Inicia la cumbre del Mercosur con la reunión de cancilleres en Río de Janeiro

1.325

Comienza la cumbre del Mercosur: el acuerdo con la UE es el tema principal

Los ministros de Relaciones Exteriores del Mercosur se reúnen este miércoles en Río de Janeiro en el marco de la cumbre donde principalmente se discutirá el estado de las negociaciones con la Unión Europea (UE). El acuerdo comercial entre los dos bloques está en riesgo de no concretarse.

El mandatario brasileño Lula Da Silva esperaba cerrar su presidencia pro témpore del Mercosur concretando el acuerdo comercial del que se habla desde hace 25 años, pero las posiciones de Francia y Argentina lo obstaculizan.

La falta de acuerdo llevó a que los brasileños impulsen ahora una declaración que ratifique la voluntad de cerrarlo próximamente para poner fin a las especulaciones y disminuir la frustración por los posicionamientos en contra.

La intención es que ese comunicado, que aún está en negociaciones, vea la luz el jueves luego de la reunión de presidentes en la que Brasil le entregará el liderazgo temporal a Paraguay. El presidente paraguayo, Santiago Peña, ya ha dicho que no destinará mayores esfuerzos a este acuerdo comercial y que se enfocará en nuevas negociaciones.

Solo se transmitirá el discurso de Brasil

Pese a que hablaran desde todas las delegaciones, el único discurso que será transmitido será el de Brasil.

Quiénes estarán en las reuniones de este miércoles

Por parte de Uruguay, la delegación que estarán en las reuniones de este miércoles está integrada por los ministros de Relaciones Exteriores, Omar Paganini, y de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, según supo El Observador.

Desde Brasil estará el vicepresidente de la República y ministro de Desarrollo, Industria, Comercio y Servicios de Brasil, Gerardo Alckmin, el ministro de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira, la ministra de Planificación y Presupuesto, Simone Tebet; desde Paraguay, el ministro de Relaciones Exteriores, Rubén Ramírez y el viceministro de Economía, Carlos Javier Charotti, desde Bolivia, la ministra de Relaciones Exteriores, Celinda Sosa Lunda y el ministro de Economía, Marcelo Montenegro Gómez García; y desde Argentina solo la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Cecilia Todesca Bocco.

Un acercamiento con China

Además de dejar en claro la postura de Uruguay ante el acuerdo con la Unión Europea, la delegación encabezada por el presidente Luis Lacalle Pou y el canciller Francisco Bustillo buscará promover un acercamiento con China y particularmente lograr una reunión entre Xi Jinping y los presidentes del bloque.

El Observador


Mercosur social defiende otro acuerdo comercial con Europa

Representantes de organizaciones de la sociedad civil de los países implicados calificaron este martes el acuerdo con la Unión Europea como neocolonial y pidieron negociar uno nuevo a sus Gobiernos.

Así trascendió durante las sesiones de la llamada Cumbre Social del Mercosur, en el Museo del Mañana, en Río de Janeiro, Brasil, sede de la cumbre presidencial del bloque. Las organizaciones reclaman que el texto básico, elaborado en 2019 tras más de 20 años de negociaciones, es considerado injusto y desigual, ya que contiene disposiciones que favorecen una jerarquía en las relaciones entre sudamericanos y europeos, en detrimento de los primeros.

De acuerdo a la información, el Movimiento por la Soberanía Popular Minera (MAM) abogó por poner fin a las actuales negociaciones y construir un nuevo acuerdo sobre bases diferentes: un texto que tenga en cuenta la unidad del saber popular y académico y permita un desarrollo cualitativo y equitativo entre las naciones.

En ese sentido defienden que «en un acuerdo de esta envergadura, un año es insuficiente para revisar el texto inicial presentado por los gobiernos anteriores. Un nuevo comienzo sería más estratégico en esta desigual relación de fuerzas»

Reclaman, asimismo que «hay que reforzar y mejorar nuestro poder de negociación. Siempre ha habido intercambios entre naciones, pero no tienen por qué hacerse sin más. Podemos asumir una posición de soberanía y fortalecer este gobierno para que tenga una posición fuerte».

El secretario ejecutivo adjunto de la Secretaría General de la Presidencia brasileña, Flávio Schuch, celebró la reanudación del Mercosur Social y la posibilidad de retomar el diálogo directo del Gobierno federal con representantes de la sociedad civil.

Apuntó, en ese mismo sentido que es necesario ampliar el debate sobre temas que afectan a los gobiernos y a los pueblos de América del Sur: «La posibilidad o no de un acuerdo del Mercosur con la Unión Europea es directamente proporcional a la posibilidad de escuchar las aspiraciones de la sociedad civil. El presidente Lula ha insistido mucho en la necesidad de retomar la participación efectiva de la sociedad».

Los reclamos del Mercosur social llegan justo cuando los líderes del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) se reúnen el jueves en Río de Janeiro con el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE) en lo que los equipos negociadores han denominado un punto muerto, tras varios desencuentros entre los dos bloques.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, anfitrión de la LXIII Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, tendrá que esclarecer si aún hay fuerzas para culminar el acuerdo con la UE o si se entierra de una vez tras más de dos décadas de negociaciones.

