Chile | Homenaje a Salvador Allende en la Cámara de Diputados concluye de forma abrupta por tensiones en la Sala

Foto: Manuel Lema / Agencia Uno
1.608

Homenaje a Salvador Allende en la Cámara de Diputados concluye de forma abrupta por tensiones en la Sala

Por Rodrigo Verdejo

De forma abrupta concluyó el homenaje en la Cámara de Diputados y Diputadas al fallecido Presidente Salvador Allende, quien encabezó el gobierno de la Unidad Popular (1970-1973) que fue derrocado el 11 de septiembre de 1973 por las fuerzas militares al mando del general Augusto Pinochet.

Pasadas las 15.00 horas, al inicio de la sesión en Sala, comenzó el homenaje al expresidente socialista. Las bancadas oficialistas fueron las primeras en intervenir y, principalmente, destacaron los avances y logros del gobierno de la Unidad Popular.

Sin embargo, en la intervención de la UDI -el único partido de derecha que decidió exponer en el acto conmemorativo a Allende- las tensiones entre ambos bloques se exacerbaron. El diputado Gustavo Benavente fue el encargado de exponer la visión del gremialismo sobre el gobierno de la Unidad Popular.

“Al inicio de su gobierno se notó la tolerancia de la UP respecto al actuar impune de grupos armados cuya actuaciones eran incentivadas por el propio gobierno, lo que fue aumentando cada vez más…”, dijo el diputado Benavente antes de que el presidente de la corporación, Ricardo Cifuentes (DC), le aplicara un llamado de atención por vulnerar el reglamento, ya que las palabras de los diputados debían ceñirse al sentido del homenaje.

El diputado UDI continuó con su alocución, sin embargo, la situación fue escalando, al igual que las sanciones aplicadas por el presidente de la testera. Tras ello, Benavente se trenzó en una discusión con las vicepresidentas de la Cámara, las diputadas Carmen Hertz (PC) y Daniella Cicardini (PS), a la que se sumó el resto de la bancada UDI.

Finalmente, a Benavente se le aplicó el artículo 91.5 del reglamento, que priva del uso de la palabra al diputado sancionado mientras dure la sesión. Como la bancada de la UDI era la última inscrita para intervenir en el homenaje a Allende, la sanción aplicada al legislador llevó a que se diera por finalizado el acto conmemorativo y se diera paso a la discusión de proyectos.

La antesala del homenaje

En la antesala de la sesión, los diputados de RN notificaron de su decisión a través de una carta dirigida al presidente de la Cámara Baja, Ricardo Cifuentes (DC), en la que expresaron su firme desacuerdo con el reconocimiento de un líder político “que consideran responsable del quiebre institucional de Chile en 1973″.

De esta forma, si bien los integrantes de la bancada quedan en libertad de acción para estar presentes en el hemiciclo, tomaron la decisión de no intervenir en la misma. Misma resolución a la que llegó la bancada de Evópoli, según informó el líder de los diputados Francisco Undurraga.

“No vamos a intervenir, porque creemos que en este caso el silencio puede ayudar más que hablar, pero sí vamos a estar presentes”, sostuvo Undurraga.

A una definición distinta llegaron sus socios de coalición, ya que la UDI confirmó que participarán en el homenaje al expresidente Allende. Según adelantó el diputado Jorge Alessandri, los representantes de su partido “no solo no van a salir de la sala, sino que el acuerdo es que la UDI ocupe su tiempo reglamentario y haga uso de la palabra”.

“Los discursos tienen que ser respetuosos, tienen que ser objetivos y, por supuesto, tienen que tener una opinión política, ésta es la Cámara política por excelencia”, manifestó el diputado Jorge Alessandri.

¿Y los republicanos?

Desde el partido fundado por José Antonio Kast, a través de una declaración pública, informaron que no participarán del homenaje en honor al exjefe de Estado.

Entre sus motivos, destacan que, a su juicio, el exmandatario de la Unidad Popular “lideró uno de los peores gobiernos de la historia de Chile”.

