Rubén Ramírez Lezcano, canciller designado por Santiago Peña: «Paraguay está abierto a dialogar con China y establecer relaciones diplomáticas»

3.669

Por Lucía Barrios

El próximo Gobierno de Paraguay está abierto a establecer relaciones diplomáticas con China «sin condicionamientos», declaró en una entrevista exclusiva con Sputnik el canciller designado, Rubén Ramírez Lezcano. Entre otros temas, el ministro paraguayo trató sobre el camino que buscará tomar el país en sus relaciones con Rusia y EEUU.

El próximo Gobierno paraguayo asumirá sus funciones el 15 de agosto.

— ¿Cuáles serán los principales ejes del Gobierno en materia de inserción internacional?

— Los principales ejes están relacionados con el comercio y las inversiones, donde Paraguay necesita desarrollar la apertura de mercados y aprovechar los niveles de competitividad, las condiciones del país, la infraestructura y sobre todas las cosas la posibilidad de ofrecer un espacio de oportunidades muy importante para la inversión extranjera directa, considerando que tenemos un marco jurídico, institucional y económico con estabilidad y seguridad.

En ese contexto, estamos desarrollando una agenda de carácter bilateral con los países aliados estratégicos, una agenda que nos permita al mismo tiempo aprovechar un escenario regional con los instrumentos que existen en materia de integración económica, de discusión política tales como Mercosur (Mercado Común del Sur) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), así como las cuestiones relacionadas con instrumentos y acuerdos que nos van a permitir una proyección de inserción regional y global más dinámica.

— ¿Con qué países el nuevo Gobierno paraguayo pretende impulsar una mayor agenda?

— En primer lugar, ya hemos tenido oportunamente reuniones en este proceso de con el presidente de Brasil, Argentina y Uruguay. Consideramos importante los países de Asia, Medio Oriente y los estados de la región latinoamericana son parte importante de esa agenda. Con EEUU también tenemos diálogo y evidentemente el acuerdo Mercosur-Unión Europea es un marco que va a permitir una relación económica más próxima. Estamos trabajando con proyecciones hacia el África porque buscamos la diversificación de mercados y hay países claves.

— En julio se realizará la cumbre de jefes de Estados del Mercosur. ¿Qué evaluación hace del bloque? ¿Cuál va a ser la visión del nuevo Gobierno paraguayo sobre el Mercosur?

— Hay que tener una discusión en profundidad sobre cómo dinamizarlo aun más. Consideramos que hay un espacio importante de mejora de instrumento de integración económica, mejorar la conectividad entre los países en cuanto a infraestructura física, consideramos que hay un espacio enorme para mejorar el flujo comercial, para integrar cadenas productivas, y hay una enorme oportunidad para que el Mercosur se convierta en una gran plataforma de proyección internacional de esta región al mundo.

— La posición de Uruguay ha generado polémica dentro del Mercosur. El presidente Luis Lacalle Pou dijo que el bloque se convierte por momentos en un «lastre». ¿Qué piensa sobre esto?

— Nosotros creemos que el Mercosur tiene todo el potencial para responder a las necesidades de acceso a los mercados siempre y cuando nos pongamos de acuerdo en las prioridades y ese es el trabajo de mejorar los espacios del bloque, atender y entender lo que Uruguay está planteando: el acceso a los mercados para nuestros países es idénticamente coincidente en cuanto a su necesidad. Uruguay y Paraguay somos países con condiciones diferentes, no distintas, en el sentido que nuestras necesidades están relacionadas con un acceso a los mercados más dinámico y más acelerado que nuestros socios Argentina y Brasil.

— En una entrevista que usted dio a Sputnik el 10 de abril, consideró que Paraguay no tendría inconvenientes desde el punto de vista del derecho internacional y comercial con Taiwán en caso de que el Mercosur llegara a un TLC (tratado de libre comercio) con China. ¿Sigue manteniendo la misma posición? ¿Paraguay está abierto a que dentro del Mercosur se impulse un TLC con China?

— Absolutamente coincidente. El propio presidente Santiago Peña durante nuestra visita a Uruguay, en ocasión de la reunión con el presidente Lacalle Pou, expresó y ratificó esa misma posición.

— ¿Cuál cree que debería ser la relación que Paraguay debería mantener con China?

— Nosotros estamos dispuestos a dialogar con China señalando que vamos a mantener una relación invariable con Taiwán en la política exterior y su diseño geopolítico que estableció el presidente Santiago Peña para su agenda política exterior. Sin embargo, estamos dispuestos a dialogar con China y establecer relaciones diplomáticas, consulares y comerciales sin condicionamientos.

— ¿Qué acuerdos les interesaría impulsar con China?

— China es el segundo mercado más importante del mundo y es el destino principal de las materias primas agroalimentarias del Mercosur, lo que queremos dar es un salto a esa relación. Paraguay hoy tiene un desbalance muy importante en el comercio con China. El año pasado importamos por alrededor de 5.000 millones de dólares. Este año en el primer trimestre estamos superando los 3.000 millones de dólares. Consecuentemente es un tema que nos gustaría abordar de una forma abierta, de establecer un equilibrio y balance que se corresponda con una relación de las características que se acuerden. Ese diálogo sería el primer paso que daríamos.

— Los sectores agrarios en Paraguay, especialmente los ligados a la carne, expresaron el interés de venderle a China. ¿Podría estar este tema en la mesa de negociación?

