Chile | El Gobierno y Google presentaron el primer cable submarino de fibra óptica entre Suramérica y Asia Pacífico

2.450

Chile y Google anuncian primer cable submarino de fibra óptica entre Sudamérica y Asia Pacífico

El Gobierno presentó en la Región de Valparaíso el proyecto Cable Humboldt, el primer cable submarino de fibra óptica entre América del Sur, Asia y Oceanía.

El proyecto, que unirá Valparaíso y Sidney (Australia), tendrá una longitud aproximada de 14.800 kilómetros, una vida útil de 25 años y una capacidad de 144 terabytes por segundo.

El proyecto fue originado a través de una colaboración público-privada entre la empresa nacional Desarrollo País y el gigante informático Google, del cual se espera que atraiga nuevas inversiones en materia digital.

El Presidente Gabriel Boric, que visitó la ciudad puerto, explicó que «Hubmoldt será un puente submarino de intercambio de tecnología de sur a sur, de conocimiento e innovación. Nos va a conectar con uno de los polos de desarrollo más importantes del mundo: Asia y Oceanía».

«Cuando uno mira el Mediterráneo y las conexiones entre Japón, China y Estados Unidos, e incluso entre el norte y sur, está lleno de cables, pero de sur a sur no hay conectividad de este tipo. Estamos avanzando desde una perspectiva geopolítica que es muy importante», apuntó Boric, quien añadió que la inversión estatal inicial será de 55 millones de dólares.

Para Boric, «este cable consolida la posición de Chile como centro de la actividad digital de Sudamérica, lo que va a abrir oportunidades para nuevas industrias, puestos de trabajo y mejores condiciones laborales y de vida para miles de personas».

«UNA RUTA DE COMERCIO»

El vicepresidente Global de Asuntos Gubernamentales y Políticas Públicas de Google, Karan Bhatia, señaló que «el proyecto Humboldt es el último testamento del compromiso de Google de avanzar en la economía digital de Chile y mantener su estatus como líder en innovación tecnológica en Latinoamérica y el mundo».

Al mismo tiempo, va a «cimentar la posición de Chile como un HUB Digital para Latinoamérica y, al forjar una conexión física con Asia, va a ser una ruta de comercio del siglo XXI», añadió.

Además explicó que «los datos desde Asia y Oceanía transitarán más rápido» y el proyecto permitirá a millones de empresas en la región «expandir sus negocio con mayor velocidad, confiabilidad y eficiencia de costos».

«Es un sueño que se materializa, es una nueva súper carretera digital entre dos regiones de creciente dinamismo», agregó el ejecutivo, quien aseguró que el cable aumentará además la resiliencia de las redes de telecomunicaciones internacionales.

Juan Carlos Muñoz, ministro de Transportes y Telecomunicaciones, hizo énfasis en que «somos la puerta de entrada al continente» y el proyecto «suma en independencia y soberanía en materia de telecomunicaciones».

Con esta iniciativa, que se planteó inicialmente en 2016, durante el segundo Gobierno de la entonces presidenta Michelle Bachelet (2014-2018) y ha tardado casi una década en materializarse, Chile busca ser la puerta de entrada de datos desde el Pacífico a Latinoamérica y convertirse en un hub digital en la región, que atraiga inversión en el sector de economía digital.

El proyecto, cuyas obras están previstas que comiencen a lo largo de este año y terminen en 2026, lleva el nombre del célebre biólogo, geógrafo y humanista prusiano Alexandre Alexander von Humboldt (1769-1859), que recorrió el continente en el siglo XIX y está considerado el padre del ecologismo.

Cooperativa

Más notas sobre el tema