reunión del CARICOM, el mandatario sostuvo una reunión con la diáspora dominicana quienes laboran como albañiles, carpinteros, empresarios, mecánicos, maestros constructores, estilistas de belleza y profesionales de distintas ramas que residen en Bahamas desde hace algunos años.

Al dirigirse a sus compatriotas, el jefe de Estado dijo que ellos llenan de orgullo al país y los exhortó a mantener un buen comportamiento, poner en alto nombre de República Dominicana  y no olvidarse de su tierra.

Destacó la necesidad de tener una representación formal, primero con un consulado y luego con una embajadade la República Dominicana, dada la cantidad de dominicanos residentes aquí y las importantes relaciones comerciales que pueden tener mayor volumen de intercambio.

En ese sentido manifestó que se trabajará para contar más y frecuentes vuelos entre los dos territorios para el transporte de pasajeros y carga y con ello aumentar el comercio bilateral.

“Ustedes se merecen esa representación y también las Bahamas dada la importancia estratégica y geográfica, por ello vamos a movernos los más rápido posible”, dijo el mandatario.

Anunció que buscará con el viceministro de Asuntos Consulares de la Cancillería la disminución del tiempo para que los criollos en este territorio reciban sus pasaportes.

Los dominicanos aprovecharon para solicitar la instalación aquí de una oficina de la Junta Central Electoral (JCE).

El presidente Abinader aprovechó para recordarles que el tema electoral no es asunto del Gobierno, sino del ente responsable de los comicios y que tiene que ser aprobado por todos los partidos políticos porque debe ser algo de consenso.

En el encuentro, los quisqueyanos resaltaron y valoraron que el presidente Abinader se reuniera con ellos para escucharlos y aprovecharon para fotografiarse junto al gobernante dominicano.

En el encuentro con la diáspora participaron el canciller Roberto Álvarez; el ministro de Hacienda, Jochi Vicente; la embajadora Angie Shakira Martínez, y el presidente de la Asociación de Dominicanos Residentes en Bahamas.

El mandatario dominicano viajó acompañado del canciller Álvarez y el ministro Vicente, además del general Jimmy Arias Grullón, jefe del Cuerpo de Seguridad Presidencial (CUSEP), así como sus asistentes Eilyn Beltrán y Mercedes Pichardo.

Presidencia


Statement on the Meeting between Heads of State and Government of the Caribbean and the US Vice President Kamala Harris, Nassau, The Bahamas, 8 June 2023

Heads of Government welcomed the meeting between Heads of State and Government of the Caribbean and the Vice President of the United States. They noted that it presented a useful platform for productive discussions and was indicative of a longstanding relationship characterized by collaboration on many issues of mutual importance, including trade and investment, security, health, energy, disaster management and climate change.

Leaders noted the progress of the work of the High-Level Committee on Food Security between the USA, CARICOM and the Dominican Republic resulting from the Summit of the Americas process. They reaffirmed that the matter of food security must continue to be given priority as part of the enhanced Caribbean-US engagement. They emphasized that, to this end, commitments already made must be implemented, and that the two sides should examine additional ways to address this challenge, which affects the Region and the global community.

Leaders welcomed the announcement of increased resources to respond to trafficking of firearms and gun crimes. However, they underscored their grave concern at the continued increase in the illegal exportation of guns from the United States of America, which contributes significantly to crime and violence in the Region, causing death and disabilities, and compromising safety and democracy.

They called on the United States to support efforts to manage porous borders and share intelligence to combat the increasing destabilization due to firearm proliferation and related crimes in the Region.

With respect to the situation in Haiti, leaders underscored that social and economic development is critical to the country’s future stability. They outlined ongoing CARICOM Good Offices Initiatives, including appointment of an Eminent Persons Group (EPG) to broker discussions with Haitian stakeholders scheduled to formally start with meetings in Jamaica from 11-13 June 2023.

The Caribbean leaders stressed the importance of reform of the global financial system to mobilise short-term liquidity for crisis response and long-term funding for sustainable development, as proposed under the Bridgetown Initiative. They acknowledged the progress made to include Climate Disaster Clauses and noted that support is needed to finance Global Public Goods that address mitigating their vulnerability.

Leaders recognised that to address the challenge of energy security, there must be a balanced approach to develop the region’s hydrocarbon resources and to maximize renewable energy potential. They agreed that the Caribbean-US engagement must continue to examine areas for deepened collaboration where opportunities exist.

In the context of the bilateral relationship with the United States, CARICOM Heads of Government urged for the removal of sanctions on Venezuela to allow countries in the Region to benefit from the PetroCaribe initiative and for progress on the exploitation of cross-border natural gas fields between Trinidad and Tobago and Venezuela. The leaders also reiterated CARICOM’s consistent call for the removal of sanctions against Cuba.

Both the Heads of State and Government of the Caribbean and the US acknowledged that the Meeting ventilated issues critical to the current and future prosperity and security of the Region and committed to ongoing dialogue and concerted action towards mutual benefit.

