Con un masivo apoyo a Cuba, la ONU debate resolución contra el bloqueo

2.458

Intensa sesión en la ONU por la Resolución contra el bloqueo, masivo apoyo a Cuba

Por José R. Oro

El miércoles 1ro de noviembre, “Día de Todos los Santos”, celebración que tiene lugar desde hace casi 1 300 años, es un día otoñal nublado, más bien frío –entre 9º y 7º C– en la bruma se ve la línea de rascacielos de Manhattan, New York, la ciudad donde José Martí avizoró el peligro de los EE.UU. para la libertad de Nuestra América.

Allí se encuentra, paradójicamente, la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) creada por su Carta Constituyente “para mantener la paz y seguridad internacionales, fomentar relaciones de amistad entre las naciones, lograr la cooperación internacional para solucionar problemas globales y servir de centro que armonice las acciones de las naciones”. Su sede es un impresionante complejo arquitectónico a lo largo del East River construido a un costo equivalente a unos 600 millones de USD en el presente.

Este ha sido un año singular donde Cuba ha sido escogida para dirigir en Grupo de los 77 y China, se efectuó la Cumbre de La Habana, la visita del presidente cubano Miguel Díaz-Canel a la ONU en su Segmento de Alto Nivel, la Cumbre de los BRICS y otras actividades de relevancia mundial donde Cuba incrementó su prestigio internacional.

Comienza a debatirse la Resolución contra el bloqueo en la Asamblea General de la ONU, 1ro de noviembre de 2023

Se notaba la extrema tensión por en el complejo de la ONU, incrementadas medidas de seguridad y la actitud general de los presentes. Los crímenes en la Franja de Gaza, convertida en un cementerio de niños y la necesidad imperiosa de un inmediato cese al fuego, catalizado por la renuncia del director de la oficina de Nueva York del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Craig Mokhiber, por la inacción de los organismos de la ONU para prevenir el “genocidio” de la población palestina en la Franja de Gaza a manos de Israel.

Mokhiber envió una carta al Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Volker Turk, en la que denuncia: “Estamos viendo un genocidio ante nuestros ojos y las organizaciones de la ONU no parecen tener poder para pararlo”. Leyendo sus palabras, pensaba que hace más de 6 décadas se produce un genocidio en cámara lenta contra Cuba y que la ONU ha votado Resoluciones más de 30 veces, sin mostrar la capacidad de terminarlo”.

Se continuará la Reunión de Emergencia sobre Gaza en esta misma sala a partir de las 3:00pm. El balcón donde nos sentamos los invitados estaba lleno a más no poder (unos 300 asientos), algo no muy frecuente. El sistema de traducción a todas las lenguas oficiales de la ONU funcionaba perfectamente. La mayoría del público presente apoyaba visiblemente a Cuba y denunciaba al bloqueo, los funcionarios de la ONU pidieron que por favor no se corearan consignas u otras actividades que afectaran las intervenciones de los embajadores y cancilleres inscritos para hablar.

Pocos minutos después de las 10:00 a.m., el presidente de la Asamblea General, el trinitario Dennis Francis, dio por iniciada la sesión. Hacen uso de la palabra los embajadores ante la ONU de varios países y organizaciones.

Inició las intervenciones el representante de Singapu,r a nombre de los diez miembros de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), que se manifestó a favor por completo de la Resolución contra el bloqueo. Siguió el representante de Mauritania a nombre de la Organización de Cooperación Islámica.

Por su parte, la representante de San Vicente y la Granadinas habló en completo apoyo de la Resolución, en nombre de la CELAC, que expresó “la preocupación por el incumplimiento reiterado de Estados Unidos de las Resoluciones anteriores, con consecuencias desastrosas para Cuba y su pueblo”, denunció asimismo la inclusión de Cuba en la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo, que consideramos -dijo- “absurda y ridícula” .

La representante de El Salvador presentó la posición del Grupo de Integración Centroamericana, muy elocuente y clara contra el bloqueo y la Lista infame. El representante de Uganda, a nombre del G77 y China, y la embajadora de Santa Lucía, representando a los 14 miembros del CARICOM, denunciaron fuertemente al bloqueo y exigieron que Cuba sea sacada de la Lista.

Siguieron Eritrea representando al “Grupo de Amigos de la Carta de las Naciones Unidas”, Azerbaiyán representando al MNOAL (Movimiento de los No Alineados) y sus 120 miembros, el embajador de Zambia en representación de la Organización de Unidad Africana, México, Namibia… todos apoyando a Cuba.

