Argentina | Crean el primer canal de youtube hecho por varones trans

1.641

Crearon el primer canal de YouTube de varones trans y hoy acompañan a transicionar a su comunidad: «Hacemos contenido que no pudimos encontrar»

Por Estefanía Santoro

“¿Ya estas para esto?” le pregunta Theo a Boris que responde: “Si estoy, ayer lo fui a ver al cirujano, pero bancame un toque que voy al baño porque me estoy meando”. Theo lo frena y le dice: “pero ahí por ejemplo ¿podemos ir a grabar cuando meas? porque la gente no entiende todavía por dónde meas, necesitan ver tu pito”. Así comienza el video donde Boris cuenta la primera parte de su proceso de faloplastia, el camino hacia la decisión de operarse, el primer encuentro con el cirujano, la información previa a la intervención, cuáles son las etapas y los tipos de cirugía que existen. Theodoro y Boris se divierten, se tientan, y a más de unx les hacen soltar carcajadas pero también informan, despejan dudas a la audiencia, rompen mitos, siempre desde el humor y la ironía.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por @mundillotrans

Theo y Boris son los creadores de Mundillo Trans, el primer canal de youtube de nuestro país hecho por varones trans. Todo comenzó hace dos años en Mar del Plata, de forma totalmente autogestiva y así continúan sosteniéndose hoy. Son amigos desde hace más de 15 años, transicionaron juntos, y de ese proceso emergió Mundillo Trans, primero como una idea de Theo a la que Boris se sumó rápidamente. “Hoy una persona que busca hacerse una faloplastia sabe que hay un contenido audiovisual que, tal vez, Boris en su momento no pudo encontrar, con información, buena definición y subtitulados. Hay mucho trabajo detrás de cada transmisión, siempre lo hicimos en base a una necesidad y también por una cuestión propia de atravesar la vida de forma irónica, graciosa, reírnos de la desgracia constantemente. Antes de transicionar éramos así también.”

El canal contiene programas como SOS donde se abordan específicamente temas relacionados a la comunidad trans, brindan información segura y confiable, realizan entrevistas a profesionales de la salud para despejar dudas sobre masculinización de tórax, hormonización e historias de vida, con el compromiso que requiere pero sin solemnidad, lo que les permite reírse de ellos mismos y abordar anécdotas en clave de humor .

“No es que le ponemos un tono particular, en mi caso nunca sentí que tenía que hablar de mi transición o de mi vida como algo trágico, siempre hubo sarcasmo en mi y me empezó a pasar de sentirme súper contrastado cuando veía publicaciones o foros de personas trans hablando desde un lugar muy triste, que entiendo que lo es, pero yo no conectaba con eso. Por eso, cuando Boris habla de faloplastía, yo tiro un pito de goma y nos tentamos de la risa. Creo que eso fue lo que atrajo a otro público que tal vez entra a Mundillo por curiosidad y se entera de que existe la faloplastia. Con esa ironía y un humor muy ácido intentamos informar a un mundo que no está preparado para esa información que nosotros buscamos porque la necesitamos. Hay otra gente a la que esto no le interesa, entonces pensamos cómo hacer para llegar a un mundo que no sabe lo que es una persona trans, una faloplastia, una mastectomía, las hormonas y, tal vez, en ese mundo donde no saben sobre todo esto hay un montón de personas trans que no saben que lo son tampoco”, explica Theo.

Es una cirugía que lleva tres intervenciones, Boris ya pasó por dos que fueron exitosas y pudo tramitarla a través de su prepaga de salud en el Sanatorio Finochietto. En nuestro país hay muy pocxs profesionales que realicen faloplastía.

“Lo mismo pero no” y “Quiero retruco” son otros de los contenidos del canal donde Theo y Boris entablan conversaciones sobre la coyuntura, se ríen del mundo de la farándula y otras yerbas. También hay entrevistas de historias de transición y testimonios como los de la mamá y lxs abuelos de Theodoro donde cuentan cómo acompañaron su transición. Ahí está otro de los grandes objetivos de Mundillo Trans, que sea un canal con contenido dirigido no solo a las personas trans, sino también, que sirva para concientizar y educar a las personas cis. Muchos de los programas de este canal tienen una función pedagógica donde se abordan temas que no son parte de políticas públicas ni están en la agenda de los grandes medios de comunicación.

