Exploración espacial: Venezuela se suma al proyecto internacional de base lunar impulsado por China

1.345

Venezuela y China suscribieron una declaración conjunta sobre la Estación Internacional de Investigación Lunar (Ilrs), con el fin de consolidar la cooperación en el ámbito de la exploración espacial.

La vicepresidenta sectorial para Ciencia, Tecnología, Educación y Salud y ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt), Gabriela Jiménez Ramírez, encabezó la delegación venezolana, acompañada por el presidente de la Agencia Bolivariana de Actividades Espaciales (Abae), Adolfo Godoy; el director de Transformación Digital del Mincyt y asesor de la Abae, Raúl Hernández y el director General para Integración y Asuntos Internacionales del Mincyt, Marco Castillo.

Por parte de la República Popular China, participaron Zhang Kejian, miembro de la Administración Espacial Nacional de China (Cnsa); Li Guoping, ingeniero jefe de la Cnsa; Xu Hongliang, secretario general de la Cnsa, director del Centro de Ingeniería Espacial y Exploración Lunar de la Cnsa; y funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de país asiático.

Cooperación científica y técnica

La declaración conjunta establece que Venezuela aportará su infraestructura de estaciones terrenas de control satelital para apoyar, monitorear y controlar las misiones espaciales que enviarán sondas a la Luna.

Además, se desarrollarán capacidades en el campo espacial que abarcan diversos temas relacionados con el diseño colaborativo, la cooperación técnica y operativa, los logros compartidos mediante estrategias conjuntas, el manejo e intercambio de datos, la planificación, orientación, definición de misiones, transferencia de tecnología, entre otras.

En abril de este año, China invitó a Venezuela a ampliar la cooperación científica mediante este proyecto internacional de base lunar que prevé la construcción de estaciones a partir del año 2030.

Se espera que, con los datos obtenidos por la Ilrs, a través de las muestras lunares, los expertos de distintas instituciones nacionales intercambien información, conocimientos, experiencias en términos de composición química, presencia y concentración de elementos con características geológicas lunares, así como también realicen estudios científicos y espaciales en materia de biotecnología.

Una nueva etapa de encuentro

La vicepresidenta sectorial afirmó que la firma de esta declaración conjunta define una nueva etapa del encuentro entre Venezuela y China en materia de la investigación espacial para el beneficio de los pueblos.

“Venezuela se siente orgullosa de ser nuevamente invitada a impulsar el desarrollo aeroespacial en el país. Todos los esfuerzos de cooperación en esta nueva etapa deben dirigirse a la formación de talentos para la compresión del espacio profundo. Es una oportunidad para desarrollar las ingenierías, la renovación de los conocimientos y otros desarrollos en material satelital para la República”, señaló.

Asimismo, mencionó que esta nueva agenda de cooperación debe potenciar un “cambio de era” y representa la “posibilidad que Venezuela pueda participar en los proyectos de investigación en la Estación Internacional de Investigación Lunar que serán incluidos en el Plan Nacional de Ciencia y Tecnología”.

Del mismo modo, indicó que Venezuela ratifica este nuevo paso, “en el marco de la cooperación en materia del uso pacífico del espacio ultraterreste, entendiendo que los mayores beneficios para la humanidad, provienen del desarrollo e investigación espacial”.

Agregó que el Gobierno venezolano reiteró una vez más, “la sincera hermandad, amistad y solidaridad que la une con el Gobierno de la República Popular China, con el compromiso de continuar profundizando la Asociación Estratégica que tantos beneficios ha dado a nuestros países”.

Por su parte, la delegación china destacó que es fundamental continuar con el desarrollo de cooperación en distintos niveles con otros países para incentivar la investigación científica bilateral, el diseño y desarrollo de sondas lunares, el viaje compartido de cargas útiles científicas, los experimentos científicos y técnicos, el intercambio y análisis de datos, la educación y la formación.

Sumarium

Más notas sobre el tema