Red de cooperación para la gestión y difusión del conocimiento en UNASUR: una comunidad científica para la integración

2.286

Un espacio para la promoción y el intercambio entre especialistas de la región

Por Pedro Sassone

El objetivo de la Red es el desarrollo de actividades conjuntas con diferentes actores e instituciones, para el intercambio y la difusión del conocimiento a nivel de América Latina que posibiliten la conformación de una comunidad de pensamiento de la unión y la integración.

En la reciente Cumbre Suramericana celebrada en Brasilia, el 30 de mayo, bajo la iniciativa del presidente Lula Da Silva, que reunió a los primeros mandatarios suramericanos, el presidente venezolano Nicolás Maduro reafirmó la importancia de retomar el camino de la integración. De allí que surja la propuesta de creación de una Red de Cooperación para la Gestión y Difusión del Conocimiento en Unasur, para responder a la necesidad de profundizar el diálogo y el estudio sobre los procesos de integración, que permita la generación y socialización del pensamiento crítico necesario para el análisis de los grandes temas de la agenda de integración. En torno a dicha Red se articulará la comunidad de investigación como un sistema de relaciones en línea, con el uso de la tecnología de la comunicación, que se concrete en acciones de cooperación con diferentes instituciones científicas y académicas suramericanas.

CONOCIMIENTO

 No cabe duda que el saber sistema- tizado, enmarcado en una realidad histórica contemporánea, puede convertirse en  un  espacio  que  contribuya a la integración de enfoques teóricos y visiones conceptuales, que puede ser un soporte dinamizador de la estrategia de integración. En la  época  actual  donde la generación y el desarrollo del conocimiento e información se ha convertido en uno de los motores principales del cambio de las sociedades, se evidencia la necesidad del estudio de la integración como un proceso complejo de largo plazo. Además los procesos de integración para sus mejoras necesitan ser nutridos del estudio y de la investigación permanente, en el abordaje efectivo de las temáticas de lo cultural, social, eco- nómico y político.

En virtud de ello la Red le permitiría a Unasur establecer relaciones con los centros académicos e investigadores, con programas de grados, postgrado y doctorados, relacionados con la agenda de integración, entendiendo que es un proceso progresivo y flexible, en la medida que se van estableciendo los vínculos de relaciones de confianza y concretando los mecanismos de cooperación, en áreas específicas de acuerdo a las necesidades que van surgiendo.

COMUNIDAD DEL PENSAMIENTO

La Red de Cooperación para la Gestión y Difusión del Conocimiento en Unasur podrá estructurarse en forma modular, mediante la organización de espacios temáticos que aborden cada área de integración, como forma de organización flexible y especializada, para favorecer la promoción y el intercambio y la cooperación en sus diversas formas entre los especialistas, individualidades e instituciones participantes de los distintos países de Suramérica, de manera abierta y democrática. El objetivo es el desarrollo de actividades conjuntas con diferentes actores e instituciones, para el intercambio y la difusión del conocimiento a nivel de América Latina que posibiliten la conformación de una comunidad de pensamiento de la unión y la integración.

La Red está concebida en sí misma con una modalidad colaborativa de coordinación y cooperación con los centros académicos. A través de este mecanismo se pretende, de forma progresiva en base a relaciones de confianza mutua, estimular la participación e involucra- miento de las instituciones educativas en el proceso de integración y a la vez crear sinergia entre dichas instituciones e investigadores lo cual conduzca al fortalecimiento de una comunidad científica para la integración, la unión y la cooperación.

TEMAS INTEGRACIONISTAS 

Para la formulación de agenda de conocimientos temáticos se proponen diferentes temas de estudio sobre la integración, algunos de los cuales mencionamos a continuación:

