Inicia en Bruselas la Cumbre CELAC–UE con el foco puesto en el acuerdo con el Mercosur y la guerra en Ucrania

1.406

La UE y la CELAC buscan relanzar su relación, pese a divergencias sobre Ucrania

El bloque de la Unión Europea (UE) y los 33 países la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) celebran el lunes y martes una cumbre de dos días en Bruselas en un intento de recomponer un diálogo quebrado, con importantes diferencias sobre la mesa.

La última cumbre de ambos bloques fue en 2015, y ahora las dos partes corren contra el reloj para recuperar una difícil interlocución.

Los dirigentes tienen previsto discutir temas como las relaciones comerciales, incluyendo las negociaciones con el Mercosur, una reforma en la composición del sistema financiero internacional, el cambio climático y las transiciones energética y digital. Además, los negociadores europeos buscan hacer una mención a la guerra en Ucrania.

Lula se reunió en la mañana con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

«Queremos profundizar con la UE la discusión sobre la cuestión climática», dijo Lula.

Lula dijo que «cumplirá con su parte en la cuestión climática. Tenemos un compromiso de deforestación cero para 2030 en la Amazonia».

El tema de la deforestación y las cuestiones ambientales son uno de los escollos de las dilatadas negociaciones para un acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay).

Von der Leyen dijo que la visita de Lula a Brasil tiene «una dimensión histórica».

«Estamos enfrentados con el desafío generacional del cambio climático. Por eso precisamos a nuestros amigos próximos que estén a nuestro lado en estos tiempos de incertidumbres», expresó.

«Por eso, saludo el retorno de Brasil al escenario internacional», afirmó Von der Leyen.

«No va a ser fácil»

Esta cumbre fue impulsada principalmente por España, con el apoyo de Portugal. España asumió el 1 de julio la presidencia semestral rotativa del Consejo de la UE, y desde hace por lo menos un año trabajó para fraguar esta cumbre, que espera que sea uno de los legados de su mandato en el bloque europeo.

La canciller de México, Alicia Bárcena, que representará a su país en la cumbre, advirtió el viernes que la reunión «no va a ser fácil».

Después de la última reunión, la UE se sumergió en problemas internos como la gestión de la aguda oleada migratoria de 2015-2016, el Brexit, la pandemia de coronavirus y finalmente la guerra en Ucrania, que generó también una grave crisis energética.

En ese escenario, las relaciones europeas con la región del otro lado del Atlántico quedaron en un compás de espera, y ahora las capitales buscan recuperar el tiempo perdido.

La UE espera dotar a esa relación de una estructura permanente, pero la CELAC no posee el nivel de institucionalidad de la UE, y por ello la idea aún requerirá muchas horas alrededor de las mesas de negociación.

El texto de las conclusiones de la cumbre ha sido objeto de desencuentros desde el inicio de las conversaciones.

El más importante de ellos es la sugerencia de los negociadores europeos de hacer mención a la guerra de Ucrania en el documento, una delicada cuestión en la que los dos bloques no exhiben posiciones siempre alineadas.

Una fuente diplomática sudamericana dijo a AFP que los países de la CELAC entienden la «sensibilidad» del tema, pero apuntó que la contraparte europea igualmente debería comprender que los países latinoamericanos y caribeños tienen posiciones diversas.

La UE ha dejado claro que busca reunir el máximo apoyo internacional a la causa de Ucrania. Una fuente del gobierno francés dijo que «el objetivo es que el conjunto de los países de la región apoyen a Ucrania».

Tensiones

Sin embargo, los países de la CELAC alegaron sus propias posiciones desencontradas para evitar meterse de cuerpo entero en el tema.

«Esta no es una cumbre sobre Ucrania, sino sobre las relaciones bilaterales entre CELAC y a UE. (…) ¿El tema surgió en las discusiones? Sí, por supuesto. ¿Es el único tema importante? No lo creo», dijo un alto negociador latinoamericano.

