Inicia en Brasil la cumbre presidencial del Mercosur marcada por la incorporación de Bolivia y el fracaso del acuerdo con la UE

1.523

Los líderes del bloque no llegaron a buen puerto con los europeos. Anunciarán un tratado de libre comercio con Singapur. La incógnita de Uruguay y China.

Los líderes de los países miembro del Mercosur se reúnen en Río de Janeiro en una cumbre que contará con la despedida de Alberto Fernández de la escena internacional, la bienvenida de Bolivia al bloque, el anuncio del acuerdo de libre comercio con Singapur y el –momentáneo- fracaso de las negociaciones con la Unión Europea (UE) para un tratado de las mismas características.

El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva le entregará a Santiago Peña la presidencia pro tempore del bloque. Lo hará sin el objetivo que se habían trazado en Itamaraty de lograr la culminación de las negociaciones con Bruselas durante su mandato al frente del Mercosur. Tampoco hay perspectivas de que ese acuerdo pueda cerrarse en los meses que vienen.

Santiago Peña ya había anunciado públicamente que si para cuando Paraguay asumiera la presidencia del Mercosur el tratado con la UE no estaba cerrado, inmediatamente se retiraría de las negociaciones, lo que haría caer por completo el proceso que lleva ya más de 20 años.

Javier Milei y Diana Mondino –su futura canciller- empezaron un operativo días atrás para intentar convencer al mandatario paraguayo de que extienda seis meses su “período de gracia”. Desde La Libertad Avanza entienden que con el tándem Lacalle Pou-Peña-Milei es posible encontrar un resultado distinto al que se logró hasta ahora.

Esta jugada se activó después de que se especulara con que en Río de Janeiro podría concretarse la firma. Pero eso no sucederá. Según supo TN, no habrá representantes del nuevo gobierno argentino porque no fueron invitados ni tampoco de la Unión Europea. Se espera que el tema esté en la agenda de discusión, y restará saber hasta qué nivel debate escala.

Pero nada en este acuerdo es tan lineal. Sucede que a fin de año España le cede a Bélgica la presidencia del Consejo de la UE, el órgano que marca el camino en términos políticos de las discusiones que lleva adelante el bloque europeo. Es por eso que tanto se había apostado a que el acuerdo pudiera cerrarse en esta segunda parte de 2023, con España al frente.

Sucede que Bélgica es uno de los países que más se oponen a la firma por cuestiones medioambientales y, sobre todo, proteccionistas de su industria. En otras palabras, está del banco de la Francia de Emanuel Macron. En las delegaciones diplomáticas de todos los países miembro del Mercosur saben de esta situación y preocupa que sea una importante traba para que la negociación avance.

La incorporación de Bolivia y la firma con Singapur

La cumbre de este jueves en Río de Janeiro estará marcada también por la ampliación formal del bloque. Tras la aprobación del senado brasileño, y tras una larga espera, Bolivia se convertirá en el quinto miembro permanente del Mercosur. Es así como la foto de familia de la cumbre de líderes contará con una cara nueva: la de Luis Arce.

La discusión para que Bolivia se convirtiera en miembro pleno del bloque comenzó en 2006 durante la primera presidencia de Lula al frente de Brasil. Fue en enero de 2007 que el resto de los países aceptó el pedido del líder del PT, aunque, paradójicamente, fueron los brasileños los últimos en ratificar el ingreso definitivo.

Luis Arce se sumará a la foto de familia de los líderes del Mercosur. (Foto: AFP)

Según supo TN, la decisión del senado de Brasil se vio impulsada también por la presión que el propio ejecutivo brasileño ejerció para que se confirmara la adhesión de Luis Arce. Lula ve con cierta desconfianza la alianza que se pueda generar entre Uruguay, Paraguay y la Argentina tras la asunción de Javier Milei.

Ahora Bolivia tendrá un plazo de cuatro años para concluir el proceso de adhesión formal, lo cual incluye la adopción de la nomenclatura del Mercosur, el arancel externo común y las normas de origen del bloque.

Por otra parte, sin el consenso para avanzar en el acuerdo con la UE, el Mercosur anunciará la firma del tratado de libre comercio con Singapur. El convenio establecería una zona de libre comercio de mercancías y acceso al mercado de servicio y proveedores, al tiempo que habrá una eliminación progresiva de los derechos aduaneros.

Es de esperar que los líderes formalicen las negociaciones con República Dominicana y El Salvador para concretar acuerdos similares al de Singapur.

Una incógnita flota en el aire de las delegaciones que participarán del encuentro: ¿Lacalle Pou propondrá que los líderes latinoamericanos se reúnan con Xi Jinping? Es un comentario que resonó con fuerza desde que el presidente uruguayo visitó al chino pocas semanas atrás.

TN

Más notas sobre el tema