Panamá | Reprimen a manifestantes en el cuarto día de protestas en rechazo a un contrato minero

1.546

Dispersan con gases lacrimógenos protesta de jóvenes que marcharon a la Presidencia en confusa situación

La marcha de miles de jóvenes que marcharon de la Cinta Costera a la Presidencia, en la jornada de protestas en rechazo al contrato minero, fue dispersada por parte de los agentes de la fuerza pública con gases lacrimógenos.

Los jóvenes llegaron con batucada gritando consignas y de un momento al otro, se escucharon las detonaciones de bombas gases lacrimógenos, esto en respuesta a un grupo que trataba de derribar el cerco de seguridad que se instaló más temprano.

Ante la confusa situación, las personas corrieron por todas las calles del casco para intentar salir del lugar, afectados por los gases que seguían lanzando los agentes.

Pero lejos de suspender su manifestación, se volvieron a organizar para retornar a la Cinta Costera, al parador de Panamá, y decidir cuál sería el siguiente paso.

Posterior a esto, los jóvenes continuaron con su marcha y se encontraron otra barricada de agentes policiales próxima a la sede del Partido Revolucionario Democrático, quienes lanzaron gases a los manifestantes, por lo que tuvieron que retornar a la Cinta Costera.

Según lo que constató el equipo de TVN Noticias, la sede del PRD estaba completamente custodiada por miembros del control de multitudes que seguían lanzando gases a los jóvenes.

Cabe resaltar que estas calles son las que llevan a las estaciones del Metro del Hospital Santo Tomás y Lotería.

Protestas en la Presidencia

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por TVN Noticias (@tvnnoticias)

Más temprano, gremios docentes, médicos, miembros sindicales, ambientalista y sociedad civil acudieron al llamado de la marcha nacional hacia la Presidencia en rechazo al contrato minero, convocada para este jueves a las 4:00 pm.

Los participantes partieron de la Iglesia del Carmen en Vía España, para recorrer Calidonia y de ahí dirigirse al Casco Antiguo donde está el Palacio de Las Garzas, sin embargo, de últmo momento la ruta cambió debido al cerco instalado más temprano en los predios de la Presidencia, ahora la marcha solo llegará a la 5 de Mayo y luego ir a la Presidencia.

Al son del tamborito y la batucada, como es usual en las protestas panameñas, los manifestantes recorrieron las vías de Calidonia, con rimas contra los diputados, ministros y el Presidente.

El andar de los manifestantes fue detenido por la barricada instalada en los predios del Palacio de Las Garzas.

Mientras las personas recorrían las calles, desde los edificios las personas sonaban sus pailas en apoyo a la lucha que hacen estos grupos en rechazo al contrato minero.

Cabe resaltar que, desde tempranas horas de este jueves 26 de octubre, el Servicio de Protección Institucional (SPI), instaló un cerco de vallas metálicas impedir que los manifestantes puedan llegar a la Presidencia. Solo se dejó un acceso abierto, el de la Avenida Central, que fue el que usaron las personas para ingresar al Casco Antiguo.

Por su parte, los comerciantes del lugar procedieron a proteger sus locales con madera para evitar ser vandalizados

Mientras que, desde las 2:00pm, un grupo de personas salió de Arraiján cabecera para unirse a la manifestación. A ellos, ni la lluvia los detuvo, con sus paraguas y banderas de Panamá se dispiusieron a caminar. 

Los manifestantes hicieron un alto en el histórico puente de Las Américas para entonar las letras del Himno Nacional.

Concentración en Cinta Costera

Al momento en que los gremios avanzaban por Calidonia, en la Cinta Costera otro grupo de personas se concentraba para iniciar su camita, aparentemente se unirán a la marcha que partió de la Iglesia Del Carmen para ir juntos a la Presidencia.

A este punto lleegaron jóvenes, adultos, y familias enteras, indicaron que estarían en el lugar por una hora, para luego empezar su caminata a la Presidencia.

Manifestaciones en el resto del país

La movilización no es solo en la capital, en Herrera, los manifestantes protestaban en la entrada de Pesé bajo la lluvia. En Boquete, las personas también caminaban las principales calles en rechazo al contrato minero y la minería en Panamá.

En San Carlos, y Penonomé también se reportaron cierres de calles simultáneos.

TVN


Perdigones, disparos y detenciones: el abuso policial en las manifestaciones contra el contrato minero

El jueves 19 de octubre, mientras la Asamblea Nacional (AN) aprobaba a puerta cerrada el contrato minero en segundo debate, un fotoperiodista fue herido en el rostro por un perdigón disparado, a menos de cinco metros, por un policía que custodiaba la Asamblea. El joven perdió el ojo derecho.