Esta falta de consenso hizo que la participación del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, fuera descartada.

La propia organización de la cumbre fue objeto de tensiones. El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció en una declaración en video la «falta de transparencia y la conducta manipuladora» de la UE. «Resta poco tiempo, pero aún no es demasiado tarde para evitar un fracaso», advirtió.

De su lado, la cancillería de Venezuela apoyó las quejas de Rodríguez y añadió que «la decisión de la UE de imponer su propio formato» a la cumbre «amenaza con llevar al fracaso los esfuerzos realizados para su organización».

La Nación


Cumbre UE-CELAC, 17 y 18 de julio de 2023

Puntos destacados del orden del día

La tercera cumbre UE-CELAC congregará en Bruselas a dirigentes de la UE y dirigentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

La cumbre es una oportunidad para seguir reforzando la asociación UE-CELAC, debatir sobre la colaboración para lograr unas transiciones ecológica y digital justas y demostrar el compromiso compartido en defensa del orden internacional basado en normas.

La cumbre, que estará copresidida por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, en su calidad de presidente pro tempore de la CELAC, contará con la asistencia de los jefes de Estado y de Gobierno de los Estados miembros de la UE y de los Estados de la CELAC. En la cumbre participarán también la presidenta de la Comisión Europea y el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

UE-CELAC: una asociación estratégica

La UE y América Latina y el Caribe mantienen desde hace tiempo una asociación basada en valores comunes y en un compromiso compartido en defensa de la democracia, el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho. Juntos representan más de un tercio de los miembros de las Naciones Unidas y constituyen un motor en favor de un sistema multilateral sólido.

Las dos regiones comparten además una visión común para proteger nuestro planeta. Los dirigentes debatirán cómo aprovechar el enorme potencial y las oportunidades que ofrece la doble transición ecológica y digital para aumentar la prosperidad de nuestros ciudadanos. Los principios de una transformación justa, social y equitativa constituirán la base de nuestro compromiso y garantizarán que no se deje a nadie atrás.

Durante la cumbre los dirigentes tratarán gran variedad de temas con vistas a seguir reforzando la asociación UE-CELAC, por ejemplo:

  • el refuerzo de la cooperación en los foros multilaterales,
  • la paz y la estabilidad mundiales,
  • el comercio y las inversiones,
  • la recuperación económica,
  • la labor de lucha contra el cambio climático,
  • la investigación e innovación,
  • la justicia y la seguridad para los ciudadanos.

Programa (hora central europea de verano)

17.7.2023

12:00: Llegadas y declaraciones a la entrada
12:00: Reuniones bilaterales
13:30: Reunión de los dirigentes de la UE y el Caribe
15:20: Bienvenida oficial a las delegaciones de la CELAC
16:00: Sesión inaugural
17:30: Foto de familia
17:40: Reuniones bilaterales
19:00: Cena de gala

18.7.2023

08:30: Llegadas
09:30: Sesión plenaria
13:00: Almuerzo de trabajo
15:15: Rueda de prensa

Cumbres anteriores

En la cumbre anterior, celebrada en 2015, los dirigentes convinieron en trabajar juntos por unas sociedades más prósperas, cohesionadas e inclusivas.
La primera cumbre UE-CELAC se celebró en Santiago de Chile en 2013 y se dedicó a la colaboración en materia comercial y a la promoción de las inversiones con calidad social y ambiental.

Acerca de la CELAC

Creada en 2010, la CELAC es un bloque regional de 33 Estados de América Latina y el Caribe. Su objetivo es unir a estos Estados para reforzar el diálogo político y la integración social y cultural de la región, mejorar su calidad de vida, estimular el crecimiento económico y promover el bienestar de todos sus ciudadanos.

Consilium


Presidentes latinoamericanos viajan a Bruselas para cumbre Celac-UE

Los presidentes de Cuba, Brasil, Bolivia y Argentina emprendieron el viaje hacia Bruselas, Bélgica, para participar en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños-Unión Europea (Celac-UE).

