Referentes del teatro y la cultura latinoamericana alertan sobre la censura en España

1.997

El resultado de las elecciones autonómicas en España del mes de mayo se tradujo en el ascenso de una alianza entre el Partido Popular, tradicional partido de centro derecha, y Vox, la nueva fuerza de extrema derecha. Desde entonces se han producido diferentes hechos de censura, especialmente en el campo teatral, disfrazados muchas veces como cancelaciones por cuestiones administrativas o presupuestarias. 

El 23 de junio de este año la Compañía Teatro Defondo acusó al Ayuntamiento de Valdemorillo y a la Concejalía de Cultura, que preside la representante de Vox Victoria Amparo Gil, de aplicar un veto ideológico contra el estreno de su versión de “Orlando” de Virginia Woolf, en la que “el protagonista pasa de ser un hombre a ser una mujer y denuncia las diferencias que esto significa”.

A comienzos de julio el director teatral Xavier Bobés denunció la cancelación de su obra teatral sobre un maestro republicano fusilado, Antoni Benaiges, en el municipio burgalés de Briviesca. La  suspensión del estreno de la obra llamada “El mar: visión de unos niños que no lo han visto nunca”, le fue notificada después de la asunción de José Solas, del PP, al frente del ayuntamiento. El personaje de la obra fue asesinado por milicianos falangistas al comienzo de la Guerra Civil, en julio de 1936.

Por esos mismos días la coalición gobernante en Santa Cruz de Bezana (Cantabria) prohibió la exhibición de la película infantil “Lightyear”, una producción de Pixar-Disney, en la que hay un beso entre dos mujeres. La ultraderecha al frente de la Concejalía de Cultura censuró la proyección de esta película de animación.

Pero de esto no se salvaron tampoco los clásicos del siglo XVII, pues un concejal de Vox en la localidad de Getafe exigió que se retire de escena la obra ‘La villana de Getafe’, de Lope de Vega, aduciendo que contiene exceso de insinuaciones sexuales, pues en escena se colocaban un falo y una vagina de grandes dimensiones; y esta semana se conoció la cancelación en Jaén de la adaptación de Romeo y Julieta, protagonizada por Ana Belén y José Luis Gómez, que estaba programada para finales de octubre, pero el nuevo Ayuntamiento, liderado por el Partido Popular y el regionalista Jaén Merece Más, ha decidido suspenderla.

Ante estos hechos graves de censura sucedidos en menos de un mes, y acompañando las manifestaciones de extrema preocupación de artistas y referentes de la cultura española frente un posible triunfo de esta alianza en las elecciones nacionales, referentes del teatro y la cultura latinoamericana decidieron dar una voz de alerta, sosteniendo que “lo sucedido en España en estos últimos días nos afecta a todos

Firmada por figuras como Octavio Arbeláez, Sergio Blanco, Adrián Caetano, Gabriel Calderón, Diane Denoir, Marilú Marini, Lucero Millán, Marianella Morena, José Miguel Onaindia, Mariana Percovich, Ana María Picchio, Claudia Piñeiro, Erica Rivas, Cecilia Roth, Soledad Silveyra y  Alejandro Tantanián, entre otros, el documento sostiene que “si alguien condena una creación lo hace contra la humanidad. Si una obra de teatro es expulsada de sus espacios de representación, también son expulsados la imaginación, el juego, la democracia y las relaciones entre las personas del mundo. Si un espectáculo, un texto, una canción son obligadas a desaparecer, a perder su contacto con la audiencia, la oscuridad está volviendo sobre nuestros cielos”.

Declaración completa:

BASTA DE CENSURA

El mundo integrado que nos toca vivir, de economías integradas, pero también de derechos humanos reconocidos internacionalmente, nos permite reaccionar cuando se practican actos de censura en cualquier lugar del mundo. Lo sucedido en España en estos últimos días nos afecta a todos. Y especialmente a los iberoamericanos no sólo por la historia y la lengua sino por nuestros estrechos lazos contemporáneos. Nos une un espacio de imágenes, palabras, sonidos compartidos. Cuando hay un artista prohibido, todos los artistas están prohibidos. El arte es la víctima.

En España o en Latinoamérica, dónde tenemos memoria de las heridas sufridas por el avasallamiento a la libertad de expresión. No importa dónde sea, porque si ocurre un atentado a la cultura, me sucede a mí, nos sucede a nosotros. La creación artística no empieza y termina en un territorio, como las fronteras geopolíticas. Viaja sin vehículos.

Si alguien condena una creación lo hace contra la humanidad. Si una obra de teatro es expulsada de sus espacios de representación, también son expulsados la imaginación, el juego, la democracia y las relaciones entre las personas del mundo.

Si un espectáculo, un texto, una canción son obligadas a desaparecer, a perder su contacto con la audiencia, la oscuridad está volviendo sobre nuestros cielos.

No dejemos que esa oscuridad se instale en nuestros ojos,

en nuestras mentes,

y en nuestros corazones.

No más tiempos oscuros.

No más censura.

No al retorno de la bestia.

Octavio Arbeláez, Raquel Araujo, Carlos Arroyo, Sergio Blanco, Mariel Bravo, Adrián Caetano, Hortensia Campanella, Washington Carrasco, Marcelino Castillo, Gabriel Calderón, Diane Denoir,  Freddy Ginebra, Esther Goris, Marilú Marini, Lucero Millán, Marianella Morena, José Miguel Onaindia, Mariana Percovich, Ana María Picchio, Claudia Piñeiro, Oria Puppo,  Erica Rivas, Cecilia Roth, Soledad Silveyra, Alejandro Tantanián, Susana Torres Molina, Jorge Zabaraín, Gustavo Zidán.

Más notas sobre el tema