Chile | Entrevistas documentales 50 Años Con Memoria

2.069

50 Años Con Memoria

#50AñosConMemoria es un proyecto colectivo autogestionado de más de 40 personas de distintas disciplinas que con ánimos de aportar a la memoria histórica de Chile, en esta conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado y el inicio de la dictadura militar de Augusto Pinochet, presentamos 10 entrevistas a familiares y víctimas de los horrores de la dictadura.

Estas entrevistas que fueron trabajadas por 8 equipos audiovisuales distintos, cada uno dejando su propio sello en cada pieza, son transmitidas entre el 2 y el 11 de septiembre a las 18:00 hrs (Chile) a través del canal de Youtube de El Desconcierto.

Instagram | YouTube El Desconcierto


Leila Nash Sáez, 63 años, es perito de patentes de invención en INAPI Chile. Tenía 13 años cuando su hermano Michel Nash Sáez fue víctima de ejecución y desaparición forzada en Pisagua el día 29 de octubre de 1973.  Su padre, Michel Nash Mikail fue detenido dos veces, estuvo desaparecido una semana en diciembre de 1973 y después estuvo detenido en junio de 1987 en relación a la operación Albania o “matanza de Corpus Christi”, la cual​ fue una masacre contra militantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) perpetrada por la dictadura militar de Augusto Pinochet, ocurrida en Santiago los días 15 y 16 de junio de 1987.

El caso de su hermano es particularmente emblemático, pues Michel había comenzado el Servicio Militar obligatorio el mismo año del Golpe Cívico-militar y tenía tan solo 19 años al momento de su detención el 11 de septiembre de 1973 en Iquique. Además de ser un conscripto, era militante de las Juventudes Comunistas y cuando comenzó la represión se negó a disparar a los prisioneros políticos y pidió a sus superiores que lo dieran de baja. Estos aceptaron su petición, pero finalmente fue detenido junto al resto de los prisioneros políticos, donde fue torturado y posteriormente asesinado. Según numerosos testimonios el cuerpo de Michel Nash fue enterrado en el desierto junto a otras veinte personas más, sin embargo, cuando en 1990 un testigo ayudó a encontrar la fosa clandestina, el cuerpo de Michel no estaba. La teoría es que su cuerpo fue lanzado al mar. El año 2018 su madre, Ana Sáez, quién dedicó su vida a buscarlo, falleció tras nunca obtener verdad ni justicia. Su última voluntad fue que sus cenizas se esparcieran en el mar. Leila solicitó en 2022 al ejército que le restituyan a su hermano su honor militar.


Alejandro Sepúlveda, 65 años, es poeta y ex estudiante de filosofía de la Universidad Católica e Ingeniería Civil en la Universidad de Chile. Además fue un activo opositor de la dictadura cívico-militar y militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en los años 80, destinando su militancia a un tipo de resistencia activa en contra del régimen de Pinochet. Durante es década Alejandro fue detenido y torturado en tres oportunidades en manos de los agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI), organismo de inteligencia policial que funcionó con objetivo de persecución, secuestro, tortura, asesinato y desaparición de opositores políticos durante la dictadura militar del general Augusto Pinochet en Chile. A quienes participaban de este movimiento especialmente se les buscó reprimir con mano dura porque constituían un peligro para el orden dictatorial, Alejandro entregó su relato a la Comisión Valech en los años 90 y se lo puede encontrar bajo el número 8309, en éste cuenta los diversos tipos de torturas a los cuales fue sometido y enfatiza en que la dureza de éstas tuvo relación con la relevancia de reprimir a quienes participaban del MIR. Su primera detención fue en 1981 en un cuartel ubicado en la calle República, Santiago Centro. Su segunda detención, en 1982, también fue en un cuartel de esta calle, pero no tiene certeza de que haya sido exactamente el mismo lugar que la primera vez. Y su tercera detención fue en 1983 en un cuartel de la calle Borgoño comandado por Álvaro Corbalán, encargado de la División Antisubversiva y militar de grado mayor que actualmente cumple condena por violación a los Derechos Humanos en el Penal de Punta Peuco. Alejandro considera que este ciclo se acabará solamente con justicia y reconocimiento público de las atrocidades cometidas en dictadura, pero sobre todo con la aparición de los cuerpos de los compañeros y compañeras que hasta el día de hoy siguen desaparecidos.


