El Consejo de Seguridad estima que se registraron 12 mil muertes violentas durante la gestión de Lasso

1.181

Guillermo Lasso dejará el poder con más de 12 000 muertes violentas desde el inicio de su periodo

Guillermo Lasso, presidente saliente de Ecuador y el presidente electo, Daniel Noboa, mantuvieron una reunión la tarde de hoy, 14 de noviembre, con los miembros del Consejo de Seguridad Pública y del Estado (Cosepe) para abordar en esta etapa de transición la seguridad en el país.

El Cosepe, compuesto por 14 miembros, es el principal organismo asesor del presidente en este tema. A esta reunión acudió Mónica Palencia, quien sería la nueva ministra de Gobierno, aún se desconoce quiénes ocuparían los cargos claves como Ministro de Defensa y del Interior.

Pero, ¿cómo queda la seguridad en Ecuador, tras la salida de Lasso? En los últimos dos años, el país ha experimentado niveles de violencia sin precedentes, situación que ha trascendido de las cárceles a las calles. Aquí los detalles. ​​​​​​

Más militares en las calles, pero la violencia aumentó.

En el primer año de gobierno, desde mayo de 2021, se registraron 1 536 muertes violentas en Ecuador. Cinco meses después de asumir la Presidencia, Guillermo Lasso intentó implementar una estrategia política de seguridad que se centraba en declarar la guerra al narcotráfico como enemigo del Estado.

Dos argumentos fundamentaron esta estrategia: la ola de crimen en el país que, según el gobierno, tiene sus raíces en los periodos anteriores, y el debilitamiento de la Policía y las Fuerzas Armadas. Sin embargo, al año siguiente el país cerró con un total de 4 603 casos, marcando una cifra récord.

La violencia este año continuó. En el mes de abril, Lasso también declaró al terrorismo como una amenaza para el Estado, el objetivo fue permitir la participación directa de las Fuerzas Armadas, sin la necesidad de que el Ejecutivo declare una emergencia o un estado de excepción.

No obstante, hasta el mes de octubre, las muertes violentas en Ecuador llegaron a 6 700, dejando atrás la cifra de 2022 y alcanzando un nuevo récord. Así, en total, desde que Lasso asumió el poder, se contabilizan aproximadamente 12 839 casos de muertes violentas.

Pocos recursos para la guerra contra el crimen organizado

Para combatir el crimen organizado el régimen quiso conseguir financiamiento recién un año después de hacerse cargo de la Presidencia. Al primero que le pidieron fue a Estados Unidos por ser el principal mercado de consumo de droga que sale de América del Sur. Ecuador requería alrededor de cinco mil millones de dólares que nunca llegaron para el país.

Ahora, la administración de Lasso deja comprometidos ​​​800 millones de dólares. ​​​​​Una inversión que apunta a mejorar el equipamiento de las tres ramas de las fuerzas armadas: área, terrestre y naval; para poder enfrentar amenazas como el narcotráfico, el terrorismo y el crimen organizado.

Otro factor que marcó este periodo es la poca estabilidad en los cargos, Lasso ha cambiado la comandancia general de la Policía en cuatro ocasiones en dos años de mandato.

Las cárceles siguen bajo estado de excepción

En julio de 2021, Lasso enfrentó la primera matanza masiva dentro de un recinto carcelario, pero no sería la última. Meses después, en septiembre, 118 reos fueron asesinados en la Penitenciaría del Litoral, fue la «peor masacre carcelaria» registrada en la historia de Ecuador.​​​​​

A mediados de 2021, Lasso anunció que destinaría 75 millones para el sistema de rehabilitación social. Otra acción fue la creación de una Comisión de Pacificación que generaría estrategias para fortalecer el sistema de rehabilitación social.

Pese a todo lo anterior, al día de hoy, los enfrentamientos entre pabellones no han cesado, y Lasso decretó un nuevo estado de excepción, tras el asesinato de implicados en el caso de Fernando Villavicencio.

De acuerdo a Inteligencia policial, en la actualidad, en Ecuador, operan los carteles mexicanos Sinaloa y Jalisco Nueva Generación y la mafia balcánica o albanesa de Europa, en alianza con 11 grupos de delincuencia organizada nacionales.

Así la disputa de territorio entre estas bandas son la principal causa de los motines en las cárceles del país que dejan más de 500 reos muertos desde 2020.

Hasta el momento, no se han revelado detalles concretos sobre lo discutido durante la reunión con el Cosepe. Sin embargo, Daniel Noboa ya cuenta con información sobre la situación actual en las cárceles y la seguridad a nivel nacional, generando expectativas sobre las medidas que tomará al respecto.

¿Sabías que?

El Cosepe está conformado por el presidente, el vicepresidente y las máximas autoridades de la Asamblea y Corte Nacional de Justicia; Ministerios de Gobierno, Relaciones Exteriores, Defensa; el Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Comandante de Policía.

Ecuavisa

Más notas sobre el tema