Santiago Peña asumió la presidencia de Paraguay: «El corredor comercial impulsará el Mercosur y la Alianza del Pacífico»

1.928

Santiago Peña: su primer discurso completo como presidente de la República

Santiago Peña Palacios juró hoy como presidente de la República del Paraguay. A continuación, in extenso, la transcripción del discurso completo que pronunció en el acto de traspaso de mando frente al Palacio de Gobierno.

“Hoy es un día de fiesta, celebramos la victoria de la libertad, celebramos la victoria de la democracia como herramienta para gobernar de manera justa y conveniente para todos, una herramienta para vivir en armonía.

Cada 5 años, un 15 de agosto, celebramos la esperanza de un nuevo comienzo. Un comienzo que nos acerque a la patria soñada de la que nos hablaba nuestro gran poeta Carlos Miguel Jiménez.

Mi alma reboza de gratitud hacia el pueblo paraguayo que me ha otorgado su mandato de gobernar, hacia todas y cada una de las personas que han participado de nuestro largo y vigoroso proceso electoral, demostrando alta madurez cívica y respeto a nuestras instituciones democráticas.

A los que me han apoyado, a los que han elegido una opción diferente y a mis contendores ocasionales, les digo que cuento con cada uno de ustedes para contribuir en la construcción de consensos para el bien común.

Gratitud a mi partido, que nació con la República con la misión de reconstruir nuestra nación y promover el bienestar del pueblo paraguayo sobre la base de la igualdad, la justicia y la soberanía popular.

A mis correligionarios y correligionarias de la Asociación Nacional Republicana, a las autoridades y al presidente de mi partido, don Horacio Cartes Jara, gracias por perseverar, sin desmayos, en la construcción de consensos y en la búsqueda de acuerdos por sobre las diferencias. Hoy nos toca llevar esa vocación política al servicio de todos los paraguayos. Deseamos ser un partido al servicio de la nación.

Gracias a mi amigo y hoy compañero de gobierno, nuestro vicepresidente Pedro Hércules Alliana, y a las personas que me honraron aceptando ser miembros de mi gabinete.

Muchas gracias a mi familia y amigos.

A mi compañera de vida, Leti, quien me aceptó a los 17 años sin augurarle mucho futuro, y aquí 27 años después nos encontramos juntos asumiendo quizás el reto más grande de nuestras vidas. A mis hijos Gonzalo y Costanza, quienes han sido desde su nacimiento mi mayor motivación para servir a mi país. A mis padres, de quienes heredé la riqueza más grande, aquella que el dinero no puede comprar: heredé el valor de la palabra, los principios y valores que me permiten día a día diferenciar el bien del mal. A mis hermanos que son amigos y a mis amigos que son hermanos. El amor, la paciencia y la contención que me prodigaron en estos tiempos de lucha cívica y sacrificio los devolveré multiplicados, convertidos en acciones para el bien de nuestro pueblo. Promesa de hijo, hermano, esposo, padre y presidente.

A las personas que hoy nos acompañan y nos observan por los medios existentes en todos los sitios del país y el mundo: muchas gracias. Aguyje, che ãnga guive.

Saludo a Asunción

Hoy es el cumpleaños de Asunción, ‘Madre de ciudades y cuna de la libertad de América’, como la honró el poeta Eloy Fariña Núñez.

Hace 486 años, un 15 de agosto, se construyó, a solo 100 metros de este lugar, la Casa Fuerte Nuestra Señora de la Asunción y podemos decir que en este sitio nació nuestra nación, pues fue aquí donde se dio más intensamente el mestizaje con el que nuestros pueblos originarios nos heredaron su impronta de valentía y hospitalidad. Cuatro años después, el 16 de setiembre de 1541, se convirtió en Ciudad Estado, al constituirse en Cabildo, el segundo más antiguo de Sudamérica, estableciendo las instituciones que casi 5 siglos después siguen siendo pilares de nuestra vida republicana.