Caricom


El 8 de junio en Nassau, Bahamas, la Vicepresidenta Kamala Harris anunció más de $100 millones de dólares, incluidos $98 millones de dólares en nuevos fondos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), para abordar el clima, la energía, la seguridad alimentaria y la asistencia humanitaria en el Caribe. Durante su viaje, la Vicepresidenta coorganizó la Reunión de Líderes de los Estados Unidos y el Caribe, junto con el Primer Ministro Philip Davis de las Bahamas, actual presidente de la Comunidad del Caribe, aprovechando su reunión con los líderes del Caribe en junio de 2022 en la Cumbre de las Américas en Los Ángeles.

Transición a la Energía Renovable y Abordaje de los Impactos del Cambio Climático en el Caribe

Para apoyar la transición de la región a la energía renovable y aumentar la eficiencia energética, trabajando con el Congreso y sujeto a la disponibilidad de fondos, USAID tiene la intención de proporcionar $20 millones de dólares en financiamiento a empresas con asistencia financiera y técnica, y servicios de desarrollo empresarial a través del Programa de Inversión Climática del Caribe. Esta programación también apoyará el establecimiento de la Corporación de Inversiones Verde-Azul en asociación con el Gobierno de Barbados, el Fondo Verde para el Clima e inversores del sector privado. Con una capitalización inicial estimada de $30 millones de dólares por parte de socios del gobierno fuera de los EE. UU., se espera que este “banco verde” público-privado desbloquee hasta $210 millones de dólares en tres años para financiar proyectos como viviendas resilientes al clima, energía renovable, transporte limpio y la conservación del agua primero en Barbados y más adelante expandirse a otros países del Caribe, incluidos los del Caribe Oriental y Meridional.

USAID también está proporcionando casi $15 millones de dólares para apoyar la reducción del riesgo de desastres, el fortalecimiento de la capacidad de respuesta a emergencias y la creación de resiliencia en todo el Caribe. Este financiamiento elevará la inversión total de USAID en la reducción del riesgo de desastres y la creación de resiliencia en el Caribe a más de $80 millones de dólares en los últimos cinco años.

La Vicepresidenta Harris también anunció su apoyo a la respuesta de los estados insulares del Caribe a los impactos del cambio climático. USAID está proporcionando $1,5 millones de dólares al Centro de Cambio Climático de la Comunidad del Caribe para aumentar el flujo de financiamiento climático internacional y ayudar a fortalecer las herramientas de datos clave para la toma de decisiones para los países de la Comunidad del Caribe (CARICOM).

USAID también está proporcionando $1 millón de dólares para asociarse con el Consorcio de Resiliencia de Educación Superior de las Islas del Caribe y la Universidad del Noreste para ayudar a mitigar y adaptarse a los efectos del cambio climático, incluidos los riesgos asociados con los fenómenos meteorológicos extremos. Este trabajo también buscará oportunidades de desarrollo económico asociadas con la construcción de una economía azul y verde resiliente.

Seguridad alimentaria en Haití

En colaboración con el Congreso, USAID tiene la intención de proporcionar $10,5 millones de dólares a Haití para mejorar la resiliencia y la productividad en el sector agrícola y ganadero del país. A través del fortalecimiento del mercado, la investigación y la innovación, esta financiación aumentará la eficiencia del sistema de mercado, la participación del sector privado y la capacidad de los hogares y las comunidades para recuperarse de las crisis y las tensiones. Estos programas contribuirán conjuntamente a aumentar la resiliencia, la agricultura sostenible y mejorar la seguridad alimentaria en Haití.

Financiamiento de la respuesta humanitaria de Haití

USAID también está proporcionando casi $54 millones de dólares adicionales para el pueblo de Haití en respuesta a la crisis humanitaria del país. Los niveles alarmantes de violencia de pandillas en Haití, incluidos los ataques a civiles, han impedido que las personas accedan a alimentos esenciales, agua potable y otros suministros básicos. Esta nueva financiación proporcionará a los haitianos vulnerables la asistencia humanitaria que necesitan con urgencia, incluida la asistencia alimentaria vital, ya que 4,9 millones de personas se enfrentan a una inseguridad alimentaria aguda en medio de la crisis. Además, estos fondos facilitarán el acceso a agua potable y atención sanitaria, así como la atención de apoyo a supervivientes de violencia de género y otros servicios de protección a los más vulnerables. Esto eleva el financiamiento total de USAID para el año fiscal 2023 para actividades de respuesta humanitaria en Haití a más de $110 millones de dólares.

Estados Unidos continuará asociándose con el pueblo del Caribe para brindar asistencia humanitaria urgente, facilitar la adaptación y resiliencia climática, apoyar la transición a la energía renovable y mitigar la inseguridad alimentaria en la región. El trabajo climático de USAID en el Caribe apoya las prioridades de la Administración Biden-Harris y trabaja para promover los objetivos de la Asociación para Abordar la Crisis Climática 2030, o PACC, de los Estados Unidos y el Caribe, de la cual USAID es un socio clave. PACC 2030 es la asociación emblemática del gobierno de EE. UU. con el Caribe para promover la adaptación y resiliencia climáticas y la cooperación en energía limpia hasta 2030 mientras trabajamos para alcanzar las metas a largo plazo del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2030.

State.gov

 

Más notas sobre el tema