Se reanudarán los diálogos de paz entre el gobierno y las disidencias de las FARC

1.262

Este miércoles, Camilo González Posso, presidente del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) y jefe del equipo negociador del Gobierno Nacional con el Estado Mayor Central (EMC) de las disidencias de las Farc, aseguró que se retomarán los diálogos de paz entre el gobierno de Gustavo Petro y dicho grupo guerrillero.

Este anuncio se da 10 días después en que se hayan suspendido.

La fecha del comienzo de esta nueva etapa de los diálogos está previsto a definirse entre las partes durante esta misma semana.

“Después de dos semanas de la suspensión o receso decretado por el Estado Mayor Central para hacer sus consultas y reorganizaciones, vamos a retomar un nuevo ciclo de las reuniones programadas, especialmente un nuevo ciclo de la mesa de conversaciones de paz”, aseguró Camilo González Posso en un video que fue publicado en la cuenta de X (antiguo Twitter) de Leonardo González Peráfan, director de Indepaz y defensor de derechos humanos.

El comienzo de la nueva ronda de diálogos, según González Posso, coincidirá con el séptimo aniversario de la firma del acuerdo final de paz con las extintas Farc en el Teatro Colón, que se celebrará el próximo viernes 24 de noviembre.

Cabe recordar que la mesa de diálogos fue suspendida el pasado 5 de noviembre por decisión del Estado Mayor Central que se había instalado apenas 21 días antes e incluía un cese al fuego bilateral, y la agenda pactada para iniciar “un proceso de consulta interna con nuestra comisión de diálogo”.

Lo que dijeron en ese entonces las disidencias de la antigua guerrilla de las Farc sobre lo que los llevó a tomar dicha decisión fue a raíz de “el incumplimiento ha sido total” por parte del Estado a los compromisos asumidos al iniciar las conversaciones.

Dicha suspensión se dio en el mismo día en que se dio a conocer el secuestro de cerca de 200 soldados del Batallón de Fuerzas Especiales Urbanas (Bafur) en el corregimiento de El Plateado, en Cauca, el mayor punto de tensión entre las partes.

Incluso, pese a la falta de mención explícita, la presencia de militares en El Plateado después de las elecciones regionales del pasado 29 de octubre habría sido el motivo principal de la suspensión de la mesa.

La comunidad obligó a los militares a salir de la zona, siguiendo lo denunciado justamente por las disidencias, que pedían que se fueran de su área de influencia como lo es el Cañón del Micay.

“Los militares deberían salir de las zonas como fue el compromiso; sin embargo, la respuesta ha sido incrementar el pie de fuerza, copando todos los espacios que las partes nos comprometimos en desocupar, demandando en ellos una actuación contraria a los acuerdos adoptados, generando malestar en las comunidades y en la dirección”, aseguró la disidencia dirigida por Iván Mordisco el 5 de noviembre.

La nueva etapa de los diálogos

De acuerdo a lo afirmado por el jefe negociador del Gobierno, en todo momento ha funcionado un mecanismo, integrado por la ONU y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA (MAPP-OEA), para mirar situaciones que “perturban el cese al fuego o que significan infracciones en algunos casos”, y que esperan que se fortalezca en el nuevo ciclo de diálogos con un mecanismo de monitoreo.

En la nueva etapa de estos diálogos se mirarán temas de “pedagogía, participación y precisiones para la agenda”, con el objetivo de que “antes de la ronda de final de año tengamos todo un compendio de arquitectura diseñada para este proceso”.

“Se trata de completar el proceso de superación de los conflictos armados en nuestro país y en eso estamos empeñados”, añadió González Posso, quien decidió no hacer referencia alguna a los últimos incidentes ocurridos con los alzados en armas.

Finalmente, tras el anuncio de la reanudación de esta mesa de diálogos, se espera que las partes den a conocer los temas que se abordarían durante el ciclo de conversaciones, que iniciaría en medio una de las mayores crisis del proyecto de la ‘Paz Total’ del presidente Gustavo Petro, tanto por los tropiezos con el EMC como con la guerrilla del ELN.

El País

Más notas sobre el tema