Argentina | Más de cien mil personas participaron en Bariloche del Encuentro Plurinacional de Mujeres y Diversidades

2.345

Más de cien mil personas participaron en Bariloche del Encuentro Plurinacional de Mujeres y Diversidades

Por Celeste del Bianco

Finalizó este lunes el 36 Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales, Intersexuales y No Binaries de Bariloche que tuvo como ejes centrales el avance de la ultraderecha en el país y los conflictos territoriales mapuches en Río Negro que afectan a mujeres y diversidades. Con la Cordillera de Los Andes y el Lago Nahuel Huapi como escenario natural, durante tres días se desarrolló el histórico encuentro que reunió a más de 100.000 personas de todo el país.

Este año, el evento estuvo fuertemente atravesado por el panorama electoral y los riesgos que implicaría una victoria del candidato de la Libertad Avanza, Javier Milei. Fue un tema transversal, que estuvo presente en diversas actividades. No solo en el documento leído en el acto de apertura que se hizo en el Velódromo Municipal -en el que se afirmó: “Les decimos a las derechas más peligrosas que quieren gobernar que no estamos dispuestas a dar ni un paso atrás”-, sino también en asambleas y actividades complementarias. “Como movimiento feminista estamos ante dos escenarios: uno es el de una disputa por los derechos posible, el otro es de resistencia”, reflexionó una de las oradoras en las asambleas.

La preocupación estuvo presente también en los talleres que se realizaron sábado y domingo. Uno de lo más concurridos fue el de “Antifacismo”, un espacio nuevo que se implementó este año por la coyuntura política. Por la gran convocatoria se dividió en cinco comisiones en las que se debatió sobre el origen de estas expresiones y las estrategias para contrarrestarlas: disputas en el territorio, en las redes sociales y también en el Congreso con proyectos de ley. Si bien Milei personifica el avance contra los derechos de las mujeres y diversidades, el feminismo entiende que se trata de una avanzada que excede la cuestión electoral inmediata.

El otro gran eje transversal del Encuentro fue el de las mujeres y diversidades mapuches de Río Negro que mantienen conflictos por sus tierras. En una provincia donde fueron asesinados los jóvenes mapuches Rafael Nahuel y Elias Garay por los conflictos territoriales, las originarias tomaron la palabra. “Ni las balas, ni la cárcel ni la muerte van a detener nuestra lucha”, afirmó la machi Betiana Colhuan Nahuel. Según informó la Comisión Organizadora, existen 167 comunidades en disputa por sus tierras ancestrales y, en varias de ellas, son las mujeres las que encabezan la resistencia. “Estamos acá por eso, por la lucha por la defensa de los territorios, por el agua, por los ríos, por las montañas para que no sean contaminados más de lo que están. Nos plantamos contra las petroleras y contra las mineras. Somos guerreras, hemos resistido tanto genocidio y estamos vivas. Acá vamos a seguir”, agregó la guía espiritual mapuche.

La elección de Bariloche como sede del Encuentro se dio como respuesta política al desalojo y represión a la comunidad Lafken Winkul Mapu de Villa Mascardi, en octubre de 2022. Allí fueron detenidas 7 mujeres (algunas con sus hijos) y trasladadas a Ezeiza. Un hecho que motivó la renuncia de la entonces ministra de Mujeres, Géneros y Diversidades de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta. Después de varios meses detenidas en prisión domiciliaria, todas fueron liberadas. Sin embargo, meses después fue encarcelada Yéssica Boneffoi por lesiones leves y resistencia a la autoridad en un operativo de desalojo a la misma comunidad en 2017. La joven continúa con prisión domiciliaria. “Nos roban la tierra, nos roban el agua. Nos han sacado todo, hasta el miedo nos han sacado, por eso vamos a seguir luchando”, afirmaron las referentas mapuches.

Una de las actividades con mayor participación fue la Asamblea Feminista del Abya Yala que se hizo el domingo en los alrededores del Centro Cívico. Duró más de cinco horas y expusieron cerca de 50 personas. Además de los problemas con las tierras, se debatió sobre el resto de las violencias que sufren mujeres y disidencias indígenas como el racismo, la discriminación y los abusos, incluso, dentro de las propias comunidades. “No queremos ser un objeto, que nos romanticen o nos folcloricen. Queremos que nuestras palabras, cuerpos y presencias tengan sentido”, expresó Melisa Cabrapan Duarte, de la Confederación Mapuche de Neuquén.

Como cada año, el domingo se realizó la marcha de cierre que convocó a alrededor de 70 mil personas que bajaron desde el Alto, la zona más pobre y marginal de Bariloche, hasta el Velódromo, a orillas del lago. Las pendientes dejaron ver la masividad de la movilización con columnas de organizaciones feministas, sociales, sindicales, políticas y de derechos humanos que se extendieron por más de veinte cuadras. Durante ese recorrido a lo largo de la calle Beschtedt, vecinos y vecinas se asomaban para saludar a la marea feminista. En una de esas casas, dos hombres con lágrimas sostenían una bandera con la foto de un joven. Eran los familiares de Diego Bonefoi, un joven víctima de gatillo fácil asesinado por la policía en el año 2010, que se emocionaron cuando las manifestantes recordaron al joven con cánticos.

También fue relevante la Marcha contra los Transfemcidios y Travesticidios que se hizo el sábado por la tarde. Allí no solo se pidió justicia por los crímenes de odio por la identidad sexual sino que también se reclamó una ley de reparación histórica para las personas trans mayores de 40 años, que son consideradas sobrevivientes al promedio de vida de ese colectivo.

En el cierre se definió que la sede para el 2024 será Jujuy. La provincia norteña, que competía con la ciudad de Buenos Aires y La Pampa, fue elegida mediante un “aplausómetro” en el acto final. La propuesta fue impulsada por organizaciones feministas y por el Malón de la Paz, que resiste a la nueva Constitución Provincial impulsada por el gobernador Gerardo Morales. Las comunidades originarias de la Quebrada realizan un acampe frente a la Corte Suprema en la Ciudad de Buenos Aires desde el 1 de Agosto y una permanencia en las afueras del Congreso para pedir la intervención de la provincia ante el incumplimiento de las leyes internacionales y la propia Constitución Nacional que exige la consulta abierta a los pueblos indígenas cuando se trata de recursos naturales. Antes de llegar a la Capital Federal las comunidades realizaron cortes de rutas en Jujuy y sufrieron la represión de la policía provincial, con varios heridos, detenidos y tres personas perdieron un ojo.

La referente del Tercer Malón de la Paz Aurora Choque, que salió de su casa en junio y permaneció en los cortes hasta que viajó a Buenos Aires para acampar, indicó: “Luchamos contra la reforma que pretende quitarnos el agua, robarnos nuestros cerros y nuestros recursos naturales”. Durante la lectura de los argumentos se mencionó también a Milagro Sala, referenta de la Tupac Amaru, presa desde hace 8 años cuando el gobernador Morales llegó a la gobernación. “La pulseada por nuestras libertades son constantes. Seguimos enfrentando infames causas penales y contravencionales que pretenden frenarnos y desarticular el movimiento popular como lo hacen Milagro Sala”, leyeron desde el escenario.

Tras la designación hubo festejos en el Velódromo Municipal. “Sufrimos como una dictadura, una violación de derechos”, indicó Aldana, una de las jóvenes jujeñas  tras conocerse la noticia. “Padecemos causas armadas, contravenciones, persecuciones y hostigamiento”.

El Diarioar


Más notas sobre el tema