Argentina | Organismos de DDHH, sindicatos y organizaciones repudian acto negacionista del terrorismo de estado

1.488

Cómo enfrentar el negacionismo de Victoria Villarruel, la candidata de Milei

Con la confirmación de que este lunes, en la Legislatura porteña, se realizará un acto de homenaje a “las víctimas del terrorismo” encabezado por la candidata a vicepresidenta Victoria Villarruel, nuevos sectores se sumaron a la movilización de repudio convocada para las 16.30 frente al edificio de Perú 160. La semana pasada, legisladores de Unión x la Patria y de la izquierda, así como Hijos y otros organismos de derechos humanos habían solicitado a Juntos por el Cambio que no abriera a las puertas de un ámbito institucional como la Legislatura a un acto negacionista; sin embargo, las autoridades legislativas del PRO argumentaron que no se le puede impedir a un legislador realizar una actividad. No sólo eso. Referentes de Cambiemos —como el exsecretario de Derechos Humanos macrista— salieron a respaldar públicamente el acto.

Así, organismos de derechos humanos, agrupaciones de abogados querellantes en los juicios de lesa humanidad y un importante número de sindicatos confirmaron que se manifestarán contra el negacionismo, en la calle, desde media hora antes de que comience el acto en el interior de la Legislatura, que está previsto para las 17.00. Al mediodía, por otra parte, habrá una conferencia de prensa del Espacio Memoria, Verdad y Justicia, que por la tarde se sumará a la manifestación.

Avruj, como con el 2×1

En medio de la polémica que generó el homenaje —la convocatoria de LLA tiene mucho de provocación—, hubo nuevas repercusiones. Claudio Avruj, el exsecretario de derechos humanos de Mauricio Macri, hizo una publicación en sus redes en las que aseguró que el homenaje no es negacionista sino parte “del derecho al recuerdo”. Su postura no es una sorpresa, ya que Avruj apoyó el fallo de la Corte Suprema que benefició con la aplicación del 2×1 a represores condenados por delitos de lesa humanidad, fallo en el que la Corte luego dio marcha atrás a raíz de una masiva protesta en contra de la impunidad.

“Yo participé de homenajes a los soldados del R29 en Formosa, del Gral Larrabure en la Facultad de Ingeniería del Ejército y no me considero negacionista. Esos asesinatos ocurrieron como muchos más que se quieren ignorar. No se puede negar el derecho al recuerdo”, escribió Avruj.

Otro respaldo público fue el del nacionalista Alberto Assef, que tuiteó defendiendo “la verdad completa”, el conocido eufemismo en favor de reimplantar la teoría de los dos demonios, junto con una foto en la que el diputado posa junto a Patricia Bullrich. Tampoco debería llamar la atención: en marzo, Asseff intentó presentar en la Biblioteca del Congreso el libro «La estafa con los desaparecidos – Mentiras y Millones», pero los trabajadores del Congreso (Asociación del Personal Legislativo) intervinieron por entender que era parte de la campaña negacionista.

El panel

Sobre por qué se permite el uso de la Legislatura para este acto hay versiones. La principal señala que las autoridades legislativas —Juntos por el Cambio—no están de acuerdo pero carecen de herramientas para impedirlo: quien solicitó el uso del Salón Dorado es Lucía Montenegro, legisladora de la Ciudad de Buenos Aires por el espacio de Javier Milei y en su condición de legisladora no le pueden negar el uso del lugar. «Carecemos de una ley contra el negacionismo», indica este argumento.

El flyer con el que el acto fue difundido en las redes lleva el sello del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (Celtyv), centro creado en 2006 como una reacción a la reapertura de los juicios por crímenes de lesa humanidad. Villarruel fue una de sus fundadoras. La compañera de fórmula de Milei, de conocido perfil negacionista —dice que los 30 mil desaparecidos son “una mitología” y que el 24 de marzo sólo se recuerda “una parte de la historia”—, se ha enfocado, más que en defender abiertamente a la dictadura, en mostrar a las víctimas civiles de las organizaciones armadas de los ‘70. La principal apuesta del Celtyv es la reapertura de la causa por el secuestro del coronel Argentino del Valle Larrabure, por cuya muerte buscan responsabilizar a exintegrantes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Arturo Larrabure, hijo del coronel, es uno de los disertantes anunciados para esta tarde. Lorenza Ferrari y Graciela Saraspe completan el panel.