El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel anunció este domingo en sus redes sociales que concluyó sus actividades oficiales en Portugal, desde donde viajará hacia la capital belga, para el cónclave entre la Celac y la UE, a celebrarse el lunes y martes próximos.

“Nos despedimos de Portugal, donde encontramos hospitalidad, solidaridad y mucho afecto, como prueba de más de 100 años de nexos bilaterales marcados por la amistad entre ambos pueblos”, dijo el gobernante en su cuenta oficial de Twitter.

El jefe de Estado de la mayor de las Antillas agregó: ”Emprendemos rumbo a Bruselas para participar en la III Cumbre (de la) Celac (y la) UE”.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, emitió un tuit el sábado por la noche en el cual dio a conocer que inició su viaje hacia Bruselas “para fortalecer las relaciones entre América Latina y Europa”.

Lula añadió que el vicepresidente Geraldo Alckmin asumió “la presidencia de Brasil hasta el miércoles. ¡Buen trabajo!”.

El gobernante de Bolivia, Luis Arce, también informó en Twitter que entregó el bastón de mando al vicepresidente David Choquehuanca “antes de viajar a Bruselas, Bélgica, para participar de la III Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Celac-UE”.

“Debemos construir puentes de unidad para encarar los desafíos globales”, manifestó el mandatario suramericano.

Los presidentes de Argentina, Alberto Fernández, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez, fueron otros de los dignatarios que viajaron el sábado rumbo a la capital belga.

En Bélgica ya se encuentran la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, y el gobernante de Colombia, Gustavo Petro. Se prevé que también lleguen a Bruselas en las próximas horas los mandatarios de Chile, Gabriel Boric, y de Ecuador, Guillermo Lasso.

La Cumbre Celac-UE busca abordar diversos acuerdos comerciales, promover reformas en la composición del sistema financiero internacional y conversar sobre las transiciones energéticas y el cambio climático.

teleSUR


Cumbre de los Pueblos inicia en Bruselas en forma paralela a la III Cumbre Celac-UE

La Cumbre de los Pueblos da inicio este lunes en Bruselas, capital de Bélgica, que se llevará a cabo hasta el martes en forma paralela a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea (Celac-UE).

Se tiene programado que en el encuentro, organizado por organizaciones y representantes europeos y latinoamericanos de izquierda, participen varios jefes de Estado que tomarán parte del cónclave de la Celac-UE.

Manu Pineda, europarlamentario de Izquierda Unida y secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de España (PCE), informó en redes sociales que los presidentes Gustavo Petro (Colombia), Luis Arce (Bolivia) y Alberto Fernández (Argentina) estarán presentes en el acto de clausura mañana martes.

“El martes acogeremos el acto de clausura de la Cumbre de los Pueblos 2023 con los presidentes Gustavo Petro, Luis Arce y Alberto Fernández”, dijo Pineda, al agregar que también confirmó su presencia el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel.

Destacó que la presencia de varios mandatarios en el evento “pone de manifiesto que hay una preocupación real por poner en el centro del debate las necesidades de los pueblos, la paz y el ecologismo, y eso es lo que vamos a impulsar».

El foro social tiene como propósito debatir de manera abierta las más variadas reflexiones, que permitirán promover un modelo alternativo de desarrollo, cooperación e integración más justo, solidario y sostenible.

Asimismo, promover relaciones justas entre los pueblos y gobiernos de América Latina y el Caribe con los pueblos y gobiernos de la Unión Europea.

Esto, bajo el respeto del derecho internacional, la no injerencia, la soberanía y la autodeterminación.

Se busca, además, debatir sobre temas de actualidad; compartir experiencias de lucha y resistencia; estrechar los lazos entre movimientos populares, sindicatos, grupos de solidaridad, comunidades de migrantes, asociaciones, personalidades y fuerzas políticas de ambos continentes.

Telesur

 

Más notas sobre el tema