La OIM registra más de mil migrantes muertos o desaparecidos en América Latina en 2023

Jorge Calle/Anadolu Agency via Getty Images
1.180

OIM registra al menos 1.078 migrantes muertos o desaparecidos en América en 2023

Al menos 1.078 migrantes, de los cuales 74 eran menores de edad, han fallecido o desaparecido en el continente americano en lo que va de año, según las estadísticas actualizadas del Proyecto Migrantes Desaparecidos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El proyecto, que lleva a cabo un seguimiento actualizado de los siniestros en rutas de migración de todo el mundo, indica que la cifra está todavía por debajo de la registrada en 2022 (1.457), al contrario de lo que sucede con la de migrantes muertos y desaparecidos en el cruce del mediterráneo (2.480 en lo que va de año).

En cuanto a las rutas migratorias en América desde 2014, el año en el que la OIM puso en marcha el sistema de seguimiento, han muerto o desaparecido 8.543 migrantes, de ellos 4.852 en el cruce de la frontera mexicano-estadounidense, 503 en el Caribe viajando hacia EE. UU., 342 en el Darién, la región panameña limítrofe con Colombia, y 328 en el cruce marítimo de República Dominicana a Puerto Rico.

Además, murieron o desaparecieron 187 migrantes que trataban de llegar desde Venezuela a islas del Caribe, 64 que iban desde Haití a República Dominicana y 17 en travesías por el Caribe hacia Centroamérica.

Las estadísticas actualizadas indican que el año más cruento en las rutas migratorias americanas fue hasta ahora 2022, con 1.457 muertos o desaparecidos, seguido de 2021, con 1.316, mientras que el año del periodo estudiado en el que hubo menos víctima fue 2014 (493).

La región de las Américas (América del Sur, Central y del Norte y el Caribe) «se caracteriza por flujos migratorios mixtos complejos y dinámicos, tanto intrarregionales como extrarregionales», señala la OIM.

«Entre las personas que transitan por las Américas se incluyen refugiados, solicitantes de asilo, migrantes económicos, visitantes de corta duración y otras personas en movimiento. Los factores que impulsan la migración y el desplazamiento son múltiples e incluyen desastres naturales, violencia estructural, pobreza y desigualdad», agrega.

Las alarmantes cifras en el Mediterráneo

Las estadísticas actualizadas de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) también reportaron que al menos 2.480 migrantes han fallecido o desaparecido en aguas del Mediterráneo en lo que va año, una cifra que ya supera la de todo 2022 a falta de un mes para que termine 2023.

El Proyecto Migrantes Desaparecidos de esta agencia de la ONU indica que ya se han superado las cifras del pasado año (2.411) y 2023 se confirma como el año más mortal para la migración en rutas mediterráneas desde 2018.

Desde que la OIM puso en marcha el sistema de seguimiento en 2014, el año con más fallecidos y desaparecidos confirmados fue 2016 (5.136 víctimas), seguido por 2015 (4.055), 2014 (3.289) y 2017 (3.139).

En los 10 años de monitorización, según la OIM, han muerto o desaparecido 28.229 migrantes en el Mediterráneo, entre ellos 22.436 en la ruta central (desde las costas de Libia y otros países del Magreb hacia Italia y Malta principalmente) y 3.464 en la occidental (con destino sobre todo a España).

La tragedia de los migrantes en el Mediterráneo Central sigue en la lupa de los organismos internacionales.

La ruta oriental, que suele finalizar en las costas del Egeo en Grecia, es la que menos víctimas ha registrado desde 2014 (2.329).

Este año la ruta más peligrosa ha seguido siendo la del Mediterráneo central (2.188 muertos o desaparecidos en lo que va de 2023), seguida por la occidental (212) y la oriental (82 fallecidos).

La ruta central fue escenario en junio de uno de los peores naufragios de que se tiene registro, en aguas del mar Jónico entre Italia y Grecia.

En ese naufragio ocurrido a unos 80 kilómetros de las costas griegas se confirmó la muerte de al menos 82 ocupantes de un pesquero que transportaba migrantes paquistaníes, sirios y de otros países de Asia Central y Oriente Medio, aunque se cree que la cifra real de fallecidos fue de unos 500, dado el elevado número de desaparecidos.

Los fallecidos y desaparecidos suponen alrededor de un 1 % de las personas que han intentado cruzar el Mediterráneo hacia Europa (más de 266.000 en lo que va de año), de las que unas 87.000 fueron interceptadas por las autoridades en el mar, siempre según los datos de la OIM.

La ruta mediterránea es de lejos la que más muertos y desaparecidos ha dejado desde 2014: sus 28.000 víctimas duplican por ejemplo las cerca de 14.000 que se han dado en el conjunto de rutas africanas restantes, incluidas las que atraviesan el desierto del Sáhara, las del mar Rojo y las del Atlántico hacia las Canarias.

El Tiempo

Más notas sobre el tema