“La Bancada de Diputados del Partido Republicano, deseamos expresar que hemos tomado la decisión de no participar en el homenaje en la Cámara Baja, al que se ha convocado para el día de hoy lunes 11 de septiembre, en honor al ex presidente Salvador Allende Gossens, quien -a nuestro juicio- lideró uno de los peores gobiernos de la historia de Chile”, señala la misiva.

En el documento, además, los parlamentarios “reafirman” su “compromiso con los chilenos, trabajando incansablemente por un futuro mejor, basados en la justicia, el progreso social, la libertad y la seguridad de todos quienes habitamos esta bella nación”.

El homenaje a Allende

En representación de la bancada socialista -partido en el que militó Allende-, el diputado Daniel Manouchehri, portando una rosa y un retrato del expresidente en su bolsillo izquierdo, fue el primero en tomar la palabra en el marco del homenaje al líder de la UP.

Salvador Allende empeñó su palabra de que respetaría la Constitución, las leyes y la voluntad de la mayoría que lo había llevado a La Moneda, y así lo hizo. Sin dar un paso atrás, pagó con su vida la lealtad del pueblo. El acto final de Allende se contrasta con el acto final de Pinochet, cobarde, quien murió simulando una demencia para eludir a la justicia por sus crímenes y actos de corrupción”, expuso el legislador PS.

Luego de Manouchehri, tomó la palabra el jefe de bancada comunista, el diputado Luis Cuello Peña y Lillo que, en la misma línea que su par PS, destacó los avances y logros del gobierno de la Unidad Popular.

“Sus palabras resuenan, inspiran y alimentan la fuerza para las luchas del presente y seguirán guiando a las generaciones que vendrán. Allende vive en cada población, en las capitales del mundo, en cada trabajador que se levanta en contra de la injusticia. Allende es patria, es futuro, es pueblo y es humanidad”, dijo Cuello.

Mientras que en representación del PPD, el diputado Cristián Tapia recordó la iniciativa de la UP para nacionalizar y estatizar la gran minería del cobre. “Ese recuerdo nadie lo va a poder borrar. Cuando se dice que sin Allende no hubiera existido Pinochet, por favor, seamos cautos y respetemos la memoria de nuestro Presidente, la memoria de tantos detenidos desaparecidos que todavía no pueden ser encontrados por sus familiares”.

Tras su intervención, fue el turno del diputado y presidente de la DC Alberto Undurraga, quien aseguró que la falange era un partido “con muchas luces, pero también con muchas sombras”. Undurraga recordó que la DC ejerció como opositora al gobierno de Allende y remarcó que los líderes decé “se la jugaron hasta el último día para una salida institucional a la crisis política de 1973″.

La Tercera


UDI empañó el homenaje a Salvador Allende en la Cámara Baja

La Cámara de Diputadas y Diputados realizó este lunes un homenaje a la figura del expresidente Salvador Allende en el marco de la conmemoración de los 50 años del golpe de Estado, ceremonia que terminó empañada por el actuar del diputado UDI Gustavo Benavente.

El parlamentario, en una intervención consensuada con toda la bancada de su partido, aprovechó de realizar un discurso político y crítico en contra del gobierno de Allende, pese a que la instancia era para homenajear la figura del expresidente.

Debido a esta situación y tras cinco advertencias, el presidente de la Cámara Baja, Ricardo Cifuentes (DC), le privó seguir interviniendo a Benavente, quien posteriormente salió de la Sala entre aplausos de sus compañeros de partido y el fuerte cuestionamiento de sus pares del oficialismo, los que vieron en el actuar del militante UDI una falta de respeto y un intento por empañar este homenaje.

Pese a su polémico actuar al interior de la Sala, Benavente realizó un punto de prensa defendiendo su intervención y asegurando que solamente refrescó «hechos históricos, hechos verdaderos», algo que, en su opinión, «al parecer le molesta a la izquierda».

«No nos dejaron terminar un discurso que no sabían cómo terminaba. Solamente para nombrarles hechos inalterables de la historia, hechos irrefutables, les molestó profundamente», afirmó el parlamentario opositor, que además de ser suspendido su uso de la palabra durante toda la sesión, se le multó con un 4 por ciento de su dieta líquida, equivalente a 224 mil pesos.