Hoy Asunción, capital del Paraguay, nos recibe vestida de gala y sus hijos la saludamos y la honramos con esta fiesta cívica, fieles a su vocación republicana.

Compromiso

Queridos compatriotas:

HOY ASUMO CON HONOR LA RESPONSABILIDAD DE SERVIRLOS COMO SU MANDATARIO. Me dirijo a ustedes con humildad y determinación, y me comprometo a sostener y consolidar las competencias necesarias para gobernar con éxito. Y aquí quiero ser muy claro:

EL ÉXITO ES LOGRAR QUE ¡TODOS LOS PARAGUAYOS ESTÉN MEJOR Y QUE EL MUNDO SEA TESTIGO DEL RESURGIR DE UN GIGANTE!

Liderazgo

Me comprometo a ejercer un liderazgo firme y ético, basado en los principios de transparencia, integridad y servicio público. Pondré todo mi empeño para inspirar y motivar a nuestra nación hacia un futuro próspero y justo. YA FUIMOS UNA GRAN NACIÓN Y HOY ESTAMOS DETERMINADOS A QUE VOLVAMOS A SERLA.

Asumo la responsabilidad de liderar el gobierno, con la certeza de que mi propósito es servir a nuestra Patria y trabajar incansablemente por el bienestar de todos los habitantes.

JUNTOS CONSTRUIREMOS UN FUTURO BRILLANTE Y PRÓSPERO PARA NUESTRO AMADO PAÍS.

Visión

Una visión estratégica clara es esencial para guiar al país hacia el desarrollo. Trabajaremos incansablemente para construir una sociedad inclusiva, equitativa y unida, donde cada ciudadano tenga la oportunidad de prosperar. Promoveremos la gobernanza participativa, involucrando a los ciudadanos en la toma de decisiones y creando políticas que respondan a sus necesidades. Adoptaremos un enfoque territorial en las políticas públicas para promover un desarrollo equitativo y sostenible en todo el país. Impulsaremos la descentralización de los servicios públicos, acercándolos a las comunidades y fortaleciendo la gestión local.

NUESTRO COMPROMISO ES CONSTRUIR UNA SOCIEDAD DONDE TODOS PUEDAN PROSPERAR.

Diálogo

La capacidad de dialogar y la capacidad de alcanzar acuerdos políticos no son solo habilidades, sino actitudes indispensables para un liderazgo exitoso. Estableceré puentes de diálogo y cooperación con todos los sectores para lograr acuerdos que beneficien a nuestro país.

Trabajaré por construir consensos que se basen en el bien común, superando aquello que nos divide. Necesitamos crecer en ciudadanía, pluralidad, tolerancia y democracia.

DEBEMOS LUCHAR CONTRA LA IGNORANCIA Y LA FALTA DE OPORTUNIDADES.

Es hora de un pacto para alcanzar la calidad de vida que se merecen las familias paraguayas, donde el consenso sea una obligación para satisfacer las necesidades de los ciudadanos.

Sepamos entender las señales que nos da la ciudadanía. La paciencia y la tolerancia se agotan ante el hartazgo de los ciudadanos que ven a sus líderes pelearse mientras faltan útiles en las escuelas, medicamentos en los hospitales y seguridad en las calles.

Geoestrategia

A nivel internacional tres desafíos globales generan tensiones geopolíticas: acceso al agua, seguridad alimentaria y suficiencia energética. Al ser Paraguay una potencia en esos tres grandes temas, estamos llamados a ser protagonistas en el concierto de las naciones.

Nuestro subsuelo alberga la mayor reserva mundial de agua dulce, incluyendo el Acuífero Guaraní que compartimos con nuestros vecinos. Paraguay es proveedor mundial de alimentos, siendo uno de los pocos países del mundo capaces de producir alimentos para alimentar a su población y a más de 100 millones de personas alrededor del mundo. En energía hidroeléctrica somos pioneros en la integración energética regional y hoy estamos decididos a avanzar hacia una mayor eficiencia y sostenibilidad energética.