Brasil pasará la presidencia pro tempore del Mercado Común del Sur (Mercosur) a Paraguay, cuyo presidente, Santiago Peña, ya dijo que no dará prioridad al diálogo con los europeos y que apostará por otros mercados.

Telesur


Líderes del Mercosur se citan en Rio con acuerdo con UE en jaque

Los lideres de los países del Mercosur se reúnen el jueves en Rio de Janeiro, en medio de fuertes resistencias para finalizar el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), pese al objetivo inicial de ambos grupos de cerrarlo este año.

Brasil, presidente pro témpore del bloque suramericano que completan Argentina, Paraguay y Uruguay, esperaba cerrar incluso en la cumbre de Rio este acuerdo de libre comercio que lleva más de dos décadas de negociaciones y que crearía la mayor zona de libre comercio del planeta.

Ambas partes intensificaron las conversaciones en las últimas semanas, con «avances significativos», coincidieron el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al reunirse el viernes al margen de la COP28, en Dubái.

Pero en los últimos días Francia mostró su desacuerdo con el texto, Argentina dijo que «no están dadas las condiciones» para su conclusión y entre bastidores los actores se responsabilizaron mutuamente.

Milei estará entre los líderes del Mercosur

El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó el sábado en Dubái que el acuerdo está «mal remendado», «desmantela los aranceles» como se hacía antes y no tiene «en cuenta la biodiversidad y el clima».

Igualmente, el presidente saliente de Argentina, Alberto Fernández, que participará de su última cumbre del Mercosur, consideró que no existen las «condiciones» para aprobar el texto en su versión actual y señaló «la resistencia» en Europa al tratado, especialmente de Francia.

Una nueva ronda de negociaciones prevista en Rio en vísperas de la cumbre pasó a formato virtual, dijo a la AFP una fuente de la cancillería brasileña.

«Debido a la transición en curso en Argentina, la tendencia» es dejar las decisiones pendientes al próximo gobierno -del ultraliberal Javier Milei-, que asume el poder el 10 de diciembre, argumentó el informante.

«Debemos esperar que la nueva administración argentina tome sus funciones y se pronuncie», coincidió un alto funcionario de la UE, para quien la presidencia brasileña del Mercosur «no hizo todos los esfuerzos para que los jefes negociadores se sentaran en la mesa» en la recta final de las conversaciones.

Aunque eso no significa que «abandonemos» las conversaciones sobre el acuerdo, «al contrario», agregó esta fuente bajo anonimato en Bruselas.

En una visita reciente a Brasilia, la futura canciller argentina, Diana Mondino, subrayó la «importancia que tiene firmar cuanto antes» el acuerdo con la UE.

Lula: «No desistiré»

Lula por su parte no renuncia en su empeño de cerrar el tratado en Rio y el lunes aseguró en Berlín junto al canciller alemán, Olaf Scholz, que no desistirá «hasta conversar con todos los presidentes y escuchar ‘no’ de todos ellos».

«Siempre ha sido más difícil llegar a un acuerdo con Francia, porque es más proteccionista. La Unión Europea no tiene la misma posición; piensa de otra manera», manifestó el fin de semana el brasileño.

De su lado Scholz llamó al pragmatismo de las partes para «alcanzar un compromiso».

La UE y el Mercosur convinieron las líneas generales de un pacto de libre comercio en 2019, tras años de negociaciones para alinear intereses y convencer a sectores reticentes, como los agricultores franceses.

Pero los desacuerdos resurgieron y los europeos agregaron en particular un apartado de exigencias ambientales al bloque suramericano, especialmente para Brasil, que alberga la mayor parte de la Amazonía, clave para la lucha contra el cambio climático.

El Mercosur, que representa en conjunto la quinta mayor economía del mundo, rechazó el «proteccionismo verde» de Europa y respondió con exigencias propias, como la creación de un fondo ambiental para apoyar a los países en desarrollo.

Ultimátum paraguayo líderes del Mercosur no están unidos

Si no se alcanza un acuerdo este año, las compuertas para una finalización pueden cerrarse en enero cuando Paraguay asuma el mandato del bloque suramericano. Su presidente, Santiago Peña, sostuvo que pasado el plazo se centrará en otras regiones.

«El acuerdo está muerto, pero nadie se anima a anunciarlo muerto y enterrarlo», afirmó a la AFP Bruno Binetti, investigador de la London School of Economics.

El bloque sureño, que ahora suma a Bolivia como miembro pleno, intentará al menos mostrar algún logro.

Durante la cumbre, precedida el miércoles por sendas reuniones de ministros de Exteriores y Finanzas, debe firmarse un acuerdo comercial con Singapur, el primero del Mercosur en 12 años, y el primero con un país asiático.

Pero también surgen dudas sobre el futuro funcionamiento del grupo fundado en 1991 y la dinámica entre Milei y Lula, quien no asistirá a la toma de poder del argentino, después de que el ultraliberal lo tachara de «comunista» y «corrupto» durante la campaña.

La Razón

Más notas sobre el tema