El presidente boliviano sobre la propuesta de Milei en Argentina: “La dolarización es el peor de los caminos”

3.139

Ante la propuesta del candidato argentino a la presidencia de ese país, Javier Milei, de dolarizar la economía, el presidente Luis Arce sostuvo que la dolarización de la economía es el “peor de los caminos” que puede asumir una nación.

“Sobre el efecto Argentina, hemos estado escuchando algunas afirmaciones de corte económico que se han hecho al respecto y, a nosotros, nos queda claro que la dolarización es el peor de los caminos y hay ejemplos en la región, Ecuador, es un ejemplo, Panamá es otro ejemplo”, indicó Arce.

Recordó que en el gobierno de Carlos Menen, en la década de los años 90, se estableció la paridad del dólar con el peso argentino, lo que, a la larga, ocasionó “una catástrofe en la economía” de ese país.

“En esa época se veían saqueos en supermercados y todo eso en Argentina producto, justamente, de un caos porque lo que produjo eso fue el peor de los elementos. Al hacer 1 a 1 el tipo de cambio, o sea la dolarización como ustedes quieran verlo, mucha gente se iba a Miami hacer mercado a comprar productos porque prácticamente era ganar lo mismo en dólares”, dijo.

Eso provocó la “destrucción” de la economía Argentina porque dejó de producir, dejó de generar recursos financieros, “no tenía la capacidad de poder crear dinero como lo tienen los bancos centrales cuando una economía no es dolarizada”.

También explicó que, cuando él asumió la cartera del Ministerio de Economía, en 2006, el gobierno aplicó la política de bolivianización lo que en la actualidad muestra “una estabilidad económica”.

Manifestó que antes de 2006 la economía boliviana, prácticamente, estaba dolarizada, el 99% de los créditos y el 96% de los depósitos estaban en dólares, pero no existía una estabilidad económica.

Arce consideró como una postura política el plantear la dolarización de la economía, pero que esas medidas requieren de mucho análisis, porque se pone en riesgo la economía de la población.

“Entendemos que es una posición política para tratar de generar votación con algunas ideas que arrancan por ahí, pero con la economía no se juega, la economía hay que manejarla con mucho cuidado, la economía es muy sensible para la población”, añadió.

La Razón


 

Más notas sobre el tema