Construiremos alianzas y cooperación con una visión geoestratégica, buscando acuerdos horizontales. Nuestra relación con la República de China (Taiwán) es una muestra de esto y del espíritu amigable y cooperativo de Paraguay con naciones a las que tenemos un gran afecto y con quienes nos sentimos no solo aliados, sino que también hermanos. Negociamos y seguiremos negociando con el mundo, sin comprometer nuestra soberanía, territorio, valores o cultura. Nuestra política exterior se fundamenta en el respeto de los intereses nacionales, la diplomacia efectiva, la promoción del comercio y la inversión, el desarrollo de capacidades, la seguridad nacional y la promoción de nuestros valores e intereses en el ámbito internacional.

El cambio climático es real, es un gran desafío planetario y debemos tomar medidas rigurosas para evitar un mayor daño al planeta. Aunque nuestro país no ha contribuido de forma importante a la generación de gases de efecto invernadero, vemos con preocupación que algunas iniciativas, sin duda bien intencionadas, podrían obstaculizar nuestro desarrollo humano. EL PARAGUAY ES PARTE DE LA SOLUCIÓN, por lo que priorizaremos un modelo de desarrollo justo, sostenible y sustentable en todos los aspectos, privilegiando nuestro medio ambiente que es nuestro hogar y que, CON NUESTRA GENTE, es nuestro capital más valioso.

Paraguay se está convirtiendo en el centro logístico del Corredor Vial Bioceánico Sudamericano, lo cual convierte en una oportunidad nuestra centralidad geográfica y fortalece la integración con países vecinos y mercados del Pacífico. Este corredor comercial impulsará el Mercosur y la Alianza del Pacífico, promoviendo un mayor acercamiento entre ambos bloques. Además, por su intersección con la Hidrovía Paraguay-Paraná, esta se convertirá en la forma más competitiva de transportar productos de diferentes países a los puertos del Pacífico, facilitando consensos para la gestión de la navegación fluvial.

PARAGUAY ESTÁ DECIDIDO A ABANDONAR SU ANTIGUA IMAGEN DE ISLA RODEADA DE TIERRA, como lo describía nuestro premio Cervantes don Augusto Roa Bastos, Y CONVERTIRSE EN EL CENTRO DE LA INTEGRACIÓN SUDAMERICANA.

Por eso, uno de nuestros principales objetivos estratégicos será contribuir a mejorar el funcionamiento de Mercosur. Veo aquí a los presidentes de Argentina, Brasil, Uruguay y Bolivia. No puedo dejar de pensar que gestionar la hidrovía, los acuíferos, el corredor bioceánico, las hidroeléctricas y la navegación de nuestros ríos, son delicados procesos de equilibrio entre la integración y la soberanía de nuestros pueblos. Somos conscientes de los progresos logrados en el camino de la integración, pero no podemos estar satisfechos y debemos avanzar con coraje y determinación.

Somos la región del mundo con el mayor potencial de desarrollo. Pero alcanzar ese potencial solo podemos hacerlo trabajando juntos.

La región también enfrenta otros desafíos estratégicos que no podemos ignorar y que requieren un enfoque regional. Tal es el caso de las redes criminales trasnacionales, en especial del narcotráfico y de la trata de personas. Debemos mejorar nuestros mecanismos de cooperación en términos de inteligencia, intercambio de información, entrenamiento de recursos humanos, compatibilidad de los sistemas informáticos e integración y agilidad de los controles aduaneros.

Nuestra historia y vocación por la paz nos compela a agotar todas las instancias de diálogo, buscando soluciones pacíficas y constructivas para los desafíos que podamos enfrentar como nación integrada al mundo. Paraguay no estará ausente de la lucha por la paz en todos los rincones del planeta, incluido en el conflicto entre Rusia y Ucrania. Mantenemos vínculos económicos, culturales e históricos con el pueblo de Rusia, pero no podemos permanecer indiferentes ante la agresión bélica que sufre el pueblo ucraniano, con consecuencias terribles para el desarrollo humano.

