Brasil | Lula y Macron se reunieron en la ciudad que será sede de la COP30 y homenajearon a un líder indígena de la Amazonía

1.820

Brasil: Lula recibió a Macron en la Amazonia

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, recibió este martes en la ciudad amazónica de Belém a su homólogo francés, Emmanuel Macron, en el arranque de una esperada visita de tres días que tiene el objetivo de revitalizar y fortalecer las relaciones bilaterales entre ambas naciones.

Con un significado simbólico, Lula y Macron se encontraron por la tarde en esa ciudad del norte de Brasil, que en 2025 acogerá la trigésima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP30). Acto seguido, ambos mandatarios se subieron junto al gobernador Helder Barbalho a una embarcación que los llevó hasta la cercana isla de Combu para visitar una microempresa de producción de cacao, un ejemplo de bioeconomía, según la presidencia francesa.

El encuentro se produjo horas después de que Lula firmara las actas del Programa Nacional de Movilidad e Innovación Verde (Mover). Este proporciona créditos financieros para quienes invierten en investigación, desarrollo y producción tecnológica para descarbonizar la flota de automóviles, autobuses y camiones. «Es uno de los mayores programas de descarbonización de la historia, con una inversión de R$ 19 mil millones hasta 2028», afirmó el presidente en sus redes sociales.
Distinción a un cacique

Entre sus primeras actividades en tierras brasileñas, Macron concedió al líder indígena de la etnia Kayapó, el cacique Raoni Metuktire, la «Orden Nacional de la Legión de Honor» en reconocimiento a su incansable lucha por la conservación de la Amazonía, informó la Agência Brasil. Esta distinción representa la más alta condecoración conferida por Francia tanto a sus propios ciudadanos como a individuos extranjeros que destacan por sus contribuciones a nivel mundial.

Metuktire, de 92 años, dedicó su vida a la protección del pulmón verde del mundo y los pueblos de la selva, ganándose un gran reconocimiento internacional. Originario de la aldea de Kraimopry-yaka, donde nació, el cacique viajó por todo el mundo denunciando las amenazas que pesan sobre los pueblos indígenas y promoviendo la paz, al tiempo que estableció relaciones con diversas figuras prominentes, incluyendo al Papa Francisco y al Rey británico Carlos III.

Lula Da Silva también ha hecho de la lucha contra la deforestación en la Amazonía brasileña una prioridad, al punto que esta disminuyó hasta la mitad en 2023 respecto al año anterior. El mayor bosque tropical del mundo desempeña un papel clave en la lucha contra el cambio climático, al absorber emisiones de dióxido de carbono.

Una nueva página

La reciente visita de Macron representa el primer viaje oficial de un presidente francés en once años al gigante sudamericano. Aunque Lula estuvo en París en junio pasado, las autoridades brasileñas habían esperado que Macron fuera uno de los primeros jefes de Estado en visitar al líder progresista el año pasado, cuando volvió al poder.

El encuentro entre ambos dirigentes asienta un nuevo comienzo en las relaciones entre ambos países, tras los años difíciles de la presidencia del ultraderechista Jair Bolsonaro. En plena crisis por los incendios en Amazonía en 2019, Bolsonaro y sus ministros se mostraron irrespetuosos e incluso insultantes con Macron y su esposa, lo que envenenó una relación ya tensa.

Francia, séptima economía mundial, y Brasil, novena, se consideran actores clave en una escena internacional marcada por la rivalidad entre China y Estados Unidos. París ve a Brasilia como un puente con los «grandes emergentes», cuya voz los brasileños tratan de hacer oír cada vez más por medio de su actual presidencia del G20 de las economías avanzadas y el grupo BRICS+.

Desacuerdos: Mercosur y Ucrania

En materia de defensa, Francia y Brasil cooperan en la fabricación de cuatro submarinos de propulsión clásica y el tercero de ellos, llamado «Tonelero», será inaugurado este miércoles por ambos mandatarios en la base naval de Itaguaí, cerca de Rio de Janeiro. El acuerdo, encargado a Naval Group, también prevé la construcción de un quinto submarino de propulsión nuclear para Brasil, pero hasta ahora sin transferencia de tecnología francesa respecto al reactor.

