Argentina: la inflación de agosto fue de 12,4%, la anualizada de 124,4%

278

Argentina: la inflación de agosto fue de 12,4%, la anualizada de 124,4%

En lo que va del 2023, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumula una suba de 80,2 por ciento. El aumento interanual es de 124,4 por ciento. Los aumentos llegan tras la devaluación posPASO y se espera un baja para septiembre. Las medidas que tomó Sergio Massa para amainar el costo de vida.

En agosto la inflación volvió a tener una disparada y alcanzó el 12,4  por ciento, así acumula un 80,2 por ciento en los primeros ocho meses del año y una suba interanual del 124,4 por ciento. El número llega después de la devaluación del dólar oficial que realizó el gobierno nacional tras las elecciones primarias, medida a la que Sergio Massa se refirió como “obligatoria” para que el Fondo Monetario Internacional realice desembolsos hasta fin de año.

En junio, la inflación había sido del 6,3 por ciento. La cifra de agosto es la más alta desde 1991.

Dónde estuvieron los mayores aumentos

Según el organismo que conduce Marco Lavagna, la categoría donde se registraron mayores aumentos fue Alimentos y bebidas no alcohólicas, en donde pegó de lleno la devaluación que resolvió Economía. Esta categoría -que es la que mayor implicancia tienen en la canasta básica- creció un 15,6 por ciento, seguida muy de cerca por Salud, que aumentó 15,3 por ciento.

A su vez, alimentos y bebidas no alcohólicas aportó la mayor incidencia sobre la variación mensual en todas las regiones del país. Por encima -o igual- de la inflación general también estuvieron rubros tales como Equipamiento y mantenimiento del hogar (14,1%) y Restaurantes y hoteles (12,4%).

Si en algún momento el Gobierno se esperanzó con que la inflación de agosto no supere el 10%, lo logró en algunos rubros que se ubicaron por debajo del nivel general de precios.  En particular en algunos rubros que impactan en la canasta básica total como Prendas de vestir y calzado (9,1%), Vivienda, agua, electricidad, gas (9,1%), Educación (8,7%) y Comunicación (4,5%).

El impacto de la devaluación se sintió en todo el país y el nivel de precios se mantuvo en similares característica en las regiones de Cuyo (12,3) GBA (12,3), Pampeana (12,2) y Patagonia (12,1). Con un marcado aumento en el norte del país: Noreste (14,2) y Noroeste (13,7).

Con las cifras de agosto, en comparación con diciembre de 2022, la suba de precios en Alimentos y bebidas no alcohólicas llega al 90,2%. En Salud y Educación los incrementos también estuvieron por encima de la media con 85,3% y 82,2%. Mientras que los gastos de los servicios básicos se incrementaron un 74,8% por ciento, por debajo de la inflación general, a pesar de los ajustes tarifarios; con un máximo a nivel país del 78,7% registrado en el GBA.

Las medidas para amortiguar la suba de precios 

Luego de las elecciones PASO, el ministro de Economía, Sergio Massa, devaluó en un 20 por ciento el dólar oficial como parte de la negociación con el FMI para lograr un nuevo acuerdo y el desembolso de 7.500 millones de dólares a las reservas del Banco Central. La devaluación, que se traduce inmediatamente en una suba de precios en la economía argentina, significó un impacto en los bolsillos que Massa buscó comenzar a suavizar. En primer lugar con el anuncio de que el dólar oficial quedaría fijo en 350 dólares hasta fines octubre y luego con medidas para varias sectores de la sociedad.

El domingo 27 de agosto, y a través de sus redes sociales, el ministro y candidato presidencial de Unión por la Patria anunció un bono para jubilados, una suma fija para trabajadores, refuerzas en la Tarjeta Alimentar y el Potenciar Trabajo, incrementos para las trabajadores de casas particulares, descuentos impositivos para monotributistas y créditos a tasas muy por debajo de los que ofrecen los bancos. “El objetivo central es que cada uno de los sectores de la economía tenga, de alguna manera, el apoyo del Estado”, sostuvo Massa.

Además, en la tarde del miércoles, se esperan nuevos anuncios para monotributistas, trabajadores y jubilados relacionados al Impuesto al Valor Agregado (IVA), que impactaría en alrededor de 8 millones de personas. Según trascendió desde el Palacio de Hacienda, la medida alcanzaría a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), monotributistas, y jubilados y trabajadores con ingresos de hasta 700 mil pesos.

Estos anuncios ocurren luego de otra medida lanzada este lunes respecto de la suba del mínimo no imponible para el Impuesto a las Ganancias, que favoreció a los trabajadores asalariados que perciben más de 700 mil pesos mensuales, piso que el Gobierno subió hasta 1,7 millones de pesos. Además, envió una ley al Congreso para eliminar la cuarta categoría del pago del impuesto.