Venezuela representada en este acto por el embajador alterno Joaquín A. Pérez fue una de las más destacadas intervenciones a favor de la Resolución antibloqueo. El diplomático del hermano país bolivariano expresó:

“Venezuela reafirma su condena a la aplicación de las disposiciones extraterritoriales de las leyes Torricelli y Helms-Burton, las cuales han provocado daños adicionales graves a la economía de la República de Cuba, tanto en sus relaciones económicas con terceros países como con entidades subsidiarias de empresas de los Estados Unidos de América. Tal política de confrontación promovida y aplicada por parte de los Estados Unidos de América ha afectado el bienestar de la hermana nación latinoamericana y caribeña, que ha visto vulnerados sus derechos humanos por los efectos de las mencionadas medidas ilegales.

“La República Bolivariana de Venezuela condena a la continuación de esta medida ilegal, obsoleta, criminal e inhumana, y subraya que estas medidas no contribuyen con el diálogo y cooperación que debe imperar en las relaciones internacionales entre países soberanos e independientes. Reiterar a los Estados Unidos de América que ponga fin a toda medida que amenace la paz y la seguridad internacionales, incluida la criminal aplicación de bloqueos y otras medidas arbitrarias y unilaterales; que cumpla con lo dispuesto en las 30 resoluciones aprobadas por la Asamblea General sobre este tema y ponga fin al despiadado y criminal bloqueo económico, comercial y financiero que ha mantenido ilegalmente contra Cuba por más de 60 años, que afecta al pueblo cubano”.

La República Popular China expresó que: “Siempre ha defendido la importancia de que se respete el derecho de todos los países a elegir libremente su sistema social y su vía de desarrollo, y se ha opuesto a que se impongan medidas coercitivas unilaterales contra Cuba y otros países por medios militares, políticos, económicos o de otro tipo. Pedimos que EE.UU. termine de inmediato con el bloqueo”.

Siguieron las delegaciones de Sudáfrica, Etiopía, Argentina (muy elocuente y destacada), y de la República Popular Democrática Lao.

Casi al mediodía se produjeron las intervenciones de Camboya, quien manifestó: “Una vez más, el Real Gobierno de Camboya rechaza enérgicamente la imposición de sanciones ilegales y urge al Gobierno de los Estados Unidos de América a que cumplan íntegramente las resoluciones de la Asamblea General y retiren, por completo y sin condiciones, las sanciones injustificadas contra Cuba. También se debe sacar a Cuba de la ridícula Lista de Países que Patrocinan al Terrorismo”.

Acto seguido habló el representante de Belarús, que afirmó en una de las más enérgicas denuncias contra el bloqueo, que: “El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto hace más de 60 años por los Estados Unidos de América contra Cuba es una violación flagrante de los derechos humanos de todos los habitantes de la isla, y constituye un acto de genocidio. Se ha convertido en el acto de guerra económica más prolongado e inhumano jamás perpetrado contra un Estado soberano”.

Continuó en el uso del podio, Argelia que dijo por boca de su embajador: “Argelia se opone de forma categórica a la imposición de leyes y decisiones unilaterales, y a cualquier medida unilateral coercitiva con la que se pretenda impedir el ejercicio de los derechos humanos y el bienestar y la prosperidad de los pueblos, y se suma a la mayoría de los Estados Miembros, que abogan por iniciar un nuevo capítulo en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos de América”.

Vietnam se expresó claramente a favor de la Resolución anti – bloqueo, diciendo que:

“A Vietnam le preocupan los enormes daños provocados por el bloqueo de los Estados Unidos en todos los sectores de la economía cubana, un bloqueo que ha causado sufrimientos incalculables durante generaciones al pueblo cubano. Coincidimos en que este sistema injusto y prolongado de sanciones unilaterales constituye una violación de los principios fundamentales del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas, y no se corresponde con el deseo que comparten el resto de las naciones de establecer relaciones internacionales entre iguales, con independencia del sistema político elegido y respetando el derecho de cada nación a elegir su propia vía de desarrollo.

“Vietnam reitera su firme apoyo a las resoluciones de la Asamblea General sobre la cuestión y confía en que las Naciones Unidas adopten pronto medidas prácticas e iniciativas concretas para que se cumplan lo antes posible las resoluciones aprobadas y se ponga fin de inmediato al bloqueo estadounidense contra Cuba”.

