Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba emite comunicado sobre la situación en Haití

FILE PHOTO: Residents carry their belongings as they flee their homes due to ongoing gun battles between rival gangs, in Port-au-Prince, Haiti May 2, 2022. REUTERS/Ralph Tedy Erol/File Photo
1.072

Cuba: Haití necesita más y mejor asistencia internacional no tropas

El Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) fijó la postura en cuanto a que Haití necesita más y mejor asistencia y cooperación internacional para salir de la grave situación humanitaria y de seguridad que sufre la nación caribeña.

Esa situación se agudiza en el país caribeño por la inestabilidad social y la pobreza causadas por siglos de saqueo colonial y neocolonial, subdesarrollo e intervención extranjera, denunció una declaración del Minrex.

El ente ejecutivo de la ONU autorizó el despliegue de una Misión Multinacional de Apoyo a la Seguridad en Haití, cuyos efectivos podrán utilizar la fuerza en su ámbito de acción; no es la primera vez que el Consejo mandata una operación de ese tipo, aunque esta vez la solicitaron las propias autoridades haitianas.

Cuba está a favor de la paz y la estabilidad en Haití, primer país latinoamericano y caribeño en sublevarse contra el colonialismo europeo, en alcanzar su independencia, y en abolir la esclavitud en el hemisferio Occidental, señaló el texto.

En ese contexto, la isla caribeña respalda los derechos legítimos del pueblo haitiano de encontrar una salida pacífica y sostenible a los enormes desafíos que enfrenta, sobre la base al pleno respeto a su soberanía, acotó.

Recordó el Minrex que, con Haití, la Comunidad Internacional tiene una enorme deuda moral y precisó que el país requiere con urgencia más recursos financieros para su desarrollo y más y mejor asistencia y cooperación internacional para su reconstrucción.

En tal sentido, lamentó que muchos de los montos para la ayuda material y financiera comprometidas para el desarrollo a través de la ONU, además de insuficientes para enfrentar los efectos de desastres naturales, no se desembolsaron o se absorbieron para gastos propios por innumerables organizaciones no gubernamentales extranjeras y agencias de ejecución de programas.

Para el empleo de ese financiamiento, en muchas ocasiones no se respetó la voluntad de las autoridades haitianas ni las prioridades que estas establecieron, denunció la cancillería cubana.

El texto reiteró el llamado de abordar la situación en Haití con la debida atención a los problemas estructurales, económicos y sociales, así como a establecer mecanismos efectivos de ayuda que garanticen el uso eficiente de los recursos internacionales para beneficio del pueblo haitiano.

Cuba se apega a la estrategia de la Comunidad del Caribe (Caricom) para el desarrollo a largo plazo en Haití y reafirma su compromiso y apoyo a esa nación en la salud pública, la energía, el agua, la educación, la agricultura y el deporte, puntualizó el documento.

En ese sufrido país caribeño Cuba mantiene desde 1988, de forma ininterrumpida, una brigada de profesionales y técnicos de la salud, que apoya de forma incondicional a su pueblo ante reiteradas adversidades meteorológicas, sismos, brote cólera y la Covid-19, recordó la cancillería en el sitio Cubaminrex.

Prensa Latina



Haití podría quedarse sin maestros, advirtió organización de docentes

Rose Thérèse Magalie Georges, secretaria general de la estructura, señaló que no se pueden resolver los desafíos del sistema educativo sin antes abordar los problemas que enfrenta el gremio.

Sugirió que las dificultades incluso podrían agravarse, pues el Gobierno asignó soo el 10 por ciento del presupuesto anual al sector, es decir, 33 mil 176 millones mil 870 gourdes (casi 246 millones de dólares), una reducción del 95 por ciento con respecto al 2014.

Esa decisión se adoptó en un contexto en el que numerosas escuelas tuvieron que cerrar en los departamentos Oeste, Artibonite y Centro, ante el recrudecimiento de la violencia por parte de los grupos armados.

Otros centros de enseñanza tampoco pudieron abrir sus puertas por constituir actualmente refugio para decenas de miles de personas obligadas a abandonar sus hogares por la inseguridad y las acciones de las pandillas.

El Ministerio de Educación confirmó a inicios de septiembre que 26 escuelas acogen a desplazados, lo que significa que el inicio del curso prescindió de 150 aulas. Para Magalie Georges, la situación es un desastre sin precedentes para el futuro del país.

Además, no se adoptaron aún medidas para abordar el problema de los profesores de escuelas públicas que se encuentran en paro técnico por el mal funcionamiento de varios centros docentes.

Prensa Libre

Más notas sobre el tema