Rafael Correa reclama que se investigue a fondo el espionaje que le habría hecho la CIA

Foto: Florencia Downes
1.580

Correa reclama que en España se investigue a fondo el espionaje que le habría hecho la CIA

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa dijo que espera que la Justicia española actúe y «llegue hasta las últimas consecuencias», después de que se revelara que una empresa de seguridad de ese país y su propietario son investigados por supuestamente haberlo espiado para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

«Confiemos en que esta vez la justicia actúe y llegue hasta las últimas consecuencias y tenga toda la información», señaló Correa en entrevista con el canal RT desde Bruselas, donde reside.

La Justicia española investiga a la compañía de seguridad Undercover Global y a su dueño, el exmilitar David Morales, quienes habían sido contratados por el propio Correa para que se ocupara de la seguridad de la embajada ecuatoriana en Londres, donde estaba refugiado el fundador de Wikileaks, Julian Assange, según reveló el diario El País.

Escuchas de conversaciones con otros mandatarios

De acuerdo con el periódico español, UC Global espió en 2018 conversaciones de Correa con los expresidentes Cristina Fernández de Kirchner, de la Argentina; Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, de Brasil, y José Mujica, de Uruguay.

Las aparentes pruebas del espionaje surgieron de la revisión del contenido de la computadora portátil de Morales, ordenada por el juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional española.

Pedraz investiga a Morales desde hace más de tres años por diversos delitos y esa computadora está en poder del magistrado desde 2019, cuando el acusado fue detenido.

Correa dijo que la computadora de Morales ya había sido analizada y «se habían ocultado esos archivos». «Se tuvo que insistir para que se revisen todos los archivos», señaló.

Morales ordenó a sus empleados que espiaran las reuniones de Assange con sus abogados y también reuniones de Correa, tanto durante su mandato (2007-2017) como una vez que lo había cumplido, a fin de informar a su sucesor y desde poco después adversario político, Lenín Moreno.

Según los datos a los que accedió el diario, el nombre de la CIA aparece registrado varias veces en un disco duro externo en el que Morales archivaba información sobre las operaciones de su empresa y que fue requisado junto con la computadora.

«Sabemos que nos ha espiado desde el año 2015, no solo a mi, sino también a mi familia, a Julian Assange en la embajada».

Peritos designados por la defensa de Assange encontraron en la última revisión de esos aparatos una carpeta denominada “América del Norte/USA/CIA/Romeo/Brasil/Argentina/marzo 2018/Venegas Chamorro/Viaje”, en la que se recogen detalles de conversaciones de Correa con varios expresidentes de América Latina.

De acuerdo con el periódico, “Romeo” era el apodo con que se identificaba a Correa en las comunicaciones de la compañía de Morales y “Venegas Chamorro” es Amauri Chamorro Venegas, entonces jefe de prensa del expresidente ecuatoriano.

En ese viaje, que se produjo en marzo de 2018, Correa confió su escolta a empleados de UC Global, según el informe.

«Sabemos que nos ha espiado desde el año 2015, no solo a mi, sino también a mi familia, a Julian Assange en la embajada», dijo el exmandatario, que aseguró que la empresa tuvo acceso a su computadora, su teléfono y que se investigaron sus movimientos financieros y migratorios.

“Pese a todo eso, no les queda más que condenarnos por influjo psíquico, porque como somos gente de manos limpias, tienen que inventarse calumnias para acusarnos de algo”, aseguró.

El artículo de El País afirmó además que al menos en dos ocasiones la empresa de Morales instaló troyanos (virus disfrazados de programas legítimos) en los teléfonos móviles de Sofía y Anne, las hijas de Correa, cuando éste todavía era el presidente de Ecuador.

Eso ocurrió cuando las jóvenes estudiaban en Francia, con el fin de escuchar todas sus conversaciones, sin que los padres fueran informados.

