Canciller mexicana niega el ingreso a su embajada en Ecuador para detener a Jorge Glas: “Violaría la inmunidad diplomática”

839

Esto dice la embajada mexicana sobre pedido de Ecuador

El Gobierno de México no permitirá que el de Ecuador entre a la embajada mexicana en Quito para detener a Jorge Glas, ya que de hacerlo “sentaría un precedente y violaría la inmunidad diplomática”, dijo la canciller mexicana, Alicia Bárcena.

El viernes, el Gobierno de Ecuador le solicitó permiso a México para poder ingresar a su embajada en Quito y detener a Glas, vicepresidente durante el mandato presidencial de Rafael Correa (2007-2017).

“No se puede porque eso violaría la inmunidad diplomática de nuestra embajada. Nuestras embajadas son sitios que tienen una inmunidad diplomática muy importante”, dijo Bárcena.

La solicitud

“El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana solicita el consentimiento del jefe de la misión diplomática mexicana para que las fuerzas del orden, que dependen del Ministerio del Interior, ingresen a los locales de la misión y cumplan con la captura del señor Jorge David Glas”, reza el escrito.

La carta además hace referencia a las conversaciones mantenidas durante el pasado mes de diciembre entre la diplomacia ecuatoriana y la Embajada de México, donde las autoridades de Ecuador dieron a conocer “la información proporcionada por la Corte Nacional de Justicia y la Fiscalía General del Estado”.

¿Qué dice Rafael Correa?

Por su parte, el expresidente ecuatoriano Rafael Correa criticó las maniobras del actual gobierno para sacar de las instalaciones diplomáticas mexicanas a Glas.

Así, señaló que Exteriores creyó que el presidente mexicano, Andrés López Obrador, es el expresidente ecuatoriano Lenin Moreno, a quien ha tildado de “traidor a la patria”, recordando cómo permitió la entrada a la Policía británica a la Embajada de Ecuador en Londres detener al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Glas permanece desde mediados de diciembre alojado en la Embajada mexicana en Quito.

Allí ingresó argumentando temor por su seguridad y libertad personal.

La misión diplomática lo acogió como huésped y sus abogados ya han informado de que han entregado la solicitud formal para el pedido de asilo político y refugio.

Esta maniobra del que fuera vicepresidente de Ecuador entre 2013 y 2018 durante los mandatos de Rafael Correa y Lenín Moreno se produce después de que la Policía Nacional ordenara su detención para prestar declaración ante la Fiscalía por el caso de posible malversaciones de caudales públicos en la reconstrucción de Manabí tras el terremoto de 2016.

El Diario


Solicitud de Ecuador a México sobre Glas podría generar más tensiones

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador no se ha pronunciado hasta este 3 de marzo de 2024 sobre la negativa de la Cancillería de México de otorgar permiso a la Policía ecuatoriana para que ingrese a la Embajada mexicana a detener al exvicepresidente Jorge Glas.

El 1 de marzo se conoció que la Cancillería de Ecuador solicitó el consentimiento del jefe de la misión diplomática mexicana para que las fuerzas del orden de Ecuador ingresen a los locales de la misión y cumplan con la captura de Glas Espinel, dispuesta por la Corte Nacional de Justicia.

Al respecto, la canciller mexicana Alicia Bárcena dijo en una entrevista radial de su país que no sería posible conceder el pedido porque eso sentaría un precedente. “No se puede porque eso violaría la inmunidad diplomática de nuestra Embajada. Nuestras Embajadas son sitios que tienen una inmunidad diplomática muy importante”, expresó al recalcar que “nunca” entraría a la Embajada las fuerzas del orden ecuatorianas.

El exembajador y analista político, Mauricio Gándara, señaló que realizar la solicitud a la Cancillería mexicana va en contra de la dignidad de ese país, que está estudiando el caso de Glas. “Fue un error craso de la Cancillería ecuatoriana porque existen disposiciones y Tratados que declaran la santidad de los locales de las Embajadas. Irle a pedir permiso para entrar con policías no tiene precedentes”, expresó.

A su criterio, con la petición, Ecuador ya violó el Tratado de Viena sobre la inviolabilidad de los locales diplomáticos, las normas de la Convención de Caracas sobre la extradición y el respeto tradicional que debe existir a las Embajadas.

En ese contexto, recordó que en el caso Julian Assange, quien permaneció en la Embajada de Ecuador en Londres desde 2012 hasta 2019, Gran Bretaña intentó objetar el asilo a Assange pero la Organización de Estados Americanos (OEA) le dio la razón y el respaldo a Ecuador. “Si México quisiera ser incidente, Ecuador recibiría el rechazo de toda la OEA y el respaldo lo dieran a México”, advirtió. Ecuador cometió un error, debe callar y no insistir en la solicitud, sugirió.

Por otro lado, Marcelo Fernández de Córdova, exvicecanciller, indicó que durante la década de los 80 un grupo de cubanos ingresó a la Embajada ecuatoriana y Ecuador permitió que las fuerzas cubanas los retiren. Dijo que no existiría ninguna violación a la inmunidad de la residencia diplomática mexicana porque precisamente para evitar eso se pide la autorización.

Sin embargo, evidentemente las relaciones con México van a verse afectadas porque Ecuador sentirá molestia por la negativa de México ante una solicitud que es procedente, según el exvicecanciller. La situación se pondrá más tensa, proyectó, ante un posible asilo que otorgue México a Glas debido a la afinidad al expresidente Rafael Correa que tiene el presidente mexicano Manuel López Obrador.

Cree que Ecuador podría manifestar su molestia a través de una nota de protesta explicando las razones que le asisten para pedir la autorización. Además, planteó que se debería redoblar la vigilancia en los exteriores de la embajada mexicana para evitar una fuga de Glas al estilo de la exministra María de los ángeles Duarte en la embajada argentina.

Expreso

Más notas sobre el tema