  • Doctrina de la unión e integración desde la complementariedad de los conceptos matrices: soberanía, independencia, unidad, diversidad, identidad, cooperación, complementariedad, políticas comunes regionales, multipolaridad, participación ciudadana, solidaridad.
  • Definición de una visión   común, del aprovechamiento soberano de los recursos naturales existentes en la región: el gran reto es formular un nuevo marco teórico que considere el aprovechamiento y preservación de la soberanía de los recursos naturales con una visión que equilibre lo social, económico y ambiental. Donde se conciban además políticas comunes para la gestión social, económica y de desarrollo científico-tecnológico de los recursos naturales, que contribuya a la superación del modelo extractivista, depredador de la naturaleza. Todo esto es concebido en el marco del debate necesario sobre una nueva concepción del modelo de desarrollo fundamentado en la valoración y respeto de los derechos de la naturaleza, la construcción de un estilo y modo de vida digno que garantice los derechos sociales y económicos de los pueblos de la región, enmarcado en las ideas del buen vivir.
  • Profundización de la dimensión social Unasur: se trata de profundizar en el estudio de iniciativas de integración en políticas de desarrollo social y humano, en lo educativo, cultural, en salud con equidad e inclusión, que impacten directamente en las condiciones de vida de la población, en la vía de la superación de la exclusión, la pobreza y las desigualdades que se manifiestan y siguen presentes en los países suramericanos.
  • Activación y desarrollo de una nueva arquitectura económica financiera regional: surge como una necesidad frente al escenario internacional de crisis, y la incertidumbre del comportamiento económico futuro, así como por la importancia de preservar y fortalecer el desarrollo económico productivo de la región. En este sentido está planteado el debate sobre la creación de una nueva arquitectura financiera regional soberana, que responda a las exigencias y particularidades de nuestros países y su relacionamiento con la economía mundial.
  • Definir una doctrina o lineamiento de políticas de seguridad y defensa regional y de cooperación militar: esto se enmarca en la construcción de una matriz suramericana de los riesgos y amenazas que atentan contra el principio de “Suramérica como zona de paz”. El objetivo es formular nuevas tesis y doctrinas de defensa regional para fortalecer la capacidad de respuesta frente al escenario geopolítico mundial y la preservación de la soberanía de los recursos naturales o activos estratégicos de la región, frente a las amenazas externas.
  • Fortalecer el diseño de la integración física regional integral, desde un enfoque endógeno: fundamentada en la articulación de corredores energéticos, de redes de transporte y de comunicaciones para la integración, que respete los ecosistemas naturales y los espacios territoriales y derechos de las comunidades indígenas y campesinas y la preservación de la soberanía e integridad física de las naciones suramericanas.
  • Activar la participación social protagónica de los movimientos sociales: existe la necesidad de abrir un diálogo político y de saberes con los diferentes movimientos y actores sociales de la región, para facilitar la participación plena de la ciudadanía en el proceso de integración y la Unión Suramericana; tal como plantea, el artículo 18 del Tratado Constitutivo de Unasur. El reto es abrir las compuertas de la unión, que conduzcan a la participación efectiva de las diversas expresiones organizadas de los actores y movimientos sociales, a través del diseño e implementación de canales de información, consulta y seguimiento, en el marco de lo que se ha definido como el “Foro de Participación Ciudadana de Unasur”, el cual ya tiene un camino recorrido que puede ser mejorado.

“¿Existe hoy en nuestro continente suramericano, los componentes y los elementos de un nuevo pensamiento económico, de un nuevo pensamiento político, de un nuevo pensamiento en el campo de la cultura? Nosotros creemos que sí, que lo que se trata es de articular ese nuevo pensamiento y convertirlo en fuerza de acción.”

Nicolás Maduro Moros. 27 de mayo de 2013. Sesión inaugural de Unasur sobre recursos naturales para el desarrollo integral de la región.

IMPACTO DE LA RED

Estamos convencidos que el proceso de articulación con las fuentes de generación de conocimiento, impactará positivamente en la agenda de integración, ya que permitirá establecer enlaces con instituciones y redes especializadas de la comunidad científica. Así mismo le brindará la oportunidad a las diferentes instancias de Unasur interactuar constructivamente con el mundo académico a través de la socialización del conocimiento.

Todo ello en miras de consolidar un trabajo en equipo desde Unasur y sus diferentes consejos y grupos de trabajo, enlazados con la comunidad científica a través de herramientas de las TIC’s. Esto permitirá a las  instancias de Unasur tener acceso directo a la solicitud y consulta de investigaciones, estudios y resultados, que se hayan realizado o se estén llevando a cabo en todo Suramérica por nuestros propios especialistas. De esta manera los Consejos y los grupos de trabajo de Unasur, contarían con una conexión directa con paneles de especialistas vía videoconferencia, accederían de forma rápida al conocimiento necesario que requiere el proceso de integración, además de poder consultar bibliotecas virtuales y bibliografía digitalizada, acceso a comentarios de temas de alto interés, catálogos de autores relevantes, difundir artículos relacionados  a la temática de la integración y sugerencias de diferentes tipos publicaciones en línea. Abriendo la posibilidad inclusive  a  la  realización  de  mesas de debate y estudio, conferencias, encuentros y foros, en presencia u online, con los propios profesionales e investigadores del mundo académico suramericano.

RETOS PARA LA INTEGRACIÓN

Son muchos los retos a los que se enfrentan los procesos de integración, pero los gobernantes suramericanos han dado un primer paso que evidencia la voluntad de retomar el camino de la Unión de Naciones Suramericanas. Pero no bastan los espacios gobernativos para impulsar la integración de nuestros países, hace falta también la incorporación de los sectores intelectuales, de los factores generadores de conocimiento, que proporcionen el sustrato teórico para la verdadera consolidación de la unión e integración, sueño de los padres libertadores.

Correo del Orinoco

Más notas sobre el tema