Desde Río de Janeiro, Macron se dirigirá a São Paulo, donde el mismo día participará en un evento que reunirá a unos 200 empresarios de ambos países, y luego seguirá hacia Brasilia, donde será recibido por Lula con honores de Estado el jueves. Esa será la última escala del francés en Brasil y está previsto que, durante ese encuentro en la capital, discuta con su par brasileño asuntos políticos de la agenda regional y global.

Algunos de esos asuntos son más complejos, empezando por el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, estancado por enésima vez debido a la oposición de Francia. Ambas presidencias aseguraron que el objetivo de la visita no es hablar sobre este acuerdo que lleva más de dos décadas sobre la mesa. Macron también insistirá durante su estadía que el conflicto bélico en Ucrania sea discutido este año en el seno del G20, informó la agencia de noticias AFP. Sobre este tema, Lula ha defendido en reiteradas ocasiones que se aplique una política de no aislamiento a Rusia, país que ha recibido sanciones por parte de las naciones occidentales en estos dos años de guerra.

Página 12


Macron condecora al cacique Raoni en plena selva amazónica

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, condecoró este martes como oficial de la Legión de Honor al cacique Raoni Metuktire, ícono mundial de la defensa ambiental y los pueblos originarios, en una ceremonia en plena selva amazónica junto a su homólogo brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

La isla de Combu, cercana a la ciudad de Belém (Pará, norte), donde el jefe de Estado francés inició una visita a Brasil, fue el escenario del reconocimiento, alejado de las protocolares ceremonias en el palacio del Elíseo en París.

En un clima distendido, Macron condecoró al cacique en mangas de camisa junto al presidente anfitrión, que sentado a su lado ofició por momentos de fotógrafo.

«Usted nunca paró y nunca va a parar», le dijo Macron al líder indígena al otorgarle este honor que concede el país europeo.

El presidente francés destacó el «combate incesante e incansable» de Raoni para mejorar las condiciones de vida de los pueblos nativos y de preservar sus tierras.

El cacique lleva esa lucha «más lejos y de manera más firme que cualquier otro», subrayó Macron.

Raoni pidió por su parte apoyo a Lula y a Macron «para ganar el Premio Nobel de la Paz».

«Puede decirte, camarada Raoni, que nadie en este planeta Tierra merece tanto como tú» esa distinción, replicó Lula.

«Considero a Lula como un hermano, y a Macron como un hijo», dijo también el cacique.

Con su gran disco labial y su tocado de plumas amarillas, Raoni se ha convertido en la figura emblemática de la conservación de la Amazonía, un combate que continúa a sus más de 90 años.

El líder kayapó, una tribu nómada que habita en una reserva en la selva amazónica brasileña, se dijo «muy preocupado porque el hombre blanco sigue destruyendo la naturaleza», e instó a ambos presidentes a brindar más «apoyo» para demarcar más tierras indígenas.

El reconocimiento de tierras ancestrales de los pueblos indígenas estuvo estancado bajo la presidencia de Jair Bolsonaro (2019-2022) y se reanudó bajo la gestión de Lula, iniciada en 2023.

Como parte de su lucha, Raoni denunció durante su mandato a Bolsonaro, un escéptico del cambio climático, por «crímenes de lesa humanidad» ante la Corte Penal Internacional, y pidió su renuncia tras la multiplicación de los fuegos amazónicos que en 2019 generaron alarma internacional.

La Nación


Macron diz que Amazônia é ‘cobiçada’, promete apoio a indígenas e investimento de R$ 5 bilhões

Em visita a Belém do Pará, o presidente da França, Emmanuel Macron, disse nesta terça-feira, dia 26, que a floresta amazônica é «cobiçada» e prometeu apoiar a causa indígena de comunidades brasileiras. Macron e o presidente brasileiro, Luiz Inácio Lula da Silva (PT), anunciaram também um programa que pretende investir 1 bilhão de euros (R$ 5 bilhões) na bioeconomia da Amazônia brasileira e da Guiana Francesa, território ultramarino da França na América do Sul.

Segundo uma declaração conjunta dos governos brasileiros e francês, investimento será realizado nos próximos quatro anos e terá colaboração entre bancos públicos brasileiros e a Agência Francesa de Desenvolvimento. Além disso, há a previsão de investimento privado no projeto.