Aunque la entidad de seguridad se apresuró a negar su “participación” en el hecho, pocos días después, el equipo legal de Aubrey Baxter, quien perdió el ojo derecho, puso la denuncia penal, a la que adjuntó un video del momento del ataque, filmado por el mismo fotoperiodista, y que no deja margen de duda.

Su única arma era su cámara. El video muestra cómo un policía ubicado en la parte superior de la Asamblea señala a Baxter mientras se comunica con otro policía, que estaba en la planta baja.

“Es él”, le gritó.

Baxter grababa todo, sin saber que se referían a él. Un agente salió de la calle lateral de la Asamblea y quedó ubicado frente a él, a unos pocos metros. En fracción de segundos, el policía disparó a la cara de Baxter, hiriéndolo a milímetros de su ojo derecho. El video, de poco más de un minuto de duración, termina con los gritos de auxilio. Sus compañeros lo encontraron arrodillado en la calle, con el rostro cubierto ya de sangre, aferrándose a su cámara. Con esa cámara documentó un suceso que la fuerza pública intentaría negar más tarde.

Una vez el contrato minero fue aprobado en tercer debate por la AN, sancionado por el presidente Laurentino Cortizo y promulgado en Gaceta Oficial -todo el mismo viernes 20 de octubre- las protestas se intensificaron y no han parado hasta ahora; al contrario: pareciera que cada día se suma más gente. La tónica de los estamentos de seguridad, en cambio, no ha sido proporcional a las manifestaciones, según la misma Defensoría del Pueblo, que en un comunicado previo dijo haber detectado uso excesivo de la fuerza.

Baxter no ha sido el único herido en las protestas. Un video que circuló en redes muestra claramente cómo un adulto mayor que transitaba por una calle, al ser abordado por unos agentes policiales, subió las manos y fue baleado en una pierna por un policía en ese momento, a menos de un metro de distancia.

El pasado martes 24 de octubre también fueron heridos tres obreros de la construcción, en medio de la jornada de protestas contra el contrato minero. Uno de ellos es Miguel Maycol, quien fue baleado en el rostro y parte del tórax, mientras protestaba cerca del Puente de las Américas. Fue auxiliado por sus compañeros y llevado primero a la policlínica de Arraiján, desde donde fue trasladado posteriormente en ambulancia al Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social.

Los otros dos obreros heridos fueron Jaime Sierra, impactado con un perdigón en su hombro derecho, y Reynaldo García, herido en el antebrazo derecho.

Las redes sociales suman cada día más y más videos de personas heridas por perdigonazos.

Las detenciones arbitrarias también han sido parte de la tónica con la que la fuerza pública panameña ha abordado las protestas contra el contrato minero.

Dayana Bernal, abogada defensora que asistió a un grupo de 44 personas retenidas en la calle el pasado martes, entre los que había manifestantes y transeúntes, reseñó que se les hizo una amonestación verbal a algunos de ellos. Otros no estaban protestando, pero fueron retenidos mientras trataban de llegar a sus casas, y algunos, especialmente jóvenes universitarios, fueron impactados con perdigones.

Bernal también informó que el miércoles pasado, fueron conducidos cuatro estudiantes universitarios que protestaban frente a la Universidad de Panamá, donde se mantuvieron hasta la madrugada. De acuerdo a la jurista, el uso desproporcionado de la fuerza afecta no solo el derecho a la protesta, sino el del libre tránsito, en referencia a los detenidos que no estaba participando de la marcha y que no pudieron llegar a sus casas por el cierre de las estaciones del metro.

“Una cosa es la contención del delito y otra es el uso irracional de la fuerza y agredir a personas que se manifiestan pacíficamente”, dijo.

La Policía Nacional informó, en sendos comunicados, que ha abierto investigaciones internas por estos incidentes, mientras que en el Ministerio Público reposan también denuncias interpuestas -la del caso de Baxter es una- y otras abiertas de oficio para deslindar responsabilidades.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo informó que ante las recientes protestas sociales que se han escenificado a nivel nacional, expresa su preocupación por los “niveles de violencia” que se han registrado, una vez concluidas las manifestaciones las cuales son un derecho legítimo de las personas.

La Institución de derechos humanos reportó que entre el 23 de octubre hasta el jueves 26, ha dado 111 acompañamientos en 38 puntos en las provincias de Coclé, Colón, Chiriquí, Darién, Herrera, Los Santos, Veraguas, Bocas del Toro, Panamá Oeste; Panamá Norte, San Miguelito, Chepo, Arraiján y Panamá centro.

Igualmente, comunicó que en los últimos cuatro días, los oficiales de derechos humanos han registrado 13 heridos durante las protestas en horas de la noche y luego de recorrer las estaciones de la Policía Nacional identificaron 127 detenciones los cuales en su gran mayoría fueron asistidos por sus abogados.

Prensa

Más notas sobre el tema