El gobierno argentino anuncia un principio de acuerdo con Paraguay por el conflicto sobre la Hidrovía

2.679

El Gobierno anunció un primer acuerdo para solucionar la disputa por la Hidrovía Paraguay-Paraná

La secretaria de Energía, Flavia Royón, anunció que hay un principio de acuerdo entre la Argentina y Paraguay en la discusión por el funcionamiento y cobro de peaje en la Hidrovía Paraguay Paraná. Royón se reunió en Paraguay con el ministro de Relaciones Exteriores de ese país y en la misma línea el subsecretario de Asuntos de América Latina, Gabriel Fuks, estuvo junto al encargado de Negocios de Paraguay, Juan Ramón Cano Montanía, a quien expresó su «preocupación» por la situación que afecta a la Entidad Binacional Yacyretá.

Sobre estos puntos, Royón dijo que Argentina y Paraguay lograron establecer una mesa de trabajo conjunta para discutir el cobro del peaje, mientras que en lo que hace a la represa armaron una «comisión técnica» para establecer los montos y formas de pago de la deuda que Argentina le exige a Paraguay.

Así lo contó la secretaria de Energía en un hilo de Twitter en el que agregó que del encuentro en Paraguay participaron los directivos de la Administración General de Puertos y la Entidad Binacional Yacyretá. «El encuentro fue positivo con ánimos de aclarar desentendimientos y arribar acuerdos. Nuestros países tienen grandes proyectos de integración energética como Corpus e integración gasífera para dar un salto en su crecimiento», compartió Royón en redes sociales.

Fuks mantuvo reunión de trabajo con delegación de Paraguay

El subsecretario de Asuntos de América Latina, Gabriel Fuks, mantuvo una reunión de trabajo con el Encargado de Negocios de la República del Paraguay, Juan Ramón Cano Montanía, donde se abordaron diferentes temas concernientes a la relación bilateral, según afirmó la cancillería argentina en un comunicado.

En ese sentido, apuntaron a este medio que se hizo entrega de una nota que expresa la «preocupación» por la situación planteada en la Entidad Binacional Yacyretá, debido a lo que denunciaron como «maniobras unilaterales» realizadas en el Vertedero Brazo Aña Cuá por parte del departamento técnico de Paraguay. En concreto se refirió a una serie de maniobras del pasado jueves en la Entidad Binacional Yacyretá, que incluyeron la apertura de compuertas del vertedero Añá Cuá, por fuera de la programación establecida que llevaron a más que cuadruplicar el caudal descargado en el vertedero.

Durante el encuentro, Fuks reiteró la «predisposición al diálogo», en el marco de «buena fe» entre ambos países, y la «excelente relación bilateral» que tienen Argentina y Paraguay.

El conflicto respecto de la represa se suma a una queja presentada por Paraguay, por el cobro de una tasa retributiva de US$ 1,47 por tonelada al transporte internacional que se fija en el tramo de soberanía argentina en la Hidrovía Paraná-Paraguay.

«Hace 10 días, la Argentina presentó una carpeta técnica, en la que se detallaban los servicios prestados, de la que participaron la Administración General de Puertos y de Vías Navegables, que aún no fue respondida; estamos dispuestos a seguir en el plano técnico, queremos que nos contesten por esa información», explicó Fuks, según recogió la Agencia Télam. Según el funcionario, «la Argentina hizo una inversión de 25 millones de dólares y queremos que, si hay objeciones, las presenten para ver de qué manera seguir».

El Destape


Cancillería convoca a embajador de Argentina en Paraguay

Luego de que el embajador de Argentina en Paraguay, Oscar Domingo Peppo, responsabilizara al Gobierno de Santiago Peña por el incremento de las diferencias por la hidrovía, el Ministerio de Relaciones Exteriores decidió convocarlo para el jueves.

Peppo sostuvo que “el conflicto va escalando y no por voluntad argentina, sino por voluntad de Paraguay”. “Tomó medidas unilaterales que nada tienen que ver con lo que se venía trabajando”, agregó en contacto con Radio Dos de Argentina.

Explicó que la barcaza retenida en Zárate, Provincia de Buenos Aires, fue uno de los principales focos de la tensión que se da entre ambos países. “Planteaban (Paraguay) que Argentina retuvo la barcaza y que no querían pagar lo que corresponde por tributos. Ellos querían pagar algo como fianza y no de peaje, eso cambió el trámite y la cosa se embarró”, agregó.

El diplomático argentino también cuestionó la decisión del presidente Santiago Peña, de solicitar un arbitraje para revisar el tratado sobre la hidrovía. Consideró que, de acuerdo con el tratado, los países “no pueden cobrar impuesto sobre el río, pero sí tasas retributivas por el servicio que se preste sobre el mismo y Argentina vuelca cerca de USD 25 millones a la hidrovía”.

Recordó que es justo que pague quien más lo utiliza y “esos son los paraguayos”.

Ultima Hora

 

Más notas sobre el tema