Chile | Calles y monumentos: la representación de las mujeres en el espacio público

2.145

Calles y monumentos: la representación de las mujeres en el espacio público

Por Natalia Mora Olavarría

La brecha de género urbana se ve reflejada en la cantidad de monumentos y calles con nombres de mujeres en Chile. El proyecto “Santiago de las Mujeres”, de Natalia Lara, busca visibilizar esta realidad, destacando la importancia de la representación y el reconocimiento de las mujeres en la historia.

Cómo están construidas las calles y lo que encontramos en ellas constituye una representación de quiénes somos. Desde los enfoques de género se hace una revisión extensa de cómo la ciudad representa a las personas, en especial, a las mujeres. Elementos como los nombres de las calles o los monumentos presentes en el espacio público toman un papel importante a la hora de plasmar el peso histórico de las mujeres, niñas y adolescentes.

En Chile, según el estudio del 2023 Ciudad y género. Ausencia de las mujeres en los nombres de las calles del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), un 50,9% de la población urbana de 99 comunas del país, que corresponden al área urbana de capitales regionales, provinciales y sus conurbaciones, son mujeres. Pero, solo un 5,3% de las calles están dedicadas a una mujer. Por cada calle con nombre de mujer, hay más de 5 calles con nombre de hombre.

Algo parecido ocurre con los monumentos a mujeres, donde, según el Estudio de Monumentos Públicos a Mujeres, desarrollado por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) de Chile en 2021, de un total de 621 monumentos públicos presentes en las capitales regionales del país, solo 29 son dedicados a mujeres, es decir, el 4,7%. 

El estudio Ciudad y Género del Minvu, señala que “nuestras ciudades, como territorios que habitamos, y donde reproducimos nuestras relaciones, juegan un papel fundamental en la construcción del patrimonio urbano (memoria, historia, valores), así como de la identidad y pertenencia al lugar”, mencionando la importancia de que las mujeres se sientan parte del espacio público.

Ante esto, la historiadora y Magíster en Estudios de Género, Natalia Lara, se dedica a ser guía turística y patrimonial con su iniciativa Santiago de las Mujeres. El proyecto busca diversificar la propuesta turística del país, de forma creativa y hablando desde una perspectiva histórica feminista, para conocer las historias de las mujeres de nuestro país. La idea de Santiago de las Mujeres nace desde las ganas de darle una vuelta a la ciudad de manera turística, patrimonial y feminista, explica la creadora.

“A medida que hemos ido realizando recorridos en la calle e investigaciones para las rutas, nos hemos dado cuenta de que hay poca representación de las mujeres en las calles, tanto en los monumentos como en los nombres de las avenidas o pasajes”, mencionó para El Mostrador Braga.

Esta poca presencia en los espacios públicos tiene una repercusión en cómo las mujeres se relacionan con los espacios públicos. “Esto influye en las representaciones de las mujeres, ya que mientras menos vemos nombradas, menos existimos. Mientras menos se nos ve en monumentos o en nombres de avenidas, menos importancia tenemos en el presente, porque las calles representan la cotidianidad de la gente”, señaló la historiadora.

Tanto en las investigaciones como en Santiago de las Mujeres se buscan las memorias de estas en las calles, como una manera de reafirmar su presencia en la historia. Natalia Lara enfatizó en que “reconocer que otras mujeres pudieron hacer grandes cosas en un escenario patriarcal y capitalista nos permite impulsarnos a nosotras mismas”, destacando la importancia de las ciudades y lo que encontramos en ellas como un reflejo de la sociedad.

“Es importante que haya una mayor representación de nosotras en las calles, porque eso da cuenta de que existimos, de que tenemos una historia que contar y de que somos parte del desarrollo político, público, social y cultural de las comunidades en donde vivimos”, expresó.

La representación de Gabriela Mistral

Las discriminaciones estructurales que afectan a las mujeres, niñas y adolescentes se ven reflejadas en la estructura urbana. Respecto a los monumentos, el estudio del CMN, ya mencionado, concluye que muchos de los casos de monumentos públicos dedicados a mujeres se abocan específicamente a aquellas mujeres que han desempeñado roles que han sido tradicionalmente asociados al rol femenino, como maestras o cuidadoras.

Lo anterior se refleja en la cantidad de monumentos dedicados a Gabriela Mistral, donde, según el estudio del CMN, de los 29 monumentos públicos a mujeres por región hasta el año 2021, 13 corresponden a la poetisa y educadora, es decir, el 44,8%. Entre las fichas técnicas de estos monumentos, gran parte no están enfocadas solo en su obra literaria, sino en su rol en la promoción de la educación de las mujeres.

Lo mismo ocurre en cuanto a los nombres de las calles. Según el estudio del Minvu, Gabriela Mistral es la mujer con mayor cantidad de calles, con una cantidad de 108 dentro de las comunas estudiadas. Además, es la segunda mujer cuyas calles con su nombre poseen mayor extensión en kilómetros, con un total de 58,9 km.

Hacia una mayor presencia

Facilitar la presencia y reconocimiento de la mujer en el ámbito público es un esfuerzo conjunto que se edifica desde lo colectivo, lo privado y las organizaciones ciudadanas.

Esto es algo por lo que Natalia Lara continúa llevando a cabo Santiago de las Mujeres. “Sabemos que tenemos que salir a buscar esa representación para que se note que estamos ahí, que existimos y necesitamos ciertas cosas”, expresó.

La brecha de género en el paisaje urbano constituye una invisibilización de las mujeres desde el diseño y la infraestructura de las ciudades. Para la guía turística, esto tiene que ver con que el espacio público está hecho y creado por hombres.

La importancia de recorrer la ciudad con perspectiva de género es el reconocimiento de las mujeres que han aportado a la historia, valorando las acciones, además de ver las diferencias y desigualdades existentes. “Lo importante es que nos permite agradecer las luchas del pasado y prepararnos para las luchas del presente”, finalizó.

Estos tributos, ya sean en forma de monumento o poniéndole el nombre de una mujer a una calle o pasaje, introducen nuevos símbolos para continuar destacando el significativo papel de la mujer en nuestra historia, proporcionando modelos a seguir para las generaciones venideras y figuras destacadas en la escena cultural chilena

El mostrador

Más notas sobre el tema