— Sí, absolutamente. Todos los productos estarán en esa conversación. Queremos empezar a ampliar y diversificar los mercados para que nuestra producción tenga el destino que le corresponda y sobre todo empezar a generar valor agregado a través de la comercialización no solo de materias primas, sino productos industriales y de servicios.

— ¿Cuál va a ser el posicionamiento de Paraguay en su relación con EEUU?

— Una relación de respeto mutuo, donde profundicemos como aliados estratégicos históricos el comercio e inversiones, la cooperación en la lucha contra el narcotráfico, terrorismo, corrupción, que fortalezca las instituciones y al mismo tiempo que nos permita ir avanzando hacia una relación estrecha. En estos momentos, EEUU está evaluando el acceso a la carne paraguaya. Estimamos que durante este año pueda darse la condición para exportar carne a ese mercado, ese sería el primer paso. EEUU es el principal origen de las inversiones en Paraguay.

— ¿Cómo cree que va a ser la relación con Rusia?

— La relación con Rusia la apreciamos y valoramos. Creemos que el diálogo sobre la paz en Ucrania es fundamental. El presidente Santiago Peña ha dialogado con Lula respecto a este tema y apoyamos las iniciativas que puedan conducir hacia un diálogo y avance de paz entre estos dos países.

— ¿Paraguay mantendrá su neutralidad con respecto a las sanciones contra Rusia y con respecto al conflicto en Ucrania?

— La posición de Paraguay respecto a este conflicto es invariable: consideramos que es realmente triste lo que está ocurriendo y promovemos una pronta resolución de paz. Nuestro deseo y disposición es contribuir al diálogo de paz.

— ¿Cuál es la posición de Paraguay con respecto a las sanciones a Rusia?

— Son cuestiones que las estamos evaluando en el momento de transición para observar con el Gobierno actual cuáles fueron las medidas y cuáles adoptamos como país ante organismos y foros internacionales.

— ¿Piensa impulsar la cooperación con ese país?

— Totalmente. Tenemos un embajador en Moscú. Para Paraguay la relación con Rusia es importante.

— ¿En qué temas?

— Tenemos una relación comercial que fue sumamente afectada por las condiciones que se dan hoy. Rusia llegó a ser uno de los importantes destinos de nuestras exportaciones de carne y un importante origen de la cooperación para transferencia de conocimiento y tecnología, tenemos un importante intercambio de estudiantes tanto en Moscú como San Petersburgo; por tanto, hay una importante agenda que puede desarrollarse con ese país.

— ¿Cree posible una reunión entre el presidente Vladímir Putin y el futuro presidente del Paraguay?

— Sí, es factible. El presidente Santiago Peña y la conducción de la política exterior del país a partir del 15 de agosto no tienen una posición ideológica, no hay una posición que se centre en identificar de qué carácter son los gobiernos. Creemos en la auto-resolución de los pueblos, (y que) el Estado de derecho (y) la promoción de la democracia son valores claves de la política exterior de Paraguay. Históricamente Paraguay en su política exterior jamás ha ideologizado, de manera que estamos abiertos al diálogo con todos los países.

— ¿Piensan impulsar la cooperación con Rusia a nivel político?

— Estamos trabajando en esa agenda bilateral de qué forma podemos contribuir al diálogo de paz entre Rusia y Ucrania. Nuestra relación con Kiev también es importante. La migración rusa y ucraniana es importante y contribuir a ese escenario de paz es clave.

— ¿Se puede decir que el nuevo gobierno paraguayo apoya la propuesta de Lula de paz en Ucrania?

— Así es.

— El presidente de Brasil está impulsando un proyecto de integración y pretende reactivar la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas). ¿Qué piensa sobre este planteo?

— El planteo del presidente brasileño es interesante. Lo que deseamos es que utilicemos todos los recursos de los mecanismos de integración disponibles. Si el consenso regional es impulsar la Unasur, ahí estaremos. Paraguay va a participar de todos los foros regionales. Lo primero y principal es que nosotros no tenemos una posición ideológica en las relaciones internacionales. Si existe un foro en el que se traten aspectos relacionados con la integración política, comercial, económica, social, ahí está estaremos.

— ¿Se puede decir que Paraguay está abierto a participar de la Unasur?

— Si es que es el resultado del consenso, claro que sí.

— Uno de los temas claves para Paraguay es el tema de la hidrovía Paraná-Paraguay. Argentina impuso un el peaje. ¿Qué medidas piensa implementar?

— Santiago Peña dialogó con (el presidente argentino) Alberto Fernández durante la visita realizada hace un par de semanas a la capital de ese país y fue uno de los temas puestos en la mesa. En este momento hay una discusión en el ámbito del Comité Intergubernamental de la Hidrovía. En ese contexto, los cuatro países que comparten con Argentina este valor estratégico y conectividad de la región van a resolver el tema en el ámbito técnico.

Nuestra posición es que en esta instancia, la aplicación de tarifas, que si está posibilitada a través del artículo quinto del tratado, tiene que tener los fundamentos de que hay una inversión que consecuentemente mejore las condiciones de navegabilidad y en ese contexto si se podrían aplicar tarifas, pero consideramos que hasta hoy no existe tal condición.

— ¿Entonces consideran que Argentina no tiene fundamentos?

— Así es. Eso está siendo tratado técnicamente.

Sputnik

Más notas sobre el tema