Ucrania sufre hoy la misma suerte que sufrió el Paraguay durante la Guerra Grande que nos enfrentó con nuestros vecinos. Fuimos invadidos por potencias más grandes y como consecuencia perdimos el 60 por ciento de nuestro territorio y al 90 por ciento de la población masculina. Ese conflicto ha dejado secuelas severas hasta hoy. A 153 años de concluida la guerra, seguimos nuestro proceso de recuperación.

Creemos en el diálogo y NO en la fuerza como mecanismo para solucionar cualquier controversia. Con humildad, pero con mucha convicción instamos a todas las partes involucradas en este conflicto a detener de inmediato las acciones militares para evitar más víctimas y daños. Apoyamos las iniciativas de paz impulsadas tanto por Brasil, país hermano y aliado estratégico, así como por el papa Francisco, a quien tuvimos el orgullo de tener de visita en 2015 y cuya conmovedora presencia aún inspira a todos los paraguayos.

Como líder político, estaré atento a las tendencias globales y a los desafíos emergentes que puedan afectar a nuestra nación. Tomaré decisiones informadas y estratégicas para salvaguardar los intereses de Paraguay y promover su desarrollo sostenible en un mundo en constante cambio.

Gestión

Una gestión efectiva es esencial para lograr resultados que se sientan en los bolsillos y en las mesas de las familias paraguayas. Me aseguraré de administrar eficientemente los recursos de nuestra nación, implementar políticas y programas que beneficien a todos los ciudadanos y garantizar una rendición de cuentas rigurosa. Nuestro país se rige por la Constitución Nacional, que establece un Estado Social de Derecho con el objetivo de construir una gobernanza que garantice el acceso de toda la población a servicios públicos de calidad, la plena vigencia de los derechos fundamentales, el crecimiento económico sostenible y la gobernabilidad para asegurar la paz pública y una inserción internacional estratégica.

Me comprometí durante la campaña a involucrarme personalmente en la modernización de nuestra gestión educativa; a identificar prioridades y urgencias y asignarles los recursos necesarios de manera oportuna; a mejorar la calidad de vida de nuestros docentes para que ellos, con todas sus fuerzas, impulsen los cambios que nos permitirán entregar a nuestros hijos una educación de calidad; a dejar de hacer remiendos en infraestructuras obsoletas y construir verdaderos centros de excelencia educativa en cada distrito del país; a dejar de usar la educación como la eterna excusa de nuestras deficiencias mientras poco o nada hacemos para mejorarla; a utilizar la cooperación internacional para apuntalar nuestros PROPIOS proyectos de soluciones educativas y no para experimentar con ideas foráneas o enlatadas que solo distraen esfuerzos. ME COMPROMETÍ A QUE NUESTRA EDUCACIÓN FORME LÍDERES, PENSANTES, CRÍTICOS, PROACTIVOS, CON VOCACIÓN DE SERVICIO, CON VALORES.

Vamos a diseñar soluciones integrales e integradoras, adaptadas a las necesidades específicas de nuestro extenso y diverso territorio, pero procurando siempre la equidad en el acceso de nuestros estudiantes a los saberes y habilidades que mejoran la calidad de vida y que solo una buena educación puede brindar. Para que esa mejora educativa sea realidad, necesito el involucramiento de las familias, de los estudiantes, de los docentes y de las autoridades locales. SÉ QUE CUENTO CON ESE APOYO PARA LOGRAR ESTE SUEÑO DE TODOS.

En salud vamos a hacer las cosas bien. Una sala de terapia intensiva puede salvar vidas, pero también puede ser el negociado de un mal gobierno y la causa de desatención de las verdaderas necesidades de la gente por el mal uso de recursos. EFICIENCIA Y TRANSPARENCIA EN EL USO DE RECURSOS PARA ATENDER MEJOR A NUESTRA GENTE. Puesta a punto de la infraestructura y equipamientos de los centros de atención médica integral en cada distrito. Énfasis en la prevención y en la atención oportuna de las dolencias. BASTA de largas filas de espera, agendamientos interminables, equipamiento que no se usa por falta de insumos, de mantenimiento, o de personal. EN SALUD LOS ERRORES O NEGLIGENCIAS SE PAGAN CON VIDAS. POR ESO, NO HABRÁ UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA LOS QUE FALLEN.

