Argentina | Ley Ómnibus y DNU: riesgos para el ambiente y las comunidades indígenas y campesinas

2.904

Ley Ómnibus y DNU: riesgos para el ambiente y las comunidades indígenas y campesinas

El proyecto de ley ómnibus presentado el miércoles 27 de diciembre, y el decreto de necesidad y urgencia (DNU) del presidente Javier Milei encendieron las alertas sobre el extractivismo de recursos naturales y la soberanía de tierras. Las derogaciones que anunció en el DNU y las que quiere eliminar en el proyecto de ley impactan directamente en el ambiente, las comunidades y profundizan el terricidio.

A la derogación de la Ley de Tierras y las leyes de Minería en el DNU se suman la modificación de la Ley de Bosques; de la Ley de Glaciares y de la Ley de Manejo del Fuego en proyecto de ley Ómnibus.

El DNU aún no entró en vigencia y el proyecto de ley debe debatirse. Ambas iniciativas atentan contra el sistema democrático y ponen en jaque los derechos ganados en los últimos años, entre ellos los socioambientales.

“Una declaración de guerra al movimiento socioambiental argentino”

“La conjunción entre el DNU y el proyecto de ley Ómnibus es un grave retroceso, una regresión ambiental que está prohibida incluso por nuestra propia legislación y por tratados internacionales que ha firmado la Argentina. Hay dos leyes que son la columna vertebral de la lucha socioambiental de nuestro país: la Ley de Glaciares y la Ley de Bosques. Ambas quieren ser eliminadas. Estamos en un estado de alerta y movilización, una especie de declaración de guerra al movimiento socioambiental argentino”, dijo a Presentes el abogado ambientalista Enrique Viale.
Ley de Bosques

Actualmente la Ley 26.331 protege a los bosques, los clasifica por su nivel de conservación, establece límites al desmonte y tiene en cuenta los intereses de las comunidades indígenas.

El proyecto de ley enviado al Congreso modifica ​​esta ley para permitir el desmonte en áreas zonificadas como zonas rojas y amarillas, donde actualmente no se permitía el desmonte. “Si se sanciona esta ley es una invitación a la destrucción”, dice Viale.

Además, en el proyecto desaparece el punto en el que se establece el acceso a la información de los pueblos indígenas, originarios, de las comunidades campesinas y otras relacionadas con respecto a las autorizaciones que se otorguen para los desmontes, en el marco de la Ley N°25.831 sobre el Régimen de Libre Acceso a la Información Pública Ambiental.
Ley de Glaciares

Con respecto a la «modificación a la Ley de Glaciares», cambia los artículos 1 y 2 de la Ley N°26.639 del Régimen de presupuestos mínimos para la preservación de los glaciares y del ambiente periglacial.

“Esta protección es muy importante porque prohíbe la actividad minera y petrolera en esas zonas. A partir de este proyecto de ley se elimina esa prohibición. Se autoriza a las grandes mineras transnacionales, como Barrick Gold, a avanzar sobre esas áreas tan importantes donde nace el agua de Argentina”, agrega Viale.

Ley de Tierras

La derogación de Ley de Tierras da vía libre a la venta indiscriminada de tierras a capitales extranjeros, tanto físicos como jurídicos.

La ley 26.737 se aprobó en 2011 y establece el límite de 15 por ciento de tierras en manos de extranjeros. Un mismo titular extranjero no puede superar el 30 por ciento de ese porcentual ni tampoco las 1000 hectáreas, entre otras cosas. Además, prohíbe “la venta a extranjeros» de tierras «que contengan o sean ribereñas de cuerpos de agua de envergadura y permanentes«: mares, ríos, arroyos, lagos, humedales, lagunas, esteros glaciares, acuíferos.

Esta ley busca evitar lo que sucedió en Lago Escondido (provincia de Río Negro) donde el magnate británico Joe Lewis tiene su estancia. Lewis está acusado de apropiarse de 12.000 hectáreas en la Patagonia e impedir el acceso libre al lago.

Otro ejemplo de extranjerización de la tierra en Argentina es el del Grupo Benetton, que posee 844.200 hectáreas de tierra en las provincias de Buenos Aires, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. La empresa italiana es considerada la mayor terrateniente argentina.

“Esta derogación implica una cesión de soberanía de nuestro suelo y tierras fértiles a corporaciones extranjeras que históricamente vieron a nuestro país como una canasta de recursos a explotar y saquear. Presenta una gravedad institucional y socioambiental porque se da en un contexto de profunda concentración de la tierra, la renta y riqueza en nuestro país, en manos de corporaciones y pulles de inversión ligados principalmente a la megaminería, los combustibles fósiles y agronegocios, sobre todo los monocultivos de soja, trigo, maíz y forestales como el pino y eucalipto”, dijeron en un comunicado desde el Colectivo de Acción por la Justicia Ecosocial (CAJE) y la Asociación Argentina de Abogados/as Ambientalistas (AAdeAA)

Sin protección para los pueblos

“Este decreto es algo terrible. Agrava la situación que ya vivimos los pueblos originarios. Tenemos leyes originarias que no se reconocen y esta derogación va a ser peor para nosotros y para todos. Los pueblos que hemos sido despojados no tenemos descanso”, dice a Presentes Soledad Cayunao, mujer mapuche de 39 años. Junto a su familia, ella resiste en la Lof Cayunao, territorio recuperado, mientras enfrenta un proceso judicial.

