Paraguay amenaza con llevar a tribunales internacionales conflicto con Argentina por la hidrovía

1.349

Si Argentina no cesa en sus acciones contra la libre navegación, se acudirá incluso a un arbitraje internacional, pero el próximo reclamo será todavía regional, dijo el canciller Julio César Arriola, tras la reunión con Rubén Ramírez Lezcano, quien lo sucederá en el cargo, parlamentarios y representantes de gremios.

El Paraguay no está sólo en el reclamo contra Argentina por el injustificado peaje fluvial establecido en la hidrovía, por eso con los vecinos miembros del Mercosur y Bolivia, se agotarán las instancias jurídicas y políticas para revertir la actitud arbitraria, según dio a entender ayer el canciller nacional Julio César Arriola.

“La instancia siguiente es el Comité Intergubernamental de la Hidrovía, que es un comité más político. Si no llegamos a un acuerdo en esa instancia iremos al arbitraje, esa es la siguiente escala en este punto”, enfatizó.

Anunció que la reunión del Comité Intergubernamental de la Hidrovía está fijada para el 30 de agosto próximo y el protocolo establece un sistema de arbitraje interno.

“Estuvimos hablando con los colegas de que existen otras posibilidades. Podríamos llevarla a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y otros foros también, lo que sí, en todos los foros, sea Mercosur, Parlasur, tenemos una hoja de ruta y en todos los foros vamos a llevar la voz de Paraguay, Bolivia, Uruguay y Brasil”, manifestó Arriola.

Por su parte, el titular del Centro de Armadores Fluviales del Paraguay, Raúl Valdez, reafirmó que el cobro de peaje por parte de Argentina en la hidrovía no corresponde, ya que va en contra de acuerdos sobre libre navegación.

Sin embargo, lamentablemente, la semana pasada fueron retenidos dos buques remolcadores por la Justicia argentina por la falta de pago de la tasa impuesta por el Gobierno en sus aguas jurisdiccionales en el río Paraná. Aseveró que dicha medida de Argentina representa un hecho grave y marca un precedente nefasto para la navegación en la región por la hidrovía.

Aseguró que la Argentina no logró demostrar la prestación de un servicio que demande el pago de alguna tasa por el mismo, por lo que se derivó las negociaciones al plano político de la comisión sobre el acuerdo de la hidrovía.

“Es la bandera paraguaya y es un derecho nacional el que está siendo atropellado en este momento. Entonces, esta cuestión debe ser encaminada a través de los canales establecidos en la Comisión del Acuerdo de la Hidrovía y pasando a una instancia política se debería aplicar el reglamento interno y finalmente, si no existe una solución viable para los países signatarios, esto sí ya debería pasar a un arbitraje internacional”, declaró.

A su vez, el presidente de la Cámara de Diputados, Raúl Latorre, dijo ayer que la Cámara Baja emitirá un pronunciamiento, que contaría con el apoyo de todos los legisladores, rechazando la retención –que considera ilegal– del buque de bandera paraguaya, al que exigieron un arancel que también considera ilegal.

En el mismo sentido, la Cámara de Senadores tratará el próximo jueves como primer punto del orden del día el proyecto de declaración que recuerda a la República Argentina la vigencia plena del acuerdo de “Santa Cruz de la Sierra” de transporte fluvial por la Hidrovía Paraguay – Paraná y requiere la suspensión inmediata del cobro de peaje fluvial por transgredir normas de orden jurídico internacional.

ABC Color


 

Más notas sobre el tema