«Hacemos esto, no por protagonismo, sino por la necesidad de que exista un proyecto así, que no solamente sea algo informativo o se hable solo de la temática. La idea de Mundillo Trans siempre fue que abarque muchas otras cosas más que la información de por sí y también intentar llegar a un mundo cis, sin que sea con una temática tan pesada y densa. Nosotros aprendemos sobre hormonas, mastectomía y demás porque nos interesa para un futuro de la vida pero también queremos ver cómo involucramos toda esta temática en un mundo que no está preparado para eso», explica Theo.

Boris vivía en Mar del Plata y hace un año y medio se mudó a la Ciudad de Buenos Aires para poder realizarse una faloplastía con el cirujano Javier Belinski, el profesional que eligió luego de investigar sobre el tema. “Leí, busqué información, aunque mucho no hay, pregunté en foros, grupos de facebook, de WhatsApp y hablé con siete personas que se habían operado con él”, cuenta. Es una cirugía que lleva tres intervenciones, Boris ya pasó por dos que fueron exitosas y pudo tramitarla a través de su prepaga de salud en el Sanatorio Finochietto. En nuestro país hay muy pocxs profesionales que realicen faloplastía, hoy Boris está esperando la fecha de lo que será su tercera y última intervención quirúrgica para finalizar el procedimiento.

Theo dejó su Mar del Plata natal para continuar con el canal, fue el primero en apostar a que Mundillo Trans se sostenga en el tiempo: «Para mi Mundillo es un sacrificio de todos los días y tengo siempre una contradicción con eso porque es algo clave y necesario y en este momento dejé un trabajo para dedicarme a esto sin saber si a fin de mes como. Siempre estamos con dos pesos entre nosotros pero confiamos en que es algo que sirve, que hace bien y que nos hace bien. Nos levantamos y seguimos insistiendo con este proyecto y promovemos eventos, buscamos todo el tiempo maneras de poder seguir sosteniendo la autogestión aunque es muy desgastante.»

El público de Mundillo es muy variado, no solo miran el canal varones trans, sino también personas cis que son xadres, profesionales de la salud mental, se convirtió en un espacio que contribuye a reducir la ignorancia sobre la temática trans, también genera comunidad, sentido de pertenencia, identidad y muchas personas trans se sienten representadas por primera vez, porque nunca antes se sintieron identificadoxs en la tv o en los medios de masivos de comunicación. Se generan encuentros, amistades, se recomiendan profesionales de la salud, espacios seguros, y todo tipo de lugares que realicen una atención respetuosa hacia las personas trans.

Una comunidad que también llegó a WhatsApp

Mundillo habilitó un entorno de cuidados para las personas trans, hecho por personas trans a nivel federal. Hoy el grupo de wasap de mundillo tiene más de 200 integrantes, “nos agradecen por hacerlos reír siendo una comunidad con una tasa de suicidios muy alta”, asegura Theo quien reconoce que debe ir acompañado a cualquier consulta médica debido a que no tuvo buenas experiencias, en ese sentido cuenta: “Esa necesidad de que alguien me acompañe se que no es algo que tiene que ver conmigo sino con un sistema que no está preparado para atenderme.” Entre mayo y septiembre de 2019 Fundación Huésped y la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA) realizaron una investigación para conocer el “Estado de salud y factores asociados en masculinidades trans y personas no binaries de Argentina, este estudio reveló que siete de cada 10 masculinidades trans e identidades no binaries evitaron realizar consultas sobre salud sexual y reproductiva por temor a experimentar discriminación, rechazo o estigma por su identidad de género.

Boris, por su parte, cuenta que nunca entró a un consultorio médico sin tener recomendación de otros chicos trans: “Jamás en la vida fui hacerme un PAP, ahora que me operé es distinto porque no tengo útero, preferí sacármelo. Hasta para depilarme viajé un montón de horas, fui con alguien que me recomendaron para evitar maltratos, preguntas incómodas, o la reacción de otras mujeres, por eso insistimos en lo importante que es conocer a otros varones trans, en nuestro caso nos tenemos a nosotros que somos amigos porque nos asesoramos y porque tenemos otro amigo que es ilian, que transicionó antes que nosotros, pero la gran mayoría de los pibes trans con los que hablo no conocen nada, de hecho la mayoría ni siquiera tienen amigos trans.”