«Sólo el hecho demuestra que esta gente no tiene ni límites ni escrúpulos ¿Qué interés iban a tener en menores de edad que no tienen un rol político? El rol indirecto: como son mi hijas, tratar de encontrar algo ilícito, algo reñido con la moral, y con eso extorsionarnos», aseguró Correa, que indicó que «como nunca van a encontrar nada, se dan contra el piso» y ahora enfrentan problemas judiciales «muy grandes» en España.

Télam



Una empresa española espió para la CIA reuniones de Rafael Correa con expresidentes de Argentina, Brasil y Uruguay

Por José María Irujo

David Morales, dueño de la empresa de seguridad española UC Global, SL, espió presuntamente para la CIA las reuniones en 2018 del expresidente de Ecuador Rafael Correa (2007-2017) con los antiguos mandatarios de Argentina, Brasil y Uruguay, Cristina Fernández de Kirchner , Luiz Inácio Lula da Silva , Dilma Rousseff y José Mujica , según se desprende de un nuevo volcado de su ordenador portátil MacBook ordenado por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que le investiga desde hace tres años por distintos delitos.

El exmilitar había sido contratado por el Gobierno de Correa para ocuparse de la seguridad de la Embajada de Ecuador en Londres, donde se encontró refugiado Julian Assange . Morales seguramente a sus trabajadores espiar las reuniones del fundador de Wikileaks con sus abogados, pero también lo hizo al presidente de Ecuador, en especial cuando dejó el cargo, para pasar información a su sucesor y adversario político, Lenín Moreno.

A Sofía y Anne, las dos hijas de Correa, les instalaron en dos ocasiones troyanos (virus disfrazados de programa legítimo) de la compañía Tradesegur en sus teléfonos móviles, dos iPhone 5 entregados por la empresa española en 2014, cuando su progenitor era presidente. Los troyanos permitían el control total de todos sus mensajes y conversaciones mientras los jóvenes cursaban sus estudios en Francia. Sus padres no fueron informados.

Según el nuevo análisis del ordenador portátil de Morales intervenido por la policía tras su detención en 2019, el nombre de la CIA aparece reflejado varias veces en un disco duro externo de la marca Western Digital en el que archivaba los proyectos y operaciones en los que participaba su empresa UC Global, SL.

El nuevo hallazgo de los peritos designados por la defensa de Assange es una carpeta denominada América del Norte/USA/CIA/Romeo/Brasil/Argentina/marzo 2018/Venegas Chamorro/Viaje en la que se recogen los detalles de los encuentros de Correa ( al que apodaban Romeo) con varios expresidentes de América Latina, según la documentación a la que ha tenido acceso EL PAÍS. La referencia a Venegas Chamorro corresponde a Amauri Chamorro Venegas, que en aquel momento era el jefe de prensa del expresidente de Ecuador. En aquel viaje, que tuvo lugar entre el 18 y el 24 de marzo de 2018, Correa fue acompañado por trabajadores de UC Global, SL que ejercían como sus escoltas. El Servicio de Protección de la Presidencia estaba obligado a dar cobertura de seguridad a los expresidentes y contrató los servicios de la empresa jerezana, que ya había trabajado para su embajada en la capital británica.

La investigación judicial ha descubierto que, además de los informes redactados sobre este viaje, Morales redactó otros en inglés sobre las reuniones privadas de Correa en su domicilio de Bruselas, ciudad en la que se instaló tras dejar la presidencia. El expresidente de Ecuador canceló su relación, en mayo de 2019, con UC Global, SL cuando alguno de sus escoltas le confesó que el exmilitar español y dueño de la compañía les había pedido que redactaran informes sobre sus reuniones y actividades personales y políticas.

