Raúl Castro en el 65° aniversario de la revolución: “La unidad es la principal arma estratégica de Cuba

Acto por el 65 aniversario del triunfo de la revolucion, en el parque Carlos Manuel de Cespedes, de Santiago de Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
1.818

El general de Ejército, Raúl Castro, afirmó este lunes que, tras 65 años, la Revolución cubana lejos de debilitarse se fortalece, porque el país tiene en la unidad su principal arma estratégica.

Durante sus palabras en el acto conmemorativo por el aniversario 65 del triunfo de la Revolución, el líder cubano sostuvo que ni agresiones externas, ni los golpes de la naturaleza ni los errores internos han impedido llegar a este aniversario.

“Aquí estamos y aquí estaremos”, recalcó el líder de la revolución, quien aseveró que luego de seis décadas y media del triunfo “ha valido la pena la obra de la revolución y sus conquistas sociales aun en medio de las dificultades”.

Raúl Castro instó al pueblo, desde Santiago de Cuba, a defender la unidad, la que calificó como la principal arma estratégica que ha permitido a la isla caribeña salir airosa en cada desafío.

“Mientras mayores peligros, más exigencia, más disciplina y unidad, pero no la unidad a cualquier precio sino basaba en principios, remarcó el general de ejército, quien fuera uno de los protagonistas de la gesta libertaria.

Reconoció la inmensa capacidad creadora del proceso revolucionario cubano que ha identificado sus formas de hacer en ese camino ignoto hacia el socialismo.

Señaló que la consolidación del proceso ha sido posible por la resistencia y seguridad en sí mismo del heroico pueblo, por la sabia conducción de Fidel (Castro) , por la existencia de un partido (comunista de Cuba), heredero de la confianza del pueblo en si líder y por la unidad de la revolución.

Precisamente al líder histórico del proceso político y social de la isla, Fidel Castro, dedican los compatriotas el primer pensamiento en un día tan memorable como el 1 de enero, en la también conocida como Ciudad Héroe, afirmó Raúl Castro.

“Nos congrega el mismo lugar donde Fidel (Castro) proclamó el triunfo de la única revolución que ha existido en Cuba y que se inició el 10 de octubre de 1868 por el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes”, afirmó.

En otro momento de su discurso, Raúl Castro convocó a los connacionales a sumarse a las tareas de la recuperación económica del país, en medio del cerco económico recrudecido del gobierno de los Estados Unidos que dura también más de 60 años.

Ante la compleja situación económica hay que elevar la productividad y hacerlo con orden y eficiencia, aunque ello implica sacrificio, alertó el líder de la revolución.

Ratificó que el bloqueo estadounidense la principal causa de los problemas económico de la nación aunque el enemigo intente desviar la atención a otras razones, valiéndose de su inmenso poder económico y capacidad de manipular la verdad.

Asimismo, instó a defender y llevar adelante “esta revolución de los humildes, con los humildes y para los humildes” con el convencimiento de que el país va a salir de las dificultades combatiendo, con la misma decisión que en momentos heroicos de la nación como Baraguá, el Moncada, el Granma.

Convocó también a los cuadros de dirección del país a meditar sobre qué más puede hacerse para justificar la confianza y respaldo de sus compatriotas, a no ser ingenuos ni actuar con triunfalismo, ni dar respuestas burocráticas e insensibles ante los problemas.

Conminó a los directivos a encontrar soluciones realistas sin soñar que las “cosas caerán del cielo”, y a encontrar tiempo para superarse, porque –dijo- los conocimientos han sido un arma esencial y lo son el presentes.

Hacia el final de su alocución, el general de ejército reiteró su determinación de estar listo “con los pies en el estribo, listo para cargar al machete junto al pueblo ” para salir a defender a la revolución o cumplir cualquier tarea que esta requiera.

