Argentina | Entra en vigencia el mega decreto de Milei y centrales sindicales convocan al primer paro contra el gobierno

1.421

Entró en vigencia el DNU, sin que la Justicia haya aceptado suspenderlo

El Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023 de desregulación económica, dictado por el Gobierno de Javier Milei, comenzó a regir este viernes sin que la Justicia haya dado aún un curso de manera favorable a reclamos de medidas cautelares que lo suspendan, en el marco de una treintena de amparos presentados por organizaciones sociales y sindicales, abogados constitucionalistas y ciudadanos particulares.

En el fuero en lo Contencioso Administrativo Federal de la ciudad de Buenos Aires había hasta el mediodía del jueves al menos 25 amparos y otros dos de la CGT y la CTA ante la justicia del Trabajo, según un relevamiento hecho por Télam.

El DNU 70 fue firmado por el presidente Javier Milei e integrantes del Gabinete nacional y publicado en el Boletín Oficial el 21 de diciembre último y por Ley entró en vigencia ocho días más tarde, es decir, desde este viernes 29, salvo medida cautelar judicial que lo suspenda.

El juez en lo Contencioso Administrativo Federal Esteban Furnari rechazó disponer una precautelar de suspensión de los efectos del DNU en el proceso colectivo iniciado por el Observatorio del Derecho a la Ciudad porque «al día de la fecha, las disposiciones del DNU 70/2023 no han entrado en vigencia (cfr. arts. 5º y 6º CCyCN)», según la resolución a la que tuvo acceso Télam.

Por su parte, la CGT apeló este jueves la decisión del juez nacional del Trabajo Ignacio Ramonet que desestimó el dictado de una medida cautelar «interina» que suspenda el capítulo IV del Decreto vinculado a la reforma laboral porque aún no entró en vigencia.

El magistrado concedió la apelación, habilitó días y horas inhábiles del 28 y 29 de diciembre y ya giró el expediente a la sala ocho de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.

En el escrito de apelación, firmado por Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña como secretarios generales de la CGT. se advirtió que «se trata de conjurar un acto de autoridad que impone una reforma laboral peyorativa sin recurrir al Congreso y que los afecta en los aspectos individuales y colectivos», según el texto al que tuvo acceso Télam.

Con esta presentación intervendrá por primera vez unTribunal de Apelaciones en relación al DNU, aunque sólo en lo referido a las normas de índole laboral.

«Debe tenerse en cuenta, asimismo, que el DNU 70/23, pretende introducir modificaciones permanentes y no de coyuntura o de emergencia temporal (en derecho individual del trabajo y derecho colectivo) y esta circunstancia es relevante porque no se trata de implementar remedios temporales para una alegada crisis, lo que constituye otro motivo de invalidez ostensible», argumentaron los sindicalistas al reclamar una medida cautelar de «no innovar» y la suspensión de la puesta en vigencia del Título IV del DNU 70.

Ramonet concedió la apelación ante «la innegable trascendencia de la presente causa» y también a raíz de fallas del sistema judicial LEX registradas este jueves que «no permiten que la causa sea despachada con la premura que requiere» por lo cual habilitó «días y horas inhábiles para la tramitación de la misma los días 28 y 29 de diciembre del corriente año, debiendo estarse a lo ya dispuesto en cuanto a la posibilidad de habilitar la feria judicial», si alguna de las partes lo requiere.

En tanto, en el fuero Contencioso Administrativo Federal, el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez reclamó el dictado de una medida precautelar para suspender el DNU en su totalidad, mientras tramita su amparo contra esa norma.

Como hecho novedoso, explicó ante el juzgado en lo Contencioso Administrativo Federal 7 que al presentar el miércoles el proyecto de Ley para sesiones extraordinarias, el Gobierno incluyó «una cláusula de ratificación» del DNU, algo que implica el «reconocimiento» por parte del Poder Ejecutivo de que no hay motivos para que las reformas propuestas no se traten en el Congreso Nacional.

En ese mismo fuero ingresaron durante la jornada otras dos demandas contra el DNU, uno del CELS y otro de la Confederación Argentina de Deportes, que resultaron sorteados en diferentes juzgados.

