Bolivia | Arce conmemora con actos el día del mar y pide dejar atrás las “viejas heridas” y encontrar una solución con Chile

1.327

Presidente inicia actos conmemorativos por el Día del Mar con ofrenda floral al monumento de Abaroa

Acompañado de autoridades nacionales, el presidente Luis Arce Catacora inició a alrededor de las 08h00 de este viernes los actos en conmemoración al 145 aniversario de la heroica Defensa de Calama y el Día del Mar con una ofrenda floral a los pies del monumento de Eduardo Abaroa, en la plaza del mismo nombre, en la ciudad de La Paz.

“Con una ofrenda floral a los pies del monumento a Eduardo Abaroa, iniciamos el acto en conmemoración por el #DíaDelMar. Por justicia, historia y razón, hoy y siempre ¡#MarParaBolivia!”, publicó el jefe de Estado en sus redes sociales.

De acuerdo con los datos de la agenda oficial, luego de la ofrenda floral y la Iza de la Bandera, el mandatario de Estado dará su mensaje por el 145 aniversario de la heroica Defensa de Calama y el Día del Mar.

Las autoridades adelantaron entre ayer, jueves, y este viernes los actos conmemorativos por el Día del Mar debido a que mañana se llevará a cabo el Censo de Población y Vivienda 2024 en todo el territorio nacional.

En Bolivia, cada 23 de marzo se recuerda el Día del Mar en homenaje a la hazaña histórica de Eduardo Abaroa en la defensa de Calama, tras la invasión chilena al departamento del Litoral.

El patriota boliviano se enlistó como voluntario en la brigada heroica organizada por Ladislao Cabrera. Se lo recuerda por su valentía y su célebre frase que trascendió las fronteras “¡Que se rinda su abuela… Carajo!”.

El coronel chileno V. Villagrán (1880) señaló, en una de las primeras biografías del héroe, que Abaroa “no investía carácter militar, pero era boliviano y sobre todo un buen patriota”.

Abaroa murió a los 41 años, su cadáver fue recogido por las tropas enemigas y se lo sepultó silenciosamente en el cementerio del pueblo de Calama.

Fue hasta 1952 que los restos fueron trasladados a Bolivia y ahora están guardados en un cofre en la cripta del Museo San Francisco, recinto ubicado en el subsuelo de la Iglesia del mismo nombre, en la ciudad de La Paz.

Abi


Día del Mar: Arce plantea seis desafíos para encarar un nuevo acercamiento con Chile

Bolivia planteó este viernes seis desafíos para zanjar y dejar atrás las heridas causadas por el conflicto marítimo con Chile y encarar un nuevo acercamiento bilateral con el país vecino, así lo señaló el presidente Luis Arce Catacora.

El presidente Arce emitió el discurso por el Día del Mar, en la ciudad de La Paz, tras los actos protocolares.

«En esta fecha tan significativa, hago referencia a seis desafíos que se nos presentan a ambos países, para dejar atrás las heridas del pasado y encarar un nuevo tiempo de acercamiento bilateral, beneficioso para nuestros pueblos y toda la región», indicó durante su discurso en conmemoración al 145 aniversario de la heroica Defensa de Calama.

El Jefe de Estado boliviano, en ese sentido, fue enfático en señalar que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya señala que Bolivia y Chile deben continuar un diálogo, en el marco de la buena vecindad, para encontrar una solución a la histórica demanda boliviana.

Arce resaltó que el fallo de la CIJ reconoce que Bolivia nació a la vida independiente con mar y, en ese marco, llamó al vecino país a poder entablar un diálogo sobre la demanda boliviana.

El primer punto, dijo Arce, es el diálogo sobre la condición de Bolivia como país sin Litoral. «Tenemos la responsabilidad de poner en práctica lo señalado por la CIJ respecto a continuar con el diálogo sobre la situación del enclaustramiento de Bolivia», señaló.

«Estamos seguros que con voluntad político de nuestros gobiernos podemos entrar en negociaciones significativas para encontrar soluciones que marquen positivamente el desarrollo de nuestra relación bilateral», aseveró.

El segundo punto planteado por el Presidente boliviano tiene que ver con el Oleoducto Sique Sique- Arica y afirmó que el país debe «aprovechar al máximo todas las oportunidades» del mismo.

En tercer lugar, el Presidente boliviano pidió la habilitación del Puerto de Iquique para uso nacional. Afirmó que el pedido surge a raíz de que los puertos de Arica y Antofagasta – habilitados para el comercio boliviano en el tratado de 1904- ya no abastecen las necesidades del comercio nacional.

Como cuarto punto, Arce planteó mejorar las condiciones de libre tránsito de Bolivia al mar.

«Bolivia y Chile debemos seguir trabajando para alcanzar un óptima implementación del régimen de libre tránsito reconocido a nuestro país por el Tratado de 1904 y otros componentes conexos», resaltó.

El quinto desafío que planteó Arce se refiere a la «preservación y gestión sustentable de los recursos hídricos compartidos».

«Es necesario que trabajemos en la conservación de los recursos hídricos compartidos, iniciar una agenda de trabajo conjunto», afirmó y señaló que bajo ese enfoque el Gobierno boliviano ya se encuentra trabajando en la restauración de los bofedales del Silala.

Finalmente, el sexto desafío planteado por el Presidente boliviano se refiere a que Bolivia y Chile puedan «contribuir en clave geopolítica de la integración latinoamericana».

«Un diálogo sincero y con voluntad política para resolver los puntos anteriormente señalados sería la contribución de Bolivia y Chile para resolver los temas pendientes en América Latina desde el siglo XIX», afirmó.

El Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, finalmente, recalcó que el país porpone abrir los caminos de encunetro con Chile.

«Somos países vecinos y a lo largo de los años hemos ido formando lazos de amistad, complementariedad, reciprocidad y solidaridad entre nuestros pueblos. Los gobiernos no podemos ir en una dirección opuesta y daremos la importancia al intercambio y convivencia armónica entre los pueblos de ambos países, fortaleciendo lo que nos une por encima de los que nos separa», afirmó.

Finalmente, Arce afirmó que Bolivia quiere cerrar las heridas del pasado a través de un diálogo con Chile.

«Sin integración, sin unidad, sin pactos y convenios de mutuo intereses seguiremos. Bolivia nunca ha invadido ningún país ajeno y renueva su esperanza de encontrar un mutuo encuentro que nos abra las puertas al Océano Pacífico», acotó.

Los Tiempos

Más notas sobre el tema