Soledad es defensora territorial y se ocupa de cuidar las nacientes del Río Chubut, provincia de Río Negro, mientras latifundistas alambran territorios e impiden el acceso al río para las comunidades de la zona.

“La derogación de la ley de tierras sobre todo va a afectar a la provincia de Río Negro. Desde mi punto de vista es grave lo que está pasando. La ministra de Seguridad es otra vez Patricia Bullrich, responsable por el asesinato de Santiago Maldonado, entre otras cosas. Ya sabemos cómo actúa cuando se trata de defender los intereses del capitalismo. Los pueblos originarios somos estorbo para el capitalismo. Nosotros defendemos la vida y el buen vivir, algo totalmente a lo que quieren ellos”, agrega.

Leyes de Minería

El DNU deroga la Ley N° 24.523 del Sistema Nacional de Comercio Minero y la Ley N° 24.695 del Banco Nacional de Información Minera.

“Esto implica aún una mayor opacidad en una actividad que ya se encuentra absolutamente desregulada y con la habilitación a una minería a gran escala que flexibiliza controles”, dijeron desde el Colectivo de Acción por la Justicia Ecosocial (CAJE). Además del DNU, el presidente Milei dijo en el programa La noche de Mirtha, conducido por Mirtha Legrand (El Trece), que Elon Musk lo había llamado porque estaba interesado en el litio argentino para su empresa de autos eléctricos Tesla.

El norte argentino forma parte del “Triángulo del Litio”, junto a Bolivia y Chile, por sus extensos salares. La reforma constitucional del gobernador de Jujuy Gerardo Morales habilita al despojo de los territorios ancestrales. La minería para extraer el llamado “oro blanco” –muy demandado por empresas del norte global para las baterías de celulares y la transición a supuestas energías “limpias”– consume enormes cantidades de agua, dañando los ecosistemas: el deterioro ambiental y cultural resulta una amenaza a la existencia de las comunidades originarias.

«Cuando desde Jujuy decíamos que Morales estaba marcando el camino, no nos equivocamos», reflexiona Natalia Machaca. Ella pertenece al Movimiento Nacional Campesino Indígena, es referenta de las comunidades de Yala, Lozano, León y Los Nogales, en Jujuy. Y analiza el DNU y el proyecto de Ley Ómnibus desde la experiencia del Tercer Malón de la Paz, que surgió como resistencia a la reforma de la constitución provincial en junio, aprobada a espaldas del pueblo jujeño.

«Milei está haciendo lo mismo que hizo Gerardo Morales. Estamos preocupados y asustados. La situación es grave. Están entregando el litio al mejor postor, en este caso a Elon Musk. No sólo vienen por el litio de Jujuy. Vienen por el agua, por la tierra y todos los recursos naturales. Así como hicieron con la reforma, están haciendo lo mismo ahora a nivel nación. Desde la Multisectorial en la provincia ya hemos vivido esto. Necesitamos que todas las organizaciones (CGT, CTA, CCC, UTEP) se unan para ir a un paro general. Que aprendan de lo que nos pasó acá. No es justo que hayamos sufrido represión y atropellos y no hayan aprendido nada», dice Natalia.

“Hoy el litio, en su mayoría, se exporta. BMW le compra al proyecto de Lyvent, en el Salar del Hombre Muerto, en Catamarca. Luego está Sal de Vida, un proyecto en Jujuy, y antes tenía acciones Toyota. Elon Musk sería otro comprador, que se sumaría a la cola de compradores que ya están instalados acá. No sé si se va a acelerar la inversión, que ya viene súper acelerada. Hoy tenés casi tres proyectos operativos, dos funcionando a full. Uno está empezando a producir ahora, y tenés más de 40 proyectos de exploración”, dijo a Presentes Luciano Pafundi, director Atlas Social, especialista en desempeño social de proyectos mineros.

Ley de manejo del Fuego o modificación de la Ley de Quema

Esta ley prohíbe el cambio de uso o destino de áreas protegidas y humedales, luego de que éstas hayan sido afectadas por el fuego.

El artículo 498 de la llamada ley ómnibus modifica las autorizaciones para la quema en el artículo 3 de la Ley N°26.562. Aquí «queda prohibida en todo el territorio nacional toda actividad de quema que no cuente con la debida autorización expedida por la autoridad local competente».

“De este modo se fomenta la utilización del fuego para reconvenir bosques, humedales, pastizales y todo tipo de ecosistemas protegidos, en predios dedicados a la agricultura, ganadería o la actividad inmobiliaria. Permiten así la destrucción de ecosistemas enteros y áreas naturales protegidas, necesaria en el actual contexto de aceleración de la crisis climática y la pérdida de biodiversidad”, dijeron desde la Asociación Argentina de Abogados/as Ambientalistas (AAdeAA) y el Colectivo de Acción por la Justicia Ecosocial (CAJE).

Agencia Presentes

 

Más notas sobre el tema