El Centro de Estudios Legales y Sociales reclamó la inconstitucionalidad del DNU porque «se aparta del principio de división de poderes, así como suprime y restringe derechos, garantías individuales y colectivas de amplios sectores sociales».

En otro de los amparos iniciados esta semana, la demandante Betina Stein presentó un recurso de revocatoria ante el rechazo por parte del juzgado interviniente, el Contencioso Administrativo Federal 8, a dictar la medida cautelar de suspensión a la espera de un informe «sobre la existencia de otro proceso colectivo».

Stein reclamó que revoque esa decisión y «se ordene en forma urgente la suspensión».

El proceso colectivo en cuestión es el iniciado por el Observatorio del Derecho a la Ciudad junto a Hugo Godoy, Claudio Lozano y Rodolfo Aguiar, aceptado por el juez Furnari e inscripto así en el Registro de Procesos Colectivos.

Finalmente, en La Plata, el juez federal Alberto Recondo rechazó una acción declarativa de inconstitucionalidad contra el DNU al argumentar que «solo el carácter de ciudadano no otorga legitimación activa».

Télam


La CGT puso la fecha: un paro nacional el 24 de enero

El Comité Central Confederal (CCC) de la CGT declaró este jueves un paro general nacional a partir de las 11 horas del próximo 24 de enero, que incluirá una masiva movilización al Congreso nacional, en rechazo del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de desregulación económica dictado por el Gobierno, confirmaron a Télam fuentes gremiales.

De forma previa, la central obrera realizará el 10 de enero en el Salón Felipe Vallese de la sede de la CGT de la calle Azopardo un plenario nacional de sus delegaciones regionales, informaron los voceros gremiales.

El encuentro de las organizaciones obreras confederadas comenzó a las 14 de este jueves en la sede sindical de Azopardo al 800 en la ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, al ingresar a la sede de la CGT, había anticipado que «dentro del menú de acciones obviamente está contemplado un paro general» y afirmó que «ese paro general tiene que ver con que obviamente se buscará el momento, el tiempo, la circunstancia, pero por sobre todo porque tiene consecuencias nocivas este decreto si empieza a regir a partir de este fin de semana».

Sobre el decreto, Palazzo advirtió que «ya el día lunes pueden tomar medidas que atentan contra la situación de muchos trabajadores» y pidió a la Justicia que «mire con mucho detenimiento» la iniciativa del presidente Javier Milei.

«Lo que ha hecho el Presidente es cambiar el orden jurídico de la Argentina y si la justicia convalidara eso va a tener que convalidar cada cuatro años cuando venga un Presidente que se cambie el orden jurídico de la Argentina e inclusive hasta pueden sacarle una reforma del Poder Judicial por decreto», explicó.

En la noche del miércoles, en una entrevista en la señal de cable TN, Daer, sostuvo que en la jornada siguiente se resolverían los pasos a seguir en rechazo al DNU de Milei y al proyecto de «Ley de Bases y Puntos de Partida para La Libertad de los Argentinos» enviado al Congreso que -dijo- «aumenta la maldad en forma exponencial».

«Vamos a definir una medida de acción directa contundente pero lo vamos a debatir en el Comité Central Confederal», respondió Daer en TN al ser consultado sobre si la central realizará un paro general.

Daer agregó que, «con la incorporación del DNU a la ley ómnibus, aumentaron la maldad en forma exponencial» y sostuvo que las normas propuestas «no tienen una mirada clara ni de proyección de país».

«El Presidente pide facultades amplísimas hasta declarar una guerra, por dos años», dijo Daer en esa oportunidad, al tiempo que sostuvo que las iniciativas «van en contra de toda la sociedad».

«Uno puede transformar un país pero debe hacerse con un gran acuerdo con base de sustentación política, proponiendo debate. Acá estamos deshaciendo la administración del Estado, convirtiéndola en la nada misma y a partir de eso alguien nos dice que vamos a estar mejor pero las consecuencias que son tarifazo y devaluación», argumentó.

