Se llevó a cabo la cumbre social del Mercosur en Argentina

988

Se llevó a cabo la cumbre social del Mercosur en Argentina

Cientos de organizaciones sociales participaron de la Cumbre, que tuvo como eje la construcción de una «agenda política y comunitaria» desde una participación popular activa.

La construcción de una agenda «política y comunitaria» que dé sustento a las políticas públicas de los países del sur del continente americano fue el eje principal de la cumbre social del Mercosur desarrollada en Buenos Aires, cuya apertura estuvo a cargo del canciller Santiago Cafiero, quien exhortó al «fortalecimiento de la participación social como un componente indispensable de la integración regional».

La capital argentina fue así caja de resonancia de la «voz de los pueblos» expresada por representantes de organizaciones civiles y movimientos sociales que se dieron cita en un encuentro regional que volvió a realizarse tras años de inactividad por impulso de la Presidencia Pro Tempore del Mercosur (PPTA), que la Argentina ejerce durante el primer semestre de 2023.

Desarrollo sostenible, seguridad alimentaria, derechos ciudadanos y sociales, fortalecimiento de instituciones democráticas, y cuestiones relacionadas a derechos humanos, laborales, diversidad racial e igualdad de género, fueron parte de los tópicos debatidos en los diferentes paneles que se desarrollaron durante toda la jornada de hoy.

La batería de temas también incluyó asuntos relacionados al fortalecimiento de los mecanismos de participación social en el bloque, los rumbos del proceso de integración y negociaciones comerciales del Mercosur, además del análisis de propuestas para que la Cumbre Social adopte un reglamento propio.

Entre los disertantes de la cumbre, que tuvo como eje la construcción de una «agenda política y comunitaria» desde una activa participación popular, hubo representantes de cooperativas y de la economía popular, mujeres campesinas, jóvenes por el clima, organismos de derechos humanos, colectivos LGTBI, organizaciones vinculadas a temas como la igualdad racial, pueblos indígenas, afrodescendientes, géneros, niños y jóvenes, personas mayores, discapacidad, migrantes y otros sectores.

Esta reunión «retoma la interacción de los pueblos para el fortalecimiento de la participación social como componente indispensable de la integración regional», aseguró Cafiero al dejar inaugurada esta mañana la cumbre realizada en forma virtual para favorecer un mayor volumen de participación de referentes de organizaciones civiles y movimientos sociales.

El canciller argentino dio la bienvenida a los participantes e invitó «a la sociedad civil de los Estados Parte en proceso de adhesión (Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam) y asociados del Mercosur» a tomar parte «en la búsqueda de un diálogo amplio, plural e inclusivo que abarque los principales temas de la agenda regional».

Recordó que en su primera reunión durante la presidencia pro tempore argentina de enero pasado, por decisión conjunta de los Estados Parte, el foro de consulta y concertación política, acordó retomar la realización de la Cumbre Social del Mercosur, incorporándola su programa de trabajo del 2023, por lo cual «en el marco, el 25 aniversario del Mercosur político, la Argentina relanzó» la reunión.

Cafiero celebró que se haya garantizado «la mayor participación posible de comunidades, organizaciones, movimientos sociales y minorías para que hagan escuchar su voz, aportando sus puntos de vista y experiencias».

Las conclusiones del debate quedarán plasmadas en un documento que será entregado a mandatarios de los distintos países del Mercosur en la cumbre presidencial prevista para julio próximo en Iguazú.

Antes de la bienvenida de Cafiero, el subsecretario de América Latina y Caribe de la Cancillería argentina, Gustavo Martínez Pandiani, presentó la cumbre, y posteriormente hablaron los cancilleres Julio César Arriola Ramírez (Paraguay), Francisco Bustillo (Uruguay), Álvaro Leyva Durán (Colombia) y Marías Laura Da Rocha (Brasil).

«El Mercosur necesita a todos los actores incluida la sociedad civil, sólo así podremos seguir avanzando hacia un Mercosur abierto, plural, democrático, y dinámico, un bloque vivo y presente en la vida de las personas», dijo Arriola Ramírez durante su intervención.

En ese sentido, evaluó que la sociedad civil canaliza las demandas y necesidades ciudadanas que requieren de respuestas apropiadas y oportunas que hagan realidad sus derechos».

A su turno, Bustillo felicitó a la PPT argentina «por una convocatoria tan amplia», y añadió que «el Mercosur procura, junto a los aspectos económico-comerciales, políticos y sociales, soluciones a los problemas cotidianos de sus pobladores».

Desde esa perspectiva, el canciller uruguayo enfatizó que el lanzamiento de la cumbre social del Mercosur en 2006 «ha materializado el compromiso de nuestros Estados para canalizar la participación social».

Para Álvaro Leyva Durán, la cumbre desarrollada hoy en Buenos Aires representa «una muestra clara del espíritu integracionista de nuestros pueblos».

En esa línea, indicó que el gobierno del presidente de Colombia, Gustavo Petro, está comprometido con la articulación de una sociedad diversa que trabaje unida hacia un desarrollo social más justo, incluyente y en paz, donde los derechos de las comunidades estén en el centro de la agenda».

«Nos alegra especialmente que haya un espacio en la agenda de esta cumbre para que la sociedad discuta sobre memoria, verdad y justicia, un tema absolutamente fundamental para nuestro país, que camina con firmeza hacia una verdadera paz total, que no puede darse sin la sociedad», completó Leyva Durán.

La diplomática Da Rocha -ministra sustituta de Relaciones Exteriores de Brasil- puso de relieve que las iniciativas que surjan de esta cumbre social tendrán continuidad en la PPT de Brasil, durante el segundo semestre del año.

Da Rocha postuló además que el Mercosur «tiene una fuerte dimensión social y ciudadana basada en los lazos humanos y culturales».

La representante de la administración de Luiz Inácio Lula da Silva analizó además que los acuerdos vigentes y el «dinamismo» de la agenda social del bloque representa «una conquista de nuestros gobiernos y sociedades, y son prioridad para el gobierno de Brasil».

El subsecretario Martínez Pandiani aseguró: «Hemos recuperado este espacio de diálogo para que todos puedan intercambiar opiniones y expresar sus ideas. Esta cumbre social es la cumbre de los pueblos y los debates que surjan de aquí serán remitidos a la cumbre de presidentes que tendría lugar en julio como un aporte a los temas de discusión que importan a todas nuestras naciones».

De esta manera, a 25 años del nacimiento del Foro de Consulta y Concertación Política del Mercosur (FCCP) y luego de seis de discontinuidad, la Cumbre Social 2023 volvió a dar voz a los pueblos de la región a través de la participación de organizaciones y movimientos sociales como forma de profundizar y dinamizar el proceso de integración.

Télam

Más notas sobre el tema