Las dificultades y violencias que viven y atraviesan las masculinidades trans

La salud mental en las personas trans es casi un tabú, las pocas veces que se aborda en las redes sociales o en los medios de comunicación es utilizado para patologizarlos, tampoco existen políticas públicas capaces de brindar herramientas que faciliten el tránsito de una inestabilidad emocional, trastornos o incluso depresión. Cuando Theodoro comenzó a pensar en la idea de transicionar recurrió a su psicóloga, con quien se atendía hace más de cinco años siempre que su economía inestable se lo permitía.
Siete de cada 10 masculinidades trans e identidades no binaries evitaron realizar consultas sobre salud sexual y reproductiva por temor a experimentar discriminación, rechazo o estigma por su identidad de género.

Recuerda que, en ese momento, sus amigos hicieron una colecta para pagarle una sesión: «cuando le conté a mi psicóloga lo que me estaba pasando me dijo; ‘entiendo lo que te pasa, pero nunca te olvides que en vos hay una niña abusada’, no podía creer que me diga eso. Yo le llevé un deseo, y su respuesta provocó en mi psiquis un caos muy grande. Cuento esto porque, por suerte, tengo un montón de amistades que me dijeron eso que te dijo tu psicóloga está muy mal. Lo que hizo ella fue como querer censurar mi deseo porque se supone que una persona que sufre un abuso pierde el deseo por siempre y no es así. Reivindicar incluso ese deseo para mí es clave, siempre entendí que lo que esa persona me decía esto estuvo mal, aunque dudé e hizo que me replanteara un montón de cosas, incluso pensar por qué querría ser una masculinidad trans cuando una de las personas que más me lastimó en mi infancia fue una masculinidad. Tuve que replantearme eso cuando mi deseo estaba yendo claramente por otro lado. Traigo esto porque hay mucha gente que se llama psicólogue pero no sabe nada de perspectiva de género, mezclan cualquier cosa y no son profesionales capacitades para trabajar la salud mental de ninguna persona, no solamente de personas trans.»

En el 2021 la organización Hombres Trans Argentina realizó el primer relevamiento federal transmasculino y no binarie del país. Los datos tienen la intención de visibilizar y comprender las dificultades y violencias que viven y atraviesan las masculinidades trans y personas no binarias a lo largo y ancho del territorio nacional. Las organizaciones que integran el Frente de Trans Masculinidades, junto con activistas independientes e investigadores de diferentes espacios, colaboraron en el armado y difusión del relevamiento.

Según el informe, el 60% de los varones trans intentó suicidarse, el 90% sufrió acoso, insultos, abuso físico y sexual y el 45% de los varones trans encuestados evita salir a la calle. El estudio señala además que el 50% de la población transmasculina y no binarie no cuenta con trabajo registrado, las personas encuestadas que no poseen un empleo formal respondieron que su fuente de ingresos son emprendimientos personales, changas eventuales y el trabajo sexual.

“Hay un desconocimiento muy grande sobre el tema, no solo hay discriminación y rechazo social, hay personas que están aisladas, que no conocen a otros varones trans, que no están en las redes y eso hace todo más difícil aún, por eso es importante seguir hablando. Hacemos programas como SOS donde cualquier persona nos puede hacer preguntas, la gente está ahí se sacan sus dudas y se sienten muy acompañantes. Los otros contenidos que hacemos también hacen que se sientan parte o simplemente logramos que se rían de una noticia cualquiera de la que hablamos”, explica Boris.

Mundillo trans es amistad, cercanía, contención, comunidad, compañía. “Ojalá en algún momento con este proyecto logremos tener un ingreso económico para pagar todo el laburo que hacemos, es mi máximo deseo, sería como una cuestión más de justicia”, concluye Theo.
A nivel nacional, está a disposición el Dispositivo de Orientación y Apoyo en la Urgencia de Salud Mental, el 0800-999-0091, cuya atención está a cargo de profesionales de este campo y que funciona las 24 horas de los 365 días del año para proporcionar orientación, información, contención y en caso de que la situación lo requiera, una derivación a la Red Local de Salud Mental, según la jurisdicción desde donde se haya efectuado el llamado.

El Destape

Más notas sobre el tema