El 17 de noviembre de 2017, Morales redactó en inglés un informe titulado Brussels Meetings (reuniones en Bruselas) en el que se describía las reuniones y conversaciones mantenidas por el entonces expresidente en su domicilio. En el mismo se detallan los números de serie de sus dispositivos electrónicos iPad y ordenador portátil (PC). A preguntas de los abogados de Assange sobre por qué ese y otros correos los redactaron en inglés, el antiguo infante de la Marina respondió al juez que instruye el caso que pretendía “mejorar el inglés de sus trabajadores”. Entre el material incautado en la sede de UC Global, SL en Jerez de la Frontera (Cádiz) figuran, también, vídeos del expresidente durante reuniones con terceras personas.

La investigación judicial apunta a que el dueño de UC Global, SL jugó a varias bandas y sugirió la información al mejor postor. Los nuevos hallazgos demostraron que también incluyeron entre sus clientes al Gobierno de Lenín Moreno (2017-2021), sucesor y adversario político de Correa.

Cuando el nuevo Ejecutivo ecuatoriano le canceló el contrato de seguridad de la Embajada de Ecuador en Londres, donde residía Assange, Morales se sintió traicionado y confesó a la gerente de UC Global, SL en Ecuador que había estado entregando la información privada de Correa a su enemigo político. “El que va a ir a hablar con el presidente soy yo (…). Me he jugado el puesto por ellos (…). Me han filtrado hasta las cosas que les pasó de Correa (…). Que se creen que estoy jugando”, señalan correos intervenidos por la investigación. En su computadora se ha encontrado una carpeta Dropbox llamada Presidencia. Documentos para entregar a Presidencia , supuestamente la de Ecuador. Correa ha presentado una querella contra Morales que ha sido admitida a trámite en la Audiencia Nacional.

Catorce imágenes íntimas

En un pendrive DK 4GB de Morales que se encontró escondido en la caja fuerte de la sede de la empresa, en Jerez de la Frontera, han aparecido en el nuevo volcado imágenes de contenido íntimo de un miembro de la carrera diplomática de Ecuador destinado en la Embajada de Ecuador en Londres. Pese a su importancia incriminatoria, este material no figuraba entre el entregado por la policía al juez Pedraz durante el primer volcado.

Uno de los tres testigos protegidos que han declarado en la querella de Assange contra el dueño de la compañía aportó al juez un informe con fotografías íntimas de este diplomático. Las fotografías probadas del disco duro privado de esta persona, que fue copiada una noche por uno de los trabajadores de UC Global, SL. El informe con este material íntimo fue entregado por Morales en Quito a Bolívar Garcés, director del Senain, servicio secreto de Ecuador, cuando le comunicaron que iban a cancelar su contrato de seguridad en la embajada londinense. De las conversaciones por WhatsApp entre el exmilitar y sus trabajadores se deduce que intentaron utilizar las fotografías como chantaje para no perder el contrato que finalmente fue obtenido a una empresa ecuatoriana. “Quiero utilizar las imágenes (…). Para colgarlas”. “Por cierto (…), ¿tenéis el informe que se hizo de ella (…), creo que lo destruisteis (…), no?”, afirma en un correo. Morales ha justificado tener en su poder esas imágenes con un hallazgo casual durante un “análisis de seguridad” del ordenador de la persona afectada y que al ver su contenido terminó contárselo al director del Senain.

El miembro de la carrera diplomático que aparece en las imágenes se ha querellado contra Morales y ha declarado que el material estaba en un disco duro que dejó en su despacho en la embajada y que ese material lo había borrado. “Yo lo borré hace muchísimos años. Estaba en un disco externo; lo tenía en mi casa, el disco lo trasladé a mi oficina en la embajada un par de días porque tenía que grabar algunas cosas”, ha declarado la víctima. Esta sospecha de que los investigados lograron rescatar los archivos borrados. En su declaración judicial, el denunciante afirma que fue informado por el propio director del servicio de Inteligencia de Ecuador de la aparición del material y que este le asegura que Morales trabó de extorsionarle con un informe cuando le comunicó que finalizó su contrato. El presunto intento de extorsión fue “no solamente al coronel Garcés, también al general que estaba a cargo del Senain; funcionarios a funcionarios, al viceministro de Relaciones Exteriores en mi ministerio también, en mi trabajo, en la cancillería”, afirma la víctima.