En seguridad nos duele el dolor de las familias de las víctimas, nos duele cada muerte, cada injuria, cada secuestro. Nuestra respuesta inmediata será tan simple como efectiva: más efectivos en las calles, menos en las oficinas. Más utilización de tecnología. Mejor entrenamiento de nuestras fuerzas de seguridad. Racionalización del equipo y los insumos para que estén disponibles en el día a día. Mejor gestión del talento humano.

En materia de lucha contra el terrorismo, contra el flagelo de las drogas, la trata de personas, el lavado de dinero y sus delitos conexos, nuestra principal instrucción a todas las dependencias es la integración de esfuerzos con la Fiscalía General del Estado y la justicia. Vamos a trabajar duramente para que la política deje de ser una tentación para el crimen organizado. Vamos a establecer sistemas de cooperación internacional más efectivos, basados en el diagnóstico de nuestras necesidades.

Recuerdo aquí a nuestros compatriotas secuestrados y a sus familias, y al mismo tiempo renuevo el compromiso que tenemos de acabar con esa forma de crimen en cualquier lugar de nuestro territorio.

En materia de lucha contra la pobreza quiero guiarme por la sabiduría del papa Francisco, quien señala: “frente a los pobres no se hace retórica, sino que se ponen manos a la obra y se practica la fe involucrándose directamente, sin delegar en nadie”. Nuestra intención es que funcione una red de protección social, evitando la dispersión y la duplicación, factores que han sido propicios para que ronde el fantasma de la corrupción. El foco de la lucha contra la pobreza es la persona vulnerable, no un conglomerado de instituciones paquidérmicas que acumulan licitaciones, generan clientelismo y despachan prebendarismo. CUANTO MÁS FOCALIZADO, EFECTIVO Y RECTO SEA EL CAMINO, LA AYUDA LLEGARÁ CON MÁS EFECTIVIDAD A LAS PERSONAS MÁS VULNERABLES. El objetivo final no es mantener a compatriotas en la vulnerabilidad, sino apoyarles en la mejora de su calidad de vida y de su capacidad de progresar por sus propios medios.

En materia de políticas económicas, las personas no nos guiamos por los indicadores macroeconómicos, sino por el dinero en el bolsillo, por las oportunidades de acceder a un mejor empleo, por las posibilidades de ahorrar e invertir en comodidades para nuestra familia o en un futuro mejor para nuestros hijos. La clave para que el crecimiento llegue a la gente es el acceso a empleo de calidad que no solo brinde seguridad social, sino que ofrezca oportunidades de desarrollo y bienestar para los trabajadores.

Necesitamos generar por lo menos 500.000 nuevos empleos de calidad para atender la demanda de la población y el crecimiento anual de nuevos ingresantes a la fuerza laboral. Desde el Gobierno vamos a promover la creación de estos puestos de trabajo con el sector privado, lo que supone un gran esfuerzo de coordinación interinstitucional y territorial y de articulación con el sector productivo. El Ministerio de Economía será el responsable de formular, coordinar y supervisar las políticas económicas del Estado, con el objetivo de promover el desarrollo económico sostenible y la generación de empleo; impulsar la competitividad y la productividad de los diferentes sectores económicos, y de establecer medidas para la protección de los consumidores.

En materia de políticas económicas, no somos ni seremos un centinela sentado sobre una caja fuerte. Si fuera así apenas empataríamos al final de la gestión. SEREMOS GENERADORES CREATIVOS DE FACTORES COMO EL INCENTIVO A LAS INDUSTRIAS, A LA RADICACIÓN DE INVERSIONES, LAS INNOVACIONES TECNOLÓGICAS, LA EMPLEABILIDAD Y PRODUCTIVIDAD LABORAL PARA LOGRAR EL GRAN SALTO ECONÓMICO QUE NUESTRA POBLACIÓN SE MERECE.

