Otra vez Dina Boluarte, otra vez muertes – Por Daniela Pacheco

Foto: infobae
1.546

Otra vez Dina Boluarte, otra vez muertes

Por Daniela Pacheco*  

A Dina Boluarte no le bastaron las más de 75 personas muertas durante las protestas contra su gobierno durante los primeros meses de su gestión. Este martes, el primer ministro de Perú, Alberto Otálora, declaró que el Ejecutivo no dudaría en repetir dichas acciones; “No nos temblará la mano para seguir haciéndolo”, dijo en referencia a la posibilidad de que se realicen nuevas manifestaciones.

Con un timbre de orgullo, como el demostrado por Boluarte en su reciente —y vergonzosa— visita a Estados Unidos en donde manifestantes le gritaron “asesina”, Otálora aseguró que el Gobierno había “logrado contener, controlar y en algunos casos superar un conjunto de emergencias que jamás desearé que le ocurra a otro país”.

Las lamentables declaraciones se dan en medio del llamado de la Fiscalía de ese país a la mandataria para que declare ​​en la investigación preliminar que ha abierto contra ella y otras altas autoridades del Ejecutivo, entre ellas Otárola, por la presunta comisión de los delitos de genocidio, homicidio calificado y abuso de autoridad. Esta será la segunda oportunidad en que Boluarte se presente a una diligencia por esta investigación.

Esto se suma a que autorizado por el Congreso, el Gobierno peruano podrá legislar por decreto durante tres meses en áreas como seguridad ciudadana, gestión de riesgo de desastres e infraestructura social. Preocupa mucho un texto que permite que se procese judicialmente a “comunicadores” que “inciten” con sus informaciones a actos de protesta que deriven en violencia, es decir, que se limite la actividad de periodistas que convoquen a movilizaciones sociales, además de las afectaciones al derecho a la protesta y a la libertad de expresión, situación que evidentemente ya viene sucediendo en el país latinoamericano, pero ahora amparada legalmente.

Dina Boluarte no tiene ni idea qué hacer desde que asumió el poder, incluso recientemente se llegó a plantear la idea de implementar el modelo de seguridad bukelista en Perú. Mes a mes va buscando un nuevo tanque de oxígeno que aplicar a su gobierno, dentro o fuera de su territorio, e incluso discusiones con presidentes como Andrés Manuel López Obrador o Gustavo Petro han sido parte de ello.

Luego de más de seis meses en el poder, periodo en el que dijo buscaría convocar a nuevas elecciones, no cabe duda de que Dina Boluarte se atornillará en la silla presidencial a toda costa pese a su paupérrima aprobación presidencial que no supera el 15%, al igual que la del Congreso y la de las de Fuerzas Armadas.

¿Cuántas muertes más serán necesarias en Perú para que la clase política empiece a pensar en la gente? Los migrantes, los indígenas, el pueblo peruano, el presidente de México, el de Colombia, Pedro Castillo, Evo Morales, Bolivia, todos parecen tener más responsabilidad sobre la situación de Perú que la propia Dina Boluarte.

*Comunicadora social y periodista. Asesora de gobiernos progresistas. Analista política. Colaboradora del Instituto para la Democracia Eloy Alfaro (IDEAL).

Más notas sobre el tema