Antes de la medida anunciada este lunes, con un fuerte respaldo de la CGT, y las que se esperan esta tarde, Massa había lanzado otra batería a fines de agosto.

  • Suma fija para trabajadores bajo relación de dependencia. El anuncio hecho a fines de agosto y que comenzó a concretarse mediante las negociaciones paritarias fue el de una suma fija de 60.000 pesos,a pagar en dos cuotas mensuales para empleados públicos y privados que ganen menos de 400 mil pesos netos mensuales. El gobierno dejó en el debate de cada sector si el pago se incorpora o no a cuenta de futuros aumentos. El gobierno nacional aseguró el pago para los empleados públicos nacionales, mientras que en los gobiernos provinciales no todos adhirieron a la medida. En el caso del sector privado, el Estado Nacional se comprometió a asumir el costo mediante el pago a cuenta de contribuciones de micro (100 por ciento) y pequeñas empresas (50 por ciento).
  • Bono y beneficios para jubilados.Massa anunció un incremento en los refuerzos para jubilados y pensionados que alcanzó los 37.000 pesos para los meses de septiembre, octubre y noviembre, llevando la mínima a más de 124.000 pesos. Con estos aumentos, la jubilación mínima alcanzará un 147% de incremento anual. Además, informó que los jubilados y pensionados que hagan sus compras con tarjeta tendrán reintegros de hasta 18.000 pesos del IVA. Por otra parte, ratificó la continuidad de un programa de crédito por más de 400.000 millones de pesos que les permite acceder a créditos de hasta 400.000 a un cuarto de la tasa que pagan en el banco a 24, 36 y 48 meses.
  • Refuerzo Tarjeta Alimentar. El ministro implementó un refuerzo por dos meses de 10.000 pesos para madres con un hijo, de 17.000 pesos con dos hijos y de 23.000 pesos con tres o más hijos. En agosto, las madres con un hijo cobraron 17.000 pesos, con dos hijos 26.000 pesos y con tres hijos o más percibieron 34.000 pesos. Además, Massa aseguró que una vez terminado el refuerzo la tarjeta aumentará un 30 por ciento para todos los grupos de madres. El universo alcanzado por la Tarjeta Alimentar de la Anses es de 4 millones de familias y está destinado a ser una ayuda económica para acceder a la canasta básica. Reciben el beneficio personas que cobran la Asignación Universal por Hija/o con hijas/os de hasta 14 años inclusive; personas embarazadas a partir de los 3 meses que cobren la Asignación por Embarazo para Protección Social; Personas con hijas/os con discapacidad que cobren la AUH, sin límite de edad; y madres con más de 7 hijos que perciban una Pensión No Contributiva.
  • Refuerzo Potenciar Trabajo. Se otorgará un refuerzo de 20.000 pesos para los beneficiarios del programa que se pagarán en dos cuotas de 10.000 pesos durante septiembre y octubre. La medida beneficia a 1,3 millones de personas.
  • Monotributistas. Los monotributistas de las categorías A, B, C y Dno pagarán por 6 meses el componente tributario. La medida beneficia a quienes facturan hasta 3.656.604 pesos por año. Además, esta tarde, se esperan nuevos anuncios. Además, se anunció un plan de créditos para monotributistas de hasta 4 millones de pesos, con una tasa anual del 61%, plazo a 24 meses y la posibilidad de ampliarlos en un 50% para contribuyentes que cumplan ciertos requisitos. El monto máximo de los préstamos varía de acuerdo a la categoría del Monotributo en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Hay tiempo para anotarse hasta el 30 de noviembre o hasta que se agote el cupo previsto.
  • Suspensión aumentos de Prepagas. El acuerdo se extenderá por 90 días desde septiembre. Pese a algunos roces entre el Gobierno y las empresas de medicina prepaga, que aprovecharon los días sin que se oficializara la medida para enviar aumentos del 7%, el acuerdo se alcanzó en los términos anunciados y correrá para los grupos familiares con ingresos no superiores a 2 millones brutos mensuales, en la medida que declaren no poseer capacidad económica que les permita hacer frente a la cuota con el esquema de ajuste actual del índice de costos de salud.
  • Trabajadoras de casas particulares. Se otorgará un refuerzo por única vez de 25.000 pesos en dos cuotas mensuales para el personal doméstico, proporcional a las horas trabajadas. Beneficia a 424 mil personas. Para los empleadores con ingresos de hasta 2 millones de pesos por mes, el Estado va a reembolsarles el 50 por ciento de ese refuerzo.

Pagina12

Más notas sobre el tema