La intervención también fue defendida por su compañero de partido Guillermo Ramírez, quien aseguró que «un grupo de izquierda trata de imponer una verdad oficial. Hoy en el discurso solamente se relataron hechos. Las ideas no se defienden solas, los hechos históricos no se defienden solos, y por eso la UDI tomó la decisión de sacarlos a la luz«.

«Tiene razón, los hechos históricos son porfiados, y aunque quieran negarlo, el presidente Allende fue electo democráticamente, conforme a la Constitución y las leyes. Y el golpe de Estado, por el contrario, fue una interrupción«, replicó la diputada Javiera Morales (CS).

Para la parlamentaria, que «hoy, después de 50 años, ver una derecha que lo justifica sabiendo que son completamente indisolubles con las violaciones de los derechos humanos, de verdad que es preocupante«.

Polémica intervención de Rivas

Este no fue el único punto polémico en el homenaje, dado que durante las fuertes discusiones que generó la intervención de Benavente, su par del PDG Gaspar Rivas se levantó de su puesto con un cartel en el que cuestionaba tanto la figura de Allende como del dictador Augusto Pinochet.

«¡Ni Allende ni Pinochet! ¡Cortenla de pelear y preocúpense de Chile!«, señala el escrito del cartel, que iba acompañado de fotos tachadas de Allende y Pinochet.

Por este actuar, Rivas fue censurado también por Cifuentes.

El recuerdo a la figura de Allende

Previo a estos polémicos hechos, la ceremonia tuvo elementos políticos significativos: el homenaje propiamente tal a Allende y la intervención de diversos parlamentarios, entre ellos del presidente de la Democracia Cristiana (DC), Alberto Undurraga, quien hizo una reflexión sobre «las luces y las sombras» de su partido.

«Nos inclinamos respetuosos ante el sacrificio que él hizo de su vida en defensa de la autoridad constitucional«, destacó Undurraga en su alocución, tomando como ejemplo al «Grupo de los 13″, que en septiembre de 1973 se alejaron de la línea mayoritaria de la DC para condenar el golpe de Estado.

En esta línea, afirmó que «la actitud oficial de la Democracia Cristiana fue complaciente en el golpe y en los primeros meses siguientes (…) Es esta DC con luces y sombras la que hoy hace un homenaje al Presidente Allende, un hombre que marca una época porque le dice a Chile y al mundo que sus ideas, las ideas socialistas podían gobernar en democracia».

Las intervenciones fueron iniciadas por el jefe de bancada del Partido Socialista (PS), Daniel Manouchehri, quien señaló que Allende es «sin duda alguna el mejor de los nuestros», y advirtió que su «sacrificio no fue en vano, (dado que) hoy es un potente mensaje moral para las nuevas generaciones«.

«Vergüenza debería darles a quienes hoy de manera miserable justifican esta barbarie (golpe de Estado y posterior dictadura)«, puntualizó Manouchehri, quien cerró su alocución con una frase aplaudida por sus pares oficialistas: «¡Compañero Salvador Allende, presente ahora y siempre!«.

«El golpe de Estado no era inevitable ni la democracia tenía un destino marcado«, afirmó, por su parte, el diputado comunista Luis Cuello, quién dijo también que el otrora mandatario fue «un demócrata que en todo momento respetó la Constitución y la ley, que cumplió hasta el último aliento con la voluntad de un pueblo, que sacrificó su vida por los trabajadores y trabajadoras, por las mayorías que construían junto a él una patria más justa».

«Allende es patriaAllende es futuroAllende es puebloAllende es humanidad«, cerró Cuello.

En tanto, el PPD Cristián Tapia destacó que el expresidente «tuvo la valentía de nacionalizar la empresa del cobre en ese momento«, y su par de Comunes Claudia Mix lo calificó como «un verdadero demócrata, un referente imprescindible para una sociedad que necesita reinventarse«.

Cooperativa

Más notas sobre el tema