Prensa Latina


Raúl y Díaz-Canel presiden acto conmemorativo por el aniversario 65 del triunfo de la Revolución cubana

Sesenta y cinco años después, la voz y la imagen de Fidel –reproducida en tercera dimensión a través de un holograma- desde el balcón del otrora Ayuntamiento de Santiago de Cuba volvió a conminar a su pueblo: «Ni ladrones, ni traidores, ni intervencionistas. Esta vez sí que es la Revolución».

Pasadas las seis de la tarde de este 1 de enero de 2024,ya la noche había abrazado la urbe santiaguera, pero la magia de la música, de recuerdos conocidos, de imágenes inéditas y el talento artístico que se develaron sobre la fachada frente al Parque Céspedes, trajeron una claridad muy necesaria en palabras del Comandante en Jefe:

«Ya la tenemos [la Revolución], no la dejemos perder».

Minutos de animación en videomapping develaron al pueblo congregado detalles de cómo los santiagueros vivieron aquel enero triunfante: el pueblo en las calles desde la madrugada, alegría, congas, banderas, muchas banderas, abrazos, mujeres vestidas de rojo y negro. Frases recurrentes: “¡Se fue Batista, se fue Batista!”, “¡Ya vienen los rebeldes!”, “¡Fidel, Fidel!”, “¡Revolución Sí; golpe militar No!”.

En off, la voz de la locutora Violeta Casal anunciando que la emisora de la Revolución no se escucharía más a escondidas.

“¡Aquí Radio Rebelde, órgano del Movimiento 26 de Julio y del Ejército Rebelde, formando su cadena de la libertad, con sus estaciones filiales Indio Azul, Indio Apache, Segundo Frente “Frank País”, Tercer Frente “Mario Muñoz”, Cuarto Frente “Simón Bolívar,” Columna Nueve y Diez “Santiago de Cuba”, Columna Ocho “Ciro Redondo”, Columna Dos “Antonio Maceo”, de Las Villas, y 20 plantas más en todo el territorio nacional, transmitiendo diariamente en la banda de 20 metros, a las 7 y a las 9 de la noche, y en la banda de 40 metros, a las 8 y a las 10 de la noche, desde las montañas de Oriente, territorio libre de Cuba..!”.

Nuestros ojos quedaron embelesados ante proezas de aquellos rebeldes proyectadas. Sin embargo, la emoción fue mayor cuando alcanzamos a ver en las primeras filas del acto, a Raúl, Machado, Ramiro… Protagonistas de la lucha por la independencia definitiva.

El estremecimiento se apoderó de muchos cuando convergieron fragmentos de la Elegía a Frank País, de Isidro López Botalín, y las imágenes de archivo del pueblo santiaguero peregrinando al cementerio para dar el último adiós a ese hijo suyo.

«La tarde viste de flores

y los balcones se han puesto
de hierro y roble vestido
para ver pasar al muerto».

Volvimos a escuchar la voz de Gloria Cuadras, cargada de dolor e impotencia, llamando por su nombre a los asesinos de Frank y de tantos otros compañeros suyos de la clandestinidad santiaguera: «Batista, ¡Criminal!».

Entre las propuestas del acto conmemorativo estuvo un recorrido histórico de homenaje a todos los héroes de la Revolución de Cuba, desde Carlos Manuel de Céspedes hasta los héroes del Movimiento 26 de Julio.

En las palabras centrales del acto, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez rememoró los logros palpables de la Revolución cubana en el trascurso de sus 65 años. A decir de nuestro presidente, «no se ganó la confianza del pueblo con promesas, sino con hechos y realizaciones».

“Obras de profundo y sostenido escalado social que en pocos años transformaron a un país pobre y atrazado en un referente mundial en educación, salud, deportes y cultura.

«Esta revolución es, en primer lugar, un acto libertario de proyección continental, que no solo liberó al país de una dictadura servil, represiva y corrupta, sino que muy pronto desató los nudos de la dependencia económica de las transnacionales yanquis y liquidó las más crueles expresiones de la explotación humana que se habían naturalizado en el seno de la sociedad cubana, como el trabajo infantil, la prostitución o la semiesclavitus de los emigrantes haitianos».

El mandatario cubano expresó que la obra de 65 años es inmensa y sería tan difícil desconocerla como resumirla en pocas palabras.

«Esta es la Revolución genuina y profunda de la Reforma Agraria y de la Reforma Urbana, que empoderó al pueblo al nacionalizar y poner al servicio de los intereses populares la tierra, las industrias, los bancos, las comunicaciones, las grandes inversiones y construcciones, el transporte, el comercio exterior e interior.

«La que eliminó el desempleo garantizando a mujeres y hombres el humano derecho al trabajo. Y esta que levantó cientos y miles de apartamentos para trabajadores y campesinos hasta en las más apartadas zonas del país.

«Esta es la Revolución que después de haber perdido 3 000 médicos por un éxodo políticamente inducido en la década del 60 del pasado siglo construyó uno de los más formidables y prestigiosos sistemas de salud de nuestra época y hoy cuenta con medio millón de trabajadores en todos sus niveles quienes garantizan cobertura universal y asistencia gratuita para todas las cubanas y los cubanos. Paralelamente, durante estas seis décadas, 600 000 profesionales de la salud cubana han prestado colaboración en 165 países».

Además de la proyeción en tercera dimensión de la imagen del Comandante en Jefe hablando a los santiagueros desde el balcón del antiguo Ayuntamiento, un momento muy especial de la velada conmemorativa por el 65 aniversario de la Revolución cubana, fue la alocución del General de Ejército Raúl Castro Ruz al pueblo de Santiago y de toda Cuba, durante casi media hora, este 1 de enero de 2024 .

El líder histórico de la Revolución destacó que ni agresiones externas, ni los golpes de la naturaleza, ni nuestros propios errores impidieron que llegáramos a 65 años siendo libres.

“Aquí estamos y aquí estaremos”, aseguró, al tiempo reconoció que “ello ha sido posible, en primer lugar, por la demostrada resistencia y seguridad en sí mismo de nuestro heroico pueblo, por la sabia conducción del Comandante en Jefe de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, por la existencia de un partido devenido en digno heredero de la confianza depositada por el pueblo en su líder y por la unidad de la nación”.

“Hoy puedo afirmar con satisfacción que la Revolución cubana tras 65 años de existencia lejos de debilitarse se fortalece. Y cómo ya dije ya hace una década un día como hoy y en este propio lugar, sin compromiso con nadie en absoluto, solo con el pueblo”, reafirmó el ex mandatario cubano.

El General de Ejército explicó que en la unidad y la ideología revolucionaria se sustenta la capacidad de resistencia y éxito de la Revolución cubana. “La unidad es nuestra principal arma estratégica. Le ha permitido a este pequeña isla salir airosa en casa desafío. Cuidemos la unidad más que a la niña de nuestros ojos”, aconsejó al pueblo cubano.

“No tengo dudas de que así será. Estoy convencido de que nuestros pinos nuevos, que nuestra juventud así lo garantizará. La unidad formada por el partido, el gobierno, las organizaciones de masas, y todo nuestro pueblo, como parte de este los combatientes de las FAR y del Minint es el escudo contra el que ese estrellarán una vez más todos los planes subversivos del enemigo”, sentenció.

Cómo aquel primer día de 1959, este 1 de enero de 2024, entre la multitud del pueblo santiaguero, bulleron los vivas a la Revolución, a Fidel, a Raúl… Y una vez más, la convicción de ¡Patria o Muerte!

Sesenta y cinco años después, y bien alto, miles de santiagueros reafirmaron su compromiso con la Revolución cubana, frente a la antigua sede del Ayuntamiento de Santiago de Cuba, justo en el lugar donde en igual fecha de 1959, Fidel convocara al pueblo de Cuba a apoyar al gobierno revolucionario.

Presidieron el acto conmemorativo por el aniversario 65 de la entrada triunfal de los mambises del Ejército Rebelde a Santiago de Cuba, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, líder de la Revolución cubana, y el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Cubadebate


 

Más notas sobre el tema