Organizaciones sociales marcharon a 32 años de los Acuerdos de Paz y denunciaron retrocesos en el proceso

615

Organizaciones conmemoran los Acuerdos de Paz en El Salvador

Activistas de varias organizaciones sociales, entre ellos el Movimiento de Víctimas del Régimen de Excepción (MOVIR), el Movimiento de Trabajadores Despedidos (MTD), el Frente Social y Sindical Salvadoreño y el Comité de Familiares de Presas y Presos Políticos de El Salvador (Cofappes) marcharon ayer por las calles de la capital para conmemorar el 32 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, que pusieron fin a la guerra civil salvadoreña en 1992, y para denunciar el deterioro que, a su juicio, se ha dado en la institucionalidad establecida por dichos acuerdos bajo el actual Gobierno.

Los participantes se congregaron desde tempranas horas sobre la alameda Franklin Delano Roosevelt, a un costado del parque Cuscatlán, desde donde comenzaron a desplazarse sobre la calle Rubén Darío hasta llegar a la plaza Gerardo Barrios, frente a la catedral metropolitana, donde realizaron una concentración.

La manifestación estuvo integrada, además, por algunos partidos políticos de oposición y por veteranos de guerra de la Fuerza Armada.

“Este Gobierno mantiene un régimen de excepción de casi dos años que ha generado muchas violaciones a derechos humanos”.
Francisco Parada, vocero Bloque de Resistencia y Rebeldía Popular (BRRP)

«A 32 años de la firma de los Acuerdos de Paz, donde miles de hombres y mujeres decidieron dejar una época de dictadura atrás, donde decidieron pasar del odio a la esperanza, hoy 32 años después vemos con preocupación y con mucha tristeza, cuando desde la instancia del Estado se está comprando todas las instancias que fueron producto de los Acuerdos de Paz», dijo Dina Argueta, diputada del FMLN.

Por su parte, la candidata a diputada del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Ondina Ramos, agregó: «Los Acuerdos de Paz son una memoria histórica que nadie puede borrar, aunque digan personas del actual gobierno que las van a borrar porque quieren hacer medidas populistas, estas medidas que están haciendo no les van a funcionar para borrar la memoria histórica».

Entre los retrocesos que denunciaron los asistentes destacaron la persecución política, la militarización de la sociedad, un proceso electoral inconstitucional y las numerosas violaciones a derechos humanos, acentuadas a partir de la instalación del régimen de excepción con la consiguiente captura arbitraria de miles de salvadoreños.

“Los Acuerdos de Paz son una memoria histórica que nadie puede borrar, aunque digan personas del actual gobierno que la van a borrar, no pueden borrar la memoria histórica de los salvadoreños”.
Ondina Ramos, Candidata a diputada

«Este Gobierno mantiene un régimen de excepción de casi dos años que ha generado muchas violaciones a derechos humanos», sentenció Francisco Parada vocero del Bloque de Resistencia y Rebeldía Popular (BRRP).

«Con los Acuerdos de Paz se desmontó prácticamente el aparato represivo y la dictadura militar, cuerpos que generaban miedo en la población salvadoreña, con esa depuración se construyó el camino para la construcción de la paz y la democracia en nuestro país. Sin embargo, hemos visto en estos últimos años serios retrocesos», concluyó.

Deterioro

Los asistentes a la marcha coincidieron en que El Salvador ha experimentado un retroceso en materia de derechos humanos y libertades en los últimos años. Uno de los deterioros más importantes, señalaron, ha sido la implementación del régimen de excepción, que permite al gobierno suprimir derechos constitucionales.

La Prensa Gráfica

 

Más notas sobre el tema