Por una ley contra el negacionismo

Victoria Montenegro es presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura y una de las legisladoras porteñas que presentó un pedido para que se suspendiera el homenaje. “Lo que debe interpelarnos es la representación institucional que logró el negacionismo, porque a este acto lo hacen expresándose a través de sus diputados», dijo a Página/12. «Tenemos que volver a enfrentar el negacionismo con estrategia, con militancia activa. Claramente hay un porcentaje de la población que acompaña el discurso negacionista, y un rol muy activo de los medios de comunicación. Hay un escenario que comenzó con Mauricio Macri y expresiones como ‘el curro de los derechos humanos’, que siguió con el 2×1… y eso habilitó el escenario actual, porque hasta 2015 no era necesaria una ley de Negacionismo. Había un sector, eso sí, estaban Cecilia Pando y Victoria Villarruel, que impugnaban las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, pero había un Estado que avanzaba con los juicios y una sociedad que lo acompañaba. La crítica de Mauricio Macri, que continúan hoy Milei y Villarruel, apunta a borrar ese avance».

Agrega que “lo que está en disputa es quién escribe la historia, cómo se reescribe la historia de los años de la dictadura, con un objetivo clarísimo, que es no avanzar sobre la complicidad civil con la dictadura. Porque no hubo ‘papás del corazón’, hubo apropiación de bebés; no hubo una guerra sino un Estado terrorista que secuestró, torturó, asesinó, desapareció, tiró personas al río. Están las pruebas, los testigos, los juicios y están las sentencias, entonces uno se pregunta ¿por qué estamos discutiendo esto? Bueno, porque hay una sector de aquella dictadura, los civiles que se escondieron detrás de los tanques y de las botas, que son los mismos que hoy financian las campañas de Milei y Villarruel, que necesitan que no se avance en investigar su rol durante la dictadura pero principalmente que se pueda reescribir la historia como ellos quieren, porque si linkeás aquella historia con este presente, son los mismos que hoy condicionan la mesa de los argentinos”.

En la Legislatura, a las 16.30

Al repudio frente a la Legislatura convocaron Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz, la APDH La Matanza, la Comisión Zona Norte, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH) y la Asociación Buena Memoria. También la Asociación de  ExDetenidos Desaparecidos, la Asociación Víctor Basterra de sobrevivientes y testigos de la Esma. Desde HIJOS Capital manifestaron: «Los genocidas robaron bebés y se apropiaron de ellos. A quien le abren las puertas de la Legislatura porteña este lunes lo niega y quiere gobernar el país».

Entre los gremios que se sumarán están la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma, los docentes de Ctera y Ademys, los metrodelegados y el Sipreba.

«No podemos construir un país mejor si no partimos de la verdad y la justicia. La llegada al poder de defensores de genocidas pone en peligro la base misma del sistema democrático», advirtió ATE Capital. También los trabajadores de cooperativas de trabajo nucleados en FACTA confirmaron que van a movilizarse.

Repudio federal

Los secretarios de derechos humanos de quince provincias dieron a conocer un comunicado consensuado. «A los genocidas no se los homenajea, sino que se los juzga dentro del Estado de derecho y se los condena», plantearon.

Agregaron que la teoría de los demonios es un argumento falaz, «que busca legitimar los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado, enmarcándolos en una guerra que no existió».

«Lo que sí existió fue un plan sistemático de exterminio, un genocidio ideado y ejecutado por el Estado dictatorial.»

«El pacto democrático se asiente en este consenso que es la base innegociable de la democracia», agrega la declaración firmada por las autoridades de derechos humanos de Santa Cruz, La Rioja, Río Negro, Tucumán, Santa Fe, Santiago del Estero, Salta, Tierra del Fuego, Chubut, San Juan, Chaco, Buenos Aires, La Pampa, Entre Ríos y Catamarca.

Página 12


Estela de Carlotto consideró «aberrante» el acto convocado por Victoria Villarruel

La presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, calificó este lunes de «aberrante» el acto convocado en la Legislatura porteña por la candidata a vicepresidenta de la Libertad Avanza (LLA), Victoria Villarruel, en homenaje a quienes denomina «víctimas del terrorismo», y consideró que se trata de una «táctica política para dividirnos», por lo que llamó a la unidad de «todos los que pensamos en el bien de nuestro país».

«Es aberrante. Esta persona (por Villarruel), en este momento crucial que estamos viviendo sobre qué gobierno queremos, qué falta hacer en el país, cuántas necesidades tiene el pueblo; sale a romper con una historia que ya está escrita y probada. Ella miente y propone todo esto con el fin de crear caos en la sociedad, para que nos peleemos entre nosotros», expresó Carlotto al ser consultada en Radio Con Vos.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo consideró que se trata de «tácticas políticas para dividirnos, pelearnos y debilitarnos, distraernos con las locuras que dice esta mujer».

«No nos debilitemos, estemos todos juntos los que pensamos en el bien de nuestro país porque nuestros hijos dieron la vida por eso», pidió Carlotto y afirmó que no dará «ni un minuto del tiempo de mi pensamiento para esta gente realmente repudiable».

En la misma línea, añadió: «No le doy ninguna importancia a Villarruel, que hable, que diga, que grite. Lo que dice es cuestión de ella y es de su responsabilidad».

Organizaciones de derechos humanos, políticas y sindicales se movilizarán por la tarde a la Legislatura para expresar su repudio al acto previsto para las 17 que busca homenajear a «las víctimas del terrorismo» y en el que está previsto que diserten Lorenza Ferrari, Graciela Saraspe y Arturo Larrabure.

Carlotto responsabilizó a «quienes le dieron ese espacio» a Villarruel en la Legislatura porque -fundamentó- es un «espacio de todos y no de ella para decir disparates».

«Les pido que lean la historia. Es una mujer perdida en el mundo de la política que sale a decir todo esto para tener resonancia», agregó Carlotto en declaraciones a Radio El Destape.

También manifestó su preocupación por los jóvenes y llamó a «ponernos en guardia y ayudar a que sepan votar y no los engañe ningún delirante».

«Les pido a los padres que les cuenten a los chicos la verdad. Tener la democracia más larga de la historia es una gloria», aseguró.

También analizó las posibilidades de Javier Milei y de la candidata de Juntos por el Cambio (JxC) Patricia Bullrich.

«Bullrich está fuera de todo lo que uno pueda decir. Es mala persona. Y Milei es una persona dislocada. Para expresar lo que va a hacer, arranca papelitos y tarjetitas. El país es de todos. Hay que votar al que dice lo bueno que va a hacer y no lo malo», evaluó, y concluyó: «Nosotros luchamos por la Patria que querían los 30 mil. Y sí, son 30 mil. O más», reafirmó.

Télam


Según Victoria Villarruel, «no existe el terrorismo de Estado»

Por Luciana Bertoia

Victoria Villarruel, la candidata a vicepresidenta de Javier Milei, se prepara para tener su tarde de gloria en la Legislatura porteña con un acto en el que se propone homenajear a las víctimas de lo que ella denomina como el “terrorismo”.

Para los organismos de derechos humanos, es una avanzada negacionista que pretende reivindicar el horror de la última dictadura. Motivos no faltan para tener esas sospechas. Villarruel ya ha dicho, a contramano de lo que sostiene la justicia argentina, que “el terrorismo de Estado no existe”.

Villarruel llegó a la escena política grande en enero de 2016, cuando el entonces secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, la recibió junto con otros integrantes de la ONG que lidera en su despacho ubicado en el Espacio Memoria y Derechos Humanos –exESMA–. Fue la primera vez que un gobierno la convertía en una interlocutora válida para discutir lo sucedido en los años ‘70 en el país. En la víspera del acto en la Legislatura, Avruj salió a respaldar la iniciativa de la diputada de La Libertad Avanza (LLA): polemizó con un referente de la Juventud Radical y negó que se tratara de un evento de corte negacionista.

La abogada empezó a acumular capital político mucho antes de la llegada a la Casa Rosada del macrismo –un espacio con el que simpatizó e incluso fiscalizó en las elecciones de 2015. En 2012, el periodista de Clarín Guido Braslavsky publicó el libro Enemigos íntimos, sobre la relación entre los Kirchner y los militares. Braslavsky entrevistó a Villarruel para esta obra.

“El terrorismo de Estado no existe”, le dijo Villarruel a Braslavsky. “El terrorismo persigue amedrentar y quebrar las instituciones para lograr el poder. El Estado no lo necesita, comete abusos y debe pagarlos, pero terrorismo no”, afirmó. “Aquí hubo una guerra. Si lo olvidamos, puede pasar cualquier cosa y no habrá fuerzas armadas que contengan”. En las últimas horas, la abogada Natalia Volosin viralizó otro video de Villarruel en Canal 26 en el que se pronunciaba en similares términos.

Las definiciones de la dama de hierro de LLA merecen algunas apreciaciones. La narrativa de la guerra es la que usaron los integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad para justificar sus crímenes. En el Juicio a las Juntas, el almirante Emilio Eduardo Massera le dijo al tribunal que estaba por condenarlo: “Estamos aquí porque ganamos la guerra de las armas, pero perdimos la guerra psicológica”. Un precursor de la batalla cultural que tanto le gusta invocar a los «libertarios».

Decir que el Estado puede cometer abusos le quita toda la sistematicidad y planificación que tuvo el exterminio en la Argentina. Rayana con la teoría de los excesos de los ‘80, implicaría desconocer que hubo una división del territorio para la represión, que se montaron más de 700 centros clandestinos, que los grupos de tareas que funcionaban al interior del Batalón 601 se repartieron los sectores que debían ser perseguidos, que se robaron 500 niños y niñas y que a los desaparecidos se los arrojó vivos desde aviones al mar para que no aparecieran nunca más. En 1995, el marino Adolfo Scilingo le dijo al periodista Horacio Verbitsky si pensaba que hombres solitarios podían disponer de los aviones de la Armada y de la Prefectura para ejecutar lo que sus superiores denominaban una “forma cristiana de muerte”.

La discusión retrocedió muchos años. Allí reside el mérito de Villarruel, que intenta presentarse como una defensora de las “víctimas del terrorismo” a través del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (Celtyv). Ella misma fundó esa ONG en 2006 como una reacción a la reapertura de los juicios por crímenes de lesa humanidad.

Ni la historia de Celtyv ni la de Villarruel comienzan en 2006. El Celtyv es una rama de la Asociación Unidad Argentina (Aunar), conformada en 1993 por militares que participaron de la represión. Su cabeza visible era Fernando Exequiel Verplaetsen, exjefe de inteligencia del Comando de Institutos Militares con asiento en Campo de Mayo y último jefe de la Bonaerense durante la dictadura. Verplaetsen –condenado por crímenes de lesa humanidad– fue uno de los que desafió a Martín Balza después de la “autocrítica” que ensayó como jefe del Ejército y denunció al juez español Baltasar Garzón por las investigaciones que conducía en España en épocas de vigencia de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida.

Además de su vínculo con Aunar, Villarruel tuvo otra trayectoria. A principios de 2000, formó parte de la Asociación Argentinos por la Memoria Completa, según contó el mayor retirado Pedro Mercado, marido de Cecilia Pando. Memoria Completa se oponía a los juicios y a que Néstor Kirchner sacara a los marinos de la ESMA. Integrantes de Memoria Completa amenazaban a militantes y periodistas. Fue hegemónica dentro de los grupos pro-impunidad hasta que su máxima dirigente –que se hacía llamar Karina Mujica— fue exhibida en una cámara oculta ejerciendo la prostitución en Mar del Plata.

Para 2003, Villarruel participó en la conformación de otro grupo: Jóvenes por la Verdad. La actual diputada conducía un programa radial de esta asociación llamado “Proyecto Verdad”. «Jóvenes» juntaban cartas en solidaridad con el represor de la ESMA Ricardo Cavallo porque decían que estaba “injustamente” encarcelado en España. Según reveló Mercado, también organizaban visitas a Jorge Rafael Videla cuando estaba en prisión domiciliaria. El marido de Pando dijo que él conoció al dictador –”expresidente” lo llama– a través de Villarruel.

La diputada también forjó un vínculo con el represor Alberto González, condenado a prisión perpetua por crímenes en la ESMA –y un fallo también lo señala como responsable de abusar sexualmente de una muchacha que estaba secuestrada en ese campo de concentración–.

La semana pasada se conoció que Villarruel figuraba en las anotaciones que hizo Miguel Osvaldo Etchecolatz mientras preparaba su defensa para el primer juicio que tendría que afrontar tras la caída de las leyes de impunidad. Fue el juicio que se llevó a cabo en 2006 y en el que desapareció Jorge Julio López, justo el día en que sus abogados tenían que pedir la condena del exdirector general de Investigaciones de la Policía Bonaerense.

La abogada Guadalupe Godoy hurgó entre los papeles que acumuló por la desaparición de López. Allí también encontró que Villarruel aparece entre las visitas a Norberto Cozzani. El “Beto” Cozzani era un ilustre integrante de la patota de Etchecolatz, su mano derecha. Fue quien torturó al llamado “Grupo Graiver” y abusó de Lidia Papaleo mientras estaba detenida en Puesto Vasco, según recordó su hermano, Osvaldo Papaleo.

Después de estas revelaciones, Villarruel aminoró su presencia en los medios y tomó envión el acto en la Legislatura porteña. El Salón dorado –desde donde hablará a partir de las 17 mientras afuera se manifiestan organismos de derechos humanos– ya estaba pedido desde el 4 de agosto. A Infobae, desde el entorno de Villarruel, le confirmaron que la candidata a vice de Milei mantuvo entrevistas con represores en la cárcel y que también había hablado con montoneros. Como si fueran lo mismo.

Página 12


Fernández repudió el «negacionismo» y a la «casta económica que posterga desarrollo»

El presidente Alberto Fernández cargó este lunes contra el candidato libertario Javier Milei, al calificarlo de «negacionista» y representante de una «casta económica» que «posterga el desarrollo del país para seguir concentrando el ingreso y la riqueza en unos pocos» y llamó a votar a Sergio Massa y construir un Gobierno de «unidad nacional».

«No retrocedamos y a la hora de votar tengamos en cuenta que hace falta que Sergio Massa sea Presidente», sostuvo Fernández, tras pedir que «no escuchemos los cantos de sirena».

El Presidente dio por iniciado este lunes el operativo de relocalización de 788 familias de la localidad de Pocito, en San Juan, quienes perdieron sus viviendas en el terremoto de enero de 2021.

El jefe de Estado estuvo acompañado por el gobernador sanjuanino, Sergio Uñac; el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Santiago Maggiotti, y el Secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, además de legisladores y funcionarios locales.

«La casta verdaderamente protegida por los que dicen estar en contra de la casta es la casta económica argentina, que posterga el desarrollo del país para seguir concentrando el ingreso y la riqueza en unos pocos; esa es la verdadera casta y contra esa casta hay que pelear», enfatizó el primer mandatario, quien de esa manera, sin nombrarlo, cargó contra el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei.

Y en ese marco abundó: «No es un tiempo fácil, pero en tiempos difíciles hay que hablar con la verdad. No somos negacionistas, ni de la situación económica, ni del cambio climático; no somos negacionistas de la dictadura que vivió esta Patria. Negacionistas son otros, los que hablan de libertad«.

También dijo haber tenido que gobernar en «condiciones muy adversas» pero destacó que se registran «25 meses» de crecimiento del empleo registrado.

En ese sentido, y en referencia a Mauricio Macri, apuntó: «Quien me precedió y ahora da cátedra tuvo 46 meses consecutivos de pérdida del empleo registrado, esa es la verdad».

«Nos tocaron cuatro años espantosos para gobernar y le pusimos el pecho y lo sacamos adelante. Les pido que no retrocedamos, para que esto siga ocurriendo, hace falta que Sergio Massa sea Presidente, les pido a los sanjuaninos que no se olviden de la Patria, que no se dejen llevar por el canto de sirena de nadie», agregó.

Además, se mostró a favor de «un gran gobierno de unidad nacional» tal como propone Massa, ministro de Economía y presidencial de Unión por la Patria (UxP).

Fernández encabezó este lunes la segunda entrega de viviendas para quienes sufrieron las consecuencias del terremoto ocurrido casi a la medianoche del 18 de enero de 2021, que tuvo una magnitud de 6,4 en la escala de Richter y una intensidad en San Juan de VII grados (muy fuerte) en la escala de Mercalli.

El evento fue particularmente destructivo en la zona suroeste de San Juan, en Rivadavia y Pocito, porque el foco del temblor se registró a 8 kilómetros de profundidad, y el epicentro se originó a 57 kilómetros al suroeste de la capital.

El movimiento fue percibido en algunas zonas de la Zona Central de Chile como Santiago, Valparaíso y Coquimbo y en provincias vecinas como Mendoza.

Hubo más de 20 mil viviendas y edificios con daños y casi 2.000 casas que quedaron inhabitables, afectando a familias que habitaban casas precarias, para quienes el Estado construyó 1.641 soluciones habitacionales.

En noviembre de 2022 Fernández encabezó la relocalización de más de 800 familias en dos barrios de Rivadavia y ahora entregó seis casas simbólicamente, de las 788 del nuevo Barrio Las Pampas de Pocito.

Sus habitantes serán relocalizados desde los módulos habitacionales que ocupan desde el terremoto, en un operativo que durará hasta el jueves, con participación de varias dependencias del Estado y del Ejército.

Fernández recordó que «cuando ocurrió aquel terremoto fue impactante el estado de frustración de los afectados» y a pesar de la pandemia «vine a darles un abrazo, a mostrar afecto y decirles a cada uno que ‘sé lo que te pasa’, lo tengo en cuenta y voy a ayudarte a solucionar el problema que estás pasando'».

Indicó que «junto a un gran gobernador que tienen los sanjuaninos, en un año y medio después, estamos cumpliendo con la palabra empeñada» y que «hoy estamos entregando 788 viviendas, pero son 1.641 las que construimos para quienes perdieron sus casas en el terremoto».

El Presidente destacó la intervención del Estado en la construcción de las casas y se preguntó si «algún banco les construiría estas viviendas» o «les iba a prestar la plata para que las compren».

Indicó que su gobierno cree que «acceder a una casa es un derecho humano y no un privilegio» y que con Uñac está reconociendo «el derecho a tener una casa y a los que aún están esperando, les digo que confíen en nosotros y no en otros, porque nosotros les vamos a garantizar que van a tener una casa».

Reconoció que «la situación no es fácil, sabemos los problemas de la inflación y lo que genera en la gente» y afirmó que «eso no se resuelve sacando al Estado del medio como algunos pregonan».

Explicó que «alrededor del 70% de lo que gasta el Estado es en jubilaciones y asistencia social» y que «a pesar de ser porteño, hemos estado en todo el país llevando obras, rutas, escuelas y casas, y el 65 por ciento de la obra pública está en el norte argentino, porque sabíamos que lo estaba necesitando».

«No cambiemos el rumbo y sigamos progresando», dijo Fernández que reconoció que «hay cosas que corregir y se puede mejorar porque podemos habernos equivocado», pero aseguró que «nunca caímos en el error para que nuestros hermanos, parientes y amigos se hagan millonarios».

El intendente de Pocito, Armando Sánchez, dijo que en el nuevo barrio «el Estado construye un CIC para dar contención a la nueva población» y que «se hará una escuela, una sede policial y un centro de salud».

Uñac afirmó que «en estos momentos de balance, vemos que vamos cerrando 4 años de realizaciones en San Juan, concretando lo que nos pedían los sanjuaninos» y que «no podríamos haber hecho todo esto sin la ayuda del Gobierno nacional».

Destacó que Fernández «tuvo la humanidad de que a menos de 15 horas del terremoto, llegó el Presidente a darnos un abrazo de hermanos».

Dijo que en sus ocho años de gestión tienen «17.000 viviendas entregadas y 5.000 en construcción» y que «en el primer periodo las hicimos solamente con esfuerzo provincial y el segundo con la ayuda del Gobierno nacional».

Télam

Más notas sobre el tema