Culmina la Cumbre en Bruselas | Presidentes de la región llamaron a profundizar lazos entre la CELAC y la UE

1.209

Presidentes de la región llamaron a profundizar lazos entre la CELAC y la UE

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, subrayó este martes que América Latina y el Caribe «no han sido una real prioridad para la Unión Europea (UE)«, en tanto que el primer mandatario de Bolivia, Luis Arce, expresó su deseo de que los pueblos latinoamericanos y de Europa alcancen la paz que «el modelo capitalista no pudo ofrecer», al disertar en Bruselas ante el plenario de la cumbre entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Por su parte, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, pidió avanzar en el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE después de más de 20 años de negociaciones.

Cuba

«En 1999, con grandes expectativas, acordamos avanzar hacia una Asociación Estratégica entre América Latina, el Caribe y Europa. Una evaluación honesta concluiría hoy que fuera de los discursos y los sueños, tal Asociación Estratégica prácticamente no existe», expresó Díaz-Canel al intervenir durante el encuentro que culmina este martes en la capital de Bélgica.

El mandatario cubano aseguró que en los 24 años que transcurrieron desde la firma de ese documento, la Celac «no ha sido una real prioridad para la UE y una clara demostración son los ocho años transcurridos sin que se realizaran cumbres», según una copia del discurso publicada en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano.

Díaz-Canel resaltó que se vive una etapa de «profundos cambios y desafíos» a nivel global, lo cual también abre una ventana de oportunidades para «construir mejores relaciones: más justas, equilibradas, solidarias y cooperativas para mejorar la vida de nuestros pueblos».

En ese sentido, subrayó que la región «no es el traspatio de los Estados Unidos» ni una colonia que necesite consejos, por lo que no aceptará ser tratada como «simples suministradores de materias primas».

«Somos países independientes y soberanos, con una visión de futuro en común (…) La expoliación colonial y el saqueo capitalista convirtieron a Europa en acreedora y a América Latina y el Caribe en deudores», se quejó el mandatario cubano, quien criticó que las políticas financieras de la UE sigan imponiendo barreras al desarrollo de la región.

Por ello, planteó «una reforma integral» de la arquitectura financiera, así como la búsqueda de soluciones «al grave problema de la deuda externa» la cual, dijo, fue pagada «varias veces» por países de América Latina y el Caribe.

Por otro lado, llamó a que se respeten los principios de igualdad soberana y de no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

«El respeto al derecho inalienable de cada país de decidir su propio sistema político, económico y social, sin imposiciones de pretendidos paradigmas culturales, democráticos y de derechos humanos debe primar en nuestras relaciones», afirmó Díaz Canel, quien evaluó que «la única alternativa al actual desorden internacional es un orden mundial más cooperativo, justo y solidario».

Bolivia

El presidente de Bolvia, Luis Arce, pidió este martes «abandonar la carrera armamentista» y «priorizar el diálogo sincero» para acabar con la guerra en Ucrania, al disertar en Bruselas ante el plenario de la cumbre entre la UE y la Celac.

«Es más necesario que nunca abandonar la carrera armamentista y priorizar el diálogo sincero y la diplomacia de los pueblos para resolver el conflicto armado del este de Europa, nos hacemos eco de los Estados y Gobiernos que están en esta misma dirección», declaró el mandatario de Bolivia, que mantiene una posición neutral en el conflicto entre Rusia y Ucrania.

En la misma línea, Arce expresó su deseo de que los pueblos latinoamericanos y de Europa alcancen la paz que «el modelo capitalista no pudo ofrecer».

«Deseamos una América Latina, el Caribe y una Europa en paz. Que sus pueblos alcancen la paz que el modelo capitalista no le ha podido ofrecer, abandonando prácticas que en la historia pasada no han satisfecho una relación equitativa y complementaria entre nuestras regiones», dijo, en su intervención, transmitida en vivo por la televisión estatal boliviana.

El mandatario calificó a la Cumbre entre la Celac y la UE como un espacio de diálogo que cobra una relevancia particular en medio de la construcción de nuevos enfoques de integración en condiciones de igualdad, transparencia y complementariedad, mutuamente beneficiosas.

Uruguay

Por su parte, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, pidió este martes avanzar en el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea después de más de 20 años de negociaciones.

«Debemos avanzar, como dicen los anglosajones: ‘Walk the talk’, basta de palabras, de 25 años de negociaciones», señaló el mandatario uruguayo.

