Cumbre presidencial del Mercosur | El acuerdo con la UE será nuevamente el principal eje de debate

1.396

Alberto Fernández y Lula juegan su última carta para destrabar el acuerdo UE-Mercosur

Jonathan Heguier

El presidente Alberto Fernández y su par de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se jugarán su última carta este martes en Iguazú, donde se desarrolla la Cumbre del Mercosur, para intentar destrabar el acuerdo de este bloque regional con la Unión Europea, firmado en 2019. De lo que salga de esta dura negociación entre los cuatro socios del bloque (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), el Mercosur deberá responder a la contrapropuesta de la Unión Europea en la cumbre Celac-UE, que se realizará el 17 de julio en Bruselas, Bélgica.

Este lunes ya participaron en la LXII Reunión ordinaria del Consejo del Mercado Común de los Estados parte del Mercosur y Bolivia el Canciller Santiago Cafiero y el ministro de Economía Sergio Massa.

El objetivo del bloque sudamericano no es romper el acuerdo que se rubricó durante el gobierno de Mauricio Macri, sino negociar para modificarlo y mejorarlo en beneficio de Sudamérica. Cafiero explicó este lunes en Misiones: “El acuerdo puede funcionar, también, como marco para catalizar inversiones en sectores estratégicos como energías, minería, alimentos, servicios basados en el conocimiento, y salud, entre otros. Sin embargo, para materializar estas potencialidades y que el acuerdo tenga buenos resultados para ambas partes, es necesario trabajar y actualizar los textos del 2019. Este acuerdo, tal como fue cerrado en 2019, refleja un esfuerzo desigual entre bloques asimétricos y no responde al escenario internacional actual”.

Una alta fuente del Gobierno argentino, antes de que arribe Fernández a Iguazú, explicó a El Destape: «Necesitamos un acuerdo que sea revisado porque tal como se firmó el 2019 detona las exportaciones». Esta fuente del riñón de Cafiero también celebró el cambio de la relación actual de fuerzas en la región: «La llegada de Lula unificó una voz más potente para defender los intereses reales de nuestro sistema productivo». Este martes, Brasil pasará a la presidencia pro-tempore del Mercosur que entrega Argentina a través de Alberto. 

Por ahora, los cuatros socios están negociando. Uruguay es un gran escollo para Argentina y Brasil. Hasta amenaza con romper y dejar el bloque. Este martes estará presente Lacalle Pou. También el actual presidente de Paraguay, Mario Abdo, el mandatario electo Santiago Peña y el jefe del Ejecutivo de Bolivia, Luis Arce. A ellos se sumarán funcionarios de los Estados asociados: Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam.

El canciller uruguayo Francisco Bustillo declaró este lunes que “sin ninguna duda” Uruguay tendrá que plantearse en “algún momento” qué clase de “pertenencia al bloque” quiere tener en un futuro. Y lanzó: “Ya sea para modificar el propio tratado fundacional, o eventualmente plantearnos la posibilidad de dejar el Mercosur en su condición de Estado fundacional y pasar a ser un Estado asociado”. Y sigue la idea del gobierno de Uruguay de avanzar solo hacia un Tratado de Libre Comercio con China y pedir la adhesión al Acuerdo Transpacífico, sin el apoyo de los otros socios.

En Cancillería argentina explicaron sobre la posibilidad de cerrar un nuevo acuerdo UE-Mercosur: «No depende sólo de nosotros sino de dos bloques que por sí son asimétricos en materia comercial». Además, apuntaron directamente al «pacto verde» que plantea la Unión Europea: «Afectarían en gran manera las exportaciones del Mercosur y obvio las nuestras en particular.»

Cafiero, en su exposición, se refirió explícitamente a este punto de conflicto: “Europa nos pide cambios, pero no nos dice cómo los vamos a implementar.» Y no es el único que piensa así. Lula fue el líder de las críticas al bloque europeo de 27 países por las exigencias ambientales adicionales relativas al sector agropecuario que se dieron a conocer en marzo, principalmente de cumplimiento de varios compromisos del Acuerdo del Clima de París de 2015. «No es posible tener una asociación estratégica y que haya una carta adicional amenazando a un socio estratégico», dijo el mandatario brasileño durante un foro en París  por el cambio climático, junto a los mandatarios francés, Emmanuel Macron, el alemán, Olaf Scholz. El acuerdo firmado de 2019 hoy está paralizado.