Trinidad y Tobago muy claro y concreto: “Trinidad y Tobago defiende una vez más la necesidad de revocar esas medidas y exhorta a las partes implicadas a procurar de buena fe construir una relación bilateral madura y abierta, basada en el respeto mutuo y la igualdad soberana. Trinidad y Tobago reafirma su posición de que la plena consecución de una relación de esa índole seguirá siendo imposible si no se levanta el bloqueo. Este objetivo crucial debe ser una prioridad para ambos Gobiernos y ambos pueblos. Por consiguiente, Trinidad y Tobago reitera con fervor su llamamiento de larga data en favor de la completa reintegración de Cuba en el sistema económico y político internacional y del levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto injustamente contra Cuba”.

La representante de la hermana Colombia demandó el fin del bloqueo, y a continuación tomó el podio la RPD de Corea, quien recordó que en septiembre pasado el presidente J. Biden extendió por 12 meses más el absurdo TWEA, totalmente anacrónico. Exigió que Cuba sea sacada de la Lista del terrorismo, por ser completamente falaz y expresó la hermandad de su país con Cuba.

Siguió el inspirado delegado de Siria, quien dijo: “La República Árabe Siria considera que la aplicación de estas políticas hostiles es el factor que más agrava el sufrimiento del pueblo cubano y las considera violaciones flagrantes de la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional. También son contrarias a los principios de derechos humanos y el derecho internacional humanitario, restringen la libertad de comercio y navegación internacionales y dificultan la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

“La República Árabe Siria pide a los Estados Unidos que retire de inmediato el nuevo instrumento de guerra que adoptó en 2020, al incluir a Cuba en la lista de Estados que, en su opinión, patrocinan el terrorismo internacional” Terminó diciendo en español, que “Siria estará siempre con Cuba y con el derecho de su pueblo a la independencia y a la felicidad”. Fue tremendamente aplaudido.

Las intervenciones de Rusia, Guyana y Dominica, en ese orden fueron también muy bien recibidas por el público, siempre apoyando a Cuba.

Angola se manifestó de manera incontestable a favor del fin del bloqueo y de la salida de Cuba de la Lista. “A consecuencia del bloqueo y las medidas coercitivas unilaterales impuestas, la República de Cuba sigue experimentando serios problemas en un aspecto fundamental para el desarrollo humano como es el campo de la salud, problemas que dificultan la obtención de equipos, tecnologías, dispositivos y medicamentos adecuados y necesarios para la subsistencia humana. Así, incapaz de adquirir suministros médicos y productos farmacéuticos, Cuba ha recurrido a intermediarios o adquiridos sustitutos y pagados precios exorbitantes por artículos de menor calidad. La República Popular de Angola reitera la posición que viene defendiendo desde hace años, a saber, que es preciso poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba sobre la base del respeto y cumplimiento de los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y las obligaciones de los Estados en virtud del derecho internacional. Es una violación de los Derechos Humanos en primer lugar el derecho a la vida y el desarrollo”.

Las últimas palabras de esta sesión fueron expresadas por los representantes de Malasia, Zimbabue y Tanzania, en ese orden, se terminó la jornada a las 1:30pm.

Puntos de vista más expresados en la sesión del 1ro de noviembre

  • Todos los oradores expresaron la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.
  • Se expresó por muchos países y organizaciones internacionales que están cansados de que se hagan decenas de Resoluciones y que estas sean olímpicamente ignoradas por Estados Unidos
  • Rechazo total a que Cuba esté en la lista de Países Patrocinadores del Terrorismo
  • Se utilizó con frecuencia los términos de Genocidio y Violación de los derechos humanos.
  • Todos los oradores saludaron la presencia de nuestro Canciller.
  • Amplísima solidaridad con Cuba.

Terminó a las 1:30 pm la primera sesión del así llamado Ítem 38 o “Necesidad de poner fin al Bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Este jueves, 2 de noviembre concluirá la discusión y se llevará a votación esta Resolución que muestra el rechazo mundial al bloqueo anticubano y a la inclusión de Cuba en la Lista de países promotores del Terrorismo.

Cuba Debate


Resolución «Necesidad de poner fin al Bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba»

[gview file=»https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/11/N1935675.pdf»]

Más notas sobre el tema