La CIJ falló a favor de Colombia y negó a Nicaragua extender plataforma continental

2.204

Fallo de La Haya: Colombia ganó el último pleito contra Nicaragua

La Corte Internacional de Justicia decidió este jueves sobre el último caso pendiente entre Nicaragua y Colombia. El tribunal negó todas las pretensiones del país centroamericano, que, no obstante, dijo que “salió bien”.

El futuro de la plataforma continental de Colombia y de Nicaragua dependía este jueves de la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya (Países Bajos).

El máximo tribunal de Naciones Unidas le dio una victoria absoluta a Colombia frente a las pretensiones de Nicaragua, con lo que termina, así, un largo historial de pleito jurídico.

La CIJ se pronunció sobre la segunda demanda que Managua presentó contra Bogotá, pero que era la última pendiente por resolver. Esta vez, el país centroamericano reclamaba una plataforma continental más allá de 200 millas náuticas contadas desde su costa, que la Corte no le concedió.

Antes de empezar, algunos elementos de contexto:

¿Qué es la plataforma continental?

  • Es la prolongación dentro del mar del territorio continental de un país.

¿Por qué este caso se considera de relevancia internacional?

  • Dado que Colombia no ha ratificado la Convención del Mar (Convemar), que regula el traslape de fronteras marinas entre países como el que habría resultado de las pretensiones nicaragüenses, la Corte debía determinar si dicha superposición (es decir, que la plataforma continental de un país se extienda dentro de las 200 millas náuticas de otro país) se ajustaba a lo que en derecho se considera costumbre internacional (derecho consuetudinario). La respuesta de la Corte fue: no.
  • Además, se esperaba que dijera si hay criterios en el derecho internacional consuetudinario (costumbre internacional) para la determinación del límite de una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas. Como al primer punto respondió que no, esta segunda cuestión quedó sin piso.
  • Tanto el proceso que eligió la Corte para resolver este caso (que nunca se había utilizado) como su resultado están sentando un precedente internacional.

Los escenarios posibles:

  1. Como explicó el profesor Fabián Cárdenas, de la Universidad Javeriana, para El Espectador, la Corte podía determinar que lo que pretende Nicaragua no tiene sustento en la costumbre internacional. Este fue el camino que escogió el tribunal.
  2. Un escenario intermedio habría sido determinar que el traslape existe en la costumbre internacional (cosa que no sucedió), pero no los criterios para hacer una delimitación, por lo que en la práctica de todas formas no se habría podido hacer nada.
  3. El peor escenario posible era que se determinara que las pretensiones nicaragüenses sí tenían asidero en la costumbre internacional y que, por tanto, siguiera de fondo con el caso, lo que habría podido resultar, incluso, en una nueva delimitación entre Colombia y Nicaragua. Nada de eso sucedió.

¿Y los otros casos?

  1. En 2012, la CIJ dirimió la demanda presentada por Nicaragua en 2001. En aquel momento se hizo una delimitación marítima entre los dos Estados. Entonces, se reconoció la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés, pero hubo una reducción de espacio marítimo (Zona Económica Exclusiva) para Colombia.
  2. La tercera demanda, que alegaba un incumplimiento sobre la sentencia de 2012, se resolvió en abril del año pasado. En ese momento, pretensiones de Nicaragua sobre cómo medir su mar territorial fueron frustradas, pero Colombia solo ganó una de seis demandas estudiadas.
  3. La segunda, pero la última en resolverse, es la que nos ocupa este jueves.

El Espectador

 

Más notas sobre el tema