La Organización Panamericana de la Salud emite alerta por el brote de dengue en la región

1.002

El dengue no da tregua; OMS emite alerta por aumento de casos en América

Considerando el comportamiento del dengue observado durante las primeras semanas del año 2024, la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) ha emitido un comunicado titulado “Alerta Epidemiológica – Aumento de casos de dengue en la Región de las Américas”, el cual ha generado preocupación. Si bien las investigaciones abarcan varias regiones de América Latina, Brasil destaca como el país más afectado, con más de 500,000 casos y 75 muertes registradas por dengue hasta la fecha en 2024. Por otra parte, en México, se reportaron 849 casos durante la semana 6, con datos actualizados hasta el 14 de febrero, de los cuales 436 presentaron signos de alarma o fueron catalogados como dengue grave. Ante esta situación, las autoridades sanitarias han expresado su inquietud y han reiterado el llamado a los Estados Miembros para intensificar los esfuerzos y las acciones de control del mosquito Aedes aegypti, principal vector transmisor. Además, se enfatiza la importancia de continuar con las medidas de vigilancia, prevención, diagnóstico precoz y tratamiento oportuno de los casos de dengue. Es importante señalar que la circulación de múltiples serotipos de dengue incrementa la probabilidad de reinfecciones o de segundas infecciones por serotipos diferentes al responsable de la primera infección, lo que puede agravar la enfermedad.

Dengue

La Razón


Alerta Epidemiológica – Aumento de casos de dengue en la Región de las Américas

alerta dengue

Paho


Brote de dengue presagia una crisis de salud en América

Por Stephanie Nolen/The New York Times

Brasil está experimentando un enorme brote de dengue, la enfermedad a veces mortal transmitida por mosquitos, y los expertos en salud pública dicen que es un presagio de un próximo aumento de casos en las Américas. El Ministerio de Salud de Brasil advierte que espera más de 4.2 millones de casos este año, superando los 4.1 millones de casos que registró la Organización Panamericana de la Salud en los 42 países de la región el año pasado.

Se esperaba que Brasil tuviera un año malo en materia de dengue —el número de casos del virus generalmente aumenta y disminuye en un ciclo de aproximadamente cuatro años— pero los expertos dicen que una serie de factores, incluyendo El Niño y el cambio climático, han magnificado el problema.

“El calor récord en el País y las precipitaciones superiores al promedio desde el año pasado, incluso antes del verano, han aumentado el número de criaderos de mosquitos en Brasil”, dijo Nísia Trindade, la Ministra de Salud de Brasil.

El número de casos de dengue ya se ha disparado en Argentina, Uruguay y Paraguay en los últimos meses, durante el verano del hemisferio sur. “Cuando vemos oleadas en un país, generalmente veremos oleadas en otros países, así de interconectados estamos”, dijo Albert Ko, experto en dengue en Brasil y profesor de salud pública en la Universidad de Yale, en Connecticut.

Dengue, problema de salud global

La Organización Mundial de la Salud ha advertido que el dengue se está convirtiendo rápidamente en un problema de salud global urgente, con un número récord de casos el año pasado y brotes en lugares, como Francia, que nunca antes habían reportado la enfermedad.

Tres cuartas partes de las personas infectadas no presentan ningún síntoma y, entre quienes sí lo tienen, la mayoría de los casos se asemejarán a una gripa leve. Pero algunas infecciones producen dolores de cabeza, vómitos, fiebre alta y dolor en las articulaciones que le da a la enfermedad el sobrenombre de “fiebre rompehuesos”. Un caso grave de dengue puede dejar a una persona debilitada durante semanas.

Y alrededor del 5 por ciento de las personas progresarán a dengue grave, que hace que el plasma, el componente líquido rico en proteínas de la sangre, escape de los vasos sanguíneos. Algunos pacientes pueden entrar en shock, causando insuficiencia orgánica. El dengue grave tiene una tasa de mortalidad de entre el 2 y el 5 por ciento en personas cuyos síntomas se tratan con transfusiones de sangre y líquidos intravenosos. Si no se atiende, la tasa de mortalidad es del 15 por ciento.

En Brasil, los gobiernos estatales están abriendo centros de emergencia para realizar pruebas de dengue a las personas y atenderlas. La ciudad de Río de Janeiro declaró una emergencia de salud el 5 de febrero, días antes del inicio de la celebración anual del Carnaval, que atrae a decenas de miles de personas a fiestas al aire libre.

El dengue se presenta en cuatro serotipos, que son como virus primos. Una persona que ha tenido un serotipo de dengue en el pasado tiene un mayor riesgo de desarrollar dengue grave por infección con otro serotipo.

“En este momento circulan en Brasil serotipos que no han circulado en 20 años”, dijo Ernesto Marques, profesor asociado de enfermedades infecciosas y microbiología en la Universidad de Pittsburgh, en Pennsylvania. “Las cosas se pondrán muy, muy mal”, dijo Marques.

Lis Moriconi contribuyó con reportes a este artículo.

La Prensa

Más notas sobre el tema