Nuevas pistas

El nuevo volcado del ordenador de Morales ha aportado nuevas pistas sobre el presunto envío a la CIA de las grabaciones entre Assange y sus abogados durante su estancia en la Embajada de Ecuador en Londres. En diciembre de 2017, el dueño de UC Global, SL envió un correo a sus trabajadores desde el hotel The Venetian en Las Vegas (EE UU) en el que señaló que le habían dado instrucciones para programar el streaming(transmisión en directo) de los audios y vídeos que estaban grabando al activista australiano. Les decía que se debía programar de forma que los ecuatorianos “solo vean lo que nos interesa (…), que no puedan visualizar quién tiene más conexiones o quién está conectado al sistema”. Las instrucciones en inglés para crear un segundo usuario de acceso a las cámaras, “Security” para EE UU, acaban de aparecer en un archivo PowerPoint (.ppt), adjunto a ese correo, de nombre Instruccions-Condensed.ppts. Y este archivo aparece en la carpeta Operations/Proyects/ Zonas geográficas/ América del Norte/USA/ CIA/NVR INSTRO/ Instructions-Condensed.pptx.

El nuevo volcado lo ha hecho la policía a petición de la defensa de Assange y por orden del juez Pedraz. Tuvo lugar en la sala de volcados de la Audiencia Nacional y en presencia de la autoridad judicial.

Según los peritos de Assange, la diferencia del tamaño o volumen de las dos copias, la volcada por la policía de los ordenadores, pendrives y dispositivos electrónicos de Morales, y la nueva representa 213,1 GB: 551.616 ficheros y 973 archivos de correo. La policía afirma que en su volcado inicial utilizó un programa automático que extrae los tipos de archivos que solicitan.

El País


Empresa española habría espiado a Rafael Correa por pedido de la CIA

La empresa de seguridad española UC Global, que brindó servicios en la Embajada ecuatoriana en Londres, usó sus equipos para presuntamente espiar al expresidente Rafael Correa, según un reportaje de diario El País.

La investigación del medio español se desprende de unos archivos del computador del dueño de la empresa, David Morales, y a quien la justicia del país europeo investiga por presunto espionaje por orden de Estados Unidos.

En el reportaje se indica que Morales, un exmilitar, espió las conversaciones que mantuvo Correa en 2018 con otros expresidentes de la región como Lula da Silva, Cristina Fernández y José Mujica.

Según la filtración, las conversaciones ocurrieron cuando Correa había dejado el poder y fueron bajo supuesta solicitud de la CIA.

El nombre de la agencia estadounidense consta en los archivos recuperados del computador de Morales, tras su arresto en 2019.

Además, las escuchas habrían sido ‘vendidas’ al entonces presidente Lenín Moreno, luego de su distanciamiento con Correa y de la expulsión del hacker australiano Julian Assange de la Embajada ecuatoriana en 2019.

En otra parte de la investigación, se señala que Morales habría espiado a las dos hijas de Correa, a través de supuestos ‘malware’ o programas instalados en sus teléfonos en 2014, cuando el líder correísta estaba en el Gobierno.

Por otra parte, la empresa de Morales también le brindó escolta a Correa en Bélgica, pero el expresidente canceló el contrato luego de que un trabajador de seguridad confesó las supuestas actividades de espionaje que realizaban.

La investigación también indica que cuando Moreno rescindió del contrato con la empresa UC Global en la Embajada, el exmilitar Morales ‘se sintió traicionado’.

“Me he jugado el puesto por ellos (…), me han filtrado hasta las cosas que les he pasado de Correa. Que se creen que estoy jugando”, escribió Morales en un correo intervenido, por la justicia española.

Del tiempo de la Embajada ecuatoriana, Morales incluso tendría 14 imágenes íntimas de un diplomático de carrera, cuyo nombre no se ha revelado.

Primicias

Más notas sobre el tema