En la cumbre celebrada a principios de julio en Puerto Iguazú, los presidentes del Mercosur coincidieron en la necesidad de avanzar en la ratificación del acuerdo con la UE, cerrado en principio en 2019 después de 20 años de negociaciones, pero insistieron en que sea justo para ambas partes.

El bloque trabaja actualmente en una respuesta al instrumento adicional presentado en marzo por los europeos, que establece nuevas exigencias medioambientales para ratificar el acuerdo.

El presidente uruguayo dijo que le parecía «una buena cosa» ir acordando en pequeños pasos y habló de «recuperar la confianza» entre los países de ambas regiones que negocian ese acuerdo comercial.

A la vez, consideró que la cumbre es una «preciosa oportunidad de tomar decisiones rápidas, en estas exigencias» que el mundo «tan interconectado» precisa.

Asimismo, sostuvo que Uruguay va a las reuniones «de brazos abiertos» y que realmente cree en la integración regional.

«Realmente creemos en la integración. Entendemos que muchos países se protejan, lo que no compartimos es el proteccionismo exacerbado. Todos vamos a proteger a nuestros connacionales, de eso se trata nuestra vocación y el motivo por el cual se nos ha electo», sostuvo finalmente.

Télam


Líderes de UE y Celac valoran como positivos resultados de III Cumbre

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas y presidente Pro Témpore de la Celac, Ralph Gonsalves, así como los titulares del Consejo Europeo, Charles Michel, y de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen,  valoraron este martes como positivos los resultados de la III Cumbre entre ambos bloques regionales, finalizada horas atrás en la ciudad belga de Bruselas.

Durante la conferencia de prensa al final de la reunión de alto nivel, Michel informó que la Celac y la UE llegaron a un acuerdo sobre una declaración que aprobó el conjunto de países (excepto uno, que no la respaldó por desacuerdos con un párrafo).

Para el funcionario comunitario a partir de hoy se abrirá un amplio campo de cooperación futura, en áreas como la economía, el comercio, las inversiones, la transformación climática, protección de la biodiversidad y la defensa del multilateralismo, un mundo multipolar basado en el derecho internacional, el principio de la soberanía y en la defensa de la Carta de las Naciones Unidas.

Apreció que, aunque las partes no se reunían hace ocho años, la Cumbre impulsó la cooperación. Por ello decidieron celebrar cada dos años esta reunión al más alto nivel y crearon un mecanismo de coordinación para dar seguimiento a los temas.

Valoró que la UE y la Celac disponen de capacidad para impulsar mayor cooperación en base a principios de calidad de inversiones, justicia e igualdad, que genere condiciones de desarrollo para América Latina y el Caribe.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, y presidente pro tempore de la Celac, Ralph Gonsalves, expresó que hoy la relación entre la Celac y la UE es más profunda y en la Cumbre se debatieron cuestiones económicas y sociales concernientes a ambas, como el conflicto en Ucrania, el bloqueo de EE.UU. en contra de Cuba y la relación con el sector privado.

Lamentó que no se haya producido una reunión de este nivel en los últimos ocho años, pero aseguró que la relación bilateral crecerá.

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von Der Leyen, dijo que ambas regiones se necesitan y pueden permanecer juntas ante un mundo con grandes desafíos geopolíticos.

Comentó que durante la cita se lanzó la agenda de inversiones para América Latina y el Caribe, con un fondo de 45.000 millones de euros y más de 135 proyectos con calidad. Ahora hay que conformar esa agenda, definir qué sectores priorizar y concretarla, dijo.

Subrayó que a través de esas inversiones la UE quiere compartir tecnologías y conocimientos, capacitar a trabajadores y que las comunidades locales se beneficien de ellas. Aseguró que en los próximos meses podrían concluir las negociaciones con Mercosur y las vinculadas al acuerdo modernizado UE-México.

Expresó su preocupación por la rescisión del acuerdo de exportación de cereales a través del Mar Negro, de la que responsabilizó a Rusia, aunque no comentó las insatisfacciones reiteradas por Moscú respecto al incumplimiento por Occidente de cláusulas de este acuerdo que benefician a la nación eslava y a naciones pobres con inseguridad alimentaria.

A su vez, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, dijo que la Cumbre arrojó puntos de contacto entre ambas regiones, reiteró la necesidad de concretar la paz en Europa y saludó que poco a poco se supere la visión de América Latina y el Caribe como suministradora de materias primas.

Telesur


Declaración de la Cumbre UE-CELAC de 2023, 17 y 18 de julio de 2023

[gview file=»https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/07/celacue.pdf»]

Más notas sobre el tema