Manuela Libertad Guerrero Madera, 37 años, antropóloga y música autodidacta. Madre de Camilo, hija de Owana Madera y Manuel Guerrero Ceballos; secuestrado y posteriormente asesinado entre el 28 y 30 de marzo de 1985 por carabineros, en el caso conocido como “degollados”, donde también son víctimas Santiago Natinno y José Manuel Parada. A la fecha del asesinato, Owana Madera tenía unas pocas semanas de embarazo de Manuela, nacida el 1 de diciembre de 1985, por lo que ella jamás conoció a su padre en persona.

Manuel Guerrero Ceballos era profesor y militante del Partido Comunista. Fue detenido el 14 de junio de 1976 por miembros del Comando Conjunto, organismo represivo compuesto por agentes de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas de Chile. En la detención fue herido de bala en el pecho, conducido a un centro clandestino de detención, luego al Centro de detención Cuatro Álamos y un mes después a Tres Álamos. Fue liberado el 19 de noviembre del mismo año, partiendo días después al exilio en Suecia, donde permaneció por seis años, trabajando en los grupos de solidaridad con el pueblo de Chile. En noviembre de 1982 retornó a Chile y se sumó al trabajo gremial, en la reciente creada Asociación Gremial de Educadores de Chile (AGECH) —creada en noviembre de 1981 por profesores opositores a la dictadura cívico-militar—, de la que fue elegido presidente del Consejo Metropolitano.

Actualmente Manuela es parte de un grupo musical llamado Manuela y las Libertades.


Nació en Santiago en 1958, vivió parte de su infancia y adolescencia en los edificios de la Villa Olímpica y a los 15 años presenció desde el techo de su casa el Golpe de Estado. Su edificio fue allanado totalmente, incluyendo su casa en la cual buscaban a dos de sus hermanos. Cuando Osvaldo llega a edad adulta, Chile se encontraba inmerso en una importante crisis económica que había aumentado las cifras de desempleo y había precarizado la vida de la población. Desde 1979 hasta finales de los 90’s el país vive  un proceso de desalarización y exclusión del mercado laboral formal sin precedentes, generando así una necesidad vital de realizar cualquier tipo de trabajo, aunque éste fuese informal. Osvaldo se desempeñó como vendedor ambulante desde el año 1979 hasta 1990 en el barrio Estación Central.

En el año 1985 fue detenido por carabineros mientras trabajaba en la calle por una supuesta agresión a un funcionario de la policía y pasó a la penitenciaría de Santiago. Estuvo detenido con prisioneros políticos durante quince días sin tener respuestas y viviendo una constante incertidumbre, durante este tiempo escribió un pequeño diario de vida donde describe día a día ese pasaje de vida al cual tituló “Maldita historia”. Luego de esto quedaría comprometido a firmar durante cinco años en Fiscalía militar. Nunca militó en ningún partido político, pero esta experiencia de represión durante la dictadura lo llevó a politizar su discurso y es así que hasta el día de hoy ha seguido asistiendo a las manifestaciones realizadas en Santiago. Actualmente sigue siendo comerciante en el barrio Estación Central y tiene la esperanza de que Chile sea un país más justo y con memoria.


Angélica Palleras Norambuena, fotógrafa de , para el momento del golpe era una estudiante de 19 años que formaba parte de la defensa del gobierno de la Unidad Popular en Copiapó. Su hermano, Adolfo Palleras era en ese entonces militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y dirigente de pobladores. Angélica tuvo que escapar de la región por la persecución política, mientras se encontraba en la clandestinidad su hermano fue detenido y ella soñó que él venía a despedirse de ella.