El paro de la CGT, anticipado en la movilización a Tribunales

En el mediodía del miércoles, posiblemente hayan sido más de medio centenar de miles las personas que se manifestaron en contra del DNU 70/23 que plantea una profunda reforma laboral que avasalla con prácticamente todos los derechos de los trabajadores en la Argentina. La cifra excede largamente las diez mil personas que la cúpula de la CGT planteó como objetivo de movilización de sus «cuerpos orgánicos».

“Paro, paro, paro, paro general”; “Poné la fecha la PQTP” y “No se vende, la patria no se vende” fueron los cánticos más escuchados en las diversas columnas. Los dirigentes de la CGT participaron personalmente de la manifestación en la que realizaron declaraciones a la prensa pero prefirieron dejar para una locutora la lectura del documento consensuado por el Consejo Directivo.

«Frente al atropello irracional de unos de los poderes del Estado, los trabajadores acudimos a la Justicia para que vuelva a equilibrar el funcionamiento de la República”, expresaron en el texto. Para la CGT el decreto “está viciado de origen y por lo tanto es nulo de toda nulidad”.

Tiempo Argentino


Las dos CTA y la UTEP se sumaron al paro y movilización del 24 de enero

El plenario conjunto de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) y su par de los Trabajadores (CTA) y el sector de la economía popular (UTEP) se sumaron este jueves a la decisión del Confederal de la CGT y declaró de forma unánime un paro general nacional, con movilización hacia el Congreso, para el 24 de enero próximo.

Las centrales y la UTEP definieron el plan de lucha gremial en un plenario nacional de la militancia en rechazo del «decretazo» y la Ley Ómnibus que «procura imponer el Gobierno», en un encuentro en el predio «Parque de la Estación» de Avellaneda, en el que también participaron representantes de cooperativas, derechos humanos y pequeñas empresas.

«El objetivo fue afianzar la unidad y trazar estrategias para enfrentar la embestida antidemocrática del presidente Javier Milei, quien procura imponer un DNU que contiene más de 300 derogaciones y modificaciones, y aprobar una Ley Ómnibus que cancelará las atribuciones del Poder Legislativo y las adjudicará al Ejecutivo de forma exclusiva», afirmaron.

El sector decidió que la marcha hacia el Congreso -donde realizará «un abrazo»- se repita en cada distrito para rechazar el DNU y la Ley Ómnibus; ratificó la unidad y el estado de asamblea y movilización; convocó a plenarios en cada provincia; promovió reuniones con gobernadores, intendentes y legisladores de todas las bancadas, determinó articular acciones con la CGT y los movimientos sociales y mandató a adoptar otras medidas.

«Existe una decisión consciente de generar un escenario de hiperinflación para que la desesperación golpee sobre el pueblo y enfrente a pobres contra pobres», destacó el titular de la CTA Autónoma, el estatal Hugo Godoy. Aseguró que «la democracia se defiende ejerciéndola y esta realidad será vencida, porque los trabajadores y el pueblo tienen memoria y la capacidad de construir el futuro para el conjunto de la sociedad».

Godoy destacó que en el plenario «de más de 2000 delegados» resolvieron el «plan de lucha que le dará continuidad a la jornada histórica que protagonizamos ayer frente a Tribunales para obtener el rechazo del Congreso de la Nación al DNU».

Sobre el DNU, criticó que «nada tiene de necesidad y de urgencia» y consideró que a través de esa medida Milei «quiere obtener la suma del poder público, vender el país y violar los derechos de los trabajadores» para «construir una reforma laboral en los hechos».

«Este plan de lucha culminará en una primera etapa el 24 de enero próximo, con un paro nacional con el que habremos de confluir con movilizaciones en todo el país, con la CGT», enfatizó.

El secretario general de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional Hugo Yasky manifestó su «absoluto rechazo» al DNU por «desconocer la división de poderes y aplicar un ajuste brutal sobre el pueblo argentino».

«Resolvimos en unidad con la CGT convocar al paro del 24 de enero. Paro con movilización frente al Congreso de la Nación exigiendo que se retire del Congreso el DNU y que la ley ‘ómnibus’ también sea rechazada por el Congreso», remarcó.

Además, anticipó que las organizaciones gremiales estarán en «sesión permanente» por «cualquier eventualidad que pudiera surgir antes de esa fecha».

InfoNews

Más notas sobre el tema