Equipo

Finalmente, lo más importante: contamos con un equipo de trabajo conformado por una gran diversidad de talentos, tanto titulares como suplentes, para liderar los ministerios y otras reparticiones del estado. El éxito de cualquier gestión gubernamental depende en gran medida de la capacidad y experiencia de las personas que ocupan estos cargos clave.

Hemos reunido a profesionales altamente competentes y comprometidos, lo que nos permitirá fortalecer la capacidad del gobierno para abordar los desafíos y cumplir con las expectativas de la sociedad. Además, contar con un equipo equilibrado y diverso en términos de conocimientos y habilidades nos permitirá enfrentar mejor los diversos problemas y situaciones que puedan surgir.

Confío en el éxito de mi equipo de trabajo, resultado de una difícil, cuidadosa y rigurosa selección de talentos para garantizar un desempeño óptimo en la administración pública.

Convicciones

Comparto mi fe, mis convicciones y los valores que guiarán mis acciones como mandatario del pueblo paraguayo.

SOY UN CONVENCIDO DE QUE LOS PROBLEMAS DE LA DEMOCRACIA SE ARREGLAN CON MÁS Y MEJOR DEMOCRACIA. Que los problemas de incapacidad o ausencia del Estado se arreglan con mejores políticas públicas, contando con el capital humano y las reglas e instituciones que aseguren Estados capaces de brindar los bienes públicos esenciales: seguridad, justicia, educación, salud, infraestructura física y social y cuidado del medio ambiente.

En particular, tengo la convicción de que los problemas de corrupción se resuelven con una justicia independiente, imparcial y rápida, con recursos suficientes para garantizar una administración adecuada y homogénea en todo el territorio nacional. Y con una decisión política clara, contundente e inquebrantable como la que tiene este presidente para implementar políticas protransparencia que han sido exitosas en otros países y que nos permitirán mostrarle al mundo y a nosotros mismos que Paraguay está mucho mejor de lo que lamentablemente transmiten algunos relatos.

También creo que los problemas de crecimiento y sobre todo la erradicación de la pobreza solo se solucionan con economías de mercado abiertas, correctamente reguladas y con reglas del juego claras y estables.

Creo en un Estado eficaz, eficiente pero limitado en su tamaño e injerencias. Creo en un Estado que garantice el respeto a la propiedad privada de manera firme, PERO QUE LUCHE CON LA MISMA FIRMEZA PARA QUE CADA CIUDADANO ACCEDA A LA TAN ANHELADA PROPIEDAD PRIVADA.

Considero que la mejor política social que existe es el crecimiento económico sostenido, generando oportunidades de empleo formal, decente y bien remunerado. Creo fervientemente en la importancia de la competitividad, en el desafío de aumentar la productividad y EN DARLES A TODOS NUESTROS CIUDADANOS LA POSIBILIDAD DE DESARROLLAR SUS PROYECTOS DE VIDA CON ESTABILIDAD Y PREVISIBILIDAD.

Mensaje final

Queridos compatriotas: asumo el compromiso de mantener y consolidar las competencias necesarias para gobernar con éxito para ustedes. Trabajaré incansablemente por el bienestar de nuestra nación, acompañado por un equipo de primer nivel, guiado por una visión estratégica, liderazgo sólido, gobernanza participativa y habilidades de negociación efectivas.

JUNTOS CONSTRUIREMOS UN PARAGUAY MEJOR, CON PROSPERIDAD Y JUSTICIA PARA TODOS.

¡Que Dios nos ilumine y nos dé la fuerza, la prudencia y la sabiduría necesarias para servir a esta Patria que tanto amamos!

¡Que Dios bendiga a nuestra amada nación!

Muchas gracias”.

ABC Color

 

Más notas sobre el tema