Entre los varios ítems polémicos que plantea Europa, el denominado “principio de precaución” -que garantiza que ambas partes prioricen la protección de la salud y el medio ambiente en detrimento del comercio- es el que más rechazo genera.

Como datos clave de esta nueva cumbre, en 2022 el comercio total de bienes del Mercosur con el resto del mundo registró un total de US$ 752.600 millones. Así, alcanzó el mayor valor histórico del bloque. En cuanto al comercio intrabloque, luego de una etapa de la desaceleración del comercio tras la crisis financiera de 2009 y la pandemia, en los últimos dos años el comercio intrabloque cobró nuevo impulso, superando los niveles de prepandemia en un 38%: pasó de US$33.000 millones en 2019 a US$46.000 millones en 2022 , el mayor valor desde 2014. Los productos de mayor crecimiento fueron los vehículos y productos químicos.

«Para fortalecer el comercio intra Mercosur es fundamental consolidar los acuerdos en moneda local entre nuestros países», afirmó el candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, en Iguazú, donde también se reunió con el vicepresidente de CAF, Christian Asinelli. En esa línea, se anunció que Argentina y Uruguay firmaron una Carta de Intención para reducir costos en el comercio con monedas locales para propiciar el desarrollo de instrumentos financieros de bajo costo para operaciones que involucren al peso argentino y al peso uruguayo.

Con estos números y con esta impronta de «rechazo sin romper el acuerdo», avanzarán Alberto y Lula para intentar sintetizar una respuesta del Mercosur para llevar a Europa en dos semanas.

La biblioteca de Alberto y Lula

Tras la cumbre, Alberto y Lula aprovecharán el encuentro cara a cara para encabezar juntos la presentación de una selección bibliográfica publicada por la Cancillería argentina que reúne 12 títulos que abordan la integración latinoamericana y los desafíos que enfrenta la región. En el encuentro, Fernández le obsequiará a Lula el primer título de la colección, un libro de Juan Domingo Perón traducido al portugués.

Esta iniciativa es llevada a cabo por la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería argentina, que encabeza Paula Vázquez, y el coordinador de la colección es Víctor Ramos.

Los primeros títulos son: «América Latina: unidos o dominados» (Juan Domingo Perón); «La Patria Grande» (Manuel Ugarte); «Introducción a la América Criolla» (Jorge Abelardo Ramos); «Perón y el peronismo en el sistema-mundo del siglo XXI» (Miguel Ángel Barrios); «Revolución y crisis en el Mercosur» (Salvador Cabral); «Estados continentales y La alianza argentino-brasilera» (Alberto Methol Ferré). A ellos se suman «Nuestra América y otros escritos» (José Martí); «La identidad latinoamericana» (Graciela Maturro); «Las inversiones extranjeras en América» (Latina Carlos Montenegro); «El crimen de la guerra y otros escritos» (Juan Bautista Alberdi); «La Unión Latinoamericana» (José María Torres Caicedo) y una compilación de textos de autores variados que van desde Antonio Cafiero a Celso Amorín. Proximalmente, se proyecta sumar a la colección títulos de autores brasileños como Manoel Bomfim, Darcy Riveiro, Luiz Moniz Bandeira, Helio Jaguaribe y Samuel Pinheiro Guimarães.

El Destape


El uso de monedas locales para el comercio regional, eje de la reunión de ministros de Economía del Mercosur

El uso de monedas locales en el comercio intrabloque fue el principal tema de análisis de la reunión de ministros de Economía y presidentes de banco centrales del Mercosur que se realizó la tarde del lunes en la localidad misionera de Puerto Iguazú, encabezada por el titular del Palacio de Hacienda, Sergio Massa.

El encuentro forma parte de la Cumbre del Mercosur que se desarrollará este martes, en la que participarán los presidentes de los países miembros del bloque regional y en la que la Argentina entregará la presidencia protémpore a Brasil.

«Para fortalecer el comercio intra Mercosur es fundamental consolidar los acuerdos en moneda local entre nuestros países», dijo Massa en la apertura de la reunión.

Massa impulsó uso de monedas locales en el comercio regional

«El uso de monedas locales, en momentos de crisis como el que vive la Argentina por la peor sequía de su historia, alivia la presión sobre el uso de reservas y sobre la cuestión cambiaria», subrayó el ministro.