Adolfo fue asesinado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973 en Copiapó, tenía tan sólo 26 años. Su muerte, y la de otros 15 compañeros que se encontraban detenidos en el mismo regimiento, fue enmascarada bajo el pretexto de “intento de fuga”, pero nadie en su familia lo creyó y tenían razón en no hacerlo. Angélica dedicó su vida a la lucha por los derechos humanos y a la búsqueda de los detenidos desaparecidos de la dictadura en Copiapó y Pisagua, en 1985 interpuso una querella en contra de los asesinos de su hermano, fue la primera vez que un juez de la corte suprema votó en contra de cerrar la causa. Sin rendirse nunca, ella junto a un grupo de personas, entre ellas el juez en involucrado en el caso, encontraron y abrieron las fosas comunes ilegales de Pisagua y de Copiapó, marcando un precedente para la judicialización de algunos de los casos más emblemáticos de las violaciones de DDHH en Chile. En la de Copiapó, abierta en 1990, pudo encontrar finalmente los restos de su hermano Adolfo y despedirse de él.

Al día de hoy siente que no hemos avanzado nada como país, sino que más bien hemos retrocedido, pero confía en las nuevas generaciones.


Manuel Alberto Llorca Jaña, tiene 48 años y es Doctor en historia económica. Hijo de María Soledad Jaña, socióloga chilena, y Antonio Llorca Puig, odontólogo Español, ambos militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que sufren la represión política y sobrevivieron a la detención y tortura en centros clandestinos de la Dictadura de Pinochet. Su madre, María Soledad Jaña, fue detenida el 11 de diciembre de 1974 cuando se encontraba, junto a otros compañeros de militancia, ocultándose en una casa de seguridad del partido. La casa que ocupaban en la clandestinidad estaba a nombre de Carlos Alberto Terán de la Jara, quien actualmente es un detenido desaparecido. Cuando apresan a Soledad la detienen junto con su hija mayor, Eloisa Llorca Jaña de meses de edad, y él se encontraba en el vientre de su madre en proceso de gestación. Es por ello que se concidera a sí mismo como uno de los fetos sobrevivientes a la tortura y detención política.

Su detención se daría entre Villa Grimaldi y 4 Álamos y duraría solamente unas semanas porque su caso tuvo impacto mediático por estar embarazada. Al salir en libertad le imponen una orden de expulsión a ella y a Eloisa, su primera parada en Buenos Aires y luego partió a Cuba, Manuel nació unos pocos meses después. Vive su infancia y preadolescencia en este país hasta su vuelta a Chile con su madre y su hermana en 1990.


Ximena George-nascimento, es profesional de la Oficina de Asuntos Internacionales del Ministerio del Medio Ambiente, al momento del Golpe de Estado era estudiante de geografía en el Pedagógico de la Universidad de Chile y tenía un hijo.

Fue detenida el 11 de octubre de 1973, un mes después del Golpe por estar vinculada con el Partido Socialista. Iba con su hijo hacia su casa al borde del comienzo del toque de queda y cuando llegó se encontró con Carabineros dentro de casa, quienes la detuvieron como prisionera de guerra. La primera noche detenida estuvo en la Escuela de Suboficiales, donde se encontró con varios compañeros detenidos en muy malas condiciones y le realizaron interrogatorios. Luego estuvo en la casa central de la PDI, para posteriormente ser trasladada al Estadio Nacional, donde estuvo desde el 18 de octubre hasta el 12 de noviembre en un camarín junto con otras cientos de mujeres. Tras el cierre del Estadio como centro de detención, fue trasladada junto a decenas de mujeres a la cárcel pública, donde pasó cerca de 10 meses más recluida, hasta salir finalmente al exilio. Un dato interesante de su historia es que antes del golpe fue piloto en el aeródromo de Tobalaba, el cual fue sede del Comando de Aviación del Ejército, cuyas aeronaves, en los llamados “vuelos de la muerte”, trasladaron entre 700 y 900 cuerpos de prisioneras y prisioneros políticos que fueron lanzados al mar, amarrados a trozos de rieles de fierro.


