Gobernadores van a la Justicia contra los recortes de fondos dispuestos por el gobierno

778

Kicillof y Torres van a la justicia contra los recortes de fondos dispuestos por el gobierno de Milei

Por Horacio Aizpeolea

Con la disputa sin cerrar con el gobierno de Chubut por unos 14 mil millones de pesos de la coparticipación federal, el gobierno de Javier Milei abrió otro foco de conflicto, esta vez con la provincia de Buenos Aires. El Ejecutivo nacional dispuso recortar un fondo bonaerense y el gobernador Axel Kicillof informó que le pedirá a la Corte Suprema la restitución de los fondos.

“Está en juego la unidad nacional y la Constitución argentina”, advirtió el gobernador, quien, además del reclamo por los fondos, pidió la derogación inmediata del DNU 70, el instrumento que guía el plan de gobierno libertario. El emblemático decreto aparece en la mira de los gobernadores que se reunirán este martes.

“Hola a todos. Yo soy el león. Ya estoy en suelo argentino. Viva la libertad carajo”, fue el mensaje que escribió Javier Milei a su regreso la mañana del lunes del viaje exprés que hizo el fin de semana a los Estados Unidos.

El presidente viajó el viernes a una conferencia política encabezada por Donald Trump y dejó al país envuelto en una crisis de pocos antecedentes entre las provincias y el gobierno central. Ante la ejecución del gobierno nacional de una deuda de Chubut mediante la quita 13.800 millones de pesos de la coparticipación, el gobernador Torres amenazó con cortar el suministro de petróleo al país. Se solidarizaron los gobernadores patagónicos y también los mandatarios radicales y del PRO.

La ausencia presidencial del país por 48 horas fue suplida por una frenética actividad en las redes sociales, en las que Milei multiplicó mensajes agresivos hacia las provincias.

Este lunes la disputa de las redes se trasladó a planos más terrenales. El gobierno de Chubut presentó un reclamo en la Justicia Federal por los casi 14 mil millones de pesos retenidos por el Estado nacional. La intención es obtener una acción inmediata que les devuelva los fondos. A la vez, la provincia recurrirá a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la competencia originaria para las controversias entre las provincias y el Ejecutivo nacional.

“No se animan a bajar el DNU 70, menos van a cortar el gas”, hizo trascender Casa Rosada sobre dichos del Presidente contra la amenaza de “Nachito”, el apelativo que usó Milei en sus mensajes publicados en la red social X.

El vocero presidencial Manuel Adorni calificó de “extorsión” a la “amenaza” patagónica de “cortar el combustible” e insistió con el argumento oficial: “fue ejecutada la violación de la cláusula de un contrato que (Chubut) tenía como garantía los recursos de la coparticipación”.

De Rawson, el conflicto se trasladó a La Plata. “Hay que buscar una solución institucional que no implique la disolución nacional”, dijo también Kicillof, que informó contar con el apoyo de “todas las fuerzas políticas” de la provincia. Pablo Moyano, Máximo Kirchner, Wado de Pedro, Emilio Pérsico, el metalúrgico Abel Furlán se llegaron hasta la casa de gobierno de La Plata para apoyar a Kicillof. La eliminación del Fondo de Fortalecimiento Fiscal, creado en el gobierno de Alberto Fernández, afecta partidas presupuestarias de salud, educación y seguridad. El gobernador acusó al Ejecutivo de “robar recursos a las provincias”.

Pero en su discurso y en la conferencia de prensa, Kicillof destacó el gran tema que se discutirá en una reunión de gobernadores prevista para este martes, según anunció.

“El DNU está en vigencia, y uno de los poderes que otorga es quitarle fondos a las provincias; ese DNU no puede quedar vigente”, dijo Kicillof y apuntó a la necesidad de “coordinar acciones conjuntas con todos los gobernadores”.

Esas acciones coordinadas apuntan a desplegarse en el Congreso nacional, donde se disputa la validez del DNU 70, decreto. La gran novedad política es que nueve senadores no alineados con Unión por la Patria le pidieron este lunes a la vicepresidenta Victoria Villarruel que llame a sesión especial para tratar el DNU 70. El mismo pedido fue hecho por los 33 senadores del peronismo, a lo que se negó Villarruel. Ahora, una alianza eventual alianza entre los senadores provinciales y el peronismo alcanza la mayoría necesaria para rechazar el DNU 70 en esa Cámara.

El nuevo pedido fue firmado por los santacruceños Natalia Gadano y José María Carambia; el radical fueguino Pablo Blanco; la representante de Juntos Somos Río Negro, Mónica Silva; y los peronistas disidentes Edgardo Kueider (Entre Ríos), Carlos Espínola (Corrientes) y Alejandra Vigo (Córdoba).También firmaron los misioneros del Frente Renovador de la Concordia, Carlos Arce y Sonia Rojas Decut.

El rechazo del DNU en el Senado debe ser validado por la Diputados para su derogación final. También ya se están contando los números necesarios en la Cámara Baja. Otra vía de rechazo corre en paralelo: la semana pasada se conformó la comisión bicameral que discute los DNU. Allí también los gobernadores podrían imponer su número para derribar el decreto de Milei.

La Voz

 

Más notas sobre el tema