Massa enfatizó que «el uso de monedas locales nos evita ser rehenes de los shocks externos y nos da mayor capacidad de desarrollo económico en la región, mucho más cuando entendemos que los temas de seguridad alimentaria y energética son parte de la agenda global de los próximos 10 años y que esta región y este bloque tienen un papel central para jugar en la producción de proteínas y en lo que respecta al abastecimiento energético».

En la misma sintonía, la secretaria de Asuntos Internacionales del Ministerio de Hacienda de Brasil, Tatiana Rosito, aseguró que los países del Mercosur buscarán potenciar el uso de las monedas locales en el comercio bilateral entre países del bloque.

La funcionaria brindó declaraciones a la prensa al finalizar la reunión de ministros de Economía y presidentes de Bancos Centrales del Mercosur.

Al respecto, Rosito dijo que los países miembros del bloque «vamos a abordar las mejoras del Sistema de Pagos en Moneda Local (SML) como forma de incentivar su uso en el comercio entre países. A corto plazo lo que podemos esperar es una agenda de mejoras operativas en el SML, que hoy está muy por debajo de su potencial».

El SML permite que las operaciones de comercio bilateral se realicen en la moneda local de cada país, lo que disminuye los costos de transacción, facilita el intercambio y reduce la necesidad de contar con dólares (la moneda global de referencia en el comercio exterior).

Para integrar el SML es necesario firmar un Convenio y Reglamento Operativo entre dos bancos centrales. Actualmente, existen tres convenios firmados por el BCRA: con el Banco Central de Brasil, el Banco Central del Uruguay y el Banco Central del Paraguay.

En la reunión del Consejo Mercado Común del Mercosur participaron ministros de Economía y presidentes de Bancos Centrales de los países miembros del bloque.

Por la Argentina, además de Massa, estuvieron Miguel Pesce, presidente del Banco Central; el secretario de Política Económica, Gabriel Rubinstein; su par de Asuntos Económicos y Financieros Internacionales, Marco Lavagna; y el exministro de Agricultura, Ganadería y Pesca Julián Domínguez, que este lunes fue designado como asesor ad honorem del titular del Palacio de Hacienda.

En tanto, por los demás países asistieron Azucena Arbeleche, ministra de Economía y Finanzas de Uruguay; Diego Labat, presidente del Banco Central de Uruguay; Tatiana Rosito, secretaria de Asuntos Internacionales del Ministerio de Hacienda de Brasil; Marcelo Antonio Thomas de Aragao, subjefe del Departamento de Asuntos Internacionales de Brasil; Oscar Llamosas Díaz, ministro de Hacienda de Paraguay; Humberto Colman, director del Banco Central de Paraguay; y Diego Alejandro Pérez Cueto Eulert, titular del Banco Central de Bolivia.

Este lunes por la mañana, al inaugurar formalmente el encuentro, el canciller Santiago Cafiero expuso en la reunión ordinaria del Consejo del Mercado Común de los Estados parte del Mercosur y Bolivia sobre los aspectos más destacados de la presidencia pro témpore a cargo Argentina durante el primer semestre de 2023.

“En este tiempo de incertidumbre, tenemos que fortalecernos como bloque y achicar las brechas de desarrollo, porque en el mundo actual tenemos ese desafío como región y eso se logra a través de más integración y no de menos. No vamos a conseguir nada si nos desintegramos”, aseveró el titular del Palacio San Martín.

Respecto al acuerdo Mercosur-Unión Europea, Cafiero consideró que la profundización del vínculo entre ambos bloques «es una señal política necesaria, en un contexto internacional de conflicto e incertidumbre crecientes».

«El acuerdo puede ser, en nuestra opinión, un vehículo eficaz para que nuestro bloque pueda potenciar su participación en el reacomodamiento del mapa global de la producción y el trabajo. Es una discusión de autonomía geopolítica”, completó el canciller argentino.

Este martes, con el imponente marco de las Cataratas de Iguazú de fondo, el presidente Alberto Fernández encabezará la cumbre de jefes de Estado del Mercosur, una reunión que marcará el regreso del brasileño Luiz Inacio Lula da Silva.

Después de la virtualidad impuesta por la pandemia y de las distintas desavenencias políticas registradas entre los mandatarios integrantes del bloque, el encuentro de Puerto Iguazú es primero en cuatro años en el que todos los presidentes de los países miembros del bloque estarán presentes.

Télam


Nota relacionada: Comienza en Argentina la Cumbre de Jefes de Estado de Mercosur

 

Más notas sobre el tema