Sandra Trailaf Yáñe, ex prisionera política, periodista, comunicadora popular y activista de Derechos Humanos. Forma parte de la coordinadora por la libertad de los presos políticos en Valparaíso y también hace aportes en la Red de Medios Libres y Populares. Nacida en 1965, tenía 9 años para el golpe de Estado. Es la menor de 7 hermanos, su familia siempre fue allendista. En la preadolescencia a los 13-14 años, uno de sus hermanos, militante de de las Juventudes Comunistas (JJCC), comienza a estudiar diseño gráfico e instala una improvisada imprenta en la casa. Desde entonces se le vuelve muy cotidiana la propaganda y los libros, y por esta misma época se vuelve también militante de la Jota. Tiene una relación muy cercana con su padre, dirigente del Partido Comunista (PC), quien es detenido y torturado en más de una ocasión.

A los 17 años egresó del Liceo Técnico INSUCO 4, como secretaria. Tiene un fuerte compromiso con el Partido y comienza a ocupar importantes espacios. Participa del Frente Cero, y una vez que se “oficializa”el FPMR (1983) Pola ya lleva al menos un año en labores vinculadas. En diciembre de 1984 es detenida y recluida por 7 años.

Pola dice que su ingreso al Frente es una mezcla entre “el instinto de clase combinado con la necesidad imperiosa de derrocar la dictadura. Es detenida tras una acción en la que resulta herida a bala y hay carabineros muertos. Sus compañeros para salvarla la llevan a la clínica INDISA, desde donde posteriormente es sacada hacia la Clínica Militar siendo interrogada, momentos en los que no se mantiene 100% consciente. Finalmente, avanzado enero del 85, es trasladada a la Cárcel de San Miguel. Fue liberada en 1991.

Fuente: Revolucionarias historia y narrativas de mujeres rodriguistas de Tamara Hernández.


Sonia Carreño es viuda de René del Rosario Maureira Gajardo, lo conoció a los 15 años cuando era una calcetinera y estudiaba en el liceo de Parral, lugar de proveniencia de ambos. Se conocieron en un baile del club de Parral. René fue su gran amor.

René Maureira era profesor normalista, comerciante e integrante de la Junta de Abastecimiento y Precios (JAP) de Paine. Tenía una profunda convicción humanista, por lo que con el gobierno de Allende decide sumarse al proyecto de la Unidad Popular, lo cual le produjo grandes problemas con los demás comerciantes. Con el Golpe lo detienen el 12 de septiembre de 1973 y lo llevan al Estadio Nacional durante un mes, hasta que le permiten volver a su casa. En la madrugada del 16 de octubre, 4 días después de su liberación, lo detienen nuevamente, sin orden de autoridad competente, por efectivos militares de la Escuela de la Infantería de San Bernardo, a cargo del teniente Andrés Magaña Bau. Esa misma noche detuvieron a otras 22 personas en Paine, ninguno de ellos salió con vida de esta detención. Al menos dos sobrevivientes de las torturas y fusilamientos que cometieron civiles y uniformados durante la dictadura, reconocen a Michael Kast y a su hijo Christian -padre y hermano de José Antonio Kast, respectivamente- como colaboradores y partícipes de la represión en contra de campesinos.

Juan René Maureira nació en Santiago en 1986, tiene 37 años, es historiador. Desde la participación en el movimiento de derechos humanos desde los 16 años, ha trabajado activamente en Sitios de Memoria como Londres 38 y José Domingo Cañas, y en organismos públicos como el Instituto Nacional de Derechos Humanos y la Subsecretaría de Derechos Humanos de Chile. También ha participado y coordinado en proyectos de investigación, acción o promoción de memoria y derechos humanos desde la Asociación Recorrido Colectivo, Derechos en Común, y otros espacios sociales, institucionales, o académicos.

 

Más notas sobre el tema