Macron desembarcou em Belém (PA) para a visita de Estado de três dias no Brasil e promoveu na Ilha do Combú a condecoração do cacique Raoni Metuktire, do povo Caiapó, que recebeu o título de cavalheiro da Legião de Honra, a mais alta distinção francesa.

Durante a cerimônia, Raoni tocou em um ponto incômodo para o governo Lula e apelou ao presidente brasileiro que não permita a conclusão das obras de uma das principais ferrovias de interesse do agronegócio brasileiro, a «ferrogrão», entre Sinop (MT) e Mirituba (PA). A ferrovia sofre objeção de indígenas e ambientalistas por causa dos possíveis impactos na conservação florestal, mas é considerada estratégica para o escoamento da produção do Centro-Oeste.

Lula não respondeu ao pedido de Raoni. O cacique chamou Lula de «irmão» e Macron de um «filho».

«Presidente Lula, me escute, eu subi com a rampa na posse e quero pedir que vocês não aprovem o projeto de construção da ferrogrão. Sempre defendi que não pode ter desmatamento, não consigo aceitar garimpo. Quero pedir, presidente, que você trabalhe para que não haja desmantamento e que você demarque terras indígenas para comunidades que não tem terra ainda e que apoie a Funai a ter recursos financeiros para trabalhar pelas comunidades indígenas. Presidente Macron, lembre e apoie essa presidência da Funai», disse Raoni.

«Nunca você parou e nunca você vai parar», disse Macron a Raoni, citando que o líder indígena não parou nem durante a pandemia da covid-19 e levantou a causa indígena na comunidade internacional contra o que chamou de «manobras predatórias» no Brasil.

O presidente da França afirmou que apoia a luta do povo Caiapó pela demarcação da terra natal de Raoni. «Estamos ao seu lado e vamos continuar a apoiá-lo. Obrigado, Raoni e estávamos aqui e vamos continuar a estar amanhã. Faremos tudo que pudermos para ajudá-lo.»

Ao todo, 19 representantes dos indígenas acompanharam a cerimônia, inclusive a ministra dos Povos Indígenas, Sônia Guajajara. Ela disse que a causa dos indígenas «é uma agenda global em defesa do bem-viver no planeta» e que o mundo está «esquentando».. Segundo a ministra, a presença de Macron «não significa vender a Amazônia». Guajajara pediu que países ricos ajudem a proteger a floresta, bem como o modo de vida dos indígenas. Para a ministra, são necessárias «medidas urgentes e não mais de acordos».

«É responsabilidade compartilhada não só do Brasil, mas do mundo inteiro. A gente não está aqui negociando floresta, negociando a Amazônia, entregando a Amazônia de forma alguma. A Amazônia é esse lugar que precisa ser olhado, visto e protegido pelo mundo inteiro», afirmou a ministra, dizendo que Macron dava um exemplo a outros presidentes que podem assumir a responsabilidade de proteção dos povos da floresta.

Investimentos na região

Lula e Macron lançaram um plano de arrecadação de mais de R$ 5 bilhões (€ 1 bilhão) em investimentos públicos e privados em projetos de economia sustentável na Amazônia brasileira e na Guiana Francesa. O plano de ação foi divulgado durante a visita de Macron.

O programa prevê uma parceria técnica e financeira entre bancos públicos brasileiros, incluindo o BASA e o BNDES, e a Agência Francesa de Desenvolvimento, presente no Brasil e na Guiana Francesa.

Os investimentos devem ser direcionados principalmente para ações de conservação e manejo sustentável das florestas e o planejamento e valorização econômica dos ecossistemas e áreas florestais; tecnologias baseadas em recursos biológicos, práticas agroecológicas e conhecimentos tradicionais; cursos de capacitação, criação de empregos e pesquisa necessária para desenvolver indústrias sustentáveis, com alto potencial nos mercados interno e externo, em todos os setores da economia florestal e manejo sustentável e/ou a restauração das florestas e da biodiversidade.

Segundo o planejamento, o plano também inclui um novo acordo científico entre a França e o Brasil, operado pelo CIRAD e pela Embrapa, que possibilitará o desenvolvimento de projetos de pesquisa sobre setores sustentáveis, inclusive no território guianense. Os dois governos afirmam que trabalham para apresentar na cúpula do G20 «um grande plano de investimento global, público e privado, para